Afganistán

De EcuRed
Afganistán
Información   sobre la plantilla
Nombre oficial: República Islámica de Afganistán

Bandera

Escudo

Mapa o ubicación de Afganistán
Gobierno
Forma de gobierno:República Islámica / presidencialista
Capital:Kabul
Idioma oficial:pashto y dari
Características Generales
Superficie:652.225 km²
Población
 • Densidad
28.717.700 (est 2006 hab
44.03 hab/km²
Moneda:afgani
Gentilicio:Afgano, na
Horario:UTC+4:30
Miembro de: Unión Europea, ONU, OCE, NOAL, G-77
Afganistán, oficialmente República Islámica de Afganistán. País sin salida al mar ubicado en el dentro de Asia. Limita con Pakistán al sur y al este, con Irán al oeste, con Turkmenistán, Uzbekistán, y Tayikistán al norte, y con la República Popular China al noreste a través del Corredor de Wakhan.

Ha sido asolado por guerras a los largo de los años. El régimen Talibán llegó al poder en septiembre de 1996 y en 2001 fueron acusados por los Estados Unidos de dar apoyo y protección a los terroristas que llevaron a cabo los Atentados del 11 de septiembre de 2001. El 7 de octubre del 2001 Estados Unidos comenzó a bombardear Afganistán siguiendo la doctrina de "guerra preventiva" de George W. Bush. En la actualidad todavía quedan tropas norteamericanas apoyadas por fuerzas cada vez menores, de otros países en Afganistán. La ONU ha alertado sobre la violencia creciente en el país y el Sitio Web Wikileaks ha publicado miles de documentos secretos que demuestran la violencia y los abusos perpetrados por las tropas que debían garantizar la seguridad en el país.

Contenido

Historia

Primeros habitantes

Los primeros pobladores del actual Afganistán datan del Paleolítico medio. Las primeras ciudades aparecerían con la cultura Sortugai en el siglo IV a.n.e.

A partir del siglo II diversas tribus iranias y arias se establecieron en suelo afgano y posteriormente, Ciro el Grande la incorporó al Imperio Persa, organizándola en cinco satrapías, contribuyendo a un esplendor sin precedentes y acogiendo la religión de Zoroastro, así como la contribución de sus habitantes a las campañas militares contra los griegos.

Alejandro Magno permitió a los nativos bactrianos mantener sus estructuras socio-políticas posibilitando el el cruce cultural entre lo persa y lo helénico.

Dominio islámico

Luego de periodos de dominación hindú, aria y persa, los afganos adoptaron el Islamismo como religión. En 1221 las tropas de Gengis Khan conquistaron el país los mongoles dominaron hasta 1360. El país cayó bajo el Timur Lenk (Tamerlán), el conquistador turco de fe islámica, cuyos descendientes gobernaron Khurasán hasta el principio del Siglo XVI.

Con la formación del tercer Imperio Persa Chiíta (1502) y del Imperio Gran Mogol en la India (1526), la región pasó a ser escenario de constantes luchas entre los mongoles, que dominaban Kabu, los persas de la Dinastía Safávida que controlaban la región sur y los descendientes uzbekos de Tamerlán, que dominaban el noroeste. De esas convulsiones surgió, en 1747, la unificación del país, cuando una asamblea de jefes locales eligió shah a Ahmad Durrani, jefe militar que había estado al servicio de los soberanos persas. El nuevo shah tuvo que materializar esa unidad por medios militares, consolidando las fronteras nacionales, que se verían amenazadas por el empuje expansionista de la Rusia zarista y los intereses de Inglaterra, que controlaba la India.

Guerras Anglo-afgana

La primera Guerra Anglo-Afgana (1839-1842) concluyó con la derrota del Imperio Británico. Como resultado de la segunda Guerra Anglo-Afgana (1878-1880), la Dinastía Durrani fue depuesta y, Afganistán despojado de los territorios situados al sur del Khybe. El país perdía así el manejo de su política exterior. En 1893, la Línea Durand, que no se presentó como repartición de fronteras, delimitó zonas de responsabilidad para el mantenimiento de la ley y el orden entre la India británica y el emir Abdor Rahaman Khan, quien gobernaba desde Kabul.

En 1919, luego de una tercera Guerra Anglo-Afgana, que esta vez duró cuatro meses, Afganistán se liberó del protectorado británico. El 27 de marzo de 1919 el gobierno soviético, fue el primer gobierno en el mundo que reconoció la independencia y soberanía de Afganistán, mientras se desarrollaba la tercera guerra anglo-afgana. Al término de esta guerra, Gran Bretaña se vio obligada a firmar un tratado de paz con Afganistán, reconociendo así por primera vez su independencia.

Reino de Afganistán

Entre 1919 y 1929, la relación con la URSS fue amistosa y fructífera, especialmente para Afganistán. De hecho, numerosos técnicos e instructores soviéticos llegaron al país para colocar el teléfono y el telégrafo; preparar a los jóvenes técnicos afganos y entrenar a los primeros pilotos de la naciente fuerza aérea afgana.

Los británicos exigieron reiteradamente la ruptura de relaciones diplomáticas entre Afganistán y la URSS. En 1923 presentaron a la URSS el llamado “ultimátum de Curzón”, una de cuyas principales exigencias era revocar el personal diplomático soviético en Afganistán.

En enero de 1929, Bachha-i-Saqao ocupó Kabul, derrocó el Gobierno y se proclamó Emir de Afganistán con el apoyo y financiación del imperio británico. En su número del 28 de febrero de 1929, el diario inglés “[[Daily Mail]]” escribió que Humphreys, representante de la Gran Bretaña en Kabul, “ayudó al hombre fuerte del momento (Bachha-i-Saqao) para hacerse con el poder.

Mohammad Nadir Shah

Bachha-i-Saqao fue manejado desde el trono por Mohammad Nadir Kan y sus hermanos. El 10 de octubre de 1929 fue ejecutado junto a 17 de sus colaboradores e inmediatamente una asamblea tribal “eligió” a Nadir Kan como “Sah”. Éste inició una sangrienta persecución de la oposición a su régimen y partidarios del anterior gobierno. En 1931, se elaboró una nueva Constitución basada en la anterior de 1923, aunque orientada a aplacar a los líderes religiosos y tribales conservadores. El 8 de noviembre de 1933 Mohammed Nadir Shah es asesinado por un estudiante durante una ceremonia de entrega de diplomas sucediéndole su hijo Mohammed Zahir Shah, que hoy es considerado por los afganos como Padre de la Patria (reconocido oficialmente en 2002).

Zahir Shah

El joven Rey Zahir Sha encargó la formación del gobierno a su tío Mohammed Hashem, promotor de una nueva política de reformas más en consonancia con la realidad social: reorganización del ejército, obligatoriedad de la enseñanza primaria masculina, creación de colegios de segunda enseñanza y extensión -con ayuda de médicos turcos que crearon una facultad de Medicina- de las medidas de higiene en todo el país.

El nuevo gobierno recurrió a los Estados Unidos para explorar los recursos naturales del país y para construir sistemas de irrigación y de comunicación. El gobierno afgano ofreció favorables incentivos a las empresas comerciales estadounidenses (como contratos muy favorables) de manera de lograr un rápido desarrollo en áreas geográficas improductivas, como en el valle de Hilmand, al sur del país.

Los primeros 20 años del reinado de Zahir Shah se caracterizaron por cautelosas políticas de consolidación nacional, una expansión de las relaciones internacionales y el desarrollo interior del país. La Segunda Guerra Mundial provocó retrasos en este proceso de desarrollo, pero Afganistán mantuvo su tradicional neutralidad, a pesar de que en 1941 accedió a expulsar a los ciudadanos alemanes, japoneses e italianos, eliminando cualquier pretexto para una eventual ocupación extranjera.

A partir de la década de 1950 se destaca el liderazgo del teniente general Mohamed Daúd Kan, primo y cuñado del rey que fuera nombrado primer ministro en 1953. Daúd Kan nacionalizó servicios, construyó sistemas de riego, caminos, escuelas y presas hidroeléctricas con ayuda financiera de Estados Unidos, reorganizó las fuerzas armadas con ayuda soviética y se manifestó neutral en la Guerra Fría. Además, abolió la obligatoriedad del uso del chador (velo) para las mujeres, y la purdah, prohibición de que las mujeres sean vistas en público.

A partir de 1955, ante la amenaza que representaba Pakistán, miles de afganos fueron enviados regularmente a estudiar a la Unión Soviética y, principalmente, a recibir entrenamiento militar.

Régimen de Daud

El 17 de julio de 1973 fue derrocada la monarquía de 40 años de Mohamed Zahid Shah. El entonces primer ministro, Mohamed Daud, proclamó la República y se convirtió en Presidente.

Revolución socialista y ayuda soviética

En 1978, una Revolución, liderada por el Partido Democrático Popular de Afganistán (PDPA), derrocó a Daud.

La URSS, en apoyo al gobierno afgano que luchaba contra los grupos contrarrevolucionarios armados y estimulados por EE.UU. y autodenominados muyahidines (que significa que hacen la «guerra santa» o yihad), envió sus tropas a Afganistán. La guerrilla de los muyahidines, dividida en diversas facciones sostenidas por distintos países (Estados Unidos, Irán, Pakistán, Arabia Saudita) coincidía con crecientes divisiones en Kabul.

En mayo de 1986, el presidente Babrak Karmal fue sustituido como Secretario del PDPA por Mohammed Najibullah, un médico joven de nacionalidad pashtún, quien en enero de 1987, anunció un cese del fuego unilateral, acompañado de garantías para los líderes opositores que quisieran negociar con el gobierno, amnistía a los insurrectos prisioneros y la promesa de una pronta retirada de las tropas soviéticas. Los mujaidines, sin embargo, continuaron la lucha.

Luego de seis años de negociaciones, se firmó en Ginebra un acuerdo afgano-pakistaní, con garantía de Estados Unidos y la Unión Soviética. Dicho acuerdo garantizaba el regreso voluntario de los refugiados que, para entonces, eran más de cuatro millones. Otro documento, firmado por Afganistán y la URSS, disponía el retiro de las tropas soviéticas. El PDPA cambió su nombre por el de Partido Watan (Partido de la Patria).

En septiembre de 1991, Estados Unidos y la Unión Soviética pactaron dejar de enviar armas al gobierno y a la guerrilla afgana, dejando la confrontación abierta entre Arabia Saudita e Irán, y los grupos de muyahidines que ambos países financiaban.

Osama Bin Laden

En 1979 la más grande operación encubierta en la historia de la CIA fue lanzada en respuesta a la Revolución de Afganistán. La yihad fue apoyada por Estados Unidos y Arabia Saudita con un significativo donativo obtenido del comercio de la droga de la Media Luna Dorada, zona montañosa en Irán, Afganistán y Pakistán donde el opio se cultiva desde hace cientos de años.

Para que estas operaciones encubiertas tuvieran éxito, Washington tuvo cuidado de no revelar el objetivo principal de la yihad, el cual consistía en destruir a la Unión Soviética. El saudita Osama Bin Laden, fue reclutado, entrenado y apoyado por la CIA.

Posterior a la desintegración de la URSS Osama Bin Laden y su organización Al Qaeda fueron los principales sospechosos de los atentados del 11 de septiembre en las Torres Gemelas y el Pentágono estadounidense.

Régimen Talibán

Luego de la desintegración de la Unión Soviética, las autoridades anunciaron su disposición de negociar con los grupos rebeldes, pero su entrevista con el comandante Ahmed Shah Massud, del Jamiat-i-Islami, provocó protestas de los grupos mujaidines de mayoría pashtún del sur y el este del país. Desde Pakistán, Gulbudin Hekhmatyar , jefe del grupo islamista Hezb-i-Islami, amenazó con iniciar el bombardeo de la capital si no renunciaba el gobierno. En los días siguientes, fuerzas de Massud y de Hekhmatyar entraron en combate dentro de Kabul.

La alianza de grupos musulmanes encabezada por Massud, nombrado ministro de Defensa del nuevo gobierno, ganó el control de la capital, expulsando a los encabezados por Gulbudin Hekhmatyar. En mayo, el Consejo Interino disolvió formalmente al Partido Watan. Fueron disueltas también la JAD, y la Asamblea Nacional.

La economía del país se encontraba paralizada y el 60% del aparato productivo destruido. Afganistán se convirtió en el mayor productor de opio del mundo.

En 1995, surge el grupo armado Talibán («estudiosos del Corán » en persa), en el sur de Afganistán. Estos guerrilleros, formados en Pakistán, tenían por objetivo crear un gobierno islámico unido en Afganistán. Desde su proclama, los principales líderes conformaban una «alianza integrista-comunista», que atentaba contra el Islam.

Pakistán, Arabia Saudita y Estados Unidos apoyaron la intervención del ejército Talibán. En setiembre de 1996 cayó en sus manos Kabul, al tiempo que el gobierno se dirigía al norte del país. Mohammed Omar Akhunzada (Mullah Omar) fue elegido en abril de 1996 como «Comandante de los creyentes» en los territorios de los Talibán. En junio de 1997 se formó el Frente Islámico Nacional Unido para la Salvación de Afganistán, más conocido como Alianza del Norte (AN) o Frente Único, mayoritariamente compuesto por facciones tadzhikas, uzbekas y hazaras.

Durante su gobierno, los talibanes destruyeron miles de obras de arte, entre ellas dos colosos de Buda esculpidos en roca entre el siglo III y el siglo IV en la provincia central de Bamiyán. Reconocian que las reliquias eran de importancia cultural, pero argumentaban que su presencia en el Emirato Islámico (de Afganistán) va contra los principios del Islam.

Invasión estadounidense

La invasión en Afganistán, que comenzó el 7 de octubre de 2001 con la «Operación Libertad Duradera» del ejército estadounidense y la «Operación Herrick» de las tropas británicas para invadir y ocupar el país asiático, fue emprendida en respuesta a los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos. Esta justificación y la llamada "Guerra contra el terrorismo" solo fueron pretextos para desatar una ola de dominación mundial por parte de Estados Unidos. Numerosas pruebas ponen en duda que el ataque los atentados del 11 de septiembre hayan sido producto de un ataque externo.

El objetivo declarado de la invasión a Afganistán era encontrar a Osama bin Laden y otros dirigentes de Al Qaeda para llevarlos a juicio, y derrocar al régimen Talibán. En realidad una de las principales causas de la invasión, era la construcción de un Oleoducto a través de Afganistán -sin tener que negociar con el Talibán- hasta la costa de Pakistán, para de esa manera poder extraer el petróleo de Asia Central de forma más sencilla y barata.

Luego de la invasión inicial del país por tropas norteamericanas y británicas, se lanzó una segunda operación, ahora por parte de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF), que fue establecida por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a finales de diciembre de 2001 para asegurar Kabul y las áreas de sus alrededores. La OTAN asumió el control de la ISAF en 2003. Hasta el 23 de julio de 2009, la ISAF tenía en torno a 64.500 militares de 42 países, proporcionando los miembros de la OTAN el núcleo de la fuerza, aunque el mayor peso en cuanto a cantidad de efectivos recaía en los Estados Unidos.

El ataque inicial sacó a los Talibanes del poder, pero éstos recobraron fuerza y posiciones desde entonces. La guerra ha tenido menos éxito de lo esperado en cuanto al objetivo de restringir el movimiento de Al Qaeda. Desde 2006, se ve amenazada la estabilidad en Afganistán debido al incremento de la actividad insurgente liderada por los Talibán, los altos registros de producción ilegal de droga, y un frágil gobierno con poco poder fuera de Kabul.

Cárceles secretas

A inicio de 2002, los prisioneros sospechosos de nexos con Al-Qaeda y el ejército talibán que fueron capturados en Afganistán fueron encarcelados sin ningún cargo, en los campos X-Ray (Rayos X), Delta y Echo (Eco), creados a ese efecto, en la ilegal base que Estados Unidos mantiene en territorio cubano (Guantánamo).

En varios países del mundo, la CIA y el Pentágono han mantenido cárceles secretas en las que se retiene y tortura a prisioneros afganos y de otras nacionalidades. Dos de las más famosas han sido la mantenida en Guantánamo y la de la base aérea norteamericana de Bagram, al norte de Kabul.

Dos días después de asumir como jefe de la Casa Blanca, el 22 de enero de 2009, Obama firmó una orden ejecutiva, la 13491, que dispuso el cierre de las cárceles secretas de la CIA y también la infame prisión de la base de Guantánamo, cuyos 240 prisioneros serían trasladados a Estados Unidos o a otros países en un plazo de un año. Un año después esas promesas, en su mayoría, no han podido cumplirse.

En la prisión de Bagram, donde hay cerca de 700 presos, dos adolescentes, Issa Mohammed y Abdul Rashid, de 17 y 16 años, respectivamente, fueron golpeados y torturados, fotografiados desnudos y obligados a ver Pornografía, sometidos a confinamiento solitario en jaulas de alambre como si fuesen animales salvajes e impidiéndoles que durmiesen.

Durante varios años a la prisión de Bagram no podían tener acceso ni representantes de la Cruz Roja Internacional ni abogados ni la prensa. Las autoridades militares se han negado siempre a dar nombres de detenidos, y no permitieron que se tomasen fotografías de la prisión, ni siquiera de lejos.

A Bagram fueron llevados en 2002 los detenidos en Afganistán, a los cuales, como no había instalaciones, los metieron en contenedores metálicos, y varios murieron asfixiados. En el 2005 se supo que los prisioneros Habibullah, un campesino afgano, y Dilawar, un vendedor de piezas de repuesto para equipos automotores, fueron golpeados, y murieron encadenados al techo. Después se conoció el caso del neurocirujano paquistaní Aafin Siddique, a quien también asesinaron luego de cinco años en esa prisión.

Abu Ghabri, en Iraq, Bagram, en Afganistán, y la ilegal Base Naval de Guantánamo, en Cuba, son los campos de concentración de mayor horror en la primera década del Siglo XXI.

Uso de mercenarios

Violando la Convención Internacional contra el reclutamiento, financiación y entrenamiento de mercenarios, aprobada por la ONU en 1989, en Estados Unidos se reporta la existencia de alrededor de 30 empresas transnacionales dedicadas a brindar servicios de "seguridad privada", mediante los llamados "contratistas", quienes no son otra cosa que mercenarios.

Estos mercenarios han estado participando en incursiones estadounidenses contra "militantes" de al Qaeda en Iraq y Afganistán. Una de estas compañías Blackwater (actualmente Xe Services), conquistó celebridad en septiembre de 2007, debido al asesinato de 17 civiles desarmados en una concurrida plaza de la capital iraquí. En total, en Afganistán hay registradas 52 compañías de vigilancia, con una cifra oficial de 26 mil empleados.

En octubre de 2010 el diario "The New York Times" informó que un servicio de seguridad privada contratado por el Departamento de Defensa en Estados Unidos creó una red ilícita de espionaje en Afganistán y Pakistán. La tropa, integrada por ex soldados y ex trabajadores del servicio secreto CIA, estuvo espiando durante más de un año a los grupos milicianos en esos países y rebasó ampliamente sus competencias, señala el diario, que se remite a un informe secreto sobre la investigación que se abrió en el Pentágono. De acuerdo con el escrito, el Pentágono fue quien contrató a este grupo.

Actualidad

Más de 100 mil civiles muertos –que el Pentágono considera daños colaterales- han resultado de 9 años de ocupación estadounidense en Afganistán. Según las encuestas, el 90 por ciento de los estadounidenses repudia las acciones bélicas en Afganistán, donde los señores de la guerra y los talibanes controlan la mayor parte del país centroasiático.

En los años de presencia yanqui en suelo afgano, creció la producción y tráfico de drogas y aún así Washington se propone sumar 30 mil hombres a sus tropas allí, mientras varios miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte anuncian que se retirarán del conflicto.

En los últimos tiempos el sitio web Wikileaks ha publicado miles de documentos que muestran los horrores que la guerra ha llevado a Afganistán, incluyendo torturas y masacres por parte de los invasores contra el pueblo afgano.

Geografía

Afganistán posee una superficie de 647.947 kilómetros cuadrados, de los cuales aproximadamente el 75% es montañoso. De hecho, las poco pobladas tierras altas centrales conforman la mayor parte del [[Hindu Kush]] o [[Hindu Qûh]], la principal cadena montañosa del país y la segunda más alta del mundo, con varios picos por encima de los 6.400 metros (punto más elevado del país: Nowshak; 7.485 m) en su extremo oriental.

En la región noreste existe una importante actividad sísmica que con frecuencia causa cientos de muertes. El clima puede catalogarse como continental extremo, con escasas precipitaciones. Una buena parte del territorio es desértico o semidesértico, excepto unos cuantos valles fértiles muy poblados, como el de Herat, al noroeste. La red fluvial es de tipo endorreico, siendo los ríos más importantes el Amu-Darya (que es el cuasi mítico Oxus), el Helmand y el Käbol.

Economía

Afganistán es un país extremadamente pobre, con una alta dependencia en la agricultura, pues la mayor parte de la población (90%) trabaja en el sector agrícola cultivando cereales, frutales, frutos secos, algodón y papaya. La mayoría de la agricultura se realiza en las llanuras del norte, cerca de las fronteras con Turkmenistán, Uzbekistán y Tayikistán. También hay importantes rebaños de ovejas "karakul", así como artesanía de alfombras. Posee importantes reservas de gas natural explotadas a baja escala por empresas de capital estadounidense y una industria (textiles, alimentos) de incipiente desarrollo. En general, la economía afgana tiene muy bajo desarrollo debido a la situación de guerra permanente, a la falta de un gobierno central efectivo, y a la fragmentación de la sociedad en grupos tribales.

La agricultura es la fuente principal de ingreso de este país, pues se cultiva principalmente trigo, maíz, arroz, cebada, hortalizas, varios tipos de frutos secos, nueces, tabaco, algodón, remolacha, opio. Afganistán se ha convertido en el primer proveedor ilegal de opio en el mundo. Según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC en sus siglas inglesas), en el año 2006 el cultivo de amapola creció un 59 por ciento. La producción del opio creció un 49 por ciento.

También se cultiva y se la usa en la industria la semilla de ricino, rubia. En la ganadería, se destaca la cría de ganado ovino, que da origen a gran cantidad de carne, además de la lana y pieles, productos de exportación. También se crían camellos, burros, vacas, cabras.

Demografía

En 2007, Afganistán tenía una población de 31.889.000 habitantes. La esperanza de vida es de 43 años. El 36% de la población está alfabetizada. El promedio de hijos por mujer es de 6,64, una de las tasas más elevadas del mundo, lo cual está provocando un crecimiento poblacional nunca visto en la historia del país.

La población de Afganistán está dividida en un gran número de grupos étnicos. Como no se ha llevado a cabo un censo sistemático en el país últimamente, no hay disponibles cifras exactas del tamaño y composición de los variados grupos étnicos. Por lo tanto, la mayoría de las cifras son sólo aproximaciones. Según el CIA World FactBook (actualizado el 17 de mayo de 2005), la distribución de grupos étnicos es el siguiente:

  • Pasthunes: 38%
  • Tayikos: 25%
  • Hazaras: 22%

Cultura

Afganistán cuenta con una compleja historia, que ha quedado reflejada en sus actuales civilizaciones, lenguajes y monumentos. Los afganos se muestran orgullosos de su país, su linaje y soberanía. Históricamente han sido un "clan bélico", que ha mantenido querellas durante distintas épocas, siendo la guerra una de sus principales ocupaciones desde tiempos inmemoriales. Esta condición ha hecho difícil a los invasores conquistar la región.

Así también, la cultura de Afganistán ha sido enormemente influenciada por el Islam, pero también en menor medida por el Budismo y el Zoroastrismo. El país ha sido un cruce de caminos a lo largo de la historia para la India, Irán y Asia Central, lo cual ha repercutido sobre su civilización.

Fuentes

  • Afganistán. Disponible en: Wikipedia. Consultado el 1 de noviembre de 2010.
  • Afganistán: Datos geográficos e históricos. Disponible en: Periódico Granma. Consultado el 1 de noviembre de 2010.
  • La cara oculta de la guerra en Afganistán. Disponible en: Periódico Trabajadores. Consultado el 1 de noviembre de 2010.
  • ONU advierte que se dispara número de civiles muertos en Afganistán. Disponible en: Cubadebate. Consultado el 1 de noviembre de 2010.
  • Septiembre 11: Un día sin guerra. Disponible en: Cubadebate. Consultado el 1 de noviembre de 2010.
  • Karzai prohibió a ocho compañías de vigilancia. Disponible en: Cubadebate. Consultado el 2 de noviembre de 2010.
  • Historia de horrores en la prisión de Bagram, en Afganistán. Disponible en: Cubadebate. Consultado el 2 de noviembre de 2010.
  • Guía del Mundo. Consultado el 1 de noviembre de 2010.
  • Osama Bin Laden: un guerrero de la CIA. Disponible en: Centro de Investigación sobre Globalización. Consultado el 1 de noviembre de 2010.
  • Los talibán destruyen por completo los budas de Bamiyán. Disponible en: El Mundo. Consultado el 1 de noviembre de 2010.
  • UNOCAL: las verdaderas causas de la invasión de Afganistán. Disponible en: Insumissia. Consultado el 2 de noviembre de 2010.
  • Guerra privada. Disponible en: Revista Bohemia. Consultado el 2 de noviembre de 2010.