Saltar a: navegación, buscar

Generación del 98

Generación del 98
Información sobre la plantilla
Generación del 98 01.jpg
Concepto:Una generación literaria es un grupo de escritores que, nacidos en fechas cercanas y movidos por un acontecimiento de su época, se enfrentan a los mismos problemas y reaccionan de modo semejante ante ellos.

Generación del 98. Es el nombre con el que se conoció a un grupo de escritores que nacidos en fechas cercanas y movidos por un acontecimiento de su época, se enfrentan a los mismos problemas y reaccionan de modo semejante ante ellos. También llamada "generación del desastre" en alusión a la pérdida de Cuba como colonia española, se abocó, entre otras cosas, a resaltar la belleza del sobrio paisaje castellano y a desarrollar una renovación estilística que omitió la retórica del siglo XIX, es reconocido por todos como guía espiritual Miguel de Unamuno.

Surgimiento

Inicialmente se formó por el llamado Grupo de los Tres (Baroja, Azorín y Maeztu), entre los integrantes más significativos de este grupo podemos citar a Ángel Ganivet, Miguel de Unamuno, Enrique de Mesa, Ramiro de Maeztu, Azorín, Antonio Machado, los hermanos Pío y Ricardo Baroja, Ramón María del Valle-Inclán y el filólogo Ramón Menéndez Pidal. Algunos incluyen también a Vicente Blasco Ibáñez, que por su estética puede considerarse más bien un escritor del Naturalismo, y también al dramaturgo Jacinto Benavente. No debe incluirse a José Ortega y Gasset, que es considerado casi unánimemente como perteneciente a la generación del 14.

Propósito de la Generación del 98

La generación literaria conocida como "Generación del 98" tuvo como propósito principal elevar a España de su postración y de su descrédito, ponerla a la par de las otras naciones de Europa y darle un espíritu, un tono y una dignidad distintos, contribuyendo a la solución de sus problemas. La generación del 98 fue un severo juez para los que habían llevado a España a la ruina material y moral, y decidió, en un frustrado y noble afán romántico, cambiar la situación social y política de este país.

La generación del 98 es un grupo de autores españoles de finales del siglo XIX que se caracterizan porque incorporan a su obra una reflexión sobre la esencia de España basada en su tradición histórica y cultural. Otros los llaman "generación finisecular". La principal fuente de inspiración de los noventayochistas es Castilla, a la que ellos consideran el corazón de la identidad hispana. Emplean el paisaje, monumentos, tipos e historia de la región castellana en sus ensayos, novelas, poemas, obras de teatro, pinturas, y fotografías.

En cambio, los músicos asociados a la generación 98 se inspiran en los ritmos y temas andaluces. Así los títulos de las composiciones y los ritmos de los músicos noventayochistas han asociado lo andaluz a lo más característicamente español. Por lo tanto, la visión plástica y literaria de España se vincula a la austeridad castellana, en tanto que la representación musical está imbuida por la alegría y el exotismo de Andalucía.

Características de la generación del 98

Ante el estado de apatía e indiferencia en el que había caído el país, se preocupan por encontrar la verdadera esencia o alma de España y el sentido de la vida. Para esto utilizaban tres vías:

  • La literatura. Cada época literaria ha tenido sus modelos; los autores de la Generación del 98 sienten especial debilidad por Gonzalo de Berceo, Jorge Manrique, Miguel de Cervantes y Francisco de Quevedo . Admiran a Larra y a los ilustrados porque ya habían sufrido y analizado estos problemas.
  • La historia. En ésta es donde buscan estos escritores la esencia de España, los valores de la patria y la raíz de los problemas presentes.
  • El paisaje. Ven en el austero paisaje castellano el reflejo del alma y la esencia que buscan. Recorren la meseta de Castilla describiendo minuciosamente la pobreza de sus pueblos, la sencillez de sus gentes y lo extremado de su clima. Esperaban captar, a través de este paisaje, el alma de España.

Características ideológicas

Esta generación se caracteriza por la crítica social y la denuncia de la situación de semi-exclavitud en que se encontraban los jornaleros, atados a los latifundistas. Intentan cambiar España. Se inspiraron en la corriente crítica del canovismo, (una corriente política que tenía como característica principal la desconfianza en la capacidad del pueblo para gobernarse por sí mismo y defendía la monarquía) y en el regeneracionismo, (que entre los siglos XIX y XX medita objetiva y científicamente sobre las causas de la decadencia de España como nación). Quizá el género que más utilizaron fue el ensayo; renovando la novela, la poesía y el teatro.

Algunos de estos autores comenzaron, en sus años jóvenes, escribiendo en un tono izquierdista e hipercrítico, que más tarde se convertiría a una concepción más tradicional, como por ejemplo Azorín. Otros recorrieron el camino contrario, como por ejemplo Antonio Machado y Ramón María del Valle-Inclán, que se fueron comprometiendo más con la izquierda con el paso de los años. Pío Baroja, José Augusto Trinidad Martínez Ruiz y Ramiro de Maeztu habían formado el "Grupo de los tres" en 1901". Pretendían transformar España equiparándola a los países europeos más desarrollados del momento.

Integrantes que conformaron la Generación del 98 entre otros más

El término Neoclasicismo (del griego -νέος neos, el latín classicus y el sufijo griego -ισμός -ismos) surgió en el siglo XVIII para denominar de forma negativa al movimiento estético que venía a reflejar en las artes, los principios intelectuales de la Ilustración, que desde mediados del siglo XVIII se venían produciendo en la filosofía, y que consecuentemente se habían transmitido a todos los ámbitos de la cultura. Sin embargo, coincidiendo con la decadencia de Napoleón Bonaparte, el Neoclasicismo fue perdiendo adeptos en favor del Romanticismo.

Más tarde cada uno evolucionó de forma distinta. Maeztu pasó de conceptos socialistas a la extrema derecha y a ser un paladín de La Hispanidad. Azorín abandonó su anarquismo destructivo para formar parte de proyectos políticos dentro del gobierno conservador de Maura accediendo a cargos relevantes de la Administración, e incluso en la posguerra se llevó bien con la dictadura franquista. Baroja siguió en su línea inconformista pero cada vez más aislado. Unamuno evolucionó desde el socialismo del PSOE a posturas más conservadoras.

Características literarias

Tras la pérdida de las colonias de América en 1898, año del que recibe el nombre esta Generación, sus miembros reaccionan de manera similar:

  • Se rebelan y protestan ante el atraso de ese país. Esto hace que propongan soluciones para la reconstrucción de la agricultura, la educación, la cultura y la economía. También proponen la integración de España en Europa.
  • Exaltan valores nacionales y patrióticos, a medida que adquieren un mayor conocimiento y aprecio a España.
  • Su afán reformador hace que adopten un determinado estilo literario para exponer sus ideas:
  • Lenguaje sencillo y expresivo que rompe con la retórica recargada de la época.
  • Vocabulario apropiado, con el fin de reflejar de la forma más justa posible lo que se quiere expresar. De ahí que abunden palabras cultas, extranjeras y populares. Predominio de la oración simple, concisa y breve, evitando los párrafos largos y la subordinación.


Los pintores, entre los que destacó Jacques-Louis David, reprodujeron los principales hechos de la revolución y exaltaron los mitos romanos, a los que se identificó con los valores de la revolución.

La claridad estructural y el predominio del dibujo sobre el color son algunas de las principales características formales de la pintura neoclásica. Obras como el Juramento de los Horacios, por ejemplo, plantean un espacio preciso en el que los personajes se sitúan en un primer plano. Jean Auguste Dominique Ingres (1839-1867) aunque no fue un pintor neoclásico, tiene obras -como La Fuente- que representan este movimiento artístico.

Revistas

Los autores del 98 se agruparon en torno a algunas revistas características. Don Quijote (1892-1902), Germinal (1897-1899), Vida Nueva (1898-1900), Revista Nueva (1899), Plenitud (1901-1902), Electra (1901), Helios (1903-1904), Alma Española (1903-1905) y Los Helechos ( 1894-1895).

Integrantes más significativos

Entre los integrantes más significativos de este grupo podemos citar a: Ángel Ganivet, Miguel de Unamuno, Enrique de Mesa, Ramiro de Maeztu, Azorín, Antonio y Manuel Machado, los hermanos Pío y Ricardo Baroja,Ramón María del Valle- Inclán, Gabriel y Galán, Manuel Gómez Moreno, Miguel Asín Palacios, Francisco Villaespesa, el filólogo Ramón Menéndez Pidal y el dramaturgo Jacinto Benavente o Carlos Arniches, Joaquín y Serafín Álvarez Quintero.

Algunos incluyen también a Vicente Blasco, que por su estética puede considerarse más bien un escritor del Naturalismo. No debe incluirse a José Ortega y Gasset, que es considerado casi unánimemente como perteneciente al Novecentismo, Generación del 14 o Vanguardias, como se denomina a un grupo de escritores, en su mayoría ensayistas, situados entre la Generación del 98 y la Generación del 27.

Artistas de otras disciplinas pueden también considerarse dentro de esta estética, como por ejemplo los pintores Ignacio Zuloaga y Ricardo Baroja, también escritor este último. Entre los músicos destacan Isaac Albéniz y Enrique Granados. Miembro menos destacados de esta generación fueron Ciro Bayo y Segurola (1859-1959), el periodista Manuel Bueno (1873-1936), Mauricio López-Roberts, Luis Ruiz Contreras (1863-1953), Rafael Urbano (1870-1924) y muchos otros. Mantuvieron, al menos al principio, una estrecha amistad.

Fuentes