Saltar a: navegación, buscar

Parque Nacional Caguanes

Parque Nacional "Caguanes"
Información sobre la plantilla
Parque nacional caguanes 1.JPG
Características
Ecozona:Forma parte de la bahía de Buena Vista, situada en la región central de Cuba, entre las provincias de Villa Clara y Sancti Spíritus.
Clima:Tropical Húmedo
Localización
Continente(s):America Central Insular

Parque Nacional de Caguanes. Lugar costero declarado por la UNESCO como Reserva de la Biosfera, embellece nuestras costas regalándonos naturaleza sin igual y huellas aborígenes antiquísimas.

Situación geográfica

El parque ocupa una superficie de 2249 ha entre islotes, tierra firme y zona marina, y constituye una de las principales áreas protegidas declaradas por la UNESCO como Reserva de la Biosfera. Abarca una región al norte del municipio Yaguajay constituido por Cayo Caguanes, la Ciénaga Guayaberas y 10 islotes llamados Cayos de Piedra, debido a la morfología única de su tipo en toda la isla.

Área marina

Al nordeste del Parque Nacional Caguanes se encuentran las aguas someras de la Bahía de Buena Vista que presentan profundidades entre 1 y 3 metros; fondos fango arenosos con amplias áreas de ceibadales poblados por yerbas y algas. Esas praderas marinas constituyen el primer eslabón dentro de la cadena alimenticia de estos ecosistemas costeros.

Cayería

Distribuídos desde el noroeste hasta el noreste se suceden sobre las aguas de la Bahía el Rosario de pequeñas islas que forman el sub-archipiélago Los Cayos de Piedra, cuyo núcleo geológico son las 14 cúpulas cársicas formadas por rocas calcáreas del mioceno, con una antigüedad aproximada de 25 y 30 millones de años. Estos cayos sustentan un elevado por ciento de los valores y atractivos del Parque Nacional Caguanes.

Manglares

La bahía limita al sur con el litoral norte de la provincia de Sancti Spíritus, formado por una franja de manglar que oscila entre los 200 metros y los 3,5 km. Con un estrato arbóreo entre 5 y 15 metros. Las principales importancias de estos ecosistemas radican en la protección del litoral y el refugio que brindan a una indeterminada variedad de especies de la fauna terrestre y marina.

Ciénaga

Continúa a la zona más amplia del manglar, al centro del límite sur del Parque Nacional Caguanes, se localiza un área de ciénaga conocida localmente como Ciénaga de la Guayabera, centro de biodiversidad florística y faunística que está dividido en dos ecosistemas: el herbazal de ciénaga y el bosque de mal drenaje. Todo el sur del Parque Nacional Caguanes es alimentado por corrientes superficiales formadas por canales y arroyos que se escurren provenientemente de la Cordillera del Noroeste de Las Villas, específicamente desde la Sierra de Bamburanao en la porción occidental, Sierra de Meneses y Cueto al centro las Lomas de la Canoa en la parte oriental.

Fauna

En la fauna del Parque Nacional Caguanes se han identificado un número de especies que supera las 200, entre ellas aparecen 70 géneros y 50 familias. Han sido registradas 87 especies y subespecies endémicas, 20 Moluscos, 4 Arácnidos, 11 Insectos, 4
Aves que habitan la zona
crustáceos, 1 pez, 4 anfibios, 17 reptiles, 21 aves y 5 mamíferos. Se destaca su endemismo local representado por 5 moluscos.

Resulta significativo debido al gran desarrollo de las espeluncas en la zona, la presencia de todas las especies de Murciélagos cavernícolas de Cuba. Cuenta con la mayor colonia del murciélago pescador en cuevas del archipiélago cubano.

La mayor cantidad de especies de la fauna es aportada por los Invertebrados. Entre ellas aparecen: 

Flora

La flora del Parque Nacional Caguanes está compuesta por 233 especies, clasificadas hasta la fecha, pertenecientes a 177 géneros correspondientes a 75 familias, las que representan el 41.4 % de la familia de la flora cubana. El 69.5 % de las especies florísticas del Parque, pueden ser utilizadas de disímiles modos, resaltando un 43.3 % del total de plantas presentes en el área para uso medicinal y el 28.3% como maderables. Dentro de estas especies se encuentra:

Se conforma de 4 especies básicas:

  1. Mangle rojo (Rhizophora mangle): Esta especie protectora del litoral  avanza gradualmente con sus raíces zancudas hacia el interior de las zonas bajas ganándole terreno al área marina.
  2. Mangle prieto (Avicennia germinans): Es una de las especies que más ocupa dentro del manglar. Debe destacarse que en el Parque se microlocalizan los ejemplares más longevos de la especies reportadas en el Archipiélago Sabana Camagüey.
  3. Patabán (Laguncularia racemosa): Es la especie más esbelta del manglar y generalmente se encuentra después del mangle prieto o alternando con este.
  4. Yana. Es la especie menos abundante debido a la tala excesiva que ha sufrido durante años.

Bosque semideciduo sobre caliza

Desde el punto de vista florístico es el de mayor biodiversidad dentro del Parque Nacional Caguanes. Se destacan en él especies arbóreas, arbustivas, herbáceas, lianas y epifitas. Los estratos arbóreos de este bosque alcanzan una altura promedio de 8 a 10 y de 12 a 15 metros con algunos árboles emergentes.

Principales especies

Arbóreas: Almácigo, varia , roble guayo, yamagua, copey, ceiba, guabán, yaya, guairaje, jagüeyes, palo bronco, jocuma, aguedita, uña de gato, guaranas, canelón, jobo, cedro y yagruma entre otros.

Herbáceas : Gramíneas, helechos, zamia y otras. Arbustivas: jibá, hierba de la sangre, añil, espuela de caballero, contraguado y guao, etc.

Las Lianas: Tocino, bejuco colorado, bejuco leñatero, bejuco de berraco, bejuco chino, uva parra, malanga trepadora, vainillas y bejuco de lombriz. El Bosque semideciduo aparece más restringido que el manglar sobre las cúpulas calcáreas de los Cayos de Piedra, dando refugio a una variedad de fauna de invertebrados, anfibios, reptiles, mamíferos y aves de este bosque.

El matorral xeromorfo costero

Se encuentra asociado a las cúpulas cársicas rodeando al bosque semideciduo y los tramos ubicados hacia el norte, están influenciados por el efecto bandera que sobre la vegetación producen los vientos predominantes del noreste. La especies más sobresalientes son: el almácigo, el guaire y el maguey.

Herbazal de ciénaga

Como su nombre lo indica es un área llana que en la primavera se inunda. La vegetación en ellas en ocasiones supera lo 2 metros de altura y están formadas en su mayoría por plantas herbáceas donde se destacan el macío y la cortadera.

Vegetación de costa rocosa

Aparece sobre el llamado diente de perro o lapiés costero; se caracteriza por plantas suculentas, capaces de resistir el ardace de las constante salpicaduras del oleaje. Debido a la relativamente pequeña extensión de las zonas cársica de los cayos en el Parque Nacional Caguanes este complejo de vegetación no es muy abundante. Suelen encontrarse especies como el maguey, la tuna brava y la reina de la noche entre otras lianas y suculentas.

Vegetación de costas arenosa

Vegetación herbácea que se desarrolla sobre las dunas de las pequeñas playas que existen en determinados cayos de subarchipiélago: las mayores de sus playas en Cayos Lucas, Cayo Fábrica, Caguanes y Cayo Palma. La arena de estas dunas está formada en su mayoría por restos de moluscos gasteteropódos y pelecípodos, algas litógenas, restos de corales y algunas arenas de coral provenientes de la Cayería Norte. Sus principales especies son la hierba de iguana, alacrancillo de costa, incienso de costa, frijol de costa , guizazo y el boniato de costa.

Vegetación de dolina

Esta vegetación se desarrolla en las dolinas de las cuevas presentes en las zonas cársicas . Se compone por las mismas especies del bosque semideciduo pero éstas alcanzan mayor talla debido a los factores condicionantes: la riqueza del sustrato abonado por el guano del murciélago y la materia orgánica que procedente del bosque aportan los arrastres junto a la vital necesidad de buscar la iluminación solar.

Bosque ciénaga

Se desarrolla sobre terrenos húmedos o inundados con un estrato arbóreo de 8 a 15 metros con árboles emergentes, donde se encuentra las especies propias del bosque semideciduo pero se le añaden otras como el ocujes, palma reales, maguira, majagua, júcaro, abey, mabey, guamá, roble blanco y elementos del manglar. A veces aparece como una comunidad de tránsito entre el manglar y la ciénaga, como los llamados jucarales de ciénaga.

Sistema cavernario

El Parque Nacional Caguanes posee en las cúpulas calcáreas que forman los diferentes cayos, un rico sistema espeleológico. .

Los diferentes períodos geológicos han influído en su formación y desarrollo, al ser desaguados los lagos interiores de algunos de los salones de las cuevas del Pirata y Grande de Caguanes, aparecen al descubierto las renombradas formaciones fungiformes o estalactitas en forma de hongo invertido.

Entre sus más de 70 espeluncas se encuentran las cavernas, con más de 2 Km. de galerías, las cuevas con más de 1 y solapas que consisten en oquedades, incluyendo los abrigos rocosos o nichos de marea.

El conjunto, ampara un sin número de bellas formaciones secundarias: Estalactitas, Estalagmitas, Mantos, Paletas, Tours, Perlas de cuevas, Columnas.

Los diferentes niveles que ha tenido el mar han socavado los cayos por fuera, dejando al descubierto algunas de las galerías y creando accesos al mar o bocas marinas.

Arqueología

Cayo Caguanes, en sus 114 ha de extensión, contiene 36 espeluncas con 11,5 km de galerías subterráneas por lo que es considerado como una de las zonas espeleológicas más representativas del país.

Estas cavidades son testigos de la rica fauna paleontológica que habitó Cuba en el Pleistoceno y de una variada fauna cavernícola donde se destacan los quirópteros.
Pinturas primitivas

Todo este mundo subterráneo, desde tiempos remotos atrajo al hombre primitivo, capaz de aprovecharlo para vivir, crear, adorar a sus dioses y enterrar a sus muertos. Todo el bosque semidesiduo, clasificados en cavernas, cuevas, grutas y abrigos rocosos, casi la totalidad de la arqueología (39 sitios), y todas las representaciones de arte rupestre que incluyen 29 murales en 18 cuevas, denotan la presencia en el área de todas las culturas aborígenes que poblaron el archipiélago cubano; siendo cuantitativamente mucho más representativos los grupos mesolíticos: Recolectores, Cazadores y Pescadores que las comunidades neolíticas practicaban, además, la cerámica y la agricultura.

Fuentes