Saltar a: navegación, buscar

Berengario II de Italia

Berengario II de Italia
Información sobre la plantilla
Rey de Italia
Berenguer II de Italia.jpg
Reinado 950-961
junto a Adalberto
Otros títulos Marqués de Ivrea (928-930 y 950
Nacimiento 900
Fallecimiento 6 de julio de 966
Predecesor Lotario II de Italia
Heredero Adalberto II de talia
Sucesor Otón I
Cónyuge/s Willa de Arlés
Descendencia Adalberto
Guido,
Conrado,
Susana,
Gisela, religiosa
y Gerberga.
Padre Adalberto I de Ivrea
Madre Gisela de Friuli

Berengario II de Italia. Fue el hijo de Adalberto I de Ivrea y Gisela de Friuli y nieto materno de Berengario I de Italia. Ocupó el trono de Italia por la protección de Otón el Grande en 950. Hizo coronar también a su hijo Adalberto, y le quiso casar con Adelaida, viuda de Lotario, su antecesor, pero aquella princesa imploró la protección de Otón el Grande, que entró en Italia, se casó con Adelaida, venció a Berenguer, le hizo feudatario suyo y posteriormente le despojó del trono, encerrándole con su mujer en la prisión de Bamberg, donde murió, en 966.

Matrimonio

Al casarse con Willa de Arlés (912-970), hija de Bosón, conde de Arlés, Avignon y margrave de Toscana, el rey y tío de Willa Hugo de Arlés, empezó a verle con recelo y en el 940 intentó eliminarle, pero Berengario pudo huir a Alemania, donde consiguió el apoyo del rey de Alemania, Otón I.

Rey de Italia

  • 945, Berengario regresó y obligó a Hugo a retirarse a Provenza. Berengario fue acogido por las ciudades y barones del país como un libertador. Hugo había dejado a su hijo Lotario como rey titular
  • 950, termina el reinado de Lotario, el 22 de noviembre de 950, cuando fue probablemente envenenado por órdenes de Berengario quien tiene la oportunidad de coronarse rey, asociando a su hijo Adalberto al trono y coronándole también el 15 de diciembre de este año.

Avatares en la legitimización de su mandato

Para legitimar su mandato, trató de casar con su hijo Adalberto a la viuda de Lotario, Adelaida de Italia, respectivamente hija, nuera y viuda de los últimos 3 reyes de Italia.

Ella rehusó y logró escapar con su hija Emma, pero fue apresada. El 20 de agosto logró escapar a Reggio, se acogió a la protección de Adalberto Atto de Canossa cuyo castilo Adalberto asedió pero Adelaida logró enviar un emisario pidiendo ayuda al emperador Otón I.

Otón socorre a Adelaida

El hijo de Otón I, Liudolfo, había invadido Lombardía cuando Lotario murió. Al recibir la solicitud de ayuda de Adelaida, Otón vio como caída del cielo la presencia del ejército de su hijo en Italia; se puso al mando de estas tropas, aplastando las ambiciones de Liudolfo sobre Italia. La movilización de las tropas del emperador obligó a Berengario a retirarse. Adelaida y Otón I se reunieron en Pavía y el 23 de septiembre el emperador se hizo coronar rey. En octubre, se casó con Adelaida para fortalecer su legitimidad por desposar a la viuda del último rey legítimo. Ante esta maniobra Berengario no tuvo más remedio que rendir pleitesía a Otón, pero con la condición de que le mantuviese como rey de Italia. Otón aceptó y regresó con su esposa a Alemania.

Enfrentamientos contra Otón

Berengario no veía bien la existencia de cualquier poder dentro de Italia que no acatase su mandato, por lo que interfería en los asuntos de la Iglesia y atacaba los derechos de los nobles.

  • 953 Liudolfo, resentido desde los sucesos de 951, se rebeló contra su padre con la ayuda de su cuñado Conrado el Rojo, duque de Lotaringia.
  • 954, Otón pudo aplastar la rebelión pero Berengario aprovechó para hostigar más a los terratenientes y la Iglesia.
  • 957, Otón había hecho las pases con su hijo y lo envió a acabar con los abusos de Berengario. Liudolfo realizó una campaña brillante y Berengario tuvo que doblegarse tras la derrota del gran ejército que Adalberto había reunido en Verona.
  • 6 de septiembre, muere Liudolfo de unas extrañas fiebres y Berengario se vio libre otra vez para hostigar a todo el que suponía un obstáculo.
  • 960, Berengario atacó al Papa Juan XII. Otón I volvió a entrar en Italia al año siguiente en defensa del papa. El ejército de Berengario se negó a luchar, y él y su hijo se refugiaron en la fortaleza de San Leo.

Algo poco común en la historia del Sacro Imperio ocurrió cuando Otón fue coronado emperador en Roma por el Papa el 2 de febrero de 962 y en la misma ceremonia Adelaida fue coronada emperatriz.

Captura

Otón el Grande abandonó Roma y el Papa rompió todos los acuerdos hechos con él y buscó alianzas con los bizantinos, húngaros y príncipes italianos para oponérsele. El emperador regresó en noviembre de 963 y en el concilio en San Pedro, le acusó de vida disoluta, incesto, perjurio y homicidio, acusaciones que han sido muy discutidas por la crítica histórica pero que sirvieron para deponer al Papa.

Ese mismo año terminó el asedio de San Leo y Berengario fue llevado a la ciudad alemana de Bamberg como prisionero, junto a su esposa, quien se había refugiado en la fortaleza del Lago Orta y fue capturada.

Tras la muerte de Berengario, murió, en el 966, Willa se trasladó a un monasterio.

Fuentes