Biblia

De EcuRed
La Santa Biblia
Información sobre la plantilla

Libro sagrado de los cristianos
Categoría:Escritura sagrada
Idioma:Hebreo

La Biblia. Es una compilación de 66 libros divididos en dos grandes etapas. Antiguo Testamento o Tanaj para los judíos y el Nuevo Testamento. Escrita a lo largo de aproximadamente 1000 años (900 a.C.-100 d.C). Sus temas varían desde lo profético, poético, sapienciales e históricos. Siendo la Biblia una palabra de origen griego (el plural de biblion, «papiro para escribir» y también «libro»), y significa literalmente «los Libros». Del término griego, pasó al latín, y a través de él a las lenguas occidentales, no como nombre plural, sino como singular femenino: la Biblia, (Libro por excelencia). Con este término se designa los escritos reconocidos como sagrados por el pueblo judío y por la iglesia cristiana.

Contenido

Origen

La palabra Biblia significa, en Griego, “libros”. La Biblia es, en realidad, una colección de libros o escritos, de extensión, origen y contenido diversos. Tanto para el pueblo de Israel como para los cristianos, sin embargo, todos estos escritos tienen un valor religioso especial, lo que les da una unidad propia. Los dos aspectos, la diversidad y la unidad, no se contraponen sino que se complementan. Toda la Biblia es inspirada por Dios y para los propósitos de Él.

Desde los tiempos de la primera evangelización la Biblia ha desempeñado un papel muy importante en la vida de la iglesia en América Latina. La Santa Biblia se ha difundido entre las comunidades cristianas y los creyentes hallan en ella luz que es Jesucristo el Hijo de Dios enviado a la tierra para salvar al hombre dándole el gran regalo: la vida eterna, mediante la Cruz. El apóstol Juan escribió:

La Santa Biblia
La Santa Biblia
De tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su hijo unigénito para que todo aquel que en él cree no se pierda, mas tenga vida eterna. Juan 3.16

Diversos nombres

Este libro ha sido conocido con diferentes designaciones. Así, los judíos, para quienes la Biblia solo consta de la parte que los cristianos conocen como el Antiguo Testamento, se refieren a ella como Ley, Profetas y Escritos (cf. Lc 24.44), términos representativos de cada uno de los bloques en que, para el judaísmo, se divide el texto bíblico trasmitido en lengua hebrea:

(a) Ley (heb. torah), que comprende los cinco primeros libros de la Biblia llamados pentateucos: Génesis, Éxodo, Levítico, Números, Deuteronomio

(b) Profetas (heb. nebiim), agrupados en:

Profetas anteriores: Josué, Jueces, 1 y 2 Samuel, 1 y 2 Reyes

Profetas posteriores: Isaías, Jeremías, Ezequiel, Oseas, Joel, Amós, Abdías, Jonás, Miqueas, Nahúm, Habacuc, Sofonías, Hageo, Zacarías, Malaquías

(c) Escritos (heb. ketubim): Job, Salmos, Proverbios, Rut, Cantar de los Cantares, Eclesiastés, Lamentaciones, Ester, Daniel, Esdras, Nehemías, 1 y 2 Crónicas

El referido título, Ley, Profetas y Escritos, aparece reducido en ocasiones a la Ley y los Profetas (cf. Mt 5.17) o, de modo aún más sencillo, a la Ley (cf. Jn 10.34).

En el cristianismo, con la incorporación de los libros del Nuevo Testamento y justamente a partir de la manera en que allí se citan los del Antiguo, es común referirse a la Biblia como las Sagradas Escrituras o, de forma alternativa, como la Sagrada Escritura, las Escrituras o la Escritura (cf. Mt 21.42; Jn 5.39; Ro 1.2). Frecuentemente, con esta última y más breve designación se hace referencia a algún pasaje bíblico concreto (cf. Mc 12.10; Jn 19.24).

Las locuciones Antiguo Testamento y Nuevo Testamento, en su sentido de títulos respectivos de la primera y la segunda parte de la Biblia, comenzaron a utilizarse entre los cristianos de fines del s. II d.C. sobre la base de textos como 2 Co 3.14. La palabra “testamento” representa aquí la alianza o pacto que Dios establece con su pueblo: en primer lugar, el pacto con Israel (cf. Ex 24.8; Sal 106.45); luego, el nuevo pacto anunciado por los profetas y sellado con la sangre de Jesucristo (cf. Jer 31.31–34; Mt 26.28; Heb 10.29).

Autenticidad histórica de la Biblia

Desde las últimas décadas del siglo XIX hasta la actualidad, la Biblia se visto autentificada historica y textualmente por la arqueología y la paleografía. Han sido tantos los hallazgos hasta la fecha, que se ha instituido una rama de la arqueología solamente para la investigacion bíblica.

Nelson Glueck, uno de los más destacados arqueólogos modernos afirma: "Puede declararse categóricamente que ningún descubrimiento arquelógico ha contradicho alguna referencia bíblica"

Los Rollos del Mar Muerto

Artículo principal: Rollos del Mar Muerto

En 1945 en la localidad palestina de Qumram, un pastor de ovejas halló en una cueva, gran multitud de manuscritos envueltos en cuero. La investigación posterior paleográfica, iniciada por el arqueólogo norteamericano William F. Albright, determinó que eran los manuscritos bíblicos más antiguos jamás descubiertos. Se les asigno una fecha del 125 a.C.

Los manuscritos de Qumram se componían de varios ejemplares de todos los libros de la Biblia Hebrea, menos el libro de Ester.

Lo más revelador de toda la investigacion, fue la comprobación de los manuscritos con una traducción actual de la Biblia. El resultado fue que el texto de la Biblia actual era preciso en comparación con el de los rollos. Esto demostró que el texto bíblico no había sido alterado en absoluto por mas de 2100 años, lo cual haría de la Biblia un libro histórico y confiable según los informes.

Este hecho es notable si se tiene en cuenta que los vedas hindúes, los díalogos de platón, y los escritos del Cesar contienen cientos de errores de transmisión textual.

Descubrimientos arqueológicos que respaldan el Antiguo Testamento

-La genuina existencia del pueblo horeo

-Las excavaciones de Garstang en Jericó

-La historicidad de la genealogía de Abraham (Burrows)

-Los espejos de bronce del código sacerdotal

-Las excavaciones en Asiria y Babilonia

-El Sello de Jeremías, el sello de Jezabel

-La estela de Mesa, rey de Moab.

Descubrimientos paleográficos y arqueológicos que respaldan el Nuevo Testamento:

-Papiro John Ryland                                 -Papiro de Oxford                                 -Códice Vaticano

-Códice Sinaítico -Peshita (Siriaca)

-Inscripción de Corinto "Sinagoga de los Hebreos"

-Inscripción de "Erasto, curador de edificios"

-Inscripción de Delos, "Proconsul de Acaya" etc.

Para más información consultar Arqueología Bíblica.

Valor religioso de la Biblia

La Biblia es, sin duda, uno de los más preciados legados literarios de la humanidad. Sin embargo, su verdadero valor no radica de manera sustancial en el hecho literario. La riqueza de la Biblia consiste en el carácter esencialmente religioso de su mensaje, que la convierte en el libro sagrado por excelencia, tanto para el pueblo judío como para la iglesia cristiana.

En esta colección de libros, la Ley se presenta como una ordenación divina (Ex 20; Sal 119), los Profetas tienen la conciencia de ser portadores de mensajes de parte de Dios (Is 6; Jer1.2; Ez 2–3) y los Escritos enseñan que la verdadera sabiduría encuentra en Dios su origen (Pr 8.22–31).

Estos valores religiosos se ponen de manifiesto, no solo en el título de Sagradas Escrituras, sino también en la forma en que Jesús y en general los autores del Nuevo Testamento se refieren al Antiguo, es decir, a los textos bíblicos escritos en épocas precedentes. Esto ocurre, por ejemplo, cuando se lee que Dios habla por medio de los profetas o por medio de alguno de los otros libros (cf. Mt 1.22; 2.15; Ro 1.2; 1 Co 9.9), o cuando los profetas aparecen como aquellas personas mediante las cuales “se dice” algo o “se anuncia” algún acontecimiento, forma hebrea de expresar que es Dios mismo quien lo dice o lo anuncia (cf. Mt 2.17; 3.3; 4.14); también cuando se afirma la permanente autoridad de las Escrituras (Mt 5.17–18; Jn 10.35; Hch 23.5), o cuando se las relaciona especialmente con la acción del Espíritu Santo (cf. Hch 1.16; 28.25). Formas magistrales de expresar la convicción común a todos los cristianos respecto del valor de las Escrituras se encuentran en pasajes como (2Ti 3.15–17 y 2 P 1.19–21).

La iglesia cristiana, desde sus orígenes, ha descubierto en el mensaje del evangelio el mismo valor de palabra de Dios y la misma autoridad del Antiguo Testamento (Mc 16.15–16; Lc 1.1–4; Jn 20.31; 1 Ts 2.13). Por eso, en 2 P 3.16 se equiparan las cartas de «nuestro amado hermano Apóstol Pablo» (v. 15) a «las otras Escrituras». Paulatinamente, a partir del s. II d.C., se les fue reconociendo a los 27 libros que forman el Nuevo Testamento su categoría de libros sagrados y, en consecuencia, la plenitud de su autoridad definitiva y su valor religioso.

Tal reconocimiento, que implica al propio tiempo el de la presencia, dirección e inspiración del Espíritu Santo en la formación de las Escrituras, no descarta en absoluto la actividad física y creativa de las personas que redactaron los textos. Ellas mismas se refieren a esa actividad en diversas ocasiones (Ec 1.13; Lc 1.1–4; 1 Co 15.1–3, 11; Gl 6.11). La presencia de numerosos autores materiales es precisamente la causa de la extraordinaria riqueza de lenguas, estilos, géneros literarios, conceptos culturales y reflexiones teológicas que caracterizan a la Biblia.

Existen diferentes publicaciones la Santa Biblia según la edición realizada por las Sociedades Bíblicas Unidas. Están la versión Reina-Valera con diversas revisiones, la edición Dios Habla Hoy, la Biblia de Jerusalén, la Biblia de América o Latinoamericana, entre otras. Algunas de estas son llamadas Biblias de Estudio pues ayudan al estudio de esta gracias a notas agregadas por los Exégetas. Tres son las lenguas originales de la Biblia: Hebreo, Arameo Y Griego.

El orden en que están colocados los libros de la Biblia no ha sido siempre el mismo, y aún actualmente varía según las diferentes traducciones.

Cómo se escribió la Biblia

La Tradición apostólica hizo discernir a la Iglesia qué escritos constituyen la lista de los Libros Santos. Esta lista integral es llamada "Canon de las Escrituras". Canon viene de la palabra griega "kanon" que significa "medida, regla".

El Canon comprende para el Antiguo Testamento 46 escritos, y 27 para el Nuevo. Estos son: Génesis, Éxodo, Levítico, Números, Deuteronomio, Josué, Jueces, Rut, los dos libros de Samuel, los dos libros de los Reyes, los dos libros de las Crónicas, Esdras y Nehemías, Tobías, Judit, Ester, los dos libros de los Macabeos, Job, los Salmos, los Proverbios, el Eclesiastés, el Cantar de los Cantares, la Sabiduría, el Eclesiástico, Isaías, Jeremías, las Lamentaciones, Baruc, Ezequiel, Daniel, Oseas, Joel, Amós, Abdías, Jonás, Miqueas, Nahúm, Habacuc, Sofonías, Ageo, Zacarías, Malaquías, para el Antiguo Testamento.

Para el Nuevo Testamento, los Evangelios de San Mateo, de San Marcos, de San Lucas y de San Juan, los Hechos de los Apóstoles, las Epístolas de San Pablo a los Romanos, la primera y segunda a los Corintios, a los Gálatas, a los Efesios, a los Filipenses, a los Colosenses, la primera y segunda a los Tesalonicenses, la primera y segunda a Timoteo, a Tito, a Filemón, la Epístola a los Hebreos (cuyo autor no se conoce), la Epístola de Santiago, la primera y segunda de Pedro, las tres Epístolas de Juan, la Epístola de Judas y el Apocalipsis.

Para los católicos estos son los 73 libros que conforman la Biblia, de los cuales un conjunto de ellos recibe el nombre de “Libros Deutero-canónicos”, los cuales las iglesias protestantes no reconocen como parte de la Sagrada Escritura por considerar que no fueron libros inspirados por Dios. Estos son: Tobit, Judit, Ester, dos libros de Macabeos, Eclesiástico, Sabiduría, Baruc y Daniel; de estos, Ester y Daniel se consideran adiciones de los libros propiamente dichos del Antiguo Testamento.

La Biblia de América o Latinoamericana
La Biblia de América o Latinoamericana

Antiguo Testamento

Antiguo Testamento (AT) es el nombre dado por los cristianos a las escrituras sagradas del pueblo de Israel. Esas escrituras son un conjunto de libros muy variados desde todo punto de vista: literario, histórico, teológico.
Había dos cánones entre los judíos de los Libros Santos: el Canon Breve (palestinense) y el Canon Largo (alejandrino).

El Antiguo Testamento en hebreo (heb. Tanak) está formado por 39 libros y se divide en tres partes: " La Ley" (heb. Torah), "Los Profetas" (heb. Nebhiim) y "Los Escritos" (heb. Ketubim). A estos 39 libros se les conoce como "proto-canónicos". El Antiguo Testamento en griego (gr. Septuaginta) está formado por 46 libros. La versión griega de la Biblia, conocida como de los Setenta, cuenta con 7 libros más: Tobías, Judid, Baruc, Eclesiástico, I y II de Macabeos y Sabiduría. Además, algunas secciones griegas de Ester y Daniel. A estos libros se les llama "deutero-canónicos".

La economía del Antiguo Testamento estaba ordenada, sobre todo, para preparar, anunciar proféticamente y significar con diversas figuras la venida de Cristo redentor universal y la del Reino Mesiánico. Estos libros, aunque contengan también algunas cosas imperfectas y adaptadas a sus tiempos, demuestran, sin embargo, la verdadera pedagogía divina.

El Pentateuco

Pentateuco es el nombre con el que suelen designarse los cinco primeros libros de la Biblia. Esta palabra, de origen griego, significa “cinco estuches” y refleja la costumbre antigua de escribir los textos en rollos de Papiro o de piel y guardarlos en estuches o vasijas. Se describe todo lo referente a la ley de Dios.

Los libros Históricos

Los libros Históricos del Antiguo Testamento son 21: Génesis, Éxodo, Levítico, Números, Deuteronomio (que forman el Pentateuco), Josué, Jueces, Ruth, I y II Crónicas o Paralipómenos, I y II Esdras (el 2º llamado también Nehemías), Tobías, Judit, Esther, I y II Macabeos.

Los libros poéticos y sapienciales

 Los libros didácticos del Antiguo Testamento son 7: Job, Salmos, Proverbios, Eclesiastés, Cantar de los Cantares, Sabiduría y Eclesiástico.

Los libros proféticos

Los libros proféticos del Antiguo Testamento son 18: Los cuatro Profetas Mayores: Isaías, Jeremías (con Lamentaciones y Baruc), Ezequiel, Daniel, y los doce Profetas Menores: Oseas, Joel, Amós, Abdías, Jonás, Miqueas, Nahum, Habacuc, Sofonías, Ageo, Zacarías y Malaquías.


Biblia versión Reina-Valera
Biblia versión Reina-Valera

Nuevo Testamento

El Nuevo Testamento (NT) está compuesto por veintisiete escritos redactados en griego durante los primeros tiempos de la iglesia cristiana, es decir, durante el período correspondiente a la segunda mitad del siglo I d.C. Estos escritos, de dimensiones y formas literarias muy diferentes, han sido considerados como obras de autoridad religiosa superior a la de cualquier otro libro.

El Nuevo Testamento está formado por 27 libros, y se divide en cuatro partes: "Evangelios", "Hechos de los Apóstoles", "Epístolas" y "Apocalipsis".

De los 27 libros que componen el Nuevo Testamento, hay también 7 cuya inspiración se puso algún tiempo en duda. Estos son: Hebreos, Santiago, segunda de Pedro, segunda y tercera de Juan, Judas y Apocalipsis. En general, la duda de inspiración se fundaba sobre duda de autenticidad.

Los libros Históricos del Nuevo Testamento son 5: Los cuatro Evangelios (según San Mateo, San Marcos, San Lucas, San Juan) y los Hechos de los Apóstoles.

Los libros Didácticos del Nuevo Testamento son 21: Las 14 Epístolas o Cartas de San Pablo: Romanos, I y II Corintios, Gálatas, Efesios, Filipenses, Colosenses, I y II Tesalonicenses, I y II Timoteo, Tito, Filemón y Hebreos.

Las 7 epístolas o Cartas llamadas universales (gr.católicas): I y II de San Pedro: I, II y III de San Juan, la de Santiago y la de San Judas. El único libro Profético del Nuevo Testamento es el Apocalipsis de San Juan.

Unidad de ambos Testamentos

Dios, pues, inspirador y autor de ambos Testamentos, dispuso las cosas tan sabiamente que el Nuevo Testamento está latente en el Antiguo y el Antiguo está patente en el Nuevo. Porque, aunque Cristo fundó el Nuevo Testamento en su sangre, no obstante los libros del Antiguo Testamento recibidos íntegramente en la proclamación evangélica, adquieren y manifiestan su plena significación en el Nuevo Testamento, ilustrándolo y explicándolo al mismo tiempo.

Interpretación de la Biblia

Para descubrir la intención de los Hagiógrafos, entre otras cosas hay que atender a "los géneros literarios". Puesto que la verdad se propone y se expresa de maneras diversas en los textos de diverso género: Histórico, profético, Poético o en otros géneros literarios. Conviene, además, que el intérprete investigue el sentido que intentó expresar y expresó el hagiógrafo en cada circunstancia según la condición de su tiempo y de su cultura, según los géneros literarios usados en su época.
Biblia de estudio Dios Habla Hoy
Biblia de estudio Dios Habla Hoy

Y como la Sagrada Escritura hay que leerla e interpretarla con el mismo Espíritu con que se escribió para sacar el sentido exacto de los textos sagrados, hay que atender no menos diligentemente al contenido y a la unidad de toda la Sagrada Escritura, teniendo en cuenta la tradición viva de toda la Iglesia y la analogía de la Fe. Es deber de los exégetas trabajar según estas reglas para entender y exponer totalmente el sentido de la Sagrada Escritura, para que, como en un estudio previo, vaya madurando el juicio de la Iglesia. Por consiguiente no nos debemos fijar sólo en las palabras en sí, sino en el sentido que el autor les ha querido dar. Pues si se toma siempre el significado de las palabras tal y como hoy nos suenan, tendría muchos errores, tomarla así, al pie de la letra, sería ignorar los principios más elementales de los géneros literarios que se dan en todas las literaturas. En la Sagrada Escritura, como tiene un carácter divino y uno humano, se dan dos sentidos, uno literal y otro espiritual.

Código equidistante en la Biblia

Articulo principal: Código Bíblico

Durante la segunda mitad del siglo XX un judío llamado Vaismandel expuso su convicción de que existía un código en la Torah (los primeros cinco libros de la Biblia). Luego de su muerte el matemático israeli EliYahu Rips, con las mismas sospechas de Vaismandel, desarrollo con su equipo de investigación un programa de computación para reconocer la secuencia SlE, un código de letras equidistantes, es decir a la misma distancia unas de otras.

Origen y desarrollo de la Biblia en Español

Partiendo de los Manuscritos originales aparecen las copias más antiguas que dan lugar a las versiones antiguas.

1- La Septuaginta: Versión hecha en Alejandría hacia el año 250 a.C. en los idiomas Hebreo y Latín.

2- Latina Antigua: Versión hecha en África hacia la segunda mitad del siglo II en los idiomas Griego y Latín.

3- La Vulgata Latina, esta fue hecha en Belén hacia el siglo 4 d.C. en los idiomas Griego y latín por San Gerónimo, usada más de 1000 años por San Gerónimo.

Después de estas versiones antiguas aparecen las versiones en español siguientes:

1- La Biblia del Oso: Primera versión de la Biblia en el idioma castellano, traducida por Casiodoro de Reina de los lenguajes originales en Baisilea, Suiza, el 28 de septiembre de 1569. El nombre Biblia de Oso se debe a que en su portada aparece un oso que con deleite come de la miel de una colmena.

2- La Biblia de Valera: Esta versión fue publicada por Cipriano de Valera en Holanda en 1602. Esta fue en realidad una revisión de la Biblia del Oso. Valera sacó los libros apócrifos y los puso en una sección aparte. Con justicia hoy día se le conoce como: “Versión de Casiodoro de Reina, revisada por Cipriano de Valera”.

Más adelante se inicia el intento de traducir estas versiones al castellano. Se produjeron un sinnúmero de traducciones castellanas divididas en:

  • Versiones evangélicas (basadas en los lenguajes originales)
  • Versiones Católicas (basadas en la Vulgata Latina)
  • Hasta que aparece la versión popular: “Dios llega al hombre” publicada en 1966. En 1970 se hace una revisión de la misma y en 1979 se completa con la aparición de la Biblia Dios Habla Hoy (Versiones Evangélicas).

Relación de la Biblia con el libro de Isaías

El libro de Isaías, uno de los libros proféticos del Antiguo Testamento puede ser comparado con la Biblia:

Biblia
Isaías
Tiene 66 libros.
Tiene 66 capítulos.
El Antiguo Testamento tiene 39 libros.
La primera parte de Isaías tiene 39 capítulos.
El Nuevo Testamento tiene 27 libros.
La segunda parte de Isaías tiene 27 capítulos.
El Antiguo Testamento comprende la historia y el pecado de Israel.
La primera parte de Isaías también comprende la historia y el pecado de Israel.
El nuevo Testamento describe la persona y ministerio de Jesucristo.
La segunda parte de Isaías describe la persona y ministerio de Jesucristo.
El Nuevo Testamento comienza con el ministerio de Juan el Bautista.
La segunda parte del libro de Isaías (capítulo 40) comienza con la predicción de su ministerio.
El Nuevo Testamento termina refiriéndose a los Cielos nuevos y a la Tierra nueva.
Isaías termina refiriéndose a los Cielos Nuevos y a la Tierra nueva.

Los Libros apócrifos

Los Libros apócrifos son alrededor de 14 o 15 libros escondidos u ocultos sobre los cuales existen grandes discrepancias sobre si debían ser considerados inspirados o no.

Las iglesias evangélicas no lo reconocen inspirados porque:

1- Nunca fueron incluidos en el Canon del Antiguo Testamento por autoridades reconocidas como los fariseos y el propio Esdras.

2- Jamás fueron citados por los judíos, ni por Jesús, ni por ningún escritor del Nuevo Testamento.

3- Los primeros padres de la Iglesia los excluyeron.

4- Ninguno de ellos afirma estar divinamente inspirados, de hecho, algunos hasta lo niegan.

5- Algunos libros contienen errores históricos y geográficos.

6- Algunos enseñan doctrinas falsas como orar por los muertos.

La Biblia como libro sagrado diferente a los demás

Para los cristianos la Biblia es única con respecto a los demás libros religiosos. La iglesia alega una serie de singularidades que hacen de este libro algo especial. La Sagrada Escritura es única en su continuidad, circulación, traducción, supervivencia, sus enseñanzas y en su influencia sobre la literatura circundante.


Única en su continuidad

He aquí un libro escrito:

  • En un período de 1500 años.
  • A lo largo de 60 generaciones.
  • Por más de 40 autores de todas clases sociales, incluyendo (reyes, campesinos, filósofos, pescadores, poetas, estadistas, eruditos, etc.). Ejemplo: Moisés (líder político, adiestrado en la universidad de Egipto), Pedro (un pescador), Amós (un pastor), Josué (un general militar), Nehemías (un copero), Lucas (un médico), Salomón (un rey).
  • Escrito en diferentes lugares. Ejemplo: Moisés (en el desierto), Jeremías (en una celda), Lucas (mientras viajaba), Juan (en la Isla de Patmos), otros en medio de los rigores de una campaña militar.
  • Escrito en diferentes épocas. Ejemplo: David en tiempo de guerra, Salomón en tiempo de paz.
  • Escrito bajo diferentes estados de ánimo: algunos escribieron con gozo, otros escribieron con tristeza y desesperación.
  • Escrito en tres continentes: Asia, África y Europa.
  • Escrito en tres idiomas: Hebreo, Arameo, Griego.
  • Incluye entre su material centenares de asuntos de controversia, entre los cuales existen armonía y continuidad. Desde Génesis hasta Apocalipsis una sola historia se desarrolla: “La redención del hombre efectuada por Dios”.

Única en su circulación

La Biblia fue el primer libro que se publicó (impresa por Gutemberg en 1455). Después de esta fecha son millones y millones de Biblias que hoy en día circulan por el mundo.


Única en su traducción

La Biblia fue el primer libro que se tradujo (la Septuaginta hacia el 250 a.C.). Al llegar 1966, la Biblia entera había aparecido en 240 idiomas, uno o más libros completos de la Biblia en 739 idiomas adicionales. La Biblia o parte de ella entonces en 1966 había sido traducida en 979 idiomas y dialectos.


Única en su supervivencia

  • Supervivencia a través del tiempo: Escrita en materiales perecibles como el pergamino, el papiro, la vitela, teniendo que ser copiada y recopiada durante centenares de años antes del surgimiento de la imprenta. Sin embargo esto no perjudicó su estilo ni su existencia. Existen unos 8000 manuscritos de la Vulgata Latina, cuanto menos 1000 de las otras versiones primitivas, unos 4000 manuscritos griegos, 13000 copias manuscritas de porciones del Nuevo Testamento, además gran parte del Nuevo Testamento puede reproducirse de los escritos primitivos.
    Biblia4.jpg
    Biblia4.jpg
  • Supervivencia a través de la persecución: Voltaire, el destacado incrédulo francés que murió en 1778 dijo que 100 años después de su época, el Cristianismo desaparecería así como la Biblia, y sin embargo 50 años después de su muerte, la Sociedad Bíblica de Génova usó la misma prensa y casa de él para producir montones de Bliblias. Diocleciano, un emperador romano, en el año 303 d.C. expidió un edicto para destruir a los cristianos y a su libro sagrado. Sin embargo Constantino, el emperador que siguió a Diocleciano 25 años más tarde comisionó a Eusebio para que preparara 50 copias de la Escritura. 
  • Supervivencia en medio de la crítica: Cuando el monarca francés, Napoleón Bonaparte propuso que se persiguiera a los cristianos en sus domicilios, un anciano estadista y soldado le dijo: “Señor, la Iglesia de Dios es un Yunque contra el cual se han gastado muchos martillos”. Más de un millar de veces las campanas han anunciado la muerte de la Biblia, se ha velado la muerta, se ha partido con el ataúd hacia el cementerio, se ha leído el oficio, pero de manera inexplicable, el cadáver nunca ha aparecido. Ningún otro libro ha sido tan molido, acuchillado, escudriñado como la Biblia. Sin embargo la Biblia es amada por millones, leída por millones y estudiada por millones.

Única en sus enseñanzas proféticas

  • Es el único libro en el que se puede encontrar profecías relativas a naciones, a ciertas ciudades y a la venida de uno que sería el Mesías.
  • El Mahometanismo no puede señalar ninguna profecía acerca de la venida de Mahoma, que hubiera sido expresada cientos de años antes de su nacimiento.

Única en sus enseñanzas históricas

  • Desde Primera de Samuel hasta Segunda de Crónica uno halla la historia de Israel cubriendo cerca de 5 siglos.
  • La tradición nacional hebrea excede a todas las demás por la claridad con que describe los orígenes tribales y familiares. Ni Egipto, Babilonia, Asiria, Grecia, Roma, India, China pueden presentar algo así.

Única en sus enseñanzas sobre las personalidades

  • La Biblia trata con mucha franqueza acerca de los pecados de sus personajes. Al leer las biografías actuales uno puede darse cuenta como se trata de pasar por alto, o ignorar la parte sombría de la gente.
  • La Biblia cuenta las cosas simplemente como son:

 -  Los pecados del pueblo denunciados (Deuteronomio 9:24)
 -  Pecados de los patriarcas (Génesis 12: 11-13, 49: 5-7)
 -  Los evangelistas describen sus propias faltas y las faltas de los apóstoles (Mateo 26: 31-56, 8:10-26, Juan 10:6, 16:32)
 -  Desórdenes en las iglesias (1ra de Corintios 1:11, 15:1, 2da de Corintios 2:4)

 -  Muchos dirán, ¿Por qué tuvieron que poner ese capítulo referente a David y Betsabé? Hay una sola respuesta, y es que la Biblia tiene el hábito de contar las cosas como son.


Única en sus enseñanzas sobre la ciencia

  • El hecho de que la Tierra es una esfera lo encontramos descrito en Isaías capítulo 40 versículo 22.
  • El hecho de que la Tierra está suspendida en el vacío está presente en Job capítulo 26, versículo 7.

Los científicos no supieron nada de esto hasta que salieron las escrituras de Isaac Newton en el año 1687 d.C.


Única en su influencia sobre las demás literaturas

  • Existen obras de casi todos los grandes escritores literarios dedicadas especialmente a mostrar la gran influencia que la Biblia ha tenido sobre ellos.
  • La Biblia es uno de los libros más costosos (si es que no resulta ser el de mayor valor)
  • La Biblia Vulgata Latina de Gutemberg se vende en más de 100 000 dólares.
  • Los rusos vendieron el Códice Sinaítico, una de las copias más antiguas de la Biblia, a Inglaterra en 510 000 dólares.
  • Y como parte de la curiosidad el telegrama más largo del mundo fue la versión revisada del Nuevo Testamento, enviado desde Nueva Cork a Chicago.

Comentario

Aunque la Biblia no es un libro de ciencia, sus páginas contienen muchos datos científicos. Por lo general, a la humanidad le tomó siglos descubrir lo que la Biblia había declarado hacía mucho tiempo.

En 1615, William Harvey hizo un descubrimiento que todos consideraron brillante: que la vida de toda carne está en la sangre. Pero, 3,000 años antes, la Biblia ya había afirmado: la vida de la carne en la sangre está Levítico 17:11).

En 1475, Copérnico descubrió que la tierra era redonda y que se sostenía en el espacio. Sin embargo, 2,000 años antes, la Biblia había proclamado: El está sentado sobre el círculo de la tierra Isaías 40:22).

Respecto a Dios, la Biblia también dice: El... cuelga la tierra sobre nada Job 26:7).

En la década de 1840, cuando Lord Rosse construyó lo que para entonces era el Telescopio más grande del mundo, el hombre aprendió acerca del gran espacio vacío en el norte. Pero, mucho tiempo antes, la Biblia había anunciado: El extiende el norte sobre vacío Job 26:7).

Referencias

  • La Biblia de Estudio Dios Habla Hoy.
  • Concilio Vaticano II. CONSTITUCIÓN DOGMÁTICA “DEI VERBUM “.

Fuentes

  • Congregación para el Clero. Santa Sede. Vaticano.
  • Carson, D.A.; France, R.T.; Motyer, J.A.; Wenham, G.J., Nuevo Comentario Biblico: Siglo Veintiuno, (El Paso, TX: Casa Bautista de Publicaciones) 2000, c1999.
  • Douglas, J. D., Nuevo Diccionario Biblico Certeza, (Barcelona, Buenos Aires, La Paz, Quito: Ediciones Certeza) 2000, c1982.