Saltar a: navegación, buscar

Medalla Florence Nightingale

Medalla Florence Nightingale
Información sobre la plantilla
Medalla Florence Nightingale.jpg.jpg
Mayor distinción internacional que se otorga a una persona en materia de enfermería.

La Medalla Florence Nightingale es la más alta distinción internacional que se otorga a una persona en materia de enfermería. Es un reconocimiento a la valentía y la entrega excepcionales que se necesitan para atender a las víctimas de un conflicto o de un desastre natural. Es una recompensa a los servicios ejemplares o a un espíritu pionero y creativo en los ámbitos de la enseñanza de la enfermería o de la salud pública.

Historia

El reconocimiento fue instituido en 1912 y se entrega cada dos años a enfermeros y enfermeras, o a auxiliares de enfermería de todo el mundo, a propuesta de los Comités Nacionales de la Cruz Roja o de la Media Luna Roja y aprobados por el Comité Internacional de la Cruz Roja. Recibe el nombre de Florence Nightingale en honor a una escritora, estadística y enfermera británica, considerada la precursora de la enfermería profesional moderna y creadora del primer modelo conceptual de enfermería

La Medalla no es otorgada para destacar toda la carrera de una enfermera por muy destacada que ésta sea, sino por aquellos casos particulares de actos de abnegación, en los cuales se muestran excepcionales cualidades morales y profesionales. La Medalla es de plata sobredorada y en su anverso está grabada la figura de Florence Nigthingale con la leyenda: Ad memoriam Florence Nightingale 1820-1910(En memoria de Florence Nightingale 1820-1910).

En el reverso de la misma , se encuentra la inscripción: ¨ Pro vera misericordia et cara humanitate, perennis decor universali¨(Para la verdadera misericordia y la querida humanidad es perenne la belleza universal), y en su centro están, grabados el nombre del titular y la fecha en que se le ha concedido tal distinción, sujeta a una cinta blanca y roja en la que se destaca una corona de laurel que sirve de marco a una cruz roja.

Reglamento de la Medalla Florence Nightingale

El reglamento por el cual se rige actualmente la entrega de la Medalla Florence Nightingale fue aprobado en 1991, en el marco de la XXVI Conferencia Internacional de la Cruz Roja, celebrada en la ciudad de Budapest, y se puso en vigor el 3 de agosto de 1992.

Tras el aplazamiento de la XXVI Conferencia Internacional, el Consejo de Delegados, que se reunió en Budapest en noviembre de 1991, aprobó la versión revisada del Reglamento de la Medalla Florence Nightingale.

Las modificaciones introducidas en ese Reglamento han servido para puntualizar los criterios de atribución de la Medalla y suprimir la desigualdad entre hombres y mujeres que ejercen esa misma profesión, desigualdad que consistía en la atribución exclusiva de esa recompensa a mujeres.

Por medio de una comunicación del 31 de enero de 1992, el CICR sometió ese Reglamento a la aprobación de los Estados Partes en los Convenios de Ginebra del 12 de agosto de 1949 que podían presentar eventuales objeciones en un plazo de seis meses.

Puesto que no se presentó objeción alguna en dicho plazo, y de conformidad con el procedimiento anunciado, se considera que este Reglamento ha sido aprobado y que entrô en vigor el 3 de agosto de 1992.

El nuevo Reglamento es el siguiente:

Artículo 1 De conformidad con el deseo formulado por la VIII Conferencia Internacional de la Cruz Roja, celebrada en Londres en 1907, y con la decisión tomada por la IX Conferencia Internacional, celebrada en Washington el año 1912, se constituyó un Fondo con contribuciones de la Sociedades Nacionales de la Cruz Roja, en memoria de los eminentes y distinguidos servicios prestados por Florence Nightingale para mejorar la asistencia a los heridos y a los enfermos. Las rentas de este Fondo servirán para la asignación de una medalla llamada "Medalla Florence Nightingale", con objeto de honrar el espíritu que caracterizó la vida y toda la obra de Florence Nightingale.

Artículo 2 La Medalla Florence Nightingale se asignará a enfermeras y enfermeros diplomados y, además, a auxiliares voluntarios miembros activos o colaboradores y colaboradoras regulares de la respectiva Sociedad Nacional de la Cruz Roja o de la Media Luna Roja, o de una institución de asistencia médica o enfermera a la misma afiliada. Podrá asignarse a las personas arriba citadas que se hayan distinguido, en tiempo de guerra o en tiempo de paz, por:

  • una valentía y una entrega excepcionales en favor de heridos, enfermos, inválidos o en favor de poblaciones civiles, víctimas de un conflicto o de una catástrofe.
  • servicios ejemplares y espíritu pionero y creativo en los ámbitos de la prevención, de la salud pública y de la formación a los cuidados de enfermería.
  • Podrá asignarse la Medalla a título póstumo si la beneficiaria o el beneficiario en potencia ha muerto en cumplimiento de su deber.

Artículo 3 Asigna la Medalla el Comité Internacional de la Cruz Roja, tras haber examinado las propuestas que le hayan presentado las Sociedades Nacionales

Artículo 4 La Medalla es de plata sobredorada; en el anverso figura el retrato de Florence Nightingale con las palabras "Ad memoriam Florence Nightingale 1820-1910"; en el reverso, formando contorno, la inscripción "Pro vera misericordia et cara humanitate perennis decor universalis"; en el centro están grabados el nombre del titular y la fecha en que se ha concedido la Medalla. Está sujeta a una cinta blanca y roja en la que se destaca una corona de laurel que sirve de marco a una cruz roja. La Medalla se entrega con un diploma en pergamino.

Artículo 5 En cada país, hace entrega de la Medalla el jefe del Estado o el presidente del comité central de la Sociedad Nacional, directamente o por delegación. El acto debe revestir la solemnidad que corresponde al alto valor de la distinción concedida.

Artículo 6 La distribución de la Medalla Florence Nightingale se hace cada dos años. Sólo podrán asignarse 50 medallas cada vez, como máximo. Si, a causa de circunstancias excepcionales, debidas a un estado de guerra generalizado, no hubiera podido efectuarse una o varias distribuciones, el número de medallas concedidas en las distribuciones siguientes podrá ser superior a 50, pero no al número total que se habría llegado normalmente si hubieran tenido lugar las distribuciones precedentes.

Artículo 7 Ya a comienzos de septiembre del año que precede al de la asignación de la Medalla, el Comité Internacional de la Cruz Roja invita a los comités centrales de las Sociedades Nacionales, mediante una circular y formularios de inscripción, a que presenten los nombres de candidatas y candidatos que consideren calificados para recibir la Medalla, teniendo en cuenta lo prescrito en el artículo 2.

Artículo 8 Los comités centrales de las Sociedades Nacionales, después de reunir todas las opiniones necesarias, presentan al Comité Internacional de la Cruz Roja los nombres y los títulos de las candidatas y los candidatos propuestos. Para que el Comité Internacional pueda elegir equitativamente, se adjuntarán a la presentación de las candidaturas todos los datos que justifiquen la asignación de la Medalla, especialmente los que pongan de relieve la índole excepcional de los servicios prestados, según los criterios enunciados en el artículo 2. Toda candidatura debe ser presentada por el comité central de una Sociedad Nacional. Los comités centrales pueden presentar una o varias candidaturas; sin embargo, no es obligatorio que presenten candidaturas para cada asignación.

Artículo 9 Las candidaturas, con los motivos que las justifiquen, deben llegar al Comité Internacional de la Cruz Roja antes del 1 de marzo del año en que tiene lugar la asignación. Las candidaturas que lleguen al Comité Internacional después de esa fecha no podrán tomarse en consideración hasta una asignación ulterior.

Artículo 10 El Comité Internacional de la Cruz Roja es totalmente libre en su elección. Puede no conceder el número total de medallas previstas, si los títulos de las candidatas y de los candidatos propuestos no le parecen suficientes para esta alta distinción.

Artículo 11 El Comité Internacional de la Cruz Roja publicará, el día del aniversario del nacimiento de Florence Nightingale, a saber, el 12 de mayo, una circular en la que dará a conocer a los comités centrales de las Sociedades Nacionales los nombres de las personas a quienes ha sido concedida la Medalla.

Artículo 12 El presente Reglamento, aprobado por el Consejo de Delegados, celebrado en Budapest el año 1991, anula todos los textos anteriores relativos a la Medalla Florence Nightingale, especialmente los de la Conferencia Internacional de Washington, de 1912, el reglamento del 24 de diciembre de 1913, y las enmiendas que le fueron aportadas por las X Conferencia, Ginebra. 1921, XIII Conferencia, La Haya, 1928, XV Conferencia, Tokio, 1934, XVIII Conferencia, Toronto, 1952, y XXIV Conferencia, Manila, 1981.

Hasta el año 1991, la distinción sólo podían recibirla las enfermeras pero en la actualidad esta medalla puede ser concedida a todos los diplomados en enfermería sin distinción de sexo y además, a aquellos que prestan servicios como auxiliares voluntarios que sean miembros activos o colaboradores regulares de una Sociedad Nacional de la Cruz Roja o de la Media Luna Roja.

La Cruz Roja Internacional da a conocer los nombres de las acreedoras siempre en la fecha 12 de mayo, aniversario del nacimiento de Florence Nightingale. Desde que se instituyó esta orden hasta entonces, se le ha entregado a más de 900 personalidades en el mundo.

En Cuba

A 7 enfermeras cubanas le ha sido concedido el título y además la ostenta una brigadista sanitaria, lo cual, teniendo en cuenta la selectividad de este proceso y el significativo número de personas que en el mundo se dedican al humano arte de cuidar, habla a favor del prestigio de que goza la Enfermería y la Cruz Roja Cubana.

La última ocasión en que le fue otorgada a enfermeras cubanas fue en el año 1987 cuando las recibieron las licenciadas María Noelia Sánchez Martínez y Amada Izquierdo Hernández en la convocatoria 31. Con anterioridad se les había entregado a Evidia Álvarez González y a Juana Puentes González, por la convocatoria 27, de 1979; también a las licenciadas Idolidia Torres Jauma y Elba Marro; a Gladis Roig y a la brigadista de la Cruz Roja Cubana, María Álvarez, por la convocatoria 28 de 1981.

Síntesis de la labor de las medallistas cubanas

Evidia Álvarez González

Es una de las primeras en recibir la Medalla en Cuba en el año 1979. Natural de Sancti Spíritus. Participa en 1961 en la Campaña de Alfabetización contribuyendo a llevar la luz del saber a todo el pueblo de Cuba. Estudia enfermería en la Escuela de Enfermeras Lidia Doce en La Habana. Ingresa en la Cruz Roja Cubana en el año 1962.

Tiene una destacada participación en el control de los enfermos leprosos. Después del Ciclón Flora, a cuyas víctimas brinda ayuda sanitaria en el año 1963, fue ubicada en una zona montañosa de Bayamo donde permaneció durante 22 días en una casa de campaña.

Al regreso de Oriente, se sumó a las campañas de vacunación en las montañas del Escambray, contra la difteria, la tuberculosis, la polio, el tétano. Luego forjó generaciones enteras de enfermeras no sólo en esta región central de Cuba sino en otros países del mundo. En más de cinco misiones internacionalistas ha conocido penurias, horrores, y también las alegrías que ahora se tornan recuerdos. Participó en la guerra de Etiopía en 1977, y en Haití en el año 2001.

Juana Puentes Camacho:

Junto a Evidia Álvarez Camacho es una de las primeras enfermeras cubanas en obtener la Medalla, en mayo de 1979. Natural de Minas de Matahambre,(Pinar del Río). A los 17 años de edad emigra a La Habana. Se gradúa como Técnico Superior en Ciencias Jurídicas. Se gradúa además de sanitaria e instructora de la Cruz Roja Cubana a la cual se incorporó desde joven. También se gradúa como Auxiliar de Enfermería. Creó una brigada de Cruz Roja en el Ministerio de Relaciones Exteriores. Por 35 años participa en movilizaciones y concentraciones populares como miembro de la Cruz Roja. Tiene también una destacada participación en la ayuda a damnificados de ciclones tropicales y-o inundaciones. En la década de los años 70 presta ayuda en el socorro a los damnificados de los terremotos de Nicaragua (1972) y Honduras (1974).

Idolidia Torres Jauma:

Recibe la Medalla en el año 1981.Tiene una activa participación en la atención a las víctimas de terremotos, guerras, explosiones y ciclones. Nace el 28 de octubre de 1937 en Alquízar en la Provincia de la Habana. Se gradúa como enfermera en el año 1966, y se incorpora a la Cruz Roja Cubana desde el año 1959.Tiene una destacada participación en el aseguramiento de medicinas y materiales estériles durante la invasión de Playa Girón, así como en el recibimiento de alimentos y medicinas, durante el canje de prisioneros de Girón. Es Instructora de la Cruz Roja Cubana. Incursiona además en numerosas Campañas de vacunación, Cumple misión internacionalista en Vietnam durante dos años (1973-1974), y en Nicaragua igualmente durante dos años (1979-1980).Participa en el socorro a las víctimas de la explosión del polvorín de Tapaste. "Para mí, el otorgamiento de la Medalla Florence Nightingale significó un compromiso con la humanidad".

Gladis Micaela Roiz Jiménez:

Recibe la Medalla el 12 de mayo de 1981. Nace en Manzanillo provincia de Granma en el oriente cubano, el 29 de septiembre de 1937. Brinda atención a niños afectados por la explosión nuclear de Chernobil. Pertenece a la Cruz Roja Cubana desde los 15 años de edad. Envía medicamentos para heridos y enfermos de la guerra de liberación en las montañas orientales por iniciativa propia. Fue Jefa de Enfermeras del Hospital Manuel Fajardo de Manzanillo durante varios años. En 1970 presta servicio como enfermera en postas médicas situadas en cañaverales durante la Zafra de los Diez Millones. Después de jubilada continúa prestando ayuda al médico de la familia de su barriada y a la Cruz Roja, a la cual le ha entregado desde los 15 años de edad todo su caudal humano.

Elba Marro Cabrera:

Recibe la Medalla el 12 de mayo de 1981. Nace el 3 de junio de 1938 en Camaguey. Comenzó sus estudios de enfermería en el Hospital General de Camaguey y los completa en La Habana en el año 1964. En ese mismo año se incorpora a la Cruz Roja Cubana. Incursiona de manera activa en las Campañas de Vacunación que tienen lugar. Participa igualmente en el auxilio de las víctimas del Ciclón Flora en el año 1963."Recibir esta condecoración significa mayor entrega y mayor responsabilidad"

María Noelia Sánchez Martínez

Obtiene la Medalla en el año 1987.Participa como cruzrojista en la guerra de Nicaragua. Donde dona su sangre para salvarle la vida a un soldado gravemente herido. Se gradúa como enfermera en el año 1961, y como enfermera universitaria en el año 1987.Pertenece a la Cruz Roja Cubana desde el año 1964.Tiene una activa participación en concentraciones y-o movilizaciones populares. Ocupa la responsabilidad de Jefa de Enfermeras en Ciudad de la Habana en etapas tan cruciales como las que enfrentó nuestro pueblo ante las epidemias de Dengue y Conjuntivitis Hemorrágica. Tiene una destacada incursión además, en la organización del Hospital de Leprosos del Rincón. "El haber obtenido la Medalla Florence Nightingale significó nuevos retos y compromisos con la enfermería".

Amada Izquierdo Hernández

Se le entrega la distinción en el año 1987. Nace en Santiago de Cuba el 13 de septiembre de 1945 Se gradúa como Licenciada en Enfermería en el Instituto Superior de Ciencias Médicas de la Habana en 1985. Ingresa en la Cruz Roja Cubana a los 14 años de edad (en el año 1960).Es miembro de la Sociedad Cubana de Enfermería desde su fundación en el año 1976. Es Master en Sexología. Internacionalista en varias ocasiones. (Participa en las guerras de Angola y Etiopía, los terremotos de Nicaragua, Perú y Honduras, y las inundaciones de Venezuela). Participa en la recepción y descarga de alimentos y medicinas al ocurrir el canje de prisioneros por dichos productos, luego del ataque mercenario por Playa Girón. Participó en la Campaña de Alfabetización e integra la Brigada Conrado Benítez. Ocupa la Responsabilidad de Jefa de la Cruz Roja Juvenil durante mucho tiempo. Activa participación en concentraciones y movilizaciones, así como actos públicos y otros eventos. Es Profesora de la Facultad de Ciencias Médicas Calixto García Iñiguez en Ciudad de La Habana, con categoría docente de Profesor Auxiliar. "El haber obtenido la Medalla Florence Nightingale significó un incentivo para continuar dando lo mejor de sí a favor de los más necesitados".

María Álvarez Nápoles

Obtiene la Medalla en el año 1981. Nace en La Habana el 15 de mayo de 1934. Ingresa en la Cruz Roja Cubana en 1961. Funge como Jefa de medicamentos de la Cruz Roja durante algún tiempo. Presenta una activa participación en marchas, concentraciones y otros eventos. Participa en los desastres causados por ciclones y otros fenómenos naturales. Cumple misiones internacionalistas en Nicaragua y en Honduras en respuesta a los terremotos que acontecieron en ambos países. Es la única, de las 8 cubanas que han obtenido la medalla, que no es enfermera.


Cuba se encuentra entre los pocos países que tienen el privilegio de contar con mujeres que ostentan la medalla de la valentía y entrega excepcional, a favor de las víctimas de conflictos bélicos y catástrofes naturales. Estas extraordinarias mujeres cubanas escalaron las cumbres más altas del deber y la excepcionabilidad, sin dejarse vencer por el terror o el miedo que impone las misiones humanitarias en medio de conflictos bélicos o de los desastres naturales. Sus asombrosas historias están enriquecidas de nobleza, coraje, amor y entrega sin límites a la razón humanitaria de la Cruz Roja, la medalla que sobre sus pechos llevan, representa el vivo espíritu de abnegación, sacrificio y humanismo con que Florence Nigtinghale vivió.

Fuentes

  • Revista Scielo[1]
  • Comité Internacional de la Cruz Roja [2]