Saltar a: navegación, buscar

Trajano

Trajano
Información sobre la plantilla
Emperador
Trajano (Museo del Prado).jpg
Reinado (98 - 117)
Nombre real Marco Ulpio Trajano
Otros títulos Germanicus («Germánico», 97)

Pater Patriae («Padre de la patria», 98) Dacicus («Dácico», 102) Optimus («Óptimo», 114) Parthicus («Pártico», 116)

Nacimiento 18 de septiembre de 53
Bandera de España España
Fallecimiento 9 de agosto de 117
Selinonte, Bandera de Imperio Romano Imperio Romano
Entierro Roma (cenizas al pie de la Columna de Trajano, ahora perdidas)
Predecesor Nerva
Sucesor Elio Adriano
Cónyuge/s Pompeia Plotina
Descendencia Adriano (adoptivo)
Dinastía Dinastía Antonina
Padre Marco Ulpio Trajano
Madre Marcia

Marco Ulpio Trajano. Fue el primer emperador romano de origen provincial. Emperador 98 - 117.

Síntesis biográfica

Nació el 18 de septiembre de 53, en Itálica (Bética) cerca de la actual Sevilla. Provenía de una familia senatorial de la provincia, su padre fue un general que gobernó Siria y Asia, y fue hecho patricio con Vespasiano.

Trayectoria

De joven, fue instruido en el ejército y tomó parte en las campañas de Hispania, Siria y Germania, durante los reinados de Tito y su hermano Domiciano. Entre los 17 y 26 años, Trajano fue tribuno militar a las órdenes de su padre, demostrando ser un brillante hombre de armas, con una gran popularidad entre el ejercito y la política.

Cargos de Trajano

Esta popularidad le ayudo a ascender, asumiendo los cargos de cuestor, pretor, legado de legión en Hispania hacia el 86 y, finalmente cónsul en el 91.

Culminación de su carrera

La culminación de su carrera llegó con el nombramiento de legado consular de la Germania Superior. Allí es donde en octubre del año 97, el emperador Nerva fue a buscarlo para adoptarlo y así asociarlo con él en el poder, calmando así al ejercito, que se había rebelado varias veces al no estar de acuerdo con el Senado en la elección de Nerva como emperador y aun enfadados por la muerte de Domiciano.

Nombramiento a Cesar

Tras su adopción, fue nombrado Cesar y se le dio la potestad tribunicia, compartiendo así las tareas del gobierno con el emperador. A la muerte de Nerva tres meses después, Trajano, como su sucesor, tomó posesión del Imperio (98).

Trajano, que estaba inspeccionando y reforzando las fronteras romana en el Rin y en el Danubio, no se dirigió inmediatamente a Roma, permaneciendo en aquellas tierras casi dos años tras su investidura.

Con 44 años de edad, fue el primer emperador no originario de la península de Roma, y pese a sus orígenes militares, era un hombre respetado por los senadores, admirado por los soldados y muy popular entre los ciudadanos, tanto de Roma como de las provincias. Durante estos dos años, Trajano solo mantuvo en sus manos la dirección del ejército; la administración del estado la dejo en manos del Senado. A su regreso en Roma, fue aclamado por la muchedumbre y marchó a pie desde el Capitolino hasta el palacio, dando muestras así de su dignidad.

Relaciones con el senado

Sus relaciones con el Senado fueron excelentes. Para evitar que los senadores quedaran sujetos al control del emperador, estableció el voto secreto, lo que les permitía una real libertad de decisión. Se negó a aceptar un segundo consulado y a que le nombraran padre de la patria. En su ausencia su hombre de confianza era Licinio Sura, que había tomado parte en su elección por Nerva.

Tiempo de administración

Áureo romano acuñado bajo Trajano, h. 115
Como administrador, Trajano moderó los impuestos, emprendió obras públicas, creó la Ley de Ambitu Primordial para el saneamiento de la administración estatal, aumentó el número de los inscritos en la Annona o beneficencia, y instituyó los Pueri Alimentarii, u Hospicios para niños abandonados o de condición social muy baja; esta institución se extendió por todo el Imperio. Vigiló muy atentamente la administración provincial. Se construyeron vías nuevas, canales y puentes, restauró la Vía Apia,
Error al crear miniatura: Falta archivo
Columna trajana. Es una columna dórica de 42 metros de altura
comenzó la construcción del puerto de Ostia, Ancona y Civitavecchia, para asegurar el abastecimiento de Italia. En Roma edificó el Foro Trajano, diseñado por Apollodoro de Damasco, para celebrar el triunfo en la guerra de Dacia. Este Foro se convirtió en el lugar más espléndido de la ciudad. Había dos bibliotecas, una columna honoraria, una basílica, un templo, una gran estatua ecuestre de Trajano y un arco de triunfo, estatuas y grupos por todas partes. Cerca de la base de la columna fueron colocadas las cenizas del emperador, cuya estatua estaba en la cima. La columna consta de 19 bloques de mármol, a la cima se sube por una escalera de caracol. La parte más importante de este histórico monumento es la faja helicoidal de figuras que la rodea completamente y que da una visión documental de las armas, las artes y de las costumbres, tanto de los romanos como de los dacios.

En el 101 emprendió su primera campaña contra los Dacios, y tras varios años de dura lucha, en el 106, los ejércitos romanos habían sometido a todo el país, convirtiéndolo así en la provincia de Dacia. Tras la conquista, reclutó a miles de colonos y los estableció en la nueva conquista. Para conmemorar la victoria se celebraron juegos que duraron cuatro meses y donde intervinieron 4.912 parejas de gladiadores, y se levantó la columna Trajana en el Foro de Trajano.

En el ejército

Como hombre de ejercito el año 113, dirigió una expedición a Oriente contra los partos. Desembarcó en Siria, anexionó Armenia y el norte de Mesopotamia, conquistando la capital parta Ctesifonte en el río Tigris.

Muerte

Bajo su gobierno el Imperio Romano alcanzó su máxima expansión. Al concluir esa campaña, enfermó y murió en Selinonte (provincia romana de Cilicia), en el agosto del 117, tras designar como sucesor a su primo Elio Adriano.

Fuentes