Asteraceae

(Redirigido desde «Cardo»)
Asteráceas o Compuestas
Información sobre la plantilla
AAsteraceae.jpg
Nombre Científico:Asteraceae Bercht. & J. Presl
Compositae Giseke
Reino:Plantae
Subreino:Tracheobionta
División:Magnoliophyta
Clase:Magnoliopsida
Orden:Asterales
Familia:Asteraceae

Cardo. Nombre común de varias plantas de la familia de las Asteráceas (Asteraceae) o Compuestas (Compositae), con más de un millar de géneros y más de 20.000 especies de las que muy pocas son cultivadas. Esta familia, cuyo nombre actual deriva del griego Aster (estrella), se caracteriza porque sus flores se forman por la fusión de cientos e incluso miles de flores diminutas, como es el caso del Girasol, y tienen hojas y ramas espinosas. La familia incluye Hortalizas de diversas especies: de hoja (Achicoria, Lechuga, Endibia, Escarola), de flor (Alcachofa) o de tallo (cardo). Una característica común en muchas de estas plantas es que sus tejidos contienen abundante látex.


Taxonomía

Nombre científico

  • Asteraceae Bercht. & J. Presl[1][2]

Autores

Sinonimia

  • Compositae Giseke[4]
  • Ambrosiaceae Martynov
  • Anthemidaceae Martynov
  • Artemisiaceae Martynov
  • Athanasiaceae Martynov
  • Calendulaceae Link
  • Coreopsidaceae Link
  • Eupatoriaceae Martynov
  • Gnaphaliaceae Rudolphi
  • Heleniaceae Rafinesque
  • Helianthaceae Dumortier
  • Helichrysaceae Link
  • Inulaceae Bessey
  • Madiaceae (Greene) A. Heller
  • Matricariaceae J. Voigt
  • Partheniaceae Link
  • Santolinaceae Martynov
  • Senecionaceae Spenner
  • Tanacetaceae Vest
  • Xanthiaceae Vest[5]

Nombre común

Asteráceas, compuestas.

Género tipo

Géneros

Descripción

La definición técnica de cardo se basa en las características del estilo y las anteras. El Cardo lanudo tiene flores de color púrpura; el Cardo cundidor forma flores pequeñas, de color lila o blanco. El Cardo erizo y el Cardo mariano, con flores de color púrpura, se han cultivado como verdura. La Alcachofa borriquera o manto de Judas forma capítulos voluminosos de flores de color púrpura. También son de color púrpura las flores del Cardo estrellado. Y el Cardo santo lleva capítulos gruesos de flores amarillas.

Clasificación científica

Los cardos pertenecen a la familia de las Compuestas (Compositae). El cardo lanudo es la especie Cirsium eriophorum; el cardo cundidor es Cirsium arvense; el cardo erizo, Echinops sphaerocephalus; el cardo mariano, Silybum marianum; la alcachofa borriquera, Onopordum acathium; el cardo estrellado, Centaurea calcitrapa, y el cardo santo, Cnicus benedictus.

Si bien la mayor parte de los denominados "cardos" pertenecen a las compuestas, existen excepciones. Así, el "Cardo corredor", es de la familia de las Umbelíferas (Apiaceae) y la "Cardencha", es de la familia de las Dipsacáceas.

Mención especial requieren los cardos comestibles, del género Cynara (familia de las compuestas). En este género se incluyen el Cardo de huerta o de comer (Cynara cardunculus) y la alcachofa (Cynara scolymus).

Origen y variedades

En general, las hortalizas de esta familia son originarias de regiones templadas. Por tanto, su crecimiento y desarrollo están adaptados a zonas de temperaturas moderadas. Esta planta crece de forma espontánea en los países de Europa mediterránea y del norte de África, donde se viene utilizando desde tiempos muy antiguos.

En la actualidad, el cultivo de cardo está muy extendido en Europa. Los principales países productores son Italia, Francia y España. En España, la producción de cardo se extiende por la mayoría de las regiones donde se cultiva la alcachofa, es decir, Navarra, Zaragoza, La Rioja, Cataluña y Comunidad Valenciana.

Muchos autores emparentan al cardo con la alcachofa, de la que lo consideran subespecie. Su nombre latino "cynara" deriva del griego "kinara", con el que los antiguos denominaban a las plantas espinosas. En la literatura de la antigua Roma aparecen numerosas citas referentes al cardo y Plinio lo menciona como una verdura de lujo en aquella época.

En la Edad Media, el cultivo del cardo estaba muy extendido en Europa. Parece que el cardo fue introducido en Argentina de la mano de los conquistadores españoles, donde se adaptó y creció con rapidez en las grandes plantaciones de la Pampa. Hoy día se cultiva en huertas (terrenos fértiles) de los países de Sudamérica.

Existen numerosas variedades de cardo que atienden a diversas características:

  • Cardo de ciclo precoz o tardío.
  • De talla enana o gigante.
  • Con pecíolos (tallos) verdes o plateados,
  • Peciolos huecos o llenos,
  • Provistos de espinas o sin ellas
  • Con hojas casi enteras o muy laminadas.

En general, las variedades más cultivadas en la actualidad son las enanas de pecíolo plateado, llano y sin espinas, o las que ofrecen un tallo mediano, de hojas recortadas y pencas anchas y espesas también sin espinas.

Entre ellas destacan: Lleno Blanco, Blanco marfil de Asti, Espinoso de Niza, Blanco Mejorado Bergamo, Blanco de Peralta, Verde de Peralta, Lleno Blanco, Lleno de España, Valencia.

Características

  • Forma: la parte de consumo son las pencas o peciolos, una porción de la nervadura central de las hojas y los tallos tiernos. Las pencas son huecas, estriadas y alargadas y terminan en unas grandes hojas verdosas, más pequeñas y blanquecinas en el interior. Tiene numerosas espinas a lo largo del tallo que dificultan su limpieza.
  • Tamaño: el cardo adquiere un gran tamaño y puede alcanzar los 2 metros de altura.

Color: las pencas de los cardos silvestres desarrollan un color verde más o menos oscuro. Si proceden de cultivo, se blanquean durante las etapas finales de crecimiento. Para ello se cubre la planta de modo que sólo las hojas reciban luz. Las pencas son de color verde claro con tonalidades rojizas o casi blancas.

  • Sabor: las pencas blanqueadas son crujientes, tiernas y presentan un sabor delicado, dulce y con reminiscencias amargas. El blanqueado, además de eliminar el color verde, también reduce notablemente el sabor amargo.

Géneros y especies

Una relación de géneros y especies, con su nombre científico y nombre vulgar, representativa del grupo de los cardos incluiría, al menos, las siguientes (todas de la familia de las Compuestas, excepto indicación contraria):

  • Arctium, bardana
  • Carduus
  • Carlina - Carlina corymbosa, Cardo cuco
  • Carthamus lanatus, cardo cabrero
  • Centaurea - Centaurea calcitrapa, cardo estrellado, Centaurea solstitialis Abrepuño Amarillo, Centaurea triumfetti Aciano Ligulado.
  • Cicerbita
  • Cnicus benedictus, cardo santo
  • Cirsium - Cirsium arvense, cardo cundidor
  • Cynara
  • Echinops - Echinops ritro, Cardo yesquero
  • Eryngium campestre, cardo corredor (familia Umbelíferas)
  • Eryngium maritimum L, Cardo marítimo (familia Umbelíferas)
  • Dipsacus fullonum, cardo de cardadores, cardencha (familia Dipsacáceas)
  • Onopordum - Onopordum acanthium (Cardo borriquero, la flor nacional de Escocia).
  • Picnomon acarna, Azotacristos
  • Scolymus hispanicus, Cardillo
  • Silybum marianum, cardo mariano

Propiedades nutritivas

El cardo se asemeja en la composición nutritiva a la alcachofa. De su análisis bromatológico se desprende un modesto contenido en hidratos de carbono, constituidos en su mayor parte por inulina, un tipo de fibra soluble, además de un aporte poco significativo de proteínas y grasas.

En general, los elementos nutritivos del cardo no son muy significativos debido sobre todo a la elevada cantidad de agua que contiene.

Respecto a las sales minerales, el cardo sobresale frente a otras verduras por su abundancia en Calcio y Hierro. Sin embargo, estos minerales, a pesar de su abundancia no se asimilan tanto porque la fibra de la verdura interfiere en la absorción a nivel intestinal. Por ello, las cantidades de estos minerales aportadas por cualquier vegetal no son comparables con las suministradas por los alimentos de origen animal (lácteos, carnes o pescados). Su contenido vitamínico es variado, y es la Vitamina C la que destaca sobre el resto, aunque en cantidades muy pequeñas si se compara con la mayoría de verduras.

No obstante, al cardo se le reconocen sus propiedades coleréticas, hepatoprotectoras y diuréticas, entre otras, debido a su contenido en cinarina e inulina, sustancias que también se encuentran en la alcachofa, verdura de su mismo género.

El cardo fue una hortaliza estimada y consumida tiempos atrás, si bien en los últimos años se puede considerar una verdura de minorías, a pesar de sus interesantes propiedades fisiológicas.

  • Buenas digestiones

El Alcohol, el exceso de grasa y de proteínas de origen animal, así como ciertos medicamentos, son las principales amenazas para el buen funcionamiento del Hígado. Hay alimentos que favorecen la función hepática, o su recuperación tras una afección, y de la vesícula biliar, con lo que mejora la digestión. Es el caso de los vegetales con ligero sabor amargo, como el cardo, que comparte estas propiedades con la alcachofa, la Achicoria, la Endibia, la Escarola, el Rábano y la Berenjena.

Por un lado, la cinarina, sustancia que proporciona el ligero sabor amargo que se aprecia al consumir cardo, es reconocida por su efecto colerético, esto es, la estimulación de la secreción de Bilis. La bilis es sintetizada por los hepatocitos, se almacena en la vesícula biliar y se vierte al duodeno cuando llegan las grasas de los alimentos. Por otro lado, la inulina, polisacárido abundante en esta verdura, estimula el apetito y favorece la digestión, además de tener un suave efecto laxante.

Por ello, incluir cardo en la dieta habitual conviene a quienes padecen enfermedades funcionales y orgánicas del hígado, vesícula biliar y vías biliares, así como a los que sufren los trastornos digestivos que derivan de ellas, como sensación de plenitud, pérdida de apetito o dolor abdominal. El cardo ayuda en la digestión de alimentos grasos y colabora en la descongestión del hígado, pues consigue que la bilis sea menos densa y más fluida. Así, la vesícula biliar se vacía con mayor facilidad y existe menor tendencia a la formación de cálculos biliares.

  • Prevención de enfermedades

El cardo es una verdura que ejerce diversas propiedades fisiológicas, por lo que se recomienda aprovechar la temporada e incluirlo con frecuencia en la dieta por los beneficios para la salud que derivan de su consumo.

Si se toma cruda en ensalada, el contenido de esta vitamina es mayor, ya que es sensible al calor, por lo que al cocerla se pierde una cantidad importante de este nutriente.

  • Estreñimiento

La Inulina, un tipo de fibra soluble, es capaz de absorber agua, aumentando el volumen de las heces de forma que favorece el movimiento intestinal, lo que contribuye a mejorar o corregir el estreñimiento y los trastornos que se acompañan, como dolor abdominal, flatulencia, Hemorroides...

  • Hipercolesterolemia

El consumo de cardo contribuye a reducir los niveles de Colesterol debido a que la inulina forma geles viscosos que fijan la grasa y el colesterol en el intestino, con lo que se reduce así la absorción de dichas sustancias.

  • Diabetes

La inulina es un polisacárido que se metaboliza en el organismo y da lugar a unidades de fructosa, un azúcar asimilable sin la necesidad de insulina. Asimismo, la cinarina tiene una suave acción hipoglucemiante, lo que disminuye el nivel de Glucosa en Sangre. Por tanto, el cardo se puede incluir con absoluta tranquilidad en la dieta de las personas con Diabetes.

  • Diurético y depurativo

Es la Cinarina la que actúa sobre los riñones provocando un aumento de la diuresis, es decir, de la cantidad de orina eliminada. Esto es especialmente interesante en los casos de cálculos renales, hiperuricemia, Hipertensión, retención de líquidos y oliguria.

  • Exceso de peso

El cardo, al igual que todas las Verduras y hortalizas, es un alimento recomendable para las dietas de adelgazamiento. Esto se debe a su bajo aporte calórico, siempre que vaya acompañado de poca grasa, y a su contenido en fibra, que proporciona sensación de plenitud, lo que conduce a la persona a ingerir menos alimentos.

Referencias

  1. Nombre científico de Asteraceae. Consultado 13 de agosto de 2012. Disponible en:www.tropicos.org
  2. Nombre científico de Asteraceae. Consultado 13 de agosto de 2012 en Software Catalogue of Life: 2011 Annual Checklist, CD. ETI BioInformatics, 2011. Disponible en: www.catalogueoflife.org
  3. Autores de Asteraceae. Consultado 13 de agosto de 2012. Disponible en:www.tropicos.org
  4. Sinonimia de Asteraceae. Consultado 13 de agosto de 2012. Disponible en:www.tropicos.org
  5. Nombre científico de Asteraceae. Consultado 13 de agosto de 2012. Disponible en:wikipedia.org
  6. Género tipo de Asteraceae. Consultado 13 de agosto de 2012. Disponible en:www.tropicos.org

Fuentes