Saltar a: navegación, buscar

Perro negro y fuego para la caza del mapache

Perro negro y fuego para la caza del mapache
Información  sobre la plantilla
Perro negro y fuego para la caza del mapache.jpeg
GrupoSabueso
País de OrigenBandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
ClasificaciónPerro de caza
Nombres alternativos
Black and tan Coonhound
Coonhound negro y bronce
Clasificación Científica
ReinoAnimalia
FiloChordata
ClaseMammalia
OrdenCarnívora
FamiliaCanidae
GénerosCanis
Apariencia física
TamañoGrande
Altura a la Cruzentre 58 y 68 Cm
Pesoaproximadamente 53 Kg
Estándar internacional
FCIGrupo 6 ,Sección 1

Perro negro y fuego para la caza del mapache es una raza de perro sabueso, que por su increíble olfato los cazadores han utilizado para la caza del mapache y la zarigüeya. El trabajo de este perro consiste en perseguir a la presa hasta que esta se ve obligada a subir a un árbol y aullar hasta que llegue el cazador.

Origen

El Black and Tan Coonhound es una de las razas más antiguas que existen en América. Es posible que esta raza descienda de las jaurías de fox hounds importadas de Inglaterra en un primer tiempo por Robert Brooke (en 1650), y un poco más tarde, por lord Halifax, George Washington y el coronel K. C. Trigg. Algunos de estos perros se habían cruzado con perros de Saint-Hubert (bloodhounds), antes de atravesar el Atlántico, originarios de las Ardenas belgas.

El cruce entre fox hounds ingleses y perros de Saint-Hubert produjeron un perro más pesado y lento en el rastreo que el fox hound de origen. También aportaron su contribución otros perros sabuesos, entre ellos el antiguo talbot, que esta emparentado con el Saint hubert, así como el kerry beagle irlandés y el pequeño azul de Gascuña francés.

Como resultado de esta evolución se obtuvo una nueva raza norteamericana, un excelente perro de caza capaz de obligar a sus presas a subirse a los árboles y de esperar hasta la llegada de los cazadores. El black and tan coonhound no ha perdido nunca su función primera, al contrario de lo que le ha ocurrido a otros muchos congéneres.

El negro y fuego es la única de las seis variedades de coonhound que ha sido reconocida como una raza distinta por el Kennel Club norteamericano, pero se le ve muy pocas veces en las exposiciones de belleza; y es que se le utiliza casi exclusivamente en la caza del mapache (o racoon, un mamífero carnicero) y de la zarigüeya (un marsupial de América).

Aunque las primeras inscripciones en el United Kennel Club datan de 1912, el American Kennel Club no abrió sus registros a la raza hasta 1945. A lo largo de los años, los criadores han querido establecer selectivamente la coloración de la capa negra y fuego, un negro azabache brillante con marcas de un fuego muy intenso; y han conseguido producir un perro de caza de una belleza excepcional.

Descripción

El Black And Tan Coonhound es grande potente y ágil.

El Black and Tan Coonhound es astuto y valiente. Es un perro hecho para la caza y no dudará en seguir rastros e intentar perseguir a las presas. Es perseverante y decidido. Esta raza es grande, potente y ágil. Sus extremidades son fuertes dotadas de una buena osamenta. Las orejas le cuelgan a los lados. Su pelo es corto, bastante denso y de color negro azabache con marcas fuego intenso encima de los ojos, a lados del hocico, en el pecho, en los miembros y en el lado interior de los muslos. Tiene una capa negra y color fuego. La cola de este perro es larga llevada alta. El promedio de vida de este perro es de 12 a 15 años

Cabeza del Black And Tan Coonhound.

Medidas

Altura a la cruz: de 58 a 68 cm El peso del black and tan coonhound es de unos 38 kg.

Enfermedades

Como la mayoría de los perros grandes, el Black and Tan Coonhound puede padecer problemas de displasia de cadera y con frecuencia se puede ver afectado por el ectropión (párpados girados hacia fuera).

Debido a sus orejas largas y caídas hay que controlar los oídos a menudo, pues este tipo de orejas son propensas a las infecciones de oído.

Cuidados

El cachorro del Black and Tan Coonhound requiere mucho estímulo para ganar la confianza de su dueño. No es un perro para tenerlo encerrado en casa, necesita mucho espacio donde crecer y hacer ejercicio.

Es un perro que babea bastante, un poco ruidoso y aullador.

Véase también

Fuentes