Saltar a: navegación, buscar

Ángel Guerra

(Redirigido desde «Angel Guerra»)
Para otros usos de este término, véase Ángel Guerra (desambiguación).


Ángel Guerra
Información sobre la plantilla
Error al crear miniatura: Falta archivo

Veterano de la Guerra del 68
NombreÁngel Guerra Porro
Nacimiento26 de enero de 1942
villa de Holguín,
provincia de Holguín,
capitanía de Cuba,
Reino de España Bandera de España
Fallecimiento9 de marzo de 1896 (54 años) 
Algarrobo,
Algarrobo,
Jagüey Grande,
provincia de Matanzas,
capitanía de Cuba,
Reino de España Bandera de España
Causa de la muerteHerido de muerte
Nacionalidadcubana
Ciudadaníaespañola

Ángel Guerra Porro (Holguín, 28 de enero de 1842 - Matanzas, 9 de marzo de 1896). Militar cubano, héroe de Playita. Participó en las tres Guerras, fue veterano de la Guerra del 68 y ofrendó su vida a la Patria cubana en tierra matancera, en la zona de Jagüey Grande.

Síntesis biográfica

Participó en las tres Guerras y ofrendó su vida a la Patria en combate desigual en tierra matancera. Él y Paquito Borrero, son veteranos de la Guerra del 68 que participaron en la travesía desde playas dominicanas y desembarcaron en Cuba con Gómez y Martí, el 11 de abril de 1895.

El teniente coronel Bernabé Boza, jefe de la escolta del general en jefe, lo calificó como "¡El grande, el noble, honrado e inmaculado patriota...!".

Injusta ha sido la fama con los servicios brindados por Ángel Guerra a la Patria que estuvieron a la altura de losgGenerales Julio Grave de Peralta, Calixto García, Antonio Maceo y Máximo Gómez, jefes a los cuales se subordinó durante las tres contiendas.

Sólo ellos hicieron reconocimiento al honor de este hombre y lo distinguieron con la confianza que en él depositaron para el cumplimiento de misiones relevantes de las Guerras del 68, Chiquita, la Tregua Fecunda y la Campaña del 95, dirigida esta última por el apóstol José Martí, el generalísimo Máximo Gómez y el titán de bronce Antonio Maceo.

Guerra del 68

En la Guerra del 68 iniciada por Céspedes participó desde sus inicios. Se incorporó a ella el 14 de octubre en un lugar conocido por Guayacán del Naranjo, en el territorio de Holguín. Combatió durante toda la contienda, siempre al mando de alguna fuerza subordinada a Calixto, Grave de Peralta, Gómez o Maceo.Participó en un gran número de combates, entre los cuales destacan los de Rejondón de Báguanos, en abril de 1872, Santa María del Ocujal, en septiembre de 1873, El Almirante, en1874, Junucún en 1875 y decenas de combates más.

La carrera de Ángel Guerra fue vertiginosa durante la larga contienda. De simple campesino fue ascendido primero a Capitán, posteriormente a Comandante, Teniente Coronel y finalizó la guerra con el grado de Coronel. Fue un hombre que se caracterizó por su sagacidad y la temeridad en los combates. Fueron estas dos cualidades que siempre puso de manifiesto en los combates y en las disímiles misiones que cumplió.

Es justo reconocer su participación en Lagunas de Varona en abril de 1875 y en la Firma del Pacto del Zanjón en febrero de 1878, pero ninguno de estos dos hechos, vistos por los más agradecidos, ensombrece la brillante carrera desarrollada por este patriota durante la Guerra Grande.

Guerra Chiquita

Muy destacados fueron también sus servicios durante la Guerra Chiquita. Los combates más importantes que desarrolló en la misma, después de la conspiración inicial, fueron los de Holguín, al frente de una tropa de 65 campesinos, prácticamente desarmados, Bijarú, Mayarí y Lagunas Negras. Se mantuvo combatiendo hasta después que todos los sublevados en esta contienda depusieron las armas en Julio de 1880.

Tregua Fecunda

Durante la Tregua Fecunda desarrolla una labor destacada, primero en la conspiración organizada por Antonio Maceo que se nombró la Paz del Manganeso en 1890. Una muestra de la confianza que le tenía El Titán Maceo, es haber sido Guerra uno de los primeros convocados por éste para llevarla a cabo. La conspiración es descubierta, y, expulsados del país los Generales Antonio Maceo y Flor Crombet, Ángel Guerra se convierte en uno de sus principales continuadores, hasta que a finales de ese año es también descubierto, apresado y expatriado.

Labor de unidad del exterior con los patriotas de la Isla

A partir de 1891 Ángel Guerra es un pilar decisivo en la labor de unidad de los factores que estaban en el exterior con los patriotas de la Isla. coordinó eficazmente con los dirigentes de la Convención Cubana en Cayo Hueso, y organizó el trabajo de inteligencia.

En esta labor se subordinó directamente al Apóstol José Martí y a las principales figuras de la Convención. Fue durante este período un importante eslabón de enlace entre los tres grandes jefes de la contienda que se preparaba: Martí en Nueva York, Gómez en Santo Domingo y Maceo en Costa Rica. De Cayo Hueso se trasladó a Santo Domingo; allí vivió un período de tiempo en Puerto Plata, ciudad donde residía Paquito Borrero, el otro General de la Guerra del 68 que integraría junto a Rosario, Salas, Guerra, Gómez y Martí, la virtuosa expedición. El resto del tiempo hasta 1895 residió en Montecrist.

Plan de la Fernandina

En enero de ese año, aparece enrolado con el grado de General de Brigada, en el FernadinaPlan de Fernandina, en una de sus expediciones (El Baracoa), que desembarcaría en Santa Cruz, Camagüey, para trasladar desde Santo Domingo a Martí, los Generales Gómez, Paquito Borrero, Mayía Rodríguez, Enrique Collazo, Loynaz del Castillo y trescientos hombres más. Se sabe del fracaso de este plan que fue denunciado a las autoridades norteamericanas. Después del fracaso de Fernandina, participa como entrenador de tiro del grupo de patriotas que se preparaban clandestinamente para el viaje a Cuba en Montecristi.

Parten por fin, sólo seis expedicionarios de República Dominicana, el 1 de abril de 1895, alrededor de las 12 de la noche, primero hasta Cabo Haitiano y de aquí, el día 10, salen en otra embarcación que los conduce hasta cerca de las costas cubanas, desde donde remaron en bote hasta llegar a la orilla; Ángel Guerra uno de los elegidos remaba al centro junto al valeroso negro dominicano Marcos del Rosario.

Cuatro días después del desembarco, el15 de abril, participa junto a Gómez y Paquito Borrero, en la honrosa reunión de Generales efectuada en las montañas cercanas a Baracoa, donde se tomó la decisión de nombrar a Martí, Mayor General del Ejército Libertador. En su diario Martí relata lo acontecido:

"...Al caer la tarde en fila la gente, sale a la cañada el General con Paquito, Guerra y Ruenes. ¿Nos permite a los tres solos? Me resigno mohíno. ¿Será algún peligro? Sube Ángel Guerra llamándome,...Gómez al pie del monte, en la vereda sombreada de plátanos, con la cañada abajo, me dice, bello y enternecido, que aparte de reconocer en mí al Delegado, el Ejército Libertador, por él su Jefe, electo en Consejo de Jefes, me nombraMayor General. Lo abrazo, Me abrazan todos..."

El prestigio que había ganado Ángel Guerra durante la contienda del 68 y la Tregua Fecunda, lo hacen merecedor de la confianza de Gómez y Martí, quienes lo designan y envían, el 8 de mayo, como jefe de las tropas que operaban en el territorio de Holguín, misión que desempeñó de manera eficaz en auxilio de los generales Antonio Maceo y Bartolomé Masó, en la organización militar de toda la región oriental, donde se distinguieron también José Maceo, Jesús Rabí, Miró Argenter y otros jefes relevantes. Ocho días más tarde, el 15 de mayo, es el primero de los seis de Playita en derramar su sangre, al ser gravemente herido cuando dirigía las fuerzas del Ejército Liberador en el combate de Camazán.

Invasión a Occidente

En el territorio holguinero permanece hasta que en octubre se une a las tropas que con Antonio habían partido el 22 de ese mes desdeMangos de Baraguá, para reunirse con Gómez en Las Villas, y juntos llevar a cabo la invasión a Occidente. Entre los prestigiosos jefes que acompañan a Maceo están el general Ángel Guerra, Quintín Bandera, Miró Argenter y José Maceo.

El 29 de noviembre de 1895, cruzó con Maceo la Trocha de Júcaro a Morón, y se produce entonces el encuentro con las tropas del General en Jefe en el campamento "Lázaro López", en tierra villareña, desde donde parten hacia la finca La Reforma.

Durante la invasión que se inicia en los primeros días de diciembre, participa en los combates de Iguará, Boca del Toro y Mal Tiempo, los días 3, 11 y 15 de diciembre respectivamente, así como en el resto de los combates en su trayectoria hacia La Habana, bajo el mando de Maceo. Fue uno de los héroes de la batalla de Mal Tiempo. En sus Crónicas de la Guerra, refiriéndose a este combate, Miró Argenter escribe:

"...Se distinguieron notablemente el jefe de la escolta de Gómez, Teniente Coronel Boza,...los ayudantes del General en Jefe... y el Brigadier Ángel Guerra...."

El 7 de enero de 1896 se reúnen Gómez y Maceo en el IngenioBaracoa, cercano al poblado de Hoyo Colorado (Bauta). De allí parte Maceo hacia Pinar del Río para llevar la invasión, mientras Gómez organizaría las fuerzas de La Habana y Matanzas que facilitarían la operación y el triunfo de Maceo. Uno de los jefes principales de la columna de Gómez es Ángel Guerra, al frente de la caballería invasora villareña, con la cual lleva a cabo, en unión de su jefe, la genial Campaña de La Lanzadera.

En los primeros días de febrero de 1896, en plena campaña, Gómez le encomienda la misión de marchar a la región de Trinidad y hacer contacto con la tropa de infantería del general Quintín Bandera, para reintegrarla a las de Occidente y unirla a Maceo.

Una vez finalizada la Campaña de La Lanzadera en La Habana, Gómez se encuentra con Maceo, el 21 de febrero de 1896. Éste venía de culminar también su primera incursión victoriosa desde Pinar del Río hasta Mantua. El encuentro se produce en los alrededores de Nueva Paz, provincia de La Habana.Allí hacen el balance de lo acontecido, toman algunas decisiones importantes y se separan nuevamente el día 23 de febrero.

Gómez parte hacia Las Villas, y en la zona del río Hanábana, el día 8 de marzo, se une al General Ángel Guerra, que regresaba con Quintín y su infantería. Guerra había sostenido dos combates en los últimos días de febrero en Las Villas, el de Olayita, donde resultó herido y El Mamey, ambos desventajosos para su tropa por el agotamiento físico y la falta de municiones.

Muerte

Cruza junto a Gómez la frontera de Matanzas y entran a esta provincia por el territorio de Colón el día 9 de marzo. Avanzan por esa demarcación y acampan esa tarde en las cercanías del ingenio Santa Rita de Baró en un lugar conocido como finca Algarrobo, donde se produciría, en desigual combate, la muerte del General Ángel Guerra.

Existen criterios no coincidentes al respecto; así por ejemplo, José Miró Argenter, en Crónicas de la Guerra, señala el día 8 de marzo de 1896, en la colonia Algarrobo, del ingenio Santa Rita de Baró, Matanzas; Bernabé Boza en Mi Diario de la Guerra y el Diccionario Enciclopédico de Historia Militar de Cuba, de un colectivo de autores de las FAR, plantean que ocurrió el 9 de marzo de 1896 en la colonia Algarrobo del ingenio Santa Rita de Baró, Matanzas; y los que más se alejan al respecto son:

El Generalísimo, en "Recuerdos dedicados a la familia", incluido en el Diario de Bernabé Boza donde se plantea que ocurrió en Santa Rita, provincia de La Habana; el libro de Carlos Roloff, Índice Alfabético y Defunciones del Ejército Libertador (1899), que señala la fecha del 1 de marzo de 1896 en Santa Rita de Baró, Matanzas y el autor del prestigioso libro El Vía Crucis del Apóstol, Danilo M. Arrate Hernández, que refiere el 8 de mayo de 1897 en Santa Rita de Baró, provincia de La Habana.

Se infiere que la fecha y el lugar precisos nos la da el Teniente Coronel Bernabé Boza, por ser el jefe de la escolta del General en Jefe y participante directo en la acción de la Colonia Algarrobo, ubicada al sudeste del ingenio Santa Rita de Baró, en el actual municipio Jagüey Grande, provincia de Matanzas.

Sirvan las palabras del propio Bernabé Boza, por su insuperable exactitud, dramatismo y belleza, como colofón, que rinde tributo a uno de los grandes de Playita de Cajobabo.

"Día 9 A las 6 am emprendimos marcha, separándose con su fuerza el jefe de la brigada de Colón, general Francisco Pérez. Acampamos en la colonia Algarrobo, a vista del central Santa Rita de Baró y como a las 2 PM nos atacó una columna enemiga al mando de general Prats.

El general en jefe ordenó que el brigadier Quintín Bandera se retirara con su infantería por dos motivos: porque no tiene parque y porque no quiere que sufra bajas hasta incorporarlo al lugarteniente. La misma orden y por las mismas causas dio al coronel Antonio Núñez.

Con su estado mayor, escolta, el regimiento González y el general Ángel Guerra con su escolta, salió a contener el impetuoso avance del enemigo. Durante media hora sostuvimos un fuego horrible y es el de hoy el combate donde en menos tiempo se nos ha hecho más bajas, y en la que hemos tenido que hacer más esfuerzo para contener la carga de los españoles.

Hemos tenido 12 muertos y 42 heridos, de éstos más de la mitad graves...Estamos acampados en el ingenio José Marcos...la sanidad tiene trabajo para toda la noche. El Grande, el noble, honrado e inmaculado patriota general Ángel Guerra, compañero de expedición de Martí y Gómez, ha caído por última vez en el campo de batalla!

De los seis hombres que formaban aquella expedición, sólo quedan ya los dos dominicanos: el General Gómez y el Capitán Marcos del Rosario....los tres cubanos han muerto de esta forma. Martí en Oriente, Paquito Borrero en el centro y Ángel Guerra en Occidente. ¡Qué línea tan hermosa han trazado con su sangre estos héroes benditos de nuestra patria!"

Fuentes

  • Pentón, J.; y Castellanos, J. (2010): Nube de ideas para guerra mayor.
  • Martí, José: Obras completas (tomo 20). La Habana: Editorial Ciencias Sociales, 1975.
  • Diccionario enciclopédico de historia militar de Cuba (primera parte: 1510-1898), tomo 1. La Habana: Ediciones Verde Olivo (Biografías), 2004.
  • Pupo Aguilera, Constantino (1956): Patriotas holguineros. Holguín, 1956.