Saltar a: navegación, buscar

Anticonceptivos

(Redirigido desde «Métodos Anticonceptivos»)


Método anticonceptivo
Información sobre la plantilla
Metodos anticonceptivos1.jpeg
Concepto:Es aquel método que impide o reduce significativamente las posibilidades de fecundación en mujeres fértiles que mantienen relaciones sexuales de carácter heterosexual.
Método anticonceptivo o método contraceptivo es aquel que impide o reduce significativamente las posibilidades de fecundación en mujeres fértiles que mantienen relaciones sexuales de carácter heterosexual.

Los métodos anticonceptivos contribuyen decisivamente a la toma de decisiones sobre el control de la natalidad (número de hijos que se desean o no tener), la prevención de embarazos, así como en la disminución del número de embarazos no deseados y embarazos en adolescentes. Los métodos que se administran después de mantener relaciones sexuales se denominan anticonceptivos de emergencia.

Un método anticonceptivo o método contraceptivo es aquel que impide o reduce significativamente las posibilidades de una fecundación en mujeres fértiles que mantienen relaciones sexuales de carácter heterosexual. Los métodos anticonceptivos contribuyen decisivamente en la toma de decisiones sobre el control de la natalidad (número de hijos que se desean o no tener), la prevención de embarazos, así como en la disminución del número de embarazos no deseados y embarazos en adolescentes Los métodos que se administran después de mantener relaciones sexuales se denominan anticonceptivos de emergencia

La generalización de la planificación familiar y la educación sexual favorecen la utilización óptima de los métodos de anticoncepción.

Generalidades

Los métodos anticonceptivos contribuyen decisivamente en la toma de decisiones sobre el control de la natalidad (número de hijos que se desean o no tener), la prevención de embarazos, así como en la disminución del número de embarazos no deseados y embarazos en adolescentes. Los métodos que se administran después de mantener relaciones sexuales se denominan anticonceptivos de emergencia.

Historia de la anticoncepción

A diferencia de lo que muchos piensan, hay referencias a la contracepción desde tiempos inmemoriales. El control de la natalidad aparece detallado en escrituras muy antiguas. En el primer texto médico del que se tiene noticia, el Papiro de Petri (del 1850 a. n. e.), figuraba una receta anticonceptiva: proponía colocar en la vagina antes del coito una mezcla de miel con estiércol de cocodrilo. Este método se parece al que se utilizaba en la India y en Africa, con excremento de otros animales como el elefante. Los métodos con excremento se mantuvieron vigentes posiblemente hasta el siglo XI de nuestra era.

El Papiro de Ebers (del 1500 a. n. e.), de Egipto, también propone el uso de la miel: contiene la primera referencia a un tapón de hilaza medicado: «Tritúrese con una medida de miel, humedézcase la hilaza con ello y colóquese en la vagina de la mujer».

Es posible que la bella y enigmática Cleopatra (69-30 a. n. e.) preservara los contornos de su augusta figura mediante el uso de anticonceptivos que no fueron detectados por Julio César ni por Marco Antonio.

Sorano de Éfeso (siglo II n. e.), el ginecólogo más importante de la antigüedad, hizo la descripción de las técnicas anticonceptivas que se utilizaban antes del siglo XIX: «Un anticonceptivo se diferencia de un abortivo en que el primero no permite que tenga lugar la concepción, mientras que el último destruye lo que ha sido concebido».

En la edad media a los anticonceptivos se los denominaba pesarios.

La primera descripción del condón se encontró en la obra del médico italiano Gabriel Falopio (1523-1562), cuya pretensión fue lograr la protección contra la sífilis, aunque existen otras teorías sobre el origen de esta vaina. Se ha sugerido que algún trabajador de un matadero medieval tuvo la ocurrencia de que las membranas delgadas de un animal lo protegían contra la infección. El origen de la palabra «condón» también es desconocido; una de las teorías favoritas es que se llama así por el nombre de su inventor, un cortesano del rey Carlos II llamado Condón o Contón; otros evocan la etimología latina condus, que para los romanos significa ‘receptáculo’. En 1870 apareció el primer preservativo de caucho, de calidad aún mediocre y poco práctico. En 1930, con el desarrollo del látex, aparece el nuevo preservativo, más fino y más sólido.

Los espermicidas ya eran conocidos desde la antigüedad y su desarrollo comenzó cuando en 1677 por Van Leewenhock, Spallanzi descubrió que el pH de una solución de semen se disminuía al añadir vinagre, y como consecuencia, los espermatozoides perdían su eficacia. El primer paso de avance en relación con el desarrollo de los espermicidas se manifestó en 1885 cuando el británico Walter Rendel descubrió el primer óvulo anticonceptivo sobre la base de manteca de cacao y quinina. A finales del siglo xix, algunos fabricantes estadounidenses propusieron tapones vaginales compuestos de manteca de cacao y de ácido bórico.

El origen de los dispositivos intrauterinos es desconocido y parece situarse hacia 1863 donde se le llamaban elevadores porque servían para elevar un útero retroverso y estaban hechos de una talla de aleación de zinc y cobre. El primer dispositivo intrauterino (DIU) específicamente anticonceptivo era un anillo de tripa de seda de gusano fabricado en 1909 por el doctor Richter. En 1931, Graefenber notificó el uso de una estructura también de tripa de gusano de seda forrada de plata alemana.

En 1960 se introdujo el DIU de segunda generación, la espiral de Margulies. Dos años después, Lippes introdujo un DIU en forma de doble S que es todavía el más usado y el primero que se elaboró con un hilo colgante de nylon.

Desde finales del siglo xix se sospechaba que los ovarios segregaban una sustancia que inhibía la ovulación, pero hubo que esperar hasta 1934, año en que Corner y Beard aislaron la progesterona. El profesor Haberlant inyectó conejos con productos ovariales y placentarios, pero no tuvo resultados. Más tarde comenzó a experimentar con la implantación de ovarios de animales embarazadas en hembras normales, lo cual produjo en estas una esterilidad temporal. Sobre la base de estos estudios creó una tableta llamada Infecundin, que no consta que se probara en seres humanos.

El uso de la anticoncepción desde la antigüedad, nos demuestra que la sociedad, independientemente de su punto de vista, ha comprendido la necesidad de utilizar estas técnicas y que debido a su evolución, que en primera instancia estuvieron más influidas por las costumbres y las creencias ―algunas todavía con vigencia― hoy contamos con anticonceptivos eficaces inocuos y económicos.

Según los especialistas contemporáneos Niels Lawersen y Seteven Whitney, en la obra Este es tu cuerpo, en algún momento de la edad media o la antigüedad se utilizó un pesario ―una esfera de metal (a veces oro) de unos 18 mm de diámetro― que se insertaba en la vagina antes del acto sexual.

En 1886 se empezó a comercializar la quinina, que remplazó a los pesarios y se utilizó hasta el siglo XX, al ser el único contraceptivo reconocido que ofrecía seguridad completa. Sin embargo era irritante.

De la misma idea de los pesarios provienen los diafragma, y se dice que su antecesor fue la cáscara de nuez, debidamente acondicionada.

La historia del también llamado condón, conocido en muchos lugares de América como gorrito, licra, y protector, entre otros nombres, se remonta nada menos que a la época del legendario rey Minos de la isla Creta (la civilización minoica se desarrolló entre el 3000 y el 1500 a. n. e.). Según la leyenda, los cretenses utilizaban una vejiga de cabra como medio para evitar la concepción.[1] Pero fueron los romanos los primeros en emplearlo como barrera contra las enfermedades venéreas, tan conocidas en la actualidad. En la Roma antigua e imperial se empleaban las tripas y las vejigas de los animales para cubrir el pene, pues esos tejidos tenían la apropiada finura y una gran capacidad de tensión.[1]

Los primeros datos documentados sobre los preservativos se remontan al Renacimiento. El primero en proyectar un profiláctico con declarados fines anticonceptivos, además de sanitarios, de material de lino, fue el médico italiano Gabriel Falopio.[1]

La primera mención en la historia británica se remonta a 1717, cuando en la revista Tatler se contaba que Carlos II, después de tener tres hijos ilegítimos, recurrió al uso de preservativos por consejo de un tal doctor Condom, del cual proviene el nombre actual.[1]

Hoy la técnica, bajo la sombra además de conductas extremadamente riesgosas que contribuyen a expandir las enfermedades venéras y el sida, ha creado singulares y efectivos métodos de planificación familiar; desde procedimientos quirúrgicos hasta pastillas y cremas.

Elección del método anticonceptivo

Ningún método anticonceptivo puede considerarse mejor que otro ni es totalmente seguro. Cada método tiene sus indicaciones y deberá buscarse aquel que sea más idóneo para cada circunstancia y permita una mejor salud sexual. La eficacia teórica de cada método aumenta considerablemente si se usa correctamente.

Factores para la elección

  • Estado de salud general
  • Frecuencia de las relaciones sexuales
  • Número de parejas sexuales
  • Si se desea tener hijos (en ese caso deben descartarse los métodos irreversibles).
  • Eficacia de cada método en la prevención del embarazo
  • Efectos secundarios del anticonceptivo
  • Facilidad y comodidad de uso del método elegido

Efectividad

La efectividad de los distintos métodos anticonceptivos se mide por número de embarazos por cada cien mujeres al año que utilizan un determinado método. Un 100% de efectividad expresa que hay cero (0) embarazos por cada 100 mujeres al año, 99 a 99,9% expresa que se producen menos de 1 embarazo por cada 100 mujeres al año y así sucesivamente:

  • 100% - vasectomía.
  • 99 a 99,9%- lactancia materna, esterilización femenina, dispositivo intrauterino (DIU), anillo vaginal, píldora anticonceptiva, parche anticonceptivo, implante hormonal, inyección hormonal.
  • 98% - Condón masculino.
  • 95% - Condón femenino.
  • 94% - Diafragma.
  • 91% - Esponja anticonceptiva.
  • 86% - Capuchón cervical.

El resto de métodos anticonceptivos suele tener una efectividad inferior a los descritos. Efectividad media (uso adecuado e inadecuado de los métodos anticonceptivos) Se indica el porcentaje de embarazos por 100 mujeres al año:

  • Menos del 1%: vasectomía, esterilización femenina, dispositivo intrauterino (DIU), implante hormonal
  • Del 2 al 8%: Dar pecho, inyección hormonal, anillo vaginal, píldora anticonceptiva, parche anticonceptivo
  • Del 15 al 25%: condón masculino, diafragma, condón femenino, capuchón cervical, esponja anticonceptiva, método sintotérmico
  • Más del 30%: coito interrumpido, espermicidas

Tipos de método

Método de barrera

Impiden que el espermatozoide alcance el óvulo o que el óvulo se implante en él. Son productos sanitarios por lo que deben cumplir los requisitos sanitarios establecidos a estos productos en cada país o región. Preservativo masculino y preservativo femenino son los más utilizados. Diafragma: circunferencia de goma con aro exterior de goma que se sitúa en el cuello del útero cerrando el paso a los espermatozoides. Una variedad más pequeña de este es el capuchón cervical. LeaContraceptivum: tamaño único, permanece en su lugar debido a una válvula de succión. Los métodos de barrera impiden la entrada de esperma al útero y son productos sanitarios por lo que deben cumplir los requisitos sanitarios establecidos a estos productos en cada país o región.

Existe una versión masculina y una femenina (preservativo femenino).

Preservativo masculino o condón

Condón masculino.

Los condones masculinos son recubrimientos delgados de caucho, vinilo o productos naturales que se colocan sobre el pene erecto. Los condones masculinos pueden ser tratados con espermicida para ofrecer mayor protección. Estos impiden que los espermatozoides tengan acceso al aparato reproductivo femenino e impiden que los microorganismos (enfermedades de transmisión sexual [ETS], incluyendo el VIH que produce el sida) pasen de un miembro de la pareja al otro (solo los condones de látex y vinilo).

Preservativo femenino

Condón femenino.

Los condones femeninos son un recubrimiento delgado de plástico poliuretano con aros de poliuretano en extremos opuestos. Estos se introducen en la vagina antes del coito.

Al igual que los condones masculinos, los femeninos impiden que los espermatozoides tengan acceso al aparato reproductivo femenino e impiden que los microorganismos (ETS [enfermedades de transmisión sexual], incluyendo el VIH que produce el sida) pasen de un miembro de la pareja al otro.

Diafragma

Circunferencia de goma con aro exterior de goma que se sitúa en el cuello del útero cerrando el paso a los espermatozoides. Una variedad más pequeña de este es el capuchón cervical.

LeaContraceptivum

Tamaño único, permanece en su lugar debido a una válvula de succión.

Métodos químicos

Existen dos tipos:

  • los que forman una barrera contra el semen y destruyen los espermatozoides;
  • * Espermicidas: los espermicidas son productos químicos (por lo general,nonoxinol-9 que desactivan o matan a los espermatozoides. Están disponibles en óvulos, aerosoles (espumas), cremas, tabletas vaginales, supositorios o películas vaginales disolubles. Los espermicidas causan la ruptura de las membranas de los espermatozoides, lo cual disminuye su movimiento (motilidad y movilidad), así como su capacidad de fecundar el óvulo.
  • los que actúan impidiendo que el óvulo madure y sea expulsado del ovario (ovulación) o impiden que estos se implanten en la pared uterina.

Métodos hormonales

La anticoncepción hormonal se puede aplicar de diversas formas:

  • anillo vaginal: único de administración vaginal mensual. Es un anillo transparente, suave y flexible que se coloca por la misma usuaria por vía vaginal, liberando diariamente dosis bajas de hormonas. No tiene interferencias con antibióticos, ni a nivel digestivo; su eficacia no se ve alterada por vómitos o diarreas. Eficacia del 99,7 %.

Píldora anticonceptiva

Píldoras anticonceptivas.

Administración diaria por vía oral. Eficacia del 99 %.

Píldoras anticonceptivas de emergencia

Las píldoras anticonceptivas de emergencia para prevenir un embarazo o enfermedades venéreas:

  • Acetato de ulipristal, también conocido como píldora de los 5 días despúes, es el anticonceptivo de urgenciano hormonal más eficaz para la mujer.
  • Levonorgestrel (compuesta solamente por progestinas, conocida también como píldora anticonceptiva de emergencia (PAE) y comúnmente llamada "píldoras del día después". La píldora anticonceptiva de emergencia tiene una eficacia del 75 al 89 %.
  • Mifepristona en pequeñas dosis (de 25 a 50 mg) es considerada como anticonceptivo de emergencia por delante del levonorgestrel. Su uso como anticonceptivo de emergencia está muy extendido en Rusia y China. En dosis de 600 mg (junto con Misoprostol 400 µg) se considera abortivo y debe administrarse bajo supervisión médica; como abortivo provoca un aborto químico temprano (dentro de los primeros 49 días) y se utiliza siempre bajo supervisión médica. La píldora de acción antiprogestacional RU-486 es considerada como abortiva si se utiliza durante los diez primeros días de amenorrea. Cabe señalar que el aborto no se considera un método anticonceptivo, puesto que la concepción ya se ha producido.
  • El meloxicam puede confirmarse como un eficaz anticonceptivo de emergencia y,, reemplazar a los anticonceptivos hormonales. Meloxican es un antinflamatorio no esteroideo usado habitualmente como analgésico, antiflamatorio y antipirético en procesos artríticos de fácil acceso y reducido precio, ha demostrado (estudios de 2009 y 2010) que inhibe la ovulación (impide la rotura del folículo que contiene el óvulo por lo que no puede ser fecundado, tomado en dosis de 30 mg durante cinco días seguidos después de la relación sexual se comporta como un eficaz anticonceptivo de urgencia. El meloxican no altera el sistema endocrino y no causa alteraciones menstruales.

Parches anticonceptivos

Anticonceptivo subdémico: implante hormonal. impuesto por una varilla del tamaño de una cerilla que se coloca bajo la piel del brazo de la mujer, ofreciendo protección anticonceptiva entre 3 y 5 años. Sin embargo, el médico puede retirarlo en cualquier momento y la mujer recuperará la fertilidad en un tiempo mínimo. Eficacia del 99 %.

Píldora sin estrógeno o píldora 0 estrógenos (píldora libre de estrógenos), recomendada para mujeres que no pueden o no desean tomarlos; la dosis hormonal es tan ligera que entre otras indicaciones es la única píldora recetada durante la lactancia. Eficacia del 99 %.

Píldoras trifásicas

Píldora trifástica: método anticonceptivo altamente eficaz de dosis hormonales bajas con un balance hormonal suave y escalonado; imita el ciclo fisiológico de la mujer en forma secuencial progresiva, brindando estricto control del ciclo.

Además, reduce la grasa facial, por lo que puede ser indicado para el tratamiento de acné leve a moderado.

Método hormonal inyectable: método de larga duración que se inyecta en un músculo. Contiene estrógenos y progestina: se debe aplicar en el periodo adecuado, en caso contrario es necesario usar métodos de barrera para evitar el embarazo.

Anticoncepción hormonal masculina

Actualmente la anticoncepción hormonal masculina se encuentra en desarrollo. En China se ha probado con el Gosipol. Se han hecho pruebas en Alemania, Australia y China. En general se trata de una una dosis inyectable que se aplica cada 6 meses.

Métodos hormonales y químicos

Anticonceptivos femeninos.

Los métodos hormonales y químicos son medicamentos anticonceptivos que impiden que el proceso de concepción pueda tener lugar. El modo de actuación es distinto según el método.

Dispositivo intrauterino (DIU)

El dispositivo intrauterino (DIU) es un producto sanitario que, mediante la colocación en el interior del útero de un dispositivo plástico con elementos metálicos (por ejemplo, cobre), se produce una alteración del microclima intrauterino que dificulta en gran medida la fecundación, así como la implantación del óvulo fecundado. Su duración es de 3 a 5 años. El DIU, tiene una eficacia del 98 %

Doble protección

La doble protección consiste en el empleo de dos métodos anticonceptivos durante la relación sexual siendo, normalmente, el preservativouno de ellos. La combinación puede ser de preservativo y DIU, preservativo y anticoncepción hormonal, preservativo y espermicida.

La doble protección con preservativo es recomendable en las relaciones sexuales en las que no se tenga conocimiento claro del riesgo de enfermedades de transmisión sexual.

Métodos naturales

Existen dos tipos: los que se basan en cálculos del ciclo menstrual, temperatura corporal basal, consistencia de la mucosidad; y el método que se basa en evitar la eyaculación.

Los métodos naturales de conocimiento de la fertilidad se basan en la observación de síntomas asociados a los procesos fisiológicos que dan lugar a la ovulación, y en la adaptación del acto sexual a las fases fértiles o infértiles del ○ ciclo menstrual en función de que se desee o no una concepción, sin el uso de fármacos, procedimientos mecánicos ni quirúrgicos. Algunos métodos predictivos son aún enseñados con cierta preferencia en las escuelas ginecológicas, como el método de Ogino-Knaus o método del ciclo, mientras que otras técnicas, tan ancestrales como el Coitus interruptus tienen hoy en día una fiabilidad similar a la de otros métodos no quirúrgicos.

Otros métodos naturales están basados en la conciencia de la fertilidad, es decir, la mujer observa con atención y registra los signos de fertilidad en su cuerpo para determinar las fases fértiles o infértiles. Los síntomas específicos caen en tres categorías: cambios en temperatura basal, en el moco cervical y la posición cervical. El registrar tanto la temperatura basal como otro signo primario, se conoce como el método sintotermal. Otras metodologías incluyen el monitoreo de los niveles en orina de estrógenoy LH a lo largo del ciclo menstrual.

Métodos parcialmente irreversibles

Ligadura de trompas, o salpingoclasia. Consiste en ligar las trompas de Falopio con grapas a fin de impedir que el óvulo se implante en el útero o que los espermatozoides se encuentren con él.

vasectomía. Es una operación quirúrgica para seccionar los conductos deferentes que transportan a los espermatozoides desde los testículos al exterior cuando se eyacula. Una vez realizada, los espermatozoides que a diario se producen son reabsorbidos por el organismo. Puesto que el líquido seminal es elaborado en la próstata, la vasectomía no impide la eyaculación. Es un proceso reversible aunque con dificultades.

Esterilización

Intervenciones quirúrgicas que producen esterilidad permanente.

Véase también

Referencias

Fuentes