Saltar a: navegación, buscar

Bebo Valdés

Ramón Emilio Valdés Amaro
Información sobre la plantilla
Bebo 1.jpeg
Músico
NombreRamón Emilio Valdés Amaro
Nacimiento9 de octubre de 1918
Quivicán, La Habana
Fallecimiento22 de marzo de 2013
Suecia
Otros nombresBebo Valdés
HijosChucho Valdés,Mayra Caridad Valdés
Obras destacadasDile a Catalina, Insensible corazón, etc.

Bebo Valdés  (Ramón Emilio Valdés Amaro). Pianista y compositor. Músico integral capaz de abordar los más diversos géneros y estilos de la música, no sólo como pianista y compositor, sino también como orquestador y director de orquesta de subidos valores; de sólida formación técnica, tanto teórica como pianística, Bebo Valdés es uno de los grandes de la música cubana de todos los tiempos.

Síntesis biográfica

Nacido en Quivicán, La Habana el 9 de octubre de 1918. De 1931 a 1935 estudia el piano en su pueblo natal con Moraima González; en 1936 se traslada con su familia para la Ciudad de La Habana, donde fue alumno de solfeo, armonía y composición de Oscar Boufartigue.

En 1938 hizo su debut profesional con la orquesta de Happy D’Ulacia. Entre 1943 y 1945 trabaja en la orquesta deWilfredo García Curbelo

Este último año viaja a Santa Clara, para sustituir a René Hernández, pianista de la orquesta de Julio Cueva (para esta agrupación creó La rareza del siglo), quien marcha a los Estados Unidos para integrar los Afro-Cubans de Machito. En 1947 regresa a La Habana. A partir de 1948, y hasta 1957, trabaja en el Cabaret Tropicana como pianista y arreglista de Rita Montaner. La orquesta Sabor de Cuba, de Bebo Valdés, y la de Armando Romeu, hacían el show de este centro nocturno, en el cual Valdés deja de actuar en 1957, al ser contratado por Ernesto Roca, de la Peer International Music Publishers, para hacer arreglos a Xiomara Alfaro y Pío; a la vez, se une a Guillermo Álvarez Guedes, de la Panart y a Rolando Laserie en Radio Progreso. Con su orquesta Sabor de Cuba, acompañó a los cantantes Reinaldo Henríquez, Orlando Guerra (Cascarita), Pío Leyva y Ada Rex; también cantó con esta agrupación Benny Moré, y debutó Chucho Valdés.

Sobre la descarga o jam session, existen múltiples versiones, esta es la de Bebo Valdés que, por la concreción de datos, fechas y casas disqueras que hicieron las grabaciones, es la más objetiva: «Una noche del mes de octubre de 1952, descansaba en un cabaret de La Habana con miembros de la orquesta del Tropicana

Hay que saber que desde 1948, músicos cubanos, mexicanos o hasta estadounidenses se reunían los domingos por las tardes en el Tropicana para hacer descargas, en el curso de las cuales se mezclában jazz y ritmos cubanos.

A veces las descargas se celebraban a las cuatro de la mañana, al terminar la función [de Tropicana]. El que las animaba era el percusionista Guillermo Barreto; habíamos recibido a Roy Haynes, Kenny Drew, Sarah Vaughan, Richard Davis y muchos otros músicos de paso; de hecho, todos los grandes nombres del jazz desfilaron por el Tropicana.

"Todo eso habría podido grabarse, pero nadie se interesó. Así, esa noche Irving Price, el propietario de una tienda de discos de la Calle Galiano, me anuncia que el productor Norman Granz está en la ciudad y que no puede creer que los músicos cubanos sean capaces de tocar jazz [...]. Granz y Price me piden ir al estudio para grabar. Era el 16 de septiembre de 1952. Así, convoqué a unos músicos, pero yo mismo llegué retrasado a la sesión, pues por la mañana tenía otra grabación para la RCA: ¡Iba yo a acompañar a un cantante! Cuando finalmente llegué al estudio de la Panart, Granz ya se había ido a los Estados Unidos. A la orquesta la llamamos The Andre’s All Stars, por el nombre de la tienda de discos de Irving Price. Habíamos decidido tocar temas de jazz clásico, como Desconfianza, Tabú, Duerme y Blues for André. Al término de la sesión, como aún quedaban algunos minutos disponibles para el disco, me puse a tocar un riff, a partir del cual improvisamos [...]. A ese tema le llamamos Con poco coco."

El disco se tituló Cubano!, y los músicos participantes eran todos del cabaret Tropicana: Gustavo Más, saxofón tenor; Alejandro Vivar (El Negro Vivar), trompeta; Kiki Hernández, contrabajo; Guillermo Barreto, timbal;Rolando Alfonso, tumbadora, y Bebo Valdés, piano.

Las obras que contiene son las mismas que menciona Bebo Valdés, y el sello, Mercury. En 1955, Bebo Valdés graba, en los estudios de Radio Progreso, Holiday Habana y She Adores the Latin Type, para el sello Decca, que contenían mambo, chachachá, bolero, descarga de jazz, incluso, jazz con tendencia al bebop.

Según Luc Delannoy, en 1956 la Panart graba Cuban Jam Sessions, con Julio Gutiérrez y Pedro Jústiz (Peruchín), como directores, y los músicos Alejandro Vivar (El Negro Vivar), Edilberto Escrich, Osvaldo Urrutia (Mosquifín), Emilio Peñalver, José Silva (Chombo), Juan Pablo Miranda, Salvador Vivar, Jesús Esquijarrosa (Chucho), Oscar Valdés, padre, Marcelino Valdés, Walfredo de los Reyes y José Antonio Méndez.

La participación de Israel López (Cachao) en una descarga, no ocurre hasta 1957, cuando la Panart graba Descargas cubanas, con la participación del propio Cachao, Guillermo Barreto, Gustavo Tamayo, Rogelio Iglesias, Richard Egües, Andrés Hechavarría (El Niño Rivera), Rolito Pérez, Alfredo León, Arístides Soto (Tata Güines), Alejandro Vivar (El Negro Vivar), Generoso Jiménez, Orestes López (Macho), Emilio Peñalver y [[Virgilio Vixama].

Se sucedieron, en otros años, grabaciones de descargas, y algunas no grabadas, como las que recuerda Leonardo Acosta en el Club Cubano de Jazz, celebrada entre 1958 y 1960, con la participación de Pedro Jústiz (Peruchín), piano; Guillermo Barreto, batería y pailas, y Arístides Soto (Tata Güines), tumbadora.

Esto viene a demostrar —o al menos mostrar otra cara de la moneda—, que fue Bebo Valdés uno de los iniciadores de la descarga en Cuba, recurso que utilizaron músicos cubanos en los más diversos formatos instrumentales, géneros y estilos de nuestra música popular, como, por ejemplo, lo hicieron los compositores del movimiento filin.

El 8 de junio de 1952, con una banda de veinte músicos, Bebo da a conocer, en los estudios de RHC Cadena Azul, el Ritmo batanga; entre los tres cantantes que integran la orquesta, se encontraba Benny Moré.

Ese mismo año viaja aMéxico con objeto de grabar un disco con esta nueva modalidad de la música cubana, que incluía, además, una nueva coreografía; no tuvieron éxito, y, según Bebo Valdés, «la batanga murió de muerte natural».

En 1960 Bebo Valdés marcha a México, posteriormente se traslada a Los Ángeles, California, donde trabaja con el cantante Miguelito Valdés; de ahí viaja a España, y allí graba dos álbumes como director de la orquesta que acompaña al cantante chileno Lucho Gatica. Más tarde realiza una gira con la Habana Cuban Boys por Inglaterra, Francia, Holanda, Alemania y Finlandia.

En 1963 se establece en Suecia, y trabaja con la orquesta Hatuey, agrupación sueca que toca música cubana.

Participó en el filme de Fernando Trueba Calle 54, junto a, entre otros, el pianista y compositor Chucho Valdés, Paquito D'Rivera, Eliane Elías, Chano Domínguez, Jerry González, Michel Camilo, Leandro J. Barbieri (Gato Barbieri), Ernesto Antonio Puente (Tito Puente), Arturo O’Farrill (Chico), Israel López (Cachao), Orlando Ríos (Puntilla) y Carlos Valdés (Patato). En el 2004 viaja a Salvador de Bahía, Brasil, para participar en el filme de Trueba El milagro de Candeal, junto a Carlinhos Brown, Marisa Monte, Mateus Aleluia y César Mendez

Fue, con Israel López (Cachao) y Patato Valdés, nominado al Premio Grammy Latino por El arte del sabor, mejor álbum tropical tradicional 2002. En el 2003 graba en Madrid, con el cantaor Diego Ramón Jiménez Salazar (El Cigala), Lágrimas negras, el cual fue elegido por el crítico del The New York Times, Ben Rattlif, el mejor álbum del año; también Bebo Rides Again (Bebo cabalga de nuevo), y Suite cubana, título de una obra que, según Bebo: «La escribí del 92 al 97 en Estocolmo, sin pensar en cuándo y cómo se grabaría. Pensé escribir una Suite con puentes, pero opté por hacer las partes separadas. Es mi manera particular de presentar los ritmos cubanos: mambo, guajira-montuno, guaracha-mambo, son, bembé, etc.».

Muerte

Fallece a los 94 años de edad en Suecia.[1]

Obras

A Mayra, Är ni fröken Pehrson? (¿Es usted la señorita Pehrson?), A quién engañas, Al son de la mexicana, Batanga tu bailas, Bien explica’o, Cachao, creador del mambo, Canto a La Habana, Con poco coco, Copla núm. 4, Daiquirí, De baracutey, Devoción, Dile a Catalina, Ecuación, El destino lo quiso, El guajeo de Rickard, El quitrín (Haciendo patria), El solar de Bebo, El son de Cecilio, Especial de Bebo, Güempa, Iballah, Infierno, Insensible corazón, Inútil será, Kabul y Lorenzo, La Mula, Mi parranda, Miriam, Nocturno en batanga, Pon por mí, Que la juzgue Dios, La rareza del siglo, Mambo caliente, Mambo riff, Merengue, no, México querido, Ritmando el chachachá, Rose Marie, Tirando tiro.

Bibliografía

  • Leonardo Acosta. «La realidad sobre la descarga, el mambo y el gran “Cachao”».
  • La Gaceta de Cuba (La Habana), año 35 (6): 45-47, diciembre de 1997; Raíces del jazz latino.
  • Un siglo de jazz en Cuba. Barranquilla, Editorial La Iguana Ciega, 2001.
  • Luc Delannoy. ¡Caliente! Una historia del jazz latino. México, Fondo de Cultura Económica, 2001.
  • Cristóbal Díaz Ayala. Música cubana. Del areyto a la nueva trova. San Juan, Editorial Cubanacán, 1981.
  • Raúl Fernández. Latin jazz. San Francisco, Smithsonian Institution, 2002.
  • Rafael Lam. «Bebo Valdés: en la cima de la música». Tropicana Internacional (La Habana) (16): 13-16, 2004.
  • Max Salazar. «Bebo Valdés. Legendary Cuban Pianist Visits New York». Latin Beat (New York) (2): 9-11, febrero de 1991.
  • Sahily Tabares. «Una estirpe cubana de la música». Bohemia (La Habana), año 93 (6): 56-61, 23 de marzo del 2001.

Referencias

  1. Luto en la música: Falleció Bebo Valdés. Consultado el 22 de marzo de 2013.

Fuente

  • Radamés Giro. Diccionario enciclopédico de la música en Cuba. Editorial Letras Cubanas, La Habana, 2009.