Saltar a: navegación, buscar

Ejército Nacional de Cuba

(Redirigido desde «Ejército Constitucional de Cuba»)
Ejército Nacional de Cuba
Información sobre la plantilla
Ejército Constitucional de Cuba
Activa1902-1958
PaísBandera de Cuba Cuba
TipoFuerzas Armadas
Tamaño80.000[1]
Jefatura del EjércitoCuartel Columbia
Guerras y batallas
Masacre de los Independientes de Color
Revolución del 33
Golpe de Estado del 10 de marzo de 1952
Guerra de liberación (1956 - 1959)

El Ejército Nacional de Cuba, denominado Ejército Constitucional de Cuba desde el año 1935, fueron las fuerzas armadas de la etapa republicana cubana (1902-1958) y principal cuerpo represivo de los gobiernos pro-estadounidenses que gobernaron la isla en ese periodo de la historia de Cuba. Este Ejército fue disuelto en 1959 tras la victoria del Ejército Rebelde sobre sus tropas. Actualmente el ejército constitucional de Cuba son las Fuerzas Armadas Revolucionarias, brazo armado de la Revolución Cubana.

El ejército representaba la principal fuerza coercitiva en campos y ciudades. Comenzó la asesoría Norteamericana el 7 de marzo de 1952 y finalizo con la Revolución el 11 de febrero de 1959.

Historia

Etapa fundacional

Cartel propagandístico de la Guardia Rural.

El primer paso para la creación de las fuerzas armadas de la naciente República de Cuba fue el licenciamiento del Ejército Libertador Cubano en marzo de 1899, para ello el presidente de los Estados Unidos William Mckinley, había donado tres millones de pesos, lo que posibilito la bonificación de 75.00 pesos por cada uno de los casi 34,000 soldados y oficiales con que contaba el ejército.

En enero de 1901 se creaban las bases para la formación de la Guardia Rural (parecida a la Guardia Civil española), con el objetivo de tener un cuerpo represivo encargado de mantener el orden en algunos lugares de interés del territorio cubano. La junta de jefes de la naciente fuerza represiva estaba encabezada por el capitán norteamericano H. J. Slocum, que al siguiente año rendiría informe al gobierno militar, destacando las exigencias sobre el reclutamiento de los miembros del cuerpo.

En 1902 fue creado el cuerpo de Artillería, estando constituido por tres compañías con asentamiento en La Habana, fue organizada por el capitán D Dwigt. E. Autman. Ese mismo año estas tres compañías constituyeron el embrión de las Fuerzas Armadas del Estado Cubano. El gobernador militar nombró al Mayor General Alejandro Rodríguez Velazco para la jefatura, cargo que ocupo hasta el año 1908.

Organización

El segundo paso en la consolidación del Ejército Nacional de Cuba fue la creación de escuelas y academia militares para formar a los nuevos soldados de la nación cubana. La creación de estas instituciones fue asumida por oficiales activos y retirado del Ejército de los Estados Unidos, como fueron el comandante retirado H. A. Barber, y sus asesores, los capitanes Witer Mmayer y A. J. Dougherty.

Escuela de oficiales, a principios del siglo XX.

La primera academia militar encargada de la formación de los oficiales del Ejército Permanente fue creada en el Castillo del Morro, por decreto No. 112 del año 1911. En el gobierno del presidente José Miguel Gómez fue nombrado director, el comandante José I. Lezama, pero ese mismo año fue relevado por el capitán del Ejército de Estados Unidos, Phillip S. Golderman, quedando Lezama como segundo.

Ya a partir de esta Academia fueron invitados a cursos en los Estados Unidos y se le otorgaban becas a los graduados para ampliar sus conocimientos. Se comenzaba así a influir en la joven oficialidad, que debía sustituir los viejos mandos que en su gran mayoría procedían de las filas mambisas.

El Ejército de los Estados Unidos fue el encargado de todo el avituallamiento de las fuerzas armadas, bastarla señalar que según el cálculo económico de 1908 a 1909 -solamente en cinco meses- ascendía a la suma de 698,246.00 pesos, distribuidos en la compra de: caballos, carabinas, cartuchos y otros enseres.

A pesar de las obvias similitudes con el ejército de norteamericano, las fuerzas cubanas no tenías discriminaciones raciales a la hora de aceptar a sus miembros lo que demuestras en la inasistente segregación por raza en las unidades militares.

Represiones

Oficiales del ejército que participaron en la Masacre de los Independientes de Color en 1912.

Desde la creación misma del Ejército se utilizó esté para reprimir las manifestaciones de descontento popular. Durante el gobierno de Tomás Estrada Palma (1902-1906) el ejército fue empleado para reprimir las huelgas de aprendices de las fábricas de tabaco de La Habana que le exigían al monopolio norteamericano Trust Tabacalero aumentos de salarios y la libre entrada de los aprendices.

En 1912 el Ejército fue enviado a detener el levantamiento de los miembros del Partido Independiente de Color quienes le exigían al gobierno nacional la eliminación de la discriminación racial, esta represión termino en un baño de sangre que paso a la historia con el nombre de Masacre de los Independientes de Color, en la cual fueron asesinado más de 3000 negros y mestizos, mientras que las fuerzas represivas del gobierno solo tuvieron 12 bajas.

Período machadista

Gerardo Machado, dictador cubano que tuvo en el Ejército Nacional un fuerte aliado.

El principal dictador cubano en el primer tercio del siglo XX fue Gerardo Machado, este personaje estuvo muy ligado el Ejército Nacional de Cuba, al cual ingreso en mayo de 1903 como segundo jefe del Regimiento No 2, en Santa Clara, con grado de Teniente Coronel de la Guardia Rural, comenzando allí sus maltratos a la población. Luego fue designado jefe del distrito de Santa Clara hasta que renunció en 1906. Dos años más tarde lo nombraron segundo jefe del Ejército Nacional con grado de General de Brigada.

El 4 de noviembre de 1909 fue nombrado para ocupar el cargo de Inspector General del Ejército Nacional. Manteniéndose en él ocupó interinamente la jefatura del Ejército. El 25 de septiembre de 1911 renunció a la jefatura del Ejército para ocupar la Secretaría de Gobernación en el gabinete del presidente José Miguel Gómez, desde donde apoyo la Masacre de los Independientes de Color.

Durante el gobierno de Machado (1925-1933) el Ejército se encargo de reprimir toda manifestación contra su gobierno convirtiéndose en un brazo armado al servicio de la dictadura. Uno de los hombres de Machado en la Provincia de Oriente, el gobernado militar de Santiago de Cuba Arsenio Ortiz, a quien el pueblo llamó El Chacal de Oriente, asesinó a más de cuarenta víctimas en menos de un mes. Tan notorio llegaron a ser sus crímenes que el mismo embajador de Estados Unidos intervino para que respondiera por ellos. Machado le hizo arrestar, pero después permitió su salida del país con destino a República Dominicana.

El fin del Ejército Nacional al servicio de Machado llego en 1933, con la llamada Revolución del 33, la cual fue encabezada por fuerzas revolucionarias populares, unidas con los grupos estudiantiles, el pueblo y jóvenes oficiales del Ejército quienes derrocaron al dictador y pusieron fin a la horrenda tiranía. Tras este hecho el simple sargento Fulgencio Batista y Zaldívar emergió con grados de coronel y fue nombrado Jefe del Ejército Nacional ordenado su disolución en 1934 para convertirlo en Ejército Constitucional de Cuba.

Período batistiano

Batista con sus guardaespaldas en Columbia, en noviembre de 1933 como Jefe del Ejército Nacional.
Con Batista al frente del nuevo ejército se moderniza esta institución. En 1935 nace en el seno del ejército una nueva organización represiva denominada Servicio de Inteligencia Militar (SIM), siendo uno de sus organizadores el comandante Jaime Mariné, quien instaló su sede inicial en el quinto Distrito Militar. En esa ley se expresaba las funciones de la institución:
Informar confidencialmente al referido organismo de todos aquellos servicios estrechamente relacionados con la seguridad del Estado y de las Instituciones Públicas, cuya defensa y protección están encomendadas al Ejército Constitucional.

Entre 1934 y 1935, el Ejército, la Marina y la policía fueron modernizados e instruyeron en las modernas técnicas represivas, los gastos militares entre 1934 y 1940 consumieron como promedio anual el 26.8 % del presupuesto del país, en miles de pesos. Se incluía la construcción de usos múltiples, iban desde la edificación de clínicas, viviendas, nuevas estaciones de policía y otros servicios. En 1937 se creó la Policía Nacional, se dispuso que las policías Secreta y Judicial se pusieran bajo, la supervisión del jefe de la Policía Nacional, se le cambió el nombre de la Sección Radio Represiva por el de Sección Radio Motorizada.

Todas estas inversiones le permitieron a Batista un vinculo directo con toda la organización castrense y le ayudó a crear el mito sobre su persona y el Movimiento 4 de Septiembre de 1933, lo cual, sería muy bien aprovechado por él y le facilitaría estructurar el golpe de estado del 10 de marzo de 1952.

Cuando asumieron el poder los gobiernos auténticos en 1944 y 1948, trataron de reducir esta influencia, sólo que en general actuaron más sobre la alta oficialidad con retiros, separaciones y cambios de mando y no en general, con toda la estructura militar.

Batista se apoyo en el Ejército para propiciar el Golpe de Estado del 10 de marzo de 1952 el cual violentó el orden constitucional en Cuba y la democracia representativa en el país. Tras el golpe Batista instauró una sangrienta dictadura que se caracterizó por una cruenta represión y un sistema inconstitucional en un país caracterizado por la corrupción político administrativa, la pobreza, el hambre, el desempleo y el entreguismo al imperialismo norteamericano. Durante es período (1952-1958) el ejército constituyo la principal fuerza represiva en las zonas rurales, mientras que en las ciudades la Policía Nacional y los órganos antirevolucionarios se encargaban de eliminar todo intento de derrocar el nuevo régimen.

El primer golpe fuerte contra el Ejército Constitucional ocurrió el 26 de julio de 1953, cuando un grupo de jóvenes revolucionarios liderados por el abogado Fidel Castro asaltan los Cuarteles Moncada (segundo en importancia del país y primero en la región oriental) y Carlos Manuel de Céspedes. El asalto resulto un fracaso pero demostró que el pueblo cubano estaba dispuesto a enfrentar a las fuerzas armadas de la dictadura y liberar el país del gobierno batistiano.

Guerra de liberación (1956 - 1959)

Estructura del Ejército en Operaciones
Sierra Maestra. 1957
Subordinación
directa
Batallón 5
FAEC
Compañías Independientes
Sector A
  • Batallón 1
    • Compañías
  • Batallón 3
    • Compañías
Sector B
  • Batallón 2
    • Compañías
  • Batallón 4
    • Compañías
Fuente: Museo de la Revolución

La verdadera prueba de fuego del Ejército Constitucional de Cuba comenzó a finales de 1956 cuando, combatientes clandestinos del Movimiento 26 de Julio, al mando de Frank País, se levantaron en armas en Santiago de Cuba, este hecho sería solo el comienzo de una guerra de liberación que terminaría con el derrocamiento de Batista y la disolución del ejército que lo apoyaba.

El 2 de diciembre de 1956, Fidel Castro desembarcaba al frente de la expedición del Yate Granma, en Las Coloradas, provincia de Oriente y forma el Ejército Rebelde para liberar a Cuba. Desde ese instante comienzan los combates contra las fuerzas armadas del tirano. Poco a poco los cuarteles del ejército van cayendo y Batista ordena la denominada Ofensiva de Verano en mayo de 1958 con la cual 10.000 soldados de la tiranía son enviados al frente de batalla para eliminar las fuerzas rebelde. En feroces combates y batallas: Santo Domingo, El Jigüe, Vegas de Jibacoa, y otros, las tropas rebeldes derrotan a los batallones de la tiranía que logran penetrar en la Sierra Maestra y los obliga a retirarse. Ese es el viraje definitivo. Los partidos de la oposición burguesa, que hasta entonces han maniobrado para capitalizar la rebeldía popular, se apresuran en reconocer el indiscutible liderazgo de Fidel Castro.

Columnas rebeldes parten hacia diversos puntos del territorio nacional, entre ellas las de los comandantes Ernesto Che Guevara y Camilo Cienfuegos, quienes avanzan hacia la provincia de Las Villas. En esa zona ya operan diversos grupos de combatientes, entre otros los del Directorio Revolucionario y el Partido Socialista Popular. El 20 de noviembre el Comandante en Jefe de las tropas rebeldes, Fidel Castro, dirige personalmente la Batalla de Guisa, que marca el comienzo de la definitiva ofensiva revolucionaria. En acciones coordinadas, las ya numerosas columnas del II y el III frentes orientales van tomando las poblaciones aledañas para cerrar el cerco sobre Santiago de Cuba. El Che, en Las Villas, toma uno tras otro los pueblos a lo largo de la carretera central y se apresta al asalto de la ciudad de Santa Clara, capital provincial, mientras que, por su parte Camilo Cienfuegos, rinde en tenaz combate el cuartel de la ciudad de Yaguajay.

En total fueron enviados unos 40.000 saldados del Ejército Constitucional de Cuba contra el Ejército Rebelde pero al final tuvieron que rendirse ante las fuerzas revolucionarias. A principios de 1959 el ejército era disuelto y se establecían las Fuerzas Armadas Revolucionarias como brazo armado del país.

Organismos adjuntos

Armamento

Referencias

Fuente

  • Wilfredo Sánchez Núñez: Los cuerpos represivos 1902-1958. Reproducido en el sitio web Librínsula bajo el título de Breve historia de los aparatos represivos desde 1902 hasta 1952. Consultado el 26 de noviembre de 2012.