Saltar a: navegación, buscar

Antioquía

Para otros usos de este término, véase Antioquia (desambiguación).


Antakya
Información sobre la plantilla
Ciudad de Turquía
Mapa
Mapa
EntidadCiudad
 • PaísBandera de Turquía Turquía
 • Fundaciónsiglo IV a. n. e.
Población 
 • Total202 216 hab.
Antioquía.JPG
Ciudad de Antioquía

Antioquía (Αντιόχεια en griego) es una ciudad localizada en lo que hoy es Turquía. Situada en el margen oriental del río Orontes, fue fundada a finales del siglo IV a. n. e. por Seleuco I Nikátor como capital de su imperio en Siria. Antioquía ocupa un importante lugar en la historia del cristianismo. Fue en esta ciudad donde Pablo predicó su primer sermón cristiano en una sinagoga y donde los seguidores de Jesús fueron llamados cristianos por primera vez (en el libro Hechos de los apóstoles 11,26). Al expandirse el cristianismo, Antioquía fue una de las sedes de los cuatro patriarcados originales, junto con Jerusalén, Alejandría y Roma.

Fue llamada la Reina de Oriente, situada sobre el camino entre Oriente y Occidente y como tal un importante centro de comercio. Por muchos siglos fue una de las principales ciudades del Imperio Romano, con una población de medio millón de habitantes.

La ciudad hoy se llama Antakya y es la capital de la provincia turca de Hatay.

Historia

Antigüedad clásica

Antioquía fue fundada en el año 300 a. n. e., por Seleuco I Nikátor como capital occidental del Imperio seléucida, Seleuco I la nombro en honor de su padre Antíoco. Su privilegiada posición geográfica, en el cruce entre las rutas comerciales del levante mediterráneo y del interior de Asia, pronto hicieron que la ciudad alcanzara relevancia comercial. Por su peculiar morfología, construida entre los márgenes del Orontes y a los pies del monte Silpio, también se convirtió en una importante plaza fuerte destacable por las dificultades que presentaba a ser sitiada. Todo ello contribuyó al rápido desarrollo de la urbe.

El trazado urbano inicial se realizó siguiendo el plan del arquitecto Xenario, esto es, una planta reticular típica de las ciudades helenísticas, posiblemente inspirado en el trazado de Alejandría. Dos grandes avenidas porticadas recorrían la ciudad en direcciones perpendiculares, cruzándose en el ágora o centro urbano. La gran afluencia de habitantes pronto hizo necesaria una expansión de la ciudad al este del barrio original, que constituyó el llamado barrio sirio que, en contraposición a la ciudad primigenia, poblada por colonos griegos, estaba habitado por gentes de orígenes sirio. Una tercera expansión de la ciudad fue llevada a cabo durante el reinado de Antíoco III sobre una gran isla situada en el curso del Orontes. La cuarta y última gran expansión fue promovida por Antíoco IV Epífanes (175-164 a. n. e.), razón por la cual Antioquía sería apodada a veces "Tetrápolis" (cuatro ciudades). Así, la urbe tendría unos 6 km de este a oeste, y otros tantos de norte a sur.

La nueva ciudad estaba habitada por colonos griegos originarios de Antigonia, macedonios y judíos (los cuales tuvieron derechos de ciudadanía desde el momento de la fundación). La población libre total de Antioquía en el momento de su fundación se estima en entre 17.000 y 25.000 personas sin contar esclavos ni nativos. Durante el período helenístico y el Alto Imperio Romano, Antioquía llegaría a tener unos 500.000 habitantes, convirtiéndola en la tercera ciudad del Imperio Romano después de la propia Roma y de Alejandría.

Tal desarrollo urbano se relaciona con su inmensa relevancia comercial de la ciudad y su carácter multicultural como confluencia de las influencias helenísticas y levantinas. El aumento de la población fue acompañado de una gran opulencia. Así, los epítetos de "Reina de Oriente" o "Dorada Antioquía" con los que fue conocida sugieren que la apariencia externa de Antioquía era impresionante, si bien la ciudad necesitaba continuas reparaciones debido a los daños causados por los numerosos sismos a los que estaba sujeta. El primer gran terremoto del que se tiene noticia ocurrió en el 148 a. n. e., y causó tremendos daños. No obstante, durante el período que va desde su fundación hasta el siglo IV, Antioquía se mantendría como una de las principales ciudades del mundo grecorromano.

La política interna de la ciudad era muy turbulenta. Como sede de la corte de los seléucidas, el pueblo solía dividirse en facciones que apoyaban a los diferentes monarcas y advenedizos de la corte Seléucida, y muy frecuentemente se iniciaban tumultos y revueltas, como por ejemplo ocurrió contra Alejandro Balas en el 147 a. n. e. y contra Demetrio II en el 129 a. n. e. Este último acabó por saquear la ciudad. En los últimos estertores del imperio seléucida, Antioquía se reveló contra sus débiles gobernantes e invitó al rey Tigranes de Armenia a que ocupara la ciudad en el 83 a. n. e.; posteriormente, trataría de derrocar a Antíoco XIII en el 65 a. n. e., y al año siguiente pidió a Roma su anexión al Imperio romano. Así, en el 64 a. n. e. Antioquía, así como el resto de Siria, pasaría a formar parte de la República Romana como capital de la provincia de Siria.

Su pérdida de importancia política no disminuyó su desarrollo, y mantuvo su importancia como plaza comercial y militar hasta el siglo IV. De hecho, su opulencia y riqueza alcanzarían gran fama, así como la liberalidad de sus ciudadanos y su "frivolidad". La Crisis del siglo III sacudió a todo el Imperio romano, y Antioquía perdería población aunque no importancia, dado que se erigió como la llave y principal plaza fuerte de Siria. El emperador Aureliano erigió varias estructuras públicas monumentales, Diocleciano erigió un nuevo y fabuloso palacio, y Constancio II construyó una catedral octogonal, que fue destruida en un terremoto en el año 526.

En efecto, Antioquía ocupa un importante lugar en la historia del cristianismo. Fue en esta ciudad donde San Pablo de Tarso predicó su primer sermón cristiano en una sinagoga y donde los seguidores de Jesús fueron llamados "cristianos" por primera vez (Hechos de los Apóstoles 11,26). Al expandirse el cristianismo, Antioquía fue una de las sedes de los cuatro patriarcados originales, junto con Jerusalén, Alejandría y Roma.

Edad media

Tras la partición del Imperio Romano, Antioquía, con una población estimada de unos 200.000 habitantes en el siglo VI, pasaría a ser una de las grandes ciudades del Imperio Bizantino, junto con Alejandría y Constantinopla. Se dice que la emperatriz Teodora era originaria de esta ciudad, y que se ganaba la vida como bailarina y prostituta. Justiniano estableció en Antioquía la principal manufactura de seda del hemisferio occidental, pero pese a sus esfuerzos por desarrollarla la ciudad se encontraba ya en plena decadencia.

Durante las guerras pérsico-bizantinas del siglo VI, los persas conquistaron la ciudad en el 540. Los bizantinos recuperaron Antioquía, pero finalmente sucumbió ante los musulmanes en el 636. La ciudad permaneció bajo control árabe hasta 969, cuando fue recuperada por el emperador bizantino Nicéforo II Focas. La ciudad cayó nuevamente en 1085, esta vez a manos de los turcos selyúcidas. Durante todo este período, la ciudad estuvo habitada por una población grecosiríaca, de denominación cristiana. Sin embargo, la relevancia comercial de antaño se había visto desplazada hacia las rutas interiores que pasaban por Alepo y Damasco, y sólo se mantuvo como una plaza fuerte de cierto nivel.

En el 1099 fue conquistada por los cruzados durante la Primera Cruzada y se convirtió en capital del Principado de Antioquía. La mayor parte de los siglos XII y XIII estuvo bajo control de los cruzados, hasta que fue tomada por el sultán mameluco Baibars en 1268. Éste destruyó la ciudad a tal punto que nunca más volvió a ser una ciudad importante.

Edad moderna

En 1517 fue conquistada por los otomanos y pasó a formar parte del Imperio otomano hasta el fin de la Primera Guerra Mundial, y desde entonces de la moderna Turquía, a pesar de que en la actualidad siga sobreviviendo un fuerte sentimiento sirio entre sus habitantes. Antakya es hoy la capital de la provincia turca de Hatay.

Otras muchas ciudades del Imperio seléucida fueron llamadas Antioquía, la mayoría fundadas por Seleuco I Nikátor.

Personalidades

  • Alexandros (siglo I a. n. e.), escultor griego
  • San Lucas, el año primero del siglo, un evangelista cristiano y autor del Evangelio de San Lucas y los Hechos de los Apóstoles
  • Ignacio de Antioquía, Patriarcado de Antioquía
  • Juan Crisóstomo (349-407), religioso turco, patriarca de Constantinopla
  • Jorge de Antioquía
  • Selahattin Ülkümen

Geografía

Antakya está situado a orillas del río Orontes (en turco: Asi Nehri), aproximadamente 22 km (14 millas) tierra adentro desde la costa mediterránea.

Rìo Orontes que fluye a través de Antakya
La ciudad está en un valle rodeado de montañas, las montañas de Nur (Amanos antiguos) para el norte y el Monte Keldağ (Jebel Akra al sur, con 440 m de altura, el Monte Habib Neccar (antigua Silpio) que forman su límite oriental. Las montañas son una fuente de mármol verde. Antakya está en el extremo norte de la Falla del Mar Muerto y vulnerable a los terremotos.

La llanura de Amik hacia el noreste de la ciudad es tierra fértil regada por los ríos Orontes, Karasu y Afrin, el lago de la llanura se vació en 1980 por una empresa francesa. Al mismo tiempo, los canales fueron construidos para ampliar el Orontes y dejarlo pasar perfectamente a través del centro de la ciudad. El Orontes se une en Antioquía por el arroyo Hacı Kurus hacia el noreste de la ciudad cerca de la iglesia de San Pedro, y el Hamşen que baja de Habib-i Neccar al suroeste, en Memekli Bridge, cerca de los cuarteles del ejército.

Clima

La ciudad goza de un clima mediterráneo con veranos calurosos y secos e inviernos suaves y húmedos, sin embargo, debido a su mayor altura, Antioquía tiene una temperatura ligeramente más fría que en la costa.

Desarrollo económico

Su ubicación cerca de la frontera con Siria hace Antakya más cosmopolita que muchas ciudades de Turquía.

La ciudad es un centro comercial y de negocios.

La artesanía local incluye un jabón perfumado con el aceite de laurel.

Vista panorámica de la ciudad

Desarrollo social

Educación

El campus principal de la Universidad de Mustafa Kemal, Tayfur Sökmen Campus, se encuentra en el área de Serinyol 15 km (9,3 millas) al norte de Antioquía. Creado en 1992, cuenta con cerca de 24.900 estudiantes matriculados a partir de 2010 en once facultades y varios colegios e institutos.

Cultura

El turco y el árabe son todavía muy extendido en Antioquía, aunque la escritura en árabe se utiliza muy poco.

Tradiciones

Una comunidad mixta de las religiones y denominaciones coexisten. Aunque casi todos los habitantes son musulmanes, una parte sustancial se adhieren a la Alevi y los Emiratos Árabes tradiciones Nusayri, en 'Harbiye' hay un lugar para honrar a la santa Nusayri Hızır. Numerosas tumbas de santos musulmanes, tanto sunitas como alevi, se encuentran por toda la ciudad. Varias pequeñas comunidades cristianas también están activas, con la iglesia más grande de San Pedro y San Pablo en Hurriyet Caddesi. Con su larga historia de los movimientos espirituales y religiosos, Antakya es un lugar de peregrinación para los cristianos y los musulmanes. Tiene una reputación en Turquía como un lugar para los conjuros, la adivinación, los milagros y espíritus.

Patrimonio

La larga y variada historia ha creado muchos sitios de interés arquitectónico. Hay mucho para los visitantes, en Antioquía, aunque muchos edificios se han perdido en el rápido crecimiento y la reurbanización de la ciudad en las últimas décadas.

  • Museo Arqueológico de Antakya: tiene la segunda mayor colección de mosaicos romanos en el mundo.
Mezquita Habib-i Neccar
  • La Iglesia de roca tallada de San Pedro: con su red de refugios y túneles excavados en la roca, un lugar de peregrinación cristiana. También hay tumbas excavadas en la roca en varios lugares a lo largo del valle del Orontes.
  • Cine Gündüz: en el centro de la ciudad fue utilizada como sede del Parlamento de la República de Hatay.
  • Las cataratas en el paseo de Harbiye-Daphne.
  • El otomano Habib-i Neccar Camii, la mezquita más antigua de Antioquía y uno de los más antiguos de Anatolia.
  • El laberinto de calles estrechas y casas antiguas Antakya en el área del antiguo mercado Tito / túnel Vespasiano
  • Cueva Beşikli y Graves (la antigua ciudad de Seleukeia Pierria).
  • Monasterio de San Simón.
  • Castillo Bakras.

Fuentes