Saltar a: navegación, buscar

María Teresa Pina

María Teresa Pina
María Teresa Pina.JPG
Actriz cubana de gran prestigio y reconocimiento.
Nombre realMaría Teresa Pina Cabrera
Nacimiento29 de septiembre
Ciego de Ávila, Bandera de Cuba Cuba
NacionalidadCubana
Apodo(s)Marytere (para sus amigos)
OcupaciónActriz
Premios
Otros premiosPremio de actuación 1er lugar Festival del monólogo / Obra “Las penas saben nadar
Premio 2do lugar Festival del monólogo / Obra “Elogia a la locura
Mención del jurado a la actuación en el monólogo La gran tirana
Artista de Mérito del ICRT 2016

María Teresa Pina. Actriz cubana de gran prestigio y reconocimiento. Su carrera de varios años, iniciada con el grupo de teatro de Ciego de Ávila, su ciudad natal, le ha permitido plasmar personajes muy variados según el entramado social de la época: mujeres pasionales, reprimidas o condenadas por la tragicidad de sus destinos.

“Me caracteriza una eterna curiosidad y ese deseo de mejoramiento humano. Así soy y así seré”.
María Teresa Pina Cabrera

Inicios

Nació en la provincia cubana de Ciego de Ávila, su familia, de origen campesino y obrero, en el seno de la cual sus padres tuvieron que criar a cinco hijos, considerándose ella la más fea de sus cuatro hermanas, pues recuerda que Alicia era muy elegante y las otras tenían sus encantos; pero le reconfortaba un tanto que su mamá siempre le dijera que ella era la más inteligente… y esto le bastaba. Por lo tanto, teniendo esa descripción como divisa para el futuro, decidió cultivarse y comenzó a estudiar mucho, a leer todo lo que estuviera a su alcance y así fue como llegó a la Ciudad de la Habana.[1]

La actuación despertó en ella cuando acompañaba a los ensayos a su hermana Silvia, actriz aficionada; luego, el deslumbramiento llegó cuando vio la obra de teatro chilena El día que murió de muerte natural mi amigo Gumersindo. Desde entonces sintió que era su camino y dirigió sus pasos hacia ese objetivo. Estudió y trabajó durante 15 años en el grupo de teatro de Ciego de Ávila, donde hizo mayormente comedias. Es conocida la anécdota que para viajar a La Habana hizo como Enrique Núñez Rodríguez; no vendió su bicicleta, pero sí su televisor.

Actuación

Teatro

Se ha disfrutado a María Teresa en El elogio de la locura, mono-drama que, a partir del clásico libro de Erasmo de Roterdam, tuvo impactantes funciones en una de las siempre recordadas ediciones del Festival Nacional del Monólogo Cubano, subgénero que alcanzara, en Cuba, su más alto vuelo entre 1989 y 1999, con la nutrida presencia del mundo de las tablas nacionales y, en no pocas ocasiones, además, con intérpretes y directores foráneos que, amantes de esta modalidad escénica, venían a la Isla a probar sus fuerzas.

Años más tarde (los ‘90) durante una de las ediciones del Festival de Teatro de Camagüey, el avezado público agramontino se deslumbró con su excelente desempeño, junto al destacado actor, director y Premio Nacional de Teatro Mario Balmaseda, en la pieza Alto riesgo, dirigida por el también premio nacional de las tablas Eugenio Hernández Espinosa.

A fines del 2010, en la capitalina Sala Llauradó, los habaneros y visitantes extranjeros la ovacionaron en las tablas con el monólogo del también actor, director, historiador del teatro cubano y dramaturgo Carlos Padrón, La gran tirana, en el que hace gala de todas sus impresionantes dotes histriónicas (actuación, voz…). Dirigida por la Premio Nacional de Teatro y primerísima actriz Verónica Lynn. Por tales virtudes de la intérprete, tras este original desempeño mereció la Mención del jurado a su actuación en el V Festival Nacional del Monólogo Cubano, y, es difícil que pueda ser interpretada con pareja calidad por otra actriz el papel de La Lupe. La obra es presentada nuevamente en el mes de septiembre en el XIV Festival Nacional de Teatro Camagüey 2012, continuando siendo de gran acogida por el público, lo que se vio confirmado en esta nueva presentación en el Teatro de la Academia Vicentina de la Torre. Posteriormente seguirá siendo disfrutada por el público en diferentes espacios y momentos.

Capacidad de observación, concentración de energías, desdoblamiento han hecho que perfilara con eficacia sus personajes para el teatro en puestas singulares como Manteca (2002); Una casa colonial (2005), Pedro Navaja (comedia musical del 2006), ambas del director Nelson Dorr; Juego trágico (2004) de la directora Luisa María Jiménez, Alto riesgo, Encuentro nocturno de extremo peligro y Santa Camila de La Habana Vieja, entre otros. La dirección ha estado en los intereses de María Teresa, quien asumió la puesta de la zarzuela La leyenda del beso, que le valió excelentes críticas incluso del periódico neoyorkino Opera News, experiencia que piensa repetir en un futuro quizás con la ópera Tosca, una de sus preferidas.

Portada de la obra
Protagonizó la tragedia Medea, del clásico dramaturgo francés Pierre Corneille, donde según la crítica, la actriz convence en el rol de Medea, tanto en el monólogo inicial como en los cuadros siguientes, en los que ofrece la sensación de impotencia y venganza que condiciona la trama[2].

La obra fue puesta en la escena cubana por vez primera en el capitalino teatro Mella en el mes de enero de 2012, y del cual, según afirmó Nelson Dorr, ninguna de sus obra se había representado en Cuba, aunque sí de los otros dos integrantes del trío dorado de esa dramaturgia europea: Moliere y Racine.

“Hay que hacer ese teatro fuerte, que exige mucho de los actores, entonces fue que hallé a María Teresa Pina para el papel de Medea, porque ella tiene la voz y el temperamento necesarios para encarnar ese rol; a Miguel Fonseca en el personaje de Jasón y a Carlos Padrón como el rey Creón, por la estatura y por esa voz fuerte que puede inundar el teatro.”[3]
Nelson Dorr

Televisión

El papel de Lucrecia en Oh, La Habana, telenovela que le es más cercano por tratarse precisamente de una criolla de estos momentos; una madre sola con tres hijos de diferentes edades a quienes debe mantener y educar; sacar adelante a pesar de todas las dificultades que esto le acarrea.

“Por mi edad casi estoy obligada a ser la mamá de… o la tía de… Pienso que lo significativo no es la trayectoria más o menos larga del personaje, si es protagónico o no; a veces, uno pequeño permanece por largo tiempo en la memoria del público, si se supo calar en él. Lo importante es si está dramatúrgicamente bien delineado o no en el guión.”[4]
La interpretación le exigió usar, durante casi dos años, lentes grises que con el color de sus ojos dan un matiz azul, pues sus ‘descendientes’ los tienen claros.[4]
Escena de la telenovela Oh, La Habana
“Mis ‘hijos’ son un amor. Lo primero que hice para relacionarme con ellos fue darles un abrazo a cada uno. Creo en las vibraciones, en la química entre las personas. Ese contacto de tú a tú surtió efecto; todo fue fluyendo. Con Miriam, que hace la Muriel, el entendimiento fue mutuo desde la primera vez. El pequeño Milton García, por su carisma, te roba enseguida el corazón. Lora, que interpreta a Lizardo, es sencillo. Son muy inteligentes y sensibles y eso permitió la comunicación, tan básica para desarrollar las acciones. Hay escenas preciosas, de infinita ternura”.

A María Teresa se le recuerda en telenovelas como: El eco de las piedras (1997), A pesar de todo y El balcón de los helechos (2002), en cuentos y teleplays en los que, contenida o desbordada, reflexiva o poseída por los demonios de la pasión, ha demostrado que es una de las actrices cubanas de mejor desempeño.[4]

El balcón de los helechos fue una experiencia muy bonita, que me exigió un cambio de imagen, pues si en A pesar de todo estaba gruesa y canosa, para aquella nueva novela bajé las 23 libras que había aumentado y me transformé en una rubia. A la hora de asumir un papel valen la observación, la técnica... Leo el guión y veo cómo está conformado el personaje, el autor, al trazarlo, te irá dando sus características y a partir de ahí construyo su psicología: cómo vive, qué ambiciona, cuál es su objetivo… Armarlo, darle una voz y una presencia es un proceso muy rico”.
Abre los ojos mami

Grabó además la telenovela, Polvo en el viento (2007), con la dirección de Xiomara Blanco, donde protagonizo a una psicóloga llamada Nelia, y formó parte del elenco de la telenovela Amores de verano, con el personaje Aida. También se ha visto en varios teleplays como es el caso de Reinará la serpiente, de la guionista y realizadora Elena Palacios, compartiendo rol protagónico con las actrices Monse Duany, Yerlin Pérez y Annia Bu; Marea Solar (1998), Aquellos grises (2003), Pompas de jabón (2004) y Abre los ojos mami (2010); además, de en teleteatro La casa de Bernarda Alba (1999), entre otros.

En el espacio de las aventuras de la Televisión Cubana, su actuar estuvo en Memorias de un abuelo (1998), El elegido del tiempo (1999) y Enigma de un verano (2000). En el espacio de Tras La huella, ha estado interpretando diferentes papeles, muchos de ellos, papel negativos, demostrando que en cada uno su alta calidad como actriz, entre ellos la de una mujer holguinera, manipuladora, que deja a su hijo por buscar una vida fácil en la capital, se reúne con ciudadanos de mala conducta social y terminan cometiendo un asesinato.

Cine

Aunque el cine ha tocado pocas veces a su puerta le encanta la gran pantalla para entrar en la piel de otras criaturas. Actuó en los filmes Rosa la China, Siempre La Habana, y en Páginas del diario de Mauricio.

“Resultó maravilloso que Manolo Pérez pensara en mí. El papel es breve, pero la cinta muy oportuna, el tema necesario y lo hice con gran amor”.[4]

En el 2001 participó junto a Heydy González y Alberto Pujol, en el drama Sibila, bajo la dirección de Paco Anca y en el 2011, tuvo actuación especial en otro drama, Teorema, obra dirigida por Mariela López Galano. También en el cine, forma parte del elenco del filme del realizador cubano Alejandro Gil, La emboscada, donde la acompañan actores como Patricio Wood, Tomás Cao, Caleb Casas y Orián Suárez, entre otros. La cinta muestra a cuatro soldados que sobreviven a una emboscada gracias al azar.

Deportes

Desde los ocho años practica deportes. Lo inicial, la esgrima: fue primer florete de su provincia; después, voleibol, baloncesto, tenis de mesa, casi todas las modalidades del atletismo y hasta algo de judo. Ahora, siempre va al gimnasio y hace pesas porque la mantienen en forma.

Otros trabajos

El Instituto de la Música y la Empresa Comercializadora, organizó una gala el 6 de mayo de 2012, a propósito del homenaje al compositor cubano, Adolfo Guzmán. María Terasa Pina, estuvo acompañada en la conducción del mismo, por Niro de la Rúa, ambos bajo la dirección de Caridad Bridón.

En el mes de junio fue invitada al gran festival “Noches Blancas”, en la ciudad rusa de Perm, como parte de la primera delegación cubana que asiste a este evento, junto al grupo orfebre Pauyet, una pareja de bailarines del cabaret Tropicana y un septeto de música tradicional cubana, ambos de Santiago de Cuba, entre otros. La actriz participó en conversatorios y compartió sus monólogos con el pueblo ruso.

En el programa De la gran escena, acompañó en la conducción del programa del día 27 de septiembre de 2012, a Niro de la Rúa donde se recordó la obra de Mariano Rodríguez en su centenario.

Premios

  • Premio de actuación “Mascara de Caoba” / Obra “La herencia
  • Premio de actuación 1er lugar Festival del monólogo / Obra “Las penas saben nadar
  • Premio 2do lugar Festival del monólogo / Obra “Elogia a la locura” (obra a la que se le otorgan, en una misma ocasión, cinco premios en el Festival de Monólogos).
  • Festival del monólogo de La Habana
  • Premio Segismundo / Gran Premio
  • Premio UNEAC / Actuación
  • Premio AHS / Actuación
  • Premio Teatro Universitario / Actuación
  • Premio Revista Tablas / Actuación
  • Premio Caricato (Francisco Covarrubias) / Obra “Alto Riesgo
  • Mención Caricatos- serie dramatizada “El eco de las piedras”
  • Medalla XX Aniversario de la AHS
  • La Agencia Actuar y el CNAE le otorgó el reconocimiento por sus 25 años de vida artística.
  • Nominada a los premios Caricatos y Adolfo Llauradó (2011)
  • Mención del jurado a la actuación en el monólogo La gran tirana
  • En la 1ra edición del Premio Enrique Almirante (2015) se le entrega el reconocimiento en la categoría de Actores, Actrices y Humor (el 25 de septiembre del antes mencionado año).[5]
  • Artista de Mérito del ICRT 2016.

Citas y referencias

Enlaces externos

  • Portuondo Zúñiga, Santiago. Teatro del mundo. Noticias: La Lupe regresa a Santiago de Cuba. Disponible en: "www.teatroenmiami.net". Consultado: 18 de mayo de 2012.
  • Del Carmen Vasallo, María. Enero de teatro cubano. 16 de enero de 2012 (editado). Disponible en: "www.cubasi.cu". Consultado: 30 de mayo de 2012.
  • Aurelio Paz, José. Regresa Pauyet de festival en Rusia. Publicado: 28 de junio de 2012. Disponible en: "www.invasor.cu". Consultado: 4 de julio de 2012.

Fuentes