Saltar a: navegación, buscar

Orishas guerreros

Orishas guerreros
Información sobre la plantilla
Guerreros.jpg
Religión o MitologíaRegla de Osha o Santería
SincretismoSan Antonio de Padua, San Pedro, San Norberto y San Juan Bautista.
País o región de origenÁfrica
Venerado enÁfrica, Europa y América

Orishas guerreros u Orisha Oddé son los primeros que debe recibir cualquier iniciado en la Religión yoruba. Estos solamente pueden ser entregados por los Sacerdotes de más alta jerarquía, denominados Oluwos o Babalawos. Aunque existe en estos momentos algunas casas que dan Elegguás espirituales, compuestos solamente de cocos. Es solamente el Eshu-Elegguá que dan los Babalawos el que contiene la carga y el secreto para que este Orisha abra los caminos y ejerza su función fundamental.

La fundamentación de que los Orisha Oddé sólo puedan ser entregados por Babalawos está en que en el tiempo en que estos estuvieron en el plano terrenal fueron Babalawos. Elegguá es el primero y más importante por lo que solo alguien que conozca los secretos de Ifá puede construirlo y entregarlo.

Guerreros

  • Elegguá (Ver artículo principal aquí)
    Es el orisha que abre y cierra los caminos. Este santo en sus diferentes caminos vive practicamente en todos lados: la manigua, la basura, las cuatro esquinas, en la orilla del mar, del río, etc. A Elegguá le gusta el café amargo, dulces, caramelos, ñames hervidos, confituras, juguetes, calabacitas, cacahuates, etc.
  • Oggún y Oshosi (Ver artículo principal aquí y aquí)
    Estos orishas viven juntos dentro de una un caldero de metal, se representan a travez de distintas herramientas de labranzas, que es el sincretismo de la vida y Ochosi con la flecha (ballesta) es el cazador. La unión de ambos establece la fortaleza inquebrantalble ante la vida. A Elegguá, Oggún y Ochosi, se les unta manteca de corojo a fin de que estén preparados siempre para la guerra, que estos orichas deben librar. A estos santos se deben de atender los dias lunes. Se les sopla aguardiente o ron, se les vierte encima miel, se le sopla humo de tabaco, y se le rocia por encima maíz tostado, jutía ahumada y pescado ahumado, todo esto para obtener la ayuda y los favores que necesitamos. Con estos orichas no hay que arrodillarse para atenderlos una vez por semana, solo se enciende una vela delante de ellos.
  • Osun (Ver artículo principal aquí)
    Este oricha vive en lo alto por arriba de nuestra cabeza el representa la salud, ya que la cabeza pertenece a Ori y ahí es donde se monta el ángel de la guarda. A Osun lo componen 5 partes: el gallo es la vitalidad, la fuerza, la salud ante la vida; el plato que lo sostenta es la tierra; la copa representa los 4 puntos cardinales; la varilla representa nuestras piernas que nos sostienen y la base es el mundo. Si en algun momento el se cae, solo (sin que nadie lo tumbe), ud deberá acudir inmediatamente a casa de su padrino, con el Osun y una paloma blanca, ya que está avisando de un problema de salud grave.

Preparación

Elegguá tiene muchos camino, es por ello que se impone antes de recibirlo una consulta con el Babalawo para determinar cuál es. Luego se prepara el mismo, lo cual lleva una piedra (otá) y yefá de Orunmila, más los símbolos y receptáculos establecidos. Luego de mezclados estos ingredientes, se cementan en forma de cabeza humana y se le agregan como ojos y boca (cauries (caracoles)).

Encima de la cabeza lleva entizados una pluma de loro, entre otros secretos, rematados por la firma de Ifá. Luego se procede a hacer Osain, esto es el baño de hierbas y otras sustancias donde se lavaran y sacramentarán a los 4 guerreros. Luego del lavatorio se procede a la inmolación de los animales. A Elegguá se le ofrece gallo, a Oggún, Oshosi y Osun, palomas.

Si Elegguá desea hablar con el iniciado a través de una ceremonia de adivinación o Itá, entonces es preciso inmolarle un animal cuadrupedo (todos los Orishas para que hablen en Itá se le debe haber inmolado un animal cuadrupedo, en el caso de Elegguá es chivo). Estos sacrificios van acompañados de aguardiente, manteca de corojo, miel de abejas y velas.

Entrega

Para entregar a los guerreros se arrodilla al aleyo o iniciado en una estera frente a su padrino. El padrino derrama agua rezando:

Omi tuto, ile tuto, Tuto Laroye. Omo tutu (nombre del aleyo)
Elegba tuto, Oggun tuto, Oshosi tuto, Osun tuto. Ariku baba Wa.
Moyugba Olofin, mayugba Orun, ayugba iku embelese Olodumare.
Ase mi iyare, ase mi ya toba.
Ase mi oyubonacan, ase mi oluwo y todos los ori s'iro oloshas, babaloshas que cubre mi ilé.
Igba e tonú bogbo elco de ara onú (se mientan todos los familiares de religión y de sangre fallecidos)

Luego de finalizado este rezo en Yoruba se entregan los Orisha Oddé, comenzando por Elegguá, y luego en este orden Oggún, Oshosi y Osun. Luego el ahijado se levanta y saluda a su padrino chocandose los respectivos hombros opuestos, mientras se le da la bendición.

Lugar en la casa

Ya en la casa, Elegguá, Oggún y Oshosi se situan en la mayoría de los casos detrás de la puerta principal y Osun en un lugar mas alto que la cabeza del dueño. Es importante que Osun no puede tambalearse ni caerse, ya que esto indica que la vida de su protegido está en peligro, en ese caso se debe contactar al padrino rapidamente. Hay muchas casas religiosas que ofrecen un ebbó (sacrificio) de entrada cuando se llevan los guerreros hacia la casa.

Atención

Además de las especificaciones del padrino, los guerreros se atienden los lunes, se les enciende una vela y se les rocia aguardiente de su boca. Tambien se untan con manteca de corojo, se les pone jicaras o vasitos con cafe y agua. La vela debe apagarse antes de abandonar la casa. A los guerreros se les pide, mientras se esta haciendo esto, salud, suerte y desenvolvimiento, no es aconsejable pedirle el mal para ninguna persona.

Fuentes