Saltar a: navegación, buscar

Oscar López Rivera

Oscar López Rivera
Información sobre la plantilla
Oscar Lopez Rivera.jpg
Oscar López Rivera
NombreOscar López Rivera
Nacimiento6 de enero de 1943
San Sebastián del Pepino,
Commonwealth of Puerto Rico,
Estados Unidos Bandera de los Estados Unidos de América
Nacionalidadpuertorriqueña
Ciudadaníaestadounidense

Oscar López Rivera Fue un preso político puertorriqueño que cumplió una larga condena en Estados Unidos acusado por las autoridades estadounidenses de ser miembro de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional de Puerto Rico, un grupo que buscaba la independencia de Puerto Rico. Su encarcelamiento provocó un amplio movimiento de solidaridad por su liberación en diferentes partes del mundo. Entre los que abogaron por el fin del encierro de López Rivera se encuentran Desmond Tutu (premio nobel de la paz), Calle 13 (grupo musical), peloteros de las Grandes Ligas y organizaciones de derechos humanos y civiles, como Amnistía Internacional.

En 1999, el entonces presidente Bill Clinton le concedió un indulto presidencial a varios prisioneros políticos boricuas, pero López Rivera no aceptó algunas de las condiciones que pretendían imponerle y tampoco quiso dejar a otros compañeros que no fueron incluidos en el indulto.

El 17 de enero de 2017, es anunciado el indulto concedido por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, cuya liberación ocurrió el 17 de mayo del propio año.

Síntesis biográfica

Nació el 6 de enero de 1943 en San Sebastián del Pepino (Puerto Rico), aunque creció desde su adolescencia en Illinois, a donde emigró su familia. En su juventud fue reclutado por el ejército de Estados Unidos y tuvo que participar en la guerra de Vietnam donde fue condecorado con la Estrella de Bronce.[1]

Cuando regresó de Vietnam, se casó y tuvo una hija, Clarisa. Pero al separarse de su esposa, esta se llevó su hija a Puerto Rico, López Rivera solo volvió a verla poco después de ser arrestado, cuando su hija tenía 10 años.

También tiene una nieta, Karina, a quien escribía cartas de vez en cuando que aparecen publicadas por el periódico El Nuevo Día, de Puerto Rico.[2]

Se integró el Comité por la Libertad de los Cinco Prisioneros Nacionalistas de Puerto Rico (Lolita Lebrón, Rafael Cancel Miranda, Irvin Flores, Oscar Collazo y Andrés Figueroa Cordero), se sensibilizó al problema del discriminación racial y se unió a la lucha para mejorar la calidad de vida en las comunidades, participando en la organización y fundación de instituciones educativas y culturales. Fue un organizador comunal destacado y como parte de sus intentos para mejorar las condiciones de vida de su comunidad, participó en actos de desobediencia civil y de militancia pacífica. Acusado por las autoridades estadounidenses de ser miembro de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional de Puerto Rico, un grupo que buscaba la independencia y participar en Chicago y Nueva York en actos de sabotaje, lo encarcelaron en 1981 y fue condenado a 55 años de prisión por "conspiración sediciosa". En 1988, mediante una verdadera conspiración del Gobierno de Estados Unidos, se le fabricó un escenario de escape de la cárcel, que le valió 15 años adicionales.[3]

Estuvo encerrado en prisiones de máxima seguridad como Marion y Florence, con prolongadas estancias en solitario, condición equivalente a tortura. En 1999 el entonces presidente Bill Clinton le concedió un indulto presidencial a varios prisioneros políticos boricuas, pero López Rivera no aceptó algunas de las condiciones que pretendían imponerle y tampoco quiso dejar a otros compañeros que no fueron incluidos en el indulto. Sólo en 2008 fue llevado a una penitenciaría de seguridad media, Terre Haute, donde debe presentarse cada dos horas para las verificaciones del personal.

Solidaridad internacional

Su encarcelamiento provocó un amplio movimiento de solidaridad por su liberación en diferentes partes del mundo. Entre los que han abogado por el fin del encierro de López Rivera se encuentran el Premio Nobel de la Paz, Desmond Tutu, grupos musicales como Calle 13, peloteros de Grandes Ligas y organizaciones de derechos humanos y civiles, como Amnistía Internacional.[4]

El 18 de junio del 2012, el Comité de Descolonización de la ONU aprobó una resolución, promovida por Cuba, en la que pedía reconocer el derecho a la independencia y autodeterminación de Puerto Rico e instaba a la liberación de los independentistas prisioneros en Estados Unidos[5].

En 2013 el famoso cantante puertorriqueño, Ricky Martin, pidió la liberación del preso político boricua, durante la transmisión por televisión de los premios Grammy Latinos.[6]

En marzo de 2015, Estela Barnes de Carlotto, miembro de la entidad no gubernamental que se dedica a buscar los niños y niñas desaparecidas durante la última dictadura militar en Argentina, Abuelas de Plaza de Mayo, participó en manifestación realizada por un grupo de mujeres en el puente Dos Hermanos de San Juan en Puerto Rico. [7]

El 8 de junio de 2015, personalidades del mundo político en Suecia que apoyaron la causa de los Cinco Héroes cubanos, entre los que se destacan Thage G. Peterson, ex Presidente del Parlamento sueco; ex miembro del gobierno sueco, le escribieron una carta al presidente Barack Obama, solicitando la libertad del patriota puertorriqueño. La carta fue enviada a la Casa Blanca, con copias a la embajada de Estados Unidos en Estocolmo, al Comité de Descolonización de la ONU, y a la oficina de Amnistía Internacional en Londres.[8]

En septiembre de 2015 la presidenta del Consejo Municipal de Nueva York, Melissa Mark-Viverito, le entregó al Sumo Pontífice Papa Francisco, durante su estancia en esa urbe norteamericana, un retrato dibujado por Oscar López Rivera. El dibujo inspirado en el Papa, estuvo acompañado de una carta de Melissa en la esperaba que el Papa pudiera alentar al presidente estadounidense Barack Obama para que conmute la injusta sentencia.[9]

El 26 de mayo de 2016, mediante una misiva publicada, pero enviada al presidente Barack Obama a finales de febrero, los cuatro legisladores demócratas puertorriqueños del Congreso de EE.UU. solicitaron la liberación de López Rivera, considerado en su país el último preso político puertorriqueño, y apelaron al sentido de la justicia del presidente.[10]

En octubre de 2016 el cantante René Pérez Joglar, conocido como el Residente de Calle 13 realizó un discurso frente a la Casa Blanca, en el marco de un evento político-cultural, para exigir la libertad del Óscar López Rivera, líder independentista puertorriqueño, preso injustamente en EE.UU y condenado a 70 años de cárcel.[11]

En diciembre de 2016, el pueblo puertorriqueño logró sobrepasar las 100,000 firmas registradas en el programa de la Casa Blanca, “We the People”; para reclamar la excarcelación del prisionero político. [12] El 14 de diciembre la Casa Blanca anunció que no ofrecería una respuesta concreta a las más de 108,000 firmas que pedían a través de internet, la libertad del prisionero político puertorriqueño.[13]

Antes de finalizar el año 2016 el Papa Francisco hizo gestiones, por canales diplomáticos, en respaldo a la excarcelación del preso político.[14]

Liberación

El 17 de enero de 2017, a tres días de entregar su mandato, el presidente saliente de Estados Unidos, Barack Obama, concedió el indulto al prisionero 87651-024 (Oscar López Rivera), cuya libertad había sido demandada insistentemente por el pueblo de Puerto Rico y la comunidad internacional, al punto de recogerse 105 000 firmas por su excarcelación, las cuales fueron entregadas la semana anterior al indulto en Washington. Estas se suman a otras 108 000 registradas en la página web We, the people.

El 9 de febrero de 2017 es trasladado a Puerto Rico[15], donde cumplió el resto de su sentencia, en reclusión domiciliaria en la casa de su hija Clarisa, hasta el día de la excarcelación, ocurrida el 17 de mayo de 2017[16][17].

Distinciones recibidas

Recibió la Orden de la Solidaridad (14 de noviembre de 2017)

Referencias