Saltar a: navegación, buscar

Subcomandante Marcos

Subcomandante Marcos
Información sobre la plantilla
Subcomandante marcos.jpg
Fue el principal portavoz y mando militar del Ejército Zapatista de Liberación Nacional Mexicano
NombreRafael Sebastián Guillén Vicente
Nacimiento19 de junio de 1957
Tampico, Bandera de los Estados Unidos Mexicanos México
ResidenciaMéxico
NacionalidadMexicana
Otros nombresSubcomandante Marcos o Subcomandante Insurgente Marcos
CiudadaníaMexicana
Alma materUniversidad Autónoma Metropolitana

Subcomandante Insurgente Marcos. Fue el nombre de guerrilla de Rafael Sebastián Guillén Vicente, quien fuera el principal portavoz y mando militar del grupo armado indígena mexicano denominado Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), que hizo su aparición pública el 1 de enero de 1994, cuando lanzaron una ofensiva militar en la que tomaron seis cabeceras municipales del estado sureño mexicano de Chiapas, demandando democracia, libertad, tierra, pan y justicia para los indígenas. Su rostro cubierto por un pasamontañas recorrió al mundo como símbolo de resistencia. El 25 de mayo de 2014 anunció su retiro de la dirigencia del grupo guerrillero.

Síntesis biográfica

Nació el 19 de junio de 1957, en Tampico, México. Es hijo de inmigrantes españoles zamoranos, estudió en un instituto jesuita en Tampico. En su localidad natal hizo sus primeras letras, más tarde pasó por las ciudades de Guadalajara y Monterrey para continuar sus estudios, y después ingresó en la Universidad Autónoma de México, donde se licenció en Filosofía y Letras, con el trabajo de tesis Filosofía y educación: prácticas discursivas y prácticas ideológicas en libros de texto de primaria. Ex-profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) de la Ciudad de México, labor que abandonó aproximadamente a los 24 años para trasladarse a Chiapas y convertirse en defensor de los derechos de los indígenas chiapanecos.

Al mando del EZLN

Marcos, al frente del Ejército Zapatista de Liberación Zapatista, tomó el día 1 de enero de 1994 seis ciudades en el estado de Chiapas, entre ellas San Cristóbal de las Casas. Tras doce días de enfrentamientos y numerosos muertos y heridos, se iniciaron las conversaciones entre el EZLN y el gobierno.

En febrero de 1996, delegados del gobierno y de la guerrilla firmaron en San Andrés un acuerdo sobre los derechos que asisten a la comunidad indígena pero, meses después, el EZLN acusó al gobierno del presidente Zedillo de incumplir los acuerdos y el diálogo entre las partes quedó interrumpido.

Acciones durante el gobierno de Fox

Tras la derrota electoral del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en las elecciones de julio de 2000, el líder del Partido Acción Nacional (PAN) y nuevo presidente de la República, Vicente Fox, nombró al ex senador Luis Álvarez, Comisionado para la Paz en Chiapas. Álvarez había formado parte de la Comisión de Concordia y Pacificación (COCOPA) encargada de redactar un proyecto de ley que resume el espíritu de los acuerdos cuyo cumplimiento íntegro exigían los zapatistas.

Fox propuso reanudar las conversaciones con la guerrilla y Marcos aceptó, comprometiéndose incluso, a viajar a la capital federal del estado para reiniciar las negociaciones sobre los acuerdos firmados en 1996. El líder del EZLN manifestó, en rueda de prensa multitudinaria celebrada un día después de la toma de posesión del presidente, que las exigencias de la guerrilla para recuperar el diálogo pasaban por la retirada del ejército de la zona, el cumplimiento de los Acuerdos de San Andrés y la liberación de los activistas del EZLN presos.

En sus primeros días de gobierno Fox ordenó la liberación de cuarenta presos zapatistas, un repliegue parcial de las tropas del ejército acantonadas en Chiapas y el envío al Congreso del proyecto de ley sobre los derechos indígenas pactado en 1996. Marcos respondió a las medidas con la convocatoria de una gran marcha zapatista que partiría hacia la capital para exponer en el Congreso las reivindicaciones de la guerrilla. Se había conseguido una frágil distensión del conflicto pero se rompió en pocos meses. El EZLN solicitó que la caravana indígena hacia México D.F. fuera escoltada por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) pero el gobierno, presionado por el empresariado y el ejército, bloqueó esta posibilidad. Fox acusó a la guerrilla de no dar una respuesta favorable a las medidas del gobierno y paralizó el repliegue militar y la liberación de presos, mientras Marcos acusaba al presidente de aparentar interés por solucionar el conflicto sin buscar una solución real para la paz en Chiapas.

El 24 de febrero de 2001 arrancó la prometida marcha zapatista hacia el Congreso mexicano. Quince días después de iniciar el viaje y tras recorrer más de 3000 kilómetros por las zonas más pobres del país, la caravana zapatista encabezada por el subcomandante Marcos llegó a la plaza El Zócalo de México D.F. El líder de la guerrilla insurgente manifestó su intención de permanecer en la capital hasta obtener la aprobación parlamentaria del proyecto de ley que concediera la autonomía demandada por los diez millones de indígenas mexicanos. El 12 de marzo, los representantes del EZLN celebraron una primera reunión con la Comisión de Concordia y Pacificación (COCOPA), paso previo al encuentro entre la guerrilla y los representantes del Congreso y el Senado mexicanos.

La Otra Campaña

En agosto de 2005 y en su primera aparición pública desde la primavera de 2001, Marcos anunció en Chiapas su intención de no prestar apoyo a ninguno de los candidatos a la presidencia en las elecciones de 2006 y criticó con dureza a las formaciones progresistas del país, especialmente al candidato presidencial del PRD y ex alcalde de Ciudad de México, Manuel López Obrador. El subcomandante manifestó igualmente que la inminente integración del movimiento zapatista en el sistema político mexicano se produciría mediante la constitución de un amplio frente izquierdista.

El 1 de enero de 2006 Marcos, ahora Delegado Zero, empezó una gira en los 32 estados mexicanos para promover la Otra Campaña, sumar apoyos al llamado "Programa Nacional de Lucha Anticapitalista y de Izquierda". En ella, busca escuchar al pueblo mexicano, a los organizados y a los que no lo están, «a todos aquellos que desde abajo y a la izquierda busquen cambiar el actual estado de la sociedad», siempre regidos por ciertos principios, como son: el anticapitalismo, la horizontalidad, la equidad y varios más que el propio movimiento irá definiendo en su caminar (Sexta Declaración de la Selva Lacandona).

La naturaleza de esta iniciativa implica distancia de los tres partidos políticos más importantes de México y sus candidatos a la presidencia, dejando claro que el proyecto de construcción de un nuevo país no pasa por el apoyo a tal o cual candidato, sino por la lucha propia.

El proceso electoral ya empezó y alguien les va a venir a decir que si lo apoyan les va a resolver todo. Nosotros les venimos a decir que no les vamos a resolver absolutamente nada ni les venimos a traer soluciones, sino problemas, y la invitación de que nos juntemos con los compañeros que se están alzando en otras partes del país para construir el nuevo México

Acerca de la clase política (La imposible ¿geometría? del Poder en México) se ha mencionado que el PAN «es hoy dirigido por la organización de ultraderecha El Yunque, es la nostalgia por la quema de las boletas de la elección de 1988 y el cogobierno con el PRI», del PRI «el creador del sistema de partido de Estado, el de la imposición de las políticas neoliberales que han destruido los cimientos de México» de Roberto Madrazo, a quien califica de «ladrón vergonzante y criminal», del PRD el partido de los «errores tácticos», de Andrés Manuel López Obrador «la imagen de Carlos Salinas de Gortari construida por AMLO es, en realidad, un espejo». Sobre el presidente Fox que éste ha «entregado a los empresarios todo el dinero que se juntó de ayuda (para víctimas del huracán Stan), mientras la gente humilde todavía está esperando» («Ningún candidato cambiará la situación de explotación»).

El día 3 de mayo del 2006 la policía municipal de Texcoco intentó expulsar a los vendedores de flores del mercado Belisario Domínguez. Habitantes de San Salvador Atenco apoyaron la protesta de Texcoco. Comenzó una jornada de violencia que se saldó con multitud de heridos, dos muertos (Javier Cortés Santiago y Alexis Benhumea), violaciones a mujeres, cientos de detenidos y varios desaparecidos. A raíz de estos hechos el EZLN, vía el Delegado Zero se declaró en alerta roja y suspendió indefinidamente el recorrido de la Otra Campaña en demanda de la liberación incondicional e inmediata de todos los presos.

Retirada del EZLN

El 25 de mayo de 2014, en conferencia de prensa ante medios afines a su causa que asistieron al homenaje de José Luis Solís López, más conocido como "Galeano", zapatista asesinado el 2 de mayo en la comunidad de La Realidad, el jefe militar del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) anunció mediante un comunicado su retiro de la dirigencia del grupo guerrillero. Estuvo acompañado por seis comandantes y comandantas del Comité Clandestino Revolucionario Indígena y del Subcomandante Insurgente Moisés, a quién en diciembre de 2013 había anunciado como su relevo al mando[1].

Absuelto por la prescripción de cargos

El 24 de febrero de 2016, un juzgado mexicano desistió de las acusaciones penales contra el insurgente y 12 de sus camaradas que se alzaron en armas para luchar contra la marginación de las comunidades indígenas mexicanas en 1994. A los 13 se les imputaba la comisión de los delitos de sedición, motín, rebelión, terrorismo y conspiración. Además, al subcomandante Marcos se le atribuía porte y transmisión de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército y provocación y apología de un delito[2].

Los delitos de los que se les acusaban prescribieron y las autoridades ya no pueden cumplir con las órdenes de arresto que existían en su contra.

Ideario

Según sus propias narraciones (confirmadas por versiones gubernamentales), Marcos llegó a Chiapas con algunos otros compañeros tras haber militado en las Fuerzas de Liberación Nacional varios años. Llegó promoviendo la ideología maoísta, pero el encuentro con los movimientos indígenas de Chiapas transformó su ideología, poniendo a las comunidades indígenas en el centro de su praxis y discurso. El resultado fue más cercano a teorías posmodernas/postmarxistas que a sus intenciones originales. Otras ideas que ha expuesto en sus discursos y acciones están más relacionadas con los temas y preocupaciones del marxista revisionista italiano Antonio Gramsci, popular en México cuando él estudiaba en la Universidad.

Desde el principio del levantamiento declaró a la prensa que el EZLN "no es marxista", y en entrevistas ha dicho estar "más influenciado por el intelectual mexicano Carlos Monsiváis, que por Karl Marx". Además de Emiliano Zapata, también ha manifestado admiración por el revolucionario argentino Ernesto Che Guevara.

Escritos filosóficos y políticos

De 1992 al 2006, Marcos escribió más de 200 ensayos e historias, y publicó 21 libros en un total de al menos 33 ediciones, documentando ampliamente sus perspectivas filosóficas y políticas. Los ensayos e historias son reciclados en los libros. Marcos tiende a preferir las expresiones indirectas; sus escritos son con frecuencia fábulas. Algunos, sin embargo, están muy pegados a la vida cotidiana y son directos. En una carta de enero de 2003 a ETA que termina con la frase:

«me cago en las vanguardias revolucionarias de todo el planeta», Marcos dice: Les enseñamos [a los niños] que hay tantas palabras como colores, y que hay tantos pensamientos porque de por sí el mundo es para que en él nazcan palabras. Que hay pensamientos diferentes y que debemos respetarlos [...] Y les enseñamos a hablar con la verdad, es decir, con el corazón.

Uno de los libros más conocidos de Marcos, "La historia de los colores", es una historia para niños. Basada en un mito maya de la creación, enseña sobre la tolerancia y el respeto a la diversidad. Su estilo elíptico, irónico y romántico puede ser una forma de distanciarse de las circunstancias dolorosas que reporta y protesta. Pero como quiera que sea, sus voluminosos escritos tienen un propósito, como se describe en el libro Nuestra arma es nuestra palabra.

En diciembre de 2004 anunció la publicación del libro Muertos incómodos junto al escritor Paco Ignacio Taibo II, que fue publicado en el diario mexicano La Jornada y consistió en doce entregas donde se hace un escrutinio de la vida política nacional. El libro en un primer momento iba a ser escrito a seis manos entre Marcos, Paco Ignacio Taibo y Manuel Vázquez Montalbán. Editado en España por la Editorial Destino en abril de 2005.

Frases de Subcomandante Marcos

  • La libertad es como la mañana. Hay quienes esperan dormidos a que llegue, pero hay quienes desvelan y caminan la noche para alcanzarla.
  • Es necesario hacer un mundo nuevo. Un mundo donde quepan muchos mundos, donde quepan todos los mundos.
  • Es preferible morir con honor que vivir con la vergüenza de un tirano dictando nuestros rumbos.
  • Hermanos y hermanas de otras razas, de otro color, pero con el mismo corazón.
  • Disculpen las molestias, esto es una revolución.
  • El poder pudre la sangre y oscurece el pensamiento.
  • Yo soy como soy y tú eres como eres, construyamos un mundo donde yo pueda ser sin dejar de ser yo, donde tú puedas ser sin dejar de ser tú, y donde ni yo ni tú obliguemos al otro a ser como yo o como tú.
  • "Elige un enemigo grande y esto te obligará a crecer para poder enfrentarlo. Achica tu miedo porque, si él crece, tú te harás pequeño", me dijo el Viejo Antonio una tarde de mayo y lluvia, en esa hora en que reinan el tabaco y la palabra.
  • Salud y que, en las sumas y restas, gane el mañana.
  • Marcos es todas las minorías intoleradas, oprimidas, explotadas, resistiendo, diciendo ¡ya basta! Todas las minorías a la hora de hablar y mayorías a la hora de callar y aguantar. Todos los intolerados buscando una palabra, su palabra, lo que devuelva la mayoría a los eternos fragmentados, nosotros. Todo lo que incomoda al poder y a las buenas conciencias, eso es Marcos.
  • Les enseñamos (a los niños) que hay tantas palabras como colores, y que hay tantos pensamientos porque de por sí el mundo es para que en él nazcan palabras. Que hay pensamientos diferentes y que debemos respetarlos [...] Y les enseñamos a hablar con la verdad, es decir, con el corazón.

Referencias

Fuentes