Saltar a: navegación, buscar

Ursinio Rojas Santiesteban

Ursinio Rojas Santiesteban
Información sobre la plantilla
Ursinio.jpg
Combatiente revolucionario y Dirigente Sindical
NombreUrsinio Rojas Santiesteban
Nacimiento9 de noviembre de 1913
Banes, Oriente
Fallecimiento18 de enero de 1994
Ciudad de La Habana
Causa de la muerteEnfermedad
NacionalidadCubano
CiudadaníaCubano
Partido políticoPartido Comunista de Cuba
PadresLeonardo Rojas y Caridad Santiesteban
Ursinio Rojas Santiesteban. Destacado dirigente obrero, repartió de forma clandestina materiales del Partido Comunista de Cuba, fundador y presidente de la Liga Juvenil Comunista en la que llegó a ser miembro de su Comité Central, dirigente del sindicato azucarero, sustituto de Jesús Menéndez cuando fue asesinado, único ciudadano de Tacajó que se entrevista con Fidel Castro en la Sierra Maestra y desde allí organizan la Huelga del 9 de Abril, miembro del Comité Central durante 25 años donde ocupó diversas responsabilidades.

Síntesis biogáfica

Nació el 9 de noviembre de 1913 en la finca el Mamey Tacajó, perteneciente en ese tiempo al municipio Banes, hoy a Báguano.

Sus Padres Leonardo Rojas y Caridad Santiesteban. Hijo de una familia humilde, su padre carretero y analfabeto igual que su madre, plena seudorepública, etapa caracterizada por el abandono, la entrega a los intereses yanquis y la corrupción total de los gobiernos de turno.

Sus padres ya con siete hijos que mantener, se vieron obligados a intensificar los esfuerzos para sobrevivir, su madre tuvo que dedicarse a lavar ropas a los empleados y comerciantes, trabajaba hasta altas horas de la noche, su padre cuando había trabajo en la agricultura, laboraba hasta el anochecer y los domingos en su conuco, por ser el hijo mayor la necesidad lo obligó a trabajar desde muy temprana edad y ayudar en el cuidado de los animales.

Desde muy joven gustaba de tocar guitarra y en sus ratos libres solía tocar en un trío y en ocasiones también como solista.

Vida estudiantil

Los primeros años transcurrieron como los de cualquier niño pobre de su época, sufrió mucho las penas de esos tiempos, a los siete años una vecina instaló una pequeña escuelita al lado de su casa, a la hora del receso se reunía con los niños que allí estudiaban y la maestra se fijó en él y se interesó por enseñarle las vocales, después convenció a su padre para que lo matriculara, para asistir tenía que abonar una pequeña cantidad mensual. Aquí se mantuvo hasta el segundo grado.

Juventud y vida laboral

Inició siendo casi un niño su vida laboral. Empezaba sus faenas a las cinco de la mañana y terminaba a las seis de la tarde en algunas ocasiones a las siete de la noche por esta situación enfermó, después de recuperarse lo colocaron en una farmacia, donde fregaba pomos y limpiaba los pisos, laboraba durante diez o doce horas diarias y le pagaban nueve pesos mensuales.

Más tarde trabajó en la agencia de periódicos y revistas y les llevaba las cartas que se recibían en correos a varias personas, todos los días caminaba varios kilómetros, recorría el batey y varias colonias percibiendo doce pesos mensuales, por estas razones no podía asistir asiduamente a la escuela.

Comienza a trabajar en el central azucarero a mediados de la zafra de 1929 en labores de limpieza, por ese empleo ganaba un peso veinte centavos diarios, que era el doble de lo que percibía cortando caña, eran doce horas seguidas de trabajo.

Después del aplastamiento de las luchas obreras azucareras en 1934, se incorporó al corte de Caña, hasta que en la zafra de 1937 comenzó a trabajar en la casa de bagazo, era uno de los trabajos más duros del ingenio, donde se pagaba solo el salario mínimo. Esto ayudaría a forjar su temple de luchador de la clase trabajadora, su carácter clasista, cristalizaría sus ideas de hombre comunista y antiimperialista.

Labor revolucionaria

En 1931, época convulsiva, después de constituida la primera célula del Partido Comunista de Tacajó, se entrega a las labores del primer partido fundado por Mella y Carlos Baliño, participa en la organización del sindicato clandestino, forma parte del comité de huelgas en Tacajó donde los obreros reclamaban las 8 horas de trabajo y otras demandas salariales.

Es fundador de la Liga Juvenil Comunista de Tacajó en la que se desempeña como secretario general. En noviembre de 1933 el Comité Central de la Liga, convoca a una Conferencia Nacional Azucarera, a celebrar en la antigua provincia de Santa Clara. Durante el desarrollo del evento se le propone formar parte del Comité Central de la Liga y ocupar el cargo de dirigente de la Sección Juvenil del Sindicato Nacional de Obreros de la Industria Azucarera (SNOIA) por lo que tiene que trasladarse a la capital.

En la capital dormía en un banco del Sindicato de Artes Gráficas que estaba situado en la calle Carlos III y comía con los empleados en el hospital de emergencia, una noche la policía había asaltado el local y se llevó su equipaje, dos o tres camisas y pantalones en una pequeña caja de cartón que le servía de maletín.

En febrero de 1934 regresa a Tacajó para apoyar la huelga azucarera de los obreros, como una de sus principales figuras. Al día siguiente de publicar el manifiesto del partido, pintar letreros en las paredes y colocar bandera roja en el asta del ABC en el parque, fue detenido junto a dos compañeros más del Comité Seccional de la LJC e internado en la prisión de Guantánamo.

Debido a su detención no participa en las acciones ocurridas en el teatro de la localidad el 28 de febrero de 1934, donde el pueblo fue masacrado.

Al regresar al central es despedido, detenido y obligado a abandonar el Batey, no cesó en su labor revolucionaria, fue hecho prisionero y remitido a las cárceles en 37 ocasiones, en este sentido no doblegó su moral, sino que se fortaleció aún más.

En 1937 después de reincorporarse a trabajar en el central reinició la lucha, estableció contacto con los compañeros de Holguín y de Santiago de Cuba, después de la constitución del sindicato, la prensa y la radio publicaron la noticia de que se había firmado la resolución que daba personalidad jurídica al sindicato de obreros y empleados azucareros del central Tacajó y sus colonias, siendo elegido Ursinio como delegado.

En 1939, se le planteó trabajar en el fortalecimiento de los sindicatos evitando con ello que el fracaso de la huelga debilitara la organización, se imprimieron los carnés, los sellos y los recibos de cobros de cuotas y se dispuso de recursos para propagandas, viajes, mobiliarios para la organización. Ursinio constituyó los sindicatos en las colonias de los centrales Boston, Preston y Santa Lucía.

A mediados del año 1940 participó en la comisión organizadora de la X Conferencia Provincial, en la que se fortaleció la Federación General de Oriente, la cual llevó a cabo con éxito, esta labor primero la desarrolló en la zona de Guantánamo.

En ese mismo año se promovió a Secretario Organizador de la CTC provincial de Oriente, comenzó a visitar centrales con el fin de organizar a los obreros de las industrias, en los años siguientes no cesó en las luchas que culminaron con la fundación junto a Lázaro Peña de la CTC en Enero de 1939 .

En 1941 dirige la huelga de Niquero que dura 15 días, asume proporciones heroicas, se reclamaba el pago del descanso retribuido siendo el primer ingenio en que se cobra tan importante reivindicación.

Error al crear miniatura: Falta archivo
En 1946 dirige y gana la poderosa huelga de los centrales Preston y Boston. Este hecho conmueve a todo el proletariado nacional. A Ursinio le correspondió el gran mérito de sustituir a Jesús Menéndez Larrondo, al producirse su vil asesinato en la estación de ferrocarril de Manzanillo el 22 de enero de 1948, en la dirección nacional de los obreros azucareros, mantuvo una posición combativa y militante, labor que desempeña hasta el año 1951.

Desde 1951 hasta 1955 fue Secretario General del Comité Provincial del Partido Socialista Popular (PSP) en Camaguey, a partir de ese momento hasta 1959 es responsable nacional del trabajo sindical en el PSP, durante estos años resultó promovido a miembro del Buró Político del Partido y organizó los Comité de Defensa de las Demandas y los Derechos de los Trabajadores.

El 16 de mayo de 1957 fue detenido por agentes de la Quinta Estación de la Policía Nacional, al mando del capitán Esteban Ventura Novo en el apartamento 7 de Libertad No. 181, reparto Santos Suárez y le acusan de fomentar un estado de agitación y de protestas, en unión de Ángel Cofiño, en el sector eléctrico.

En el mes de octubre de 1957 viaja a la Sierra Maestra en misión asignada por la dirección nacional del Partido Socialista Popular para entrevistarse con Fidel en aras de organizar la huelga general que llevaría al derrocamiento de la dictadura Batistiana, poco después el partido comenzaría a brindar autorización a sus militantes a integrar las filas del Ejército Rebelde. En 1958 cumpliendo las orientaciones del jefe de la Revolución ayuda en la creación del Frente Obrero Nacional del Movimiento 26 de Julio, meses después estuvo cinco semanas en la Sierra Maestra para coordinar con Fidel la constitución del Frente Obrero Nacional Unido.

El 10 de noviembre de 1958, participó en la fundación de la Federación Obrera Nacional Unida (FONU) donde se toman importantes acuerdos como la creación de los comité de unidad en todos los centros de trabajo.

Archivo:UrsinioChe.jpg
En el congreso junto a Camilo y el Che
El día 16 de diciembre de 1958, salió de la ciudad de Santa Clara hacia Placetas y se encontró en la carretera con la tropa de Camilo Cienfuegos, Ursinio le planteó a Camilo la proposición del Che de celebrar el congreso en su territorio, este lo acogió con gran entusiasmo y les prometió todo su apoyo; el mismo se celebró en el poblado ya liberado de Yaguajay durante los días 20 y 21 de diciembre de 1958.

Después del triunfo revolucionario

Al triunfar la Revolución fue elegido dirigente de la CTC, ocupando posteriormente el cargo de secretario general del Sindicato Agrícola y del Azucarero desde 1961 hasta 1968.

Fue también administrador del central Héctor Molina de La Habana y miembro del Buró ejecutivo del Partido en la antigua provincia de Oriente. En el XII Congreso de la CTC y los congresos de los Sindicatos Nacionales salió electo como Secretario de finanzas, además formó parte de la comisión que el Buró Político del Partido acordó para que asesorara al Comité Central en todo lo concerniente a la política laboral y social.

En marzo de 1970 dirige junto al comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque y Armando Hart Dávalos, el Partido, en las provincias orientales y atiende todos los centrales azucareros en esta región, radicando en la provincia de Santiago de Cuba.

El 7 de octubre de 1975 se le impuso la medalla conmemorativa XX Aniversario en solemne acto en los salones del centro cultural de Santiago de Cuba fue recibida de manos del Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque.

En 1976 se traslada con su familia para La Habana cuando el Partido le propone dirigir la Unión Internacional de Sindicatos de la Alimentación con sede en Bulgaria, misión diplomática que comienza a cumplir a partir de agosto de 1977, donde ocupa el cargo de Secretario General.

El 1 de julio de 1977 preside junto a Roberto Veiga Menéndez entonces secretario general de la CTC, el acto donde le fue entregado al Sindicato Nacional de Trabajadores del Comercio, la Gastronomia y los Servicios la copa de Sindicato Destacado en la participación en el desfile central por el día Internacional de los Trabajadores.

Por su meritorio trabajo fue condecorado con el Sello Dorado de los Sindicatos Búlgaros a su regreso al país en 1981, le hizo entrega personal al Comandante en Jefe Fidel Castro de sus ahorros acumulados en los cinco años (12 000 dólares) para que fueran utilizados en las MTT en la defensa de la patria.

Varios meses después regresa a su provincia natal, donde comienza a trabajar como Asesor Político del primer Secretario del PCC en Holguín. En 1979 escribió el libro "Las luchas obreras en el Central Tacajó" se publicó en el mes de abril por el Instituto de Historia del Movimiento Comunista y de la Revolución Socialista de Cuba, adjunto al Comité Central del PCC.

En 1983 recibe como estímulo el "Hacha de Holguín", símbolo de la provincia, tan alta distinción le fue entregada al cumplir los 70 años, al dedicar gran parte de ellos a la causa revolucionaria y a defender los derechos y conquistas de los trabajadores.

El 28 de febrero de 1984 al conmemorarse el 50 aniversario de la masacre de Tacajó, presidió el acto que se efectuó en la localidad, en recordación a los luchadores de la década del 30.

Error al crear miniatura: Falta archivo
En febrero de 1984 integró la delegación holguinera al XV Congreso de la CTC luego de concluido este en solemne ceremonia Ursinio recibió de manos del Comandante en Jefe Fidel Castro la orden Lázaro Peña de Primer Grado.

Fue delegado al XVII Congreso de la CTC, de igual forma representó a Cuba en Congresos del Partido Comunista en distintos países como Corea, Indonesia y China.

En el tercer Congreso del PCC efectuado en diciembre de 1985 es liberado de su cargo como miembro del Comité Central, por razones de edad, y posteriormente de sus labores en el PCC provincial a causa de su continua enfermedad (junio de 1986).

Muerte

Ursiniohonores.JPG
La enfermedad comienza a agudizarse. En el año 1993 es hospitalizado en varias oportunidades por una neumonía avanzada en el CIMEC en Ciudad de La Habana, hasta que la muerte lo alcanza el 18 de enero de 1994.

Su sepelio se efectuó en el panteón de las FAR de la Necrópolis de Colón, despidiendo el duelo Manuel Cordero miembro del secretariado nacional de la CTC y secretario general del Sindicato de Trabajadores Azucareros. Acudieron también Pedro Ross, Carlos Rafael Rodríguez, Jaime Crombet, y una representación del Partido, Gobierno y organizaciones de masas.

Concluye así la vida de un líder obrero y destacado revolucionario, cuyo ejemplo perdurará por siempre en todos los dirigentes sindicales.

Homenaje

El 13 de octubre de 1996 fue develada una tarja en su casa de Holguín donde residiera de 1984 a 1994.

En 1997 sus restos fueron traídos hasta su pueblo natal Tacajó y reposan en el mausoleo, conjunto escultórico que perpetúa el recuerdo de las diferentes luchas del pueblo para
Error al crear miniatura: Falta archivo
alcanzar la total liberación, cada año se dan cita en este lugar instituciones, organizaciones y el pueblo para celebrar efemérides de significado histórico.

Fuente

  • Portuondo Moret, Octavio. Los Soviet de Tacajó. Santiago de Cuba: Ed. Oriente, 1979.
  • Rojas Santiesteban, Ursinio: Las Luchas Obreras en el Central Tacajó. Editorial Pueblo y Educación. 2001.

Enlace externo