Saltar a: navegación, buscar

Alfonso V de Aragón

Alfonso V de Aragón
Información sobre la plantilla
Reinado 1
Otros títulos rey de Aragón entre el 1416 y el 1458
Fallecimiento 27 de junio de 1458
Nápoles
Padre Fernando de Castilla
Madre Leonor de Alburquerque]

Alfonso V de Aragón. Fue rey de Aragón entre el 1416 y el 1458, de Valencia (Alfonso III). (Medina del Campo, actual España, 1396 - Nápoles, 27 de junio de 1458), llamado también el Magnánimo y el Sabio, de Mallorca (Alfonso I), de Sicilia (Alfonso I) de Cerdeña (Alfonso II) y conde de Barcelona; y entre 1442 -1458 rey de Nápoles (Alfonso I).

Síntesis biográfica

Hijo primogénito del infante Fernando de Castilla y de Leonor de Alburquerque, se convirtió en heredero al trono de la Corona de Aragón el 28 de junio de 1412 cuando su padre fue proclamado rey, el 24 de junio de 1412, en el compromiso de Caspe y 3 años más tarde, en la catedral de Valencia, contrae matrimonio con su prima la infanta María hija de Enrique III de Castilla y de Catalina de Lancáster acuerdo que ponía fin al conflictivo interregno abierto en la Confederación catalana aragonesa a la muerte del soberano Martín I sin sucesor directo (1410). En 1415 tuvo que asumir las tareas de gobierno a causa de la enfermedad de su padre, Fernando I de Aragón. En [1416], el prematuro fallecimiento del monarca le hizo ceñirse la corona, con tan sólo veinte años.

Trayectoria política

A pesar de la prudencia del joven soberano, en 1419 surgieron las primeras discrepancias con las cortes catalanas, que no sólo exigían la destitución de sus consejeros castellanos, sino que también se oponían, paradójicamente, al deseo de Alfonso V de proseguir personalmente la secular expansión de Cataluña por el Mediterráneo, debido al previsible perjuicio que la ausencia real provocaría en los estados hispánicos de la Corona de Aragón. El rey, sin embargo, zarpó hacia Cerdeña y consolidó el dominio catalán sobre la isla (1420), pero hubo de renunciar a adueñarse de Córcega, dado el apoyo que la ciudad de Génova prestaba a los corsos (1421).

Esta decisión se adoptó ante la posibilidad de conquistar Nápoles, donde dos facciones nobiliarias se disputaban la sucesión de la reina Juana II. Así, en julio de 1421, Alfonso el Magnánimo venció a Luis de Anjou, pretendiente al trono napolitano, y a los genoveses, lo cual le permitió entrar en la ciudad italiana y convertirse en el ahijado de su soberana, aunque dos años más tarde una revuelta popular le obligó a replegarse a Cataluña.

Durante nueve años permaneció en sus reinos peninsulares, enzarzándose en una estéril guerra con el monarca castellano Juan II para defender los intereses políticos y económicos de sus hermanos, los infantes de Aragón, en Castilla. En mayo de 1432, Alfonso V partió definitivamente hacia Italia, para instalarse en Sicilia. Pero debe posponer la toma de Nápoles debido a la liga militar que, con el apoyo del papa Eugenio IV y del emperador Segismundo, forman Venecia, Florencia y Milán y que le obliga a firmar en 1433 una tregua de diez años con Juana II de Nápoles. La tregua permite a Alfonso fijar su atención en África donde ya, en 1432, había dirigido una expedición militar contra la isla de Yerba. Su interés se reanuda en 1434 con una nueva expedición a Trípoli, sin embargo las muertes de sus rivales napolitanos hace que su atención vuelva a centrarse en Italia.

A la muerte de Juana II de Nápoles, en 1435, el monarca intentó asediar Gaeta, pero en la batalla de Ponza cayó prisionero de los genoveses, aliados del nuevo soberano napolitano, Renato de Anjou. Alfonso negocia sulibertad y llega con Visconti a un acuerdo con el duque de Milán por el que ambos firman una alianza que le permitirá volver a conquistar Capua y Gaeta en 1436 y poner sitio a Nápoles, en el que fallecerá su hermano Pedro en 1438. Tras tomar varias ciudades en Calabria, incluyendo a Cosenza y Brisignano, entrará triunfalmente en Nápoles el 23 de febrero de 1443, obteniendo el reconocimiento de Eugenio IV a cambio de que Alfonso le apoyara en su enfrentamiento contra los Sforza. Alfonso no regresaría nunca más a sus reinos de la Corona de Aragón estableciendo su corte en la fortaleza de Castell Nuovo, que mando remodelar el arquitecto mallorquín Guillermo Sagrera.

Muerte

Falleció el 27 de junio de 1458 en Nápoles, en el castillo del Ovo, dejándole la corona napolitana a su hijo bastardo Ferrante, y legando los reinos catalano aragoneses a su hermano Juan II de Trastámara.

Enlace externos

Fuente