Saltar a: navegación, buscar

Monte Everest

Monte Everest
Información sobre la plantilla
Monte Everest.jpg
Localización
ContinenteAsia
CordilleraHimalaya
País(es)Bandera de la República Popular China China, Bandera de Nepal Nepal
Características
Máx. cota8850 m (1999)

Monte Everest. Montaña de 8.848 m de altura, la más alta de la Tierra, forma parte de la cresta de los Grandes Himalayas (cordillera del Himalaya), en la frontera entre Nepal y Tíbet. Está coronada por dos cumbres, la principal y más alta, y el pico sur del Everest, de 8.748 m de altura, ambas formadas en la confluencia de tres crestas, la sureste, la noreste y la oeste, que determinan sus tres caras principales. La alta velocidad del viento en su cima es de 135 km/h, un peligro potencial para los montañistas. La presión atmosférica del Everest es alrededor de un tercio de la presión a nivel del mar y por tanto la cantidad de Oxígeno respirable es igualmente de un tercio de lo habitual.

Ubicación Geográfica

Está localizada en el Himalaya, en el continente asiático, ubicada geográficamente a 24º 59' 16N, 86º 56' 40" E y marca la frontera entre Nepal y China. En Nepal es llamado Sagarmatha (la frente del cielo) y en China Chomolungma o Qomolangma Feng (madre del Universo). La montaña fue nombrada Everest en honor de Sir George Everest, geógrafo británico, en 1865.

Descripción

Situado en en la región del Tibet, en la frontera entre Nepal y China, el monte Everest está constituido fundamentalmente por rocas metamórficas y graníticas en la base y calizas estratificadas y esquistos calcáreo-cuarzosos por encima de los 7.000 m. El Everest alberga numerosos glaciares (Rongbuk, Kangchung, Khumbu), mientras que el límite de las nieves perpetuas desciende hasta los 5.800 m de altura sobre el nivel del mar.

En la década de 1970, se efectuaron mediciones que establecieron la altitud de la montaña en 8.848,13 m, considerada como la medición oficialmente aceptada, aunque una nueva medición realizada en 2005 reveló que la altitud exacta es de 8.844,43 m. La montaña del Everest puede ser divisada directamente desde el noreste, donde se eleva 3.600 metros por encima del altiplano tibetano. Otras formaciones montañosas dificultan su visión desde la vertiente nepalí, como son el Changtse (7.560 m) por el norte, el Khumbutse (6.665 m), el Lhotse (8.511 m) y el Nuptse (7.861 metros).

Su nombre hace homenaje a George Everest, un ingeniero militar británico que sirvió en la India entre 1829 y 1843. Everest fue la primera persona en determinar la ubicación y la altitud de la montaña, hasta entonces conocida como monte o pico XV. También es conocido por los tibetanos como Chomolangma (la madre diosa de las nieves), y por los nepalíes como Sagarmatha (madre del universo).

Curiosamente, la pronunciación actual de Everest difiere de la pronunciación original del apellido de "Sir George Everest" .

A principios de los años 1960, el Gobierno de Nepal se dio cuenta de que el monte Everest no tenía nombre nepalí. Ello es así porque la montaña no era conocida ni tenía nombre en Nepal, es decir, en el Valle de Katmandú y áreas circundantes, y comenzó a buscarle un nombre. El nombre Tibetano/Sherpa no era aceptable, ya que iba en contra de la política de nepalización del país, así que se inventó uno nuevo, Sagarmatha , creado por Baburam Acharya.

En 2002, el periódico chino Diario del Pueblo publica un artículo pronunciándose en contra del uso constante del nombre inglés en Occidente, insistiendo que debería utilizarse su nombre tibetano. El periódico argumentaba que el nombre chino (realmente un nombre tibetano) es anterior al inglés, ya que el nombre "monte Qomolangma" se encuentra marcado en mapas chinos con una antigüedad de 280 años.

Medición de la altura

El indio Radhanath Sikdar, matemático y topógrafo de Bengala, fue el primero en identificar el pico como la montaña más alta de la Tierra, en 1852, utilizando cálculos trigonométricos basados en medidas realizadas del "pico XV" (como era conocido hasta ese momento) y realizadas con Teodolitos desde unos 150 km de distancia, en la India.

Estas medidas no pudieron hacerse más cerca por la imposibilidad de entrar en Nepal. Se encontró que el "Pico XV" tenía exactamente 29.000 pies (8.839 msnm). El aumento arbitrario de 2 pies se hizo para que no diera la impresión de que un número tan exacto podía ser una estimación.

Más recientemente, se han realizado nuevos cálculos de su altura que dan como resultado 8.848 msnm (29.029 pies), aunque hay alguna variación en las medidas. Después del Everest, la montaña más alta es el K2, con 8.611 msnm (28.251 pies).

La altura de 8.848 fue determinada en un estudio indio de 1955, realizado acercándose más a la montaña y utilizando igualmente Teodolitos. Dicha altura fue reafirmada posteriormente, en 1975, por una medición china. En ambos casos se midió la cima de nieve y no de roca. En mayo de 1999, una expedición estadounidense dirigida por Bradford Washburn, colocó un GPS en la roca de la cima. El dispositivo obtuvo una altura de 8.850 msnm para la roca y 1 Metro para la capa de nieve y hielo. Aunque el Nepal no la ha reconocido oficialmente.

El 22 de mayo de 2005 el equipo de la "Expedición al Everest" de la "República Popular China" ascendió a la cima de la montaña. Después de varios meses de complejas medidas y cálculos, el 9 de octubre de 2005, la Oficina Estatal de Cartografía y Topografía anunció que la altura del Everest es de 8.844,43 ± 0,21 m y declararon que es la medición más precisa realizada hasta la fecha. Esta nueva altura se basa en el punto más alto de la roca de la cima y no en la nieve y el hielo que se encuentra sobre la roca.

El equipo chino también midió la profundidad de hielo y nieve, siendo de 3,5 m, lo cual está de acuerdo con la altura de 8.848 msnm calculada anteriormente. En cualquier caso, la forma geoidal de la Tierra aporta dudas sobre la precisión mostrada por las medidas de 1999 y de 2005, y sobre la utilidad de determinar la altura con una precisión muy alta.

Un mapa fotogramétrico detallado (a escala 1:50.000) de la región de Khumbu, incluyendo la parte sur del monte Everest, fue realizado por Erwin Schneider como parte de la expedición internacional al Himalaya realizada en 1955, en la que también se realizó un intento infructuoso de escalar el Lhotse. Un Mapa topográfico aún más detallado del área del Everest se realizó a finales de los años 1980, bajo la dirección de Bradford Washburn, utilizando fotografías aéreas.

El monte Everest se está todavía elevando y moviéndose hacia el noreste, motivado por la tectónica de placas de la zona del sur de Asia El Everest es la montaña cuya cima se eleva a mayor altura sobre el nivel del mar, pero otras dos montañas son candidatas alternativas al título de "montaña más alta de la Tierra". Mauna Kea, en Hawái, es la más alta si se mide desde su base, ya que se alza 10.203 m sobre su base, en el suelo oceánico, pero sólo alcanza 4.205 Msnm.

El punto más bajo del océano es más profundo que la altura del Everest: el punto "Challenger Deep", que se encuentra en la Fosa de las Marianas, es tan profundo que si se situara el Everest en su fondo le faltarían más de 2 km para llegar a la superficie.

La región del monte Everest y el Himalaya en general están sufriendo el deshielo y pérdida de nieve, posiblemente debido al Calentamiento global.

Rutas de escalada

El monte Everest tiene dos rutas principales de ascensión: la ruta por la cara sudoeste o Vía del Collado Sur, desde el Nepal, y la ruta noreste o Vía del Collado Norte, desde el Tíbet, así como otras 13 rutas menos frecuentadas. De las dos rutas principales, la más fácil técnicamente y más utilizada es la sudoeste. Fue la ruta utilizada por Hillary y Tenzing en 1953 y la primera de las 15 rutas descritas en 1996. Ello fue, sin embargo, una elección dictada más por la política que la técnica, ya que la frontera china fue cerrada a los extranjeros en 1949.

Reinhold Messner (Italia) llegó a la cima en solitario por primera vez, sin ayuda de oxígeno o de cualquier otro tipo, por la ruta noroeste, más difícil, atravesando el Collado Norte hacia la Arista Norte y el Gran Couloir, el 20 de agosto de 1980. Messner alcanzó la cima después de escalar durante tres días consecutivos, totalmente sólo, desde el campo base, situado a una altura de 6.500 Msnm. Dicha ruta es la número 8 hasta la cima.

Gran parte de los intentos se ejecutan entre abril y mayo, antes de que comience el verano, la estación de los monzones. Un cambio en las corrientes en chorro en esta época del año reduce la velocidad media del viento en cotas altas de la montaña. Aunque se realizan intentos de escalada también después de los monzones, en septiembre y octubre, la nieve depositada por el monzón y el clima menos estable hace la escalada más difícil.

Vía del Collado Sur

La ascensión por la ruta suroeste comienza con una aproximación al Campo Base, situado a una altitud de 5.380 msnm, en la zona sur del Everest, en Nepal. La expedición suele viajar a Lukla (2860 msnm) desde Katmandú y atraviesa por Namche Bazaar. Los escaladores caminan, a continuación, hasta el Campo Base, lo que requiere entre 6 y 8 días, y permite aclimatarse a la altitud y prevenir el Mal de montaña. El equipo y las provisiones se trasladan mediante Yaks, Dzos y porteadores humanos hasta el Campo Base del Glaciar Khumbu. Cuando Hillary y Tenzing escalaron el Everest en 1953, partieron de Katmandú ,ya que, en ese momento, no había carreteras hacia el este del país.

Los escaladores suelen pasar un par de días en el Campo Base, aclimatándose a la altitud. Durante este tiempo, los Sherpas de la expedición y los escaladores pondrán cuerdas y escaleras en la Cascada de Hielo del Glaciar Khumbu. Grietas y bloques de hielo inestables hacen de la cascada de hielo uno de los tramos más peligrosos en la ruta. Muchos escaladores y sherpas han muerto en este tramo. Para reducir el peligro, la escalada suele comenzar antes del amanecer, cuando las bajas temperaturas mantienen fijos los bloques de hielo. Por encima del glaciar se encuentra el Campo Base I o Campo Base Avanzado, a una altitud de 6.065 msnm .

Desde el Campo I, los expedicionarios atraviesan por el Cwm Occidental (valle, en galés) hasta la pared en la base del Lhotse, donde se establece el Campo II, a 6.500 msnm de altitud. El Cwm occidental es un valle glacial que va ascendiendo ligeramente, pero marcado por grandes grietas transversales hacia la mitad del valle, que impiden el acceso directo a las cotas altas del valle. Los escaladores deben cruzar totalmente hacia la derecha hasta llegar a la base del Nuptse y pasar por un corredor conocido como la “Esquina del Nuptse”. El Cwm Occidental es también llamado el “Valle del Silencio”, pues su topografía cerrada reduce el viento en la ruta. La gran altitud y un día claro y sin viento pueden hacer que el Cwm Occidental sea insoportablemente caluroso para los escaladores.

Desde el Campo II, los escaladores ascienden la cara norte del Lhotse por un tramo preparado con cuerdas fijas hasta el Campo III, situado en una plataforma a 7.470 msnm. Desde allí, hay otros 500 metros hasta el Campo IV en el Collado Sur, a 7.920 msnm. Desde el Campo III al Campo IV, hay que superar dos retos más: el Espolón de Ginebra y la Banda Amarilla. El Espolón de Ginebra es un saliente de roca negra al que dio nombre la Expedición suiza de 1952. Las cuerdas instaladas en el recorrido ayudan a los escaladores a pasar sobre la roca cubierta de nieve. La Banda Amarilla es una sección de piedra Arenisca sedimentaria que requiere unos 100 m de cuerda para atravesarla.

En el Collado Sur, los montañeros entran en la "zona de la muerte". Los escaladores cuentan únicamente con dos o tres días de resistencia a esta altitud para intentar asaltos a la cima. Tiempo despejado y poco viento son de gran importancia a la hora de decidir realizar un intento de llegar a la cima. Si el tiempo no es propicio en estos días, los escaladores deben descender, en muchos casos hasta el Campamento Base.

Desde el Campo IV, los escaladores deben comenzar la ascensión alrededor de medianoche, con la esperanza de llegar a la cima en 10 o 12 Horas. Primero se alcanza el Balcón, a 8.400 msnm, una pequeña plataforma en la que descansar mientras se observan al amanecer los picos hacia el sur y al este. Continuando por la arista, se encuentran con unos imponentes escalones de roca que obligan a adentrarse en la nieve, que puede llegar hasta la cintura, lo que representa un riesgo importante de avalancha. A una altitud de 8.750 msnm, una pequeña formación del tamaño de una mesa formada por hielo y nieve marca la Cima Sur.

Desde la Cima Sur, los escaladores continúan por la arista sudeste, conocida como la “Travesía de la Cornisa”, donde la nieve cubre rocas discontinuas. Esta es la sección en la que los escaladores están más expuestos, ya que un paso en falso supone el desastre, ya sea a la izquierda (con una caída de 2.400 m por la ladera sudoeste) o a la derecha (3.050 m de caída por la ladera de Kangshung). Al final de esta travesía está la imponente pared de roca de 12 m de alto llamada el “Escalón de Hillary”, a una altura de 8.760 msnm.

Hillary y Tenzing fueron los primeros escaladores en superar el “Escalón” y lo hicieron con equipo rudimentario y sin cuerdas fijas. Hoy en día se supera el “Escalón” con cuerdas instaladas por los Sherpas. Una vez superado, el resto de la escalada hasta la cima es comparativamente más simple y fácil, con una pendiente moderada cubierta de nieve, pero en la que el escalador se encuentra muy expuesto, especialmente mientras se atraviesan tramos largos de nieve. También tras el “Escalón de Hillary” se debe pasar una zona rocosa y movediza con una maraña de cuerdas que puede ser problemática, sobre todo con mal tiempo.

Los escaladores deben abandonar la “Cima del Mundo” en menos de media hora, ya que es necesario descender al Campo IV antes del anochecer.

Vía del Collado Norte

La vía del Collado Norte comienza al norte del Everest, en Tíbet. Las expediciones llegan al Glaciar de Rongbuk, estableciendo el Campo Base a 5.180 Msnm, en una llanura de grava justo debajo del glaciar. Para llegar al Campo II, los escaladores ascienden la morrena central de la parte este del Glaciar hasta la base del monte Changtse, a 6.100 msnm. El Campo III (campo avanzado) se encuentra bajo el ”Collado Norte”, a 6.500 msnm.

Para alcanzar el Campo IV, del “Collado Norte”, los montañeros ascienden por el glaciar hasta el pie del Collado, donde cuerdas fijas permiten alcanzar el Collado Norte, a 7.010 msnm. Desde allí, se asciende la rocosa Arista Norte hasta alcanzar el Campo V, a 7.775 msnm. La ruta continúa por la cara norte a través de una serie de barrancos y precipicios, en un terreno con placas rocosas, hasta llegar al Campo VI, a 8.230 msnm.

Desde el Campo VI, se realiza la ascensión final hasta la cima por la arista nordeste. Los escaladores deben pasar tres bandas de roca conocidas como Primer Escalón (de 8500 a 8534 msnm), el Segundo Escalón (de 8575 a 8625 msnm) y el Tercer Escalón (de 8.690 a 8.800 msnm). Una vez superados, hay una fuerte pendiente (de 50 a 60 grados de inclinación) hasta la cima.

Ascensiones

Mount Everest.jpg
El primer intento de ascensión del Everest lo llevó a cabo en 1922 una expedición liderada por C.G. Bruce, en la que se utilizó por primera vez oxígeno en altura. G.I. Finch y C.G. Bruce alcanzaron los 8.300 m de altura, pero la expedición acabó en tragedia. Posteriormente, en 1924 Greoge Mallory, que ya había liderado dos intentos anteriores, y Andrew Irvine perdieron la vida a pocos metros de la cima, sin poderse determinar si habían alcanzado la cumbre.

El 29 de mayo de 1953, el neozelandés Edmund Hillary y el sherpa B.N. Tenzing, miembros de la expedición británica dirigida por J. Hunt, fueron los primeros en alcanzar la cima del monte Everest. La primera travesía la efectuaron los estadounidenses W.F. Unsoeld y T.S. Hornbein en 1963. En 1975, Junko Tabei se convirtió en la primera mujer en llegar a la cumbre, mientras que la primera expedición española con éxito fue la de la federación vasca representada por Martín Zabaleta, quien llegó a la cumbre en 1980.

En 1996, Araceli Sagarra se convirtió en la primera española en alcanzar la cima. El italiano Reinhold Messner escaló en dos ocasiones el monte Everest sin oxígeno y, en 1980, se convirtió en el primero en escalarlo en solitario y en estilo alpino tradicional.

Primeras expediciones

El 8 de junio de 1924, George Mallory y Andrew Irvine, ambos británicos, realizaron un intento de ascensión hasta la cima por la Vía de Collado Norte, del cual no volvieron nunca.

En 1999, la “Expedición de Investigación sobre Mallory e Irvine” encontró el cuerpo de Mallory en el punto esperado cerca del antiguo campo base chino. A partir de ese momento, surgió la controversia en el mundo del Montañismo sobre si los dos montañeros pudieron alcanzar cima en aquella ascensión, 29 años antes de que la alcanzaran Hillary y Tenzing en 1953.

Mallory había pronunciado una serie de conferencias en Estados Unidos el año antes, en 1923. Fue entonces cuando, tras la pregunta de un reportero de Nueva York de por qué escalar el Everest, (pregunta que había oído miles de veces) respondió exasperadamente: “Porque está ahí”.

En 1933, Lady Houston, una millonaria británica ex-bailarina, patrocinó el Vuelo Houston del Everest de 1933, por el que una formación de aviones dirigida por Douglas Douglas-Hamilton, decimocuarto Duque de Hamilton y Marqués de Clydesdale, voló sobre la cima en un esfuerzo de desplegar la Bandera del Reino Unido sobre la cima.

Las primeras expediciones ascendieron la montaña desde el Tíbet por la cara norte, acceso que fue cortado a expediciones occidentales en 1950 después de que la República Popular China reafirmara el control sobre el territorio tibetano. De todas formas, un grupo de escaladores comandados por Hill Tilman realizó una expedición exploratoria a través del Nepal por la ruta que hoy es la ruta habitual desde el sur.

Primera ascensión, de Tenzing y Hillary

En 1953, una expedición británica de nueve miembros dirigida por John Hunt, Barón de Llanfair Waterdine, volvió al Nepal. Hunt seleccionó dos pares de montañeros para el asalto a la cima. El primer par, Tom Bourdillon y Charles Evans llegaron a 100 metros de la cima el 26 de mayo y retornaron al campo base. Al día siguiente la expedición hizo su segundo y último intento con la segunda pareja de escaladores.

El neozelandés Edmund Hillary y el Sherpa Tenzing Norgay del Nepal llegaron a la cima a las 11.30 de la mañana, hora local, del 29 de mayo de 1953, por la Vía del Collado Sur. En esa época, ambos declararon que había sido un esfuerzo de equipo de toda la expedición pero años más tarde Tenzing reveló que Hillary fue el primero que puso su pie sobre la cima. Pararon en la montaña para tomar fotografías y enterraron en la nieve algunos dulces y una cruz antes de descender.

La noticia del éxito de la expedición llegó rápidamente a Londres en la mañana de la Coronación de la reina Isabel II. De vuelta a Katmandú, Hillary y Tenzing descubrieron que habían sido nombrados Caballeros británicos.

El desastre de 1996

Durante la temporada de escalada de 1996, quince personas murieron en el Everest convirtiendo este año en el más mortífero de la historia del Everest. Ocho de ellas, pertenecientes a tres expediciones distintas, murieron el día 10 de mayo debido a una tormenta que afectó el Everest. En el mes siguiente otras 4 personas murieron como consecuencia de las lesiones producidas ese día. El desastre fue muy conocido y levantó gran controversia sobre la masificación del Everest.

El periodista Jon Krakauer, trabajando para la revista Outside, era parte de uno de los grupos afectados y posteriormente publicó el libro Into Thin Air (traducido al español con el nombre Mal de altura) contando su experiencia. Anatoli Boukreev, un guía que se sintió señalado por Krakauer escribió un libro en respuesta llamado La Escalada. La disputa encendió un largo debate en el mundo del montañismo.

En Mayo de 2004, el médico Kent Moore y el cirujano John L. Semple, ambos investigadores de la Universidad de Toronto declararon a la revista New Scientist que un análisis de las condiciones atmosféricas de ese día indican que un tiempo meteorológico extraño causó que el nivel de oxigeno se redujera en un 14%. Moore explica que golpes de corriente pueden producir una falta de aire en la laderas de la montaña reduciendo la presión del aire en un 6% que representa una reducción del oxigeno inhalado por los escaladores de un 14%. El aire a esta altitud sólo contiene un tercio del oxigeno encontrado a nivel del mar. El impacto de la tormenta en el otro lado de la montaña, la Arista Norte, donde, también murieron escaladores, se narra, en primera persona, en el libro “El otro lado del Everest” del director británico y escritor Matt Dickinson

Estadísticas

  • Hasta Mayo 2010, 3.431 personas han ascendido a la cima en un total de 5.070 ascensiones. De ellas 253 (al final del 2009) fueron logradas por mujeres. 216 personas han muerto en el intento (estado: final del 2009).Las condiciones de la montaña son tan difíciles que la gran mayoría de los cuerpos permanece en la montaña. Muchos de ellos son visibles desde las vías de ascenso habituales.
  • El número total de intentos en los últimos 50 años supera los 10.000.
  • La mayoría de las expediciones utilizan máscaras de Oxígeno y tanquespor encima de los 8.000 metros. Esta zona se denomina la "zona de la muerte". El Everest puede ser escalado sin oxigeno suplementario, un reto logrado por 154 personas hasta el final de 2009, pero ello aumenta el riesgo del escalador. Es difícil pensar con claridad sin oxigeno y la combinación de bajas temperaturas, condiciones atmosféricas difíciles y duras pendientes requiere, frecuentemente, tomar decisiones rápidas.
  • Los escaladores son una fuente importante de ingresos por turismo para el Nepal. Varían entre montañeros experimentados hasta novatos que confían con los guías contratados que les llevarán hasta la cima. El Gobierno del Nepal obliga el pago de un permiso de escalada que cuesta 10.000 Dólares por persona.
  • El 23 de mayo de 2003 el sherpa Pemba Dorjie, partícipe de una expedición belga, dejó el tiempo récord por ascenso al Everest en 12 horas y 45 minutos. Pemba Dorjie partió del campamento base a 5.350 metros de altura el jueves 22, y llegó a la cumbre de 8.850 metros el viernes 23.
  • Ascenso más rápido por la Vía del Collado Norte desde el Campo III (ABC) hasta la cumbre sin oxígeno addicional: 16 horas y 42 minutos por el austriaco Christian Stangl en el 2007. Ascenso más rápido por la Vía del Collado Sur sin oxígeno addicional: 22 horas y 30 minutos por el francés Barc Batard en 1988. El sherpa Pemba Dorjie logro el ascenso más rápido con uso de oxígeno adicional vía la ruta sur con un tiempo de 8 horas y 10 minutos en el 2004.
  • El 22 de mayo de 2010, Apa Sherpa, escalador nepalí, alcanzó la cumbre del monte Everest por vigésima vez, batiendo su propio récord.
  • En 2003 Yuichiro Miura se convirtió en el hombre de mayor edad en llegar a la cima del Everest con 70 años, el record fue roto, pero Miura recuperó el record el día 26 de mayo de 2008 a las 07:33 hora local, contaba entonces con 75 años 7 meses y 14 días de edad en el momento de la hazaña.
  • Junko Tabei fue la primera mujer que alcanzó la cima del Everest el 16 de mayo de 1975.
  • Reinhold Messner logró el primer ascenso al Everest en solitario y sin ayuda de oxígeno en 1980.

La Zona de la Muerte

Aunque las condiciones de cualquier zona considerada como "zona de la muerte" pueden aplicarse al monte Everest (altitud mayor a 8.000 msnm), la situación allí es incluso más difícil para los escaladores. Las temperaturas pueden descender a niveles muy bajos lo que conlleva la congelación de cualquier parte del cuerpo expuesta mínimamente al frío. Con una temperatura tan baja, la nieve está totalmente helada y es muy resbaladiza aumentando el riesgo de deslizamientos y caídas.

Discusión acerca del uso de oxígeno

El uso de botellas de oxígeno para la ascensión ha sido siempre muy controvertida. El mismo George Mallory lo describía como antideportivo, pero concluyó que sería imposible llegar a la cima sin su uso y, por tanto, lo utilizó. Cuando Tenzing y Edmund Hillary consiguieron llegar a la cima, utilizaron botellas de oxigeno. Durante los siguientes 25 años la utilización de oxígeno fue considerada normal para cualquier intento de ascensión.

Reinhold Messner y Peter Habeler fueron en 1978 los primeros escaladores en romper el ya tradicional uso de oxígeno. Ambos consiguieron la primera ascensión a la cima sin usarlo. Messner siempre ha negado algunas acusaciones de haber utilizado oxígeno, acusaciones que fueron acalladas cuando ascendió al Everest sin soporte ni ayuda y en solitario en 1980 por la ruta noroeste, técnicamente más difícil. En los años posteriores a las ascensiones de Messner, la discusión sobre el uso de oxigeno continuó.

El desastre del año 1996 intensificó el debate. En el libro de Jon Krakauer, Mal de altura (1997) expresaba sus críticas personales al uso de botella de oxígeno. Krakauer escribió que el uso de oxígeno embotellado permitía intentar la ascensión a escaladores poco calificados, lo que conllevaba situaciones difíciles e incluso más muertes.

El desastre del 10 de mayo de 1996 fue en parte causado por el gran número de escaladores (33 en un día) que intentaban subir, lo que causaba atascos en el Escalón de Hillary y retrasaba a los escaladores, por lo que muchos de ellos alcanzaron la cima después de las 2 de la tarde, hora de regreso más tardía considerada habitualmente. Krakauer propuso la prohibición del oxígeno excepto para casos de emergencia, argumentando, igualmente, que ello evitaría la contaminación de la montaña gran cantidad de botellas se acumulan en las laderas y evitaría que intentaran la escalada los montañeros menos cualificados.

Curiosidades

Si no se adoptan medidas urgentes, muchos lagos del Himalaya podrían "reventar" como consecuencia de la fundición del hielo de los glaciares, lo que produciría inundaciones catastróficas para quienes viven al pie de las montañas.

Fuentes