Saltar a: navegación, buscar

Francisco Bonnín Guerín

Francisco Bonnín Guerín
Información sobre la plantilla
FranciscBoni.jpg
Nacimiento25 de mayo de 1874
Santa Cruz de Tenerife, Islas Canarias, Bandera de España España
Fallecimiento1963
Santa Cruz de Tenerife
NacionalidadEspañol
OcupaciónAcuarelista
PadresAntonio Bonnín y Fuster y María de Las Mercedes Guerin y Figueroa

Francisco Bonnín Guerín. Artista de la plástica oriundo de las Islas Canarias.

Síntesis biográfica

Infancia y juventud

Francisco Bonnín Guerín nació en Santa Cruz de Tenerife (no en el Puerto de La Cruz, como indica algún biógrafo) el día 25 de mayo de 1874. Sus padres fueron Antonio Bonnín y Fuster, natural de Ibiza y María de Las Mercedes Guerin y Figueroa, nacida en Santa Cruz de Tenerife. Los abuelos paternos eran Francisco Bonnín y Josefa Fuster, naturales de Ibiza, los maternos: Diego Guerín y Catalina Figueroa, naturales de Santa Cruz de Tenerife. Con dos hermanos: Manuel y Claudia. El padrino del bautizo fue Tomas Panasco, según aparece en el acta original investigada, actualmente en el Archivo Diocesano, libro 4, Folio 51, Parroquia de San Francisco de Santa Cruz de Tenerife.

El padre del pintor era una persona muy culta, ibicenco y de origen judío, profesor de piano primero en Ibiza y luego en Santa Cruz donde se casó y comenzó una nueva vida coronada por el éxito, pues su familia perteneció de hoz y coz a la élite cultural (pintura, música, literatura).

Francisco comenzó su formación artística en su ciudad natal de mano de Ubaldo Bordanona y Felipe Verdugo allá por el año 1886, cuando sólo contaba con doce años

Trayectoria artística

Fue el fundador de la Asociación de Acuarelistas Canarios (1944), muchos de cuyos miembros siguieron la estela de su técnica y obtuvieron varios premios nacionales. Los paisajes campesinos, las flores, el Teide, plazas y marinas, numerosos rincones del Puerto de la Cruz, calles de diferentes pueblos de Tenerife y variados edificios rústicos fueron los principales motivos de sus obras. Bonnín, sin embargo, reprodujo pocas figuras humanas, como la mora. La emblemática enciclopedia Natura y Cultura de las Islas Canarias asegura que Bonnín “recorrió palmo a palmo los lugares más típicos” de la isla, y añade que “la gente al verlo engalanaban sus casas con las mejores plantas y flores”.

Obra “Calles de Santa Cruz”

La primera vez que mostró su obra fue en una exposición organizada por la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife en 1892. Seis años más tarde, debido a su ingreso en el ejército, tuvo que trasladarse a Segovia donde conoció a Daniel e Ignacio Zuloaga, entre otros, que lo animaron a exponer en La Granja de Segovia. La extremada sensibilidad demostrada por Bonnín en el tratamiento del color, que recuerda en cierta manera a Juan Arencibia, se vio influenciada por el artista alemán Bruno Brandt, que estuvo en Tenerife, y le introdujo una técnica más libre, con pinceladas más sueltas, además de una nokkvisión sobre la naturaleza. También influyeron mucho en su concepción de la aguada diferentes artistas británicos que residieron en el Puerto de la Cruz.

Fue en 1908 cuando se licenció como teniente de artillería y se integró en la vida cultural tinerfeña. Allí contribuyó en la fundación del Círculo de Arte y del Círculo de Escritores y Artistas. Seis años después fue destinado a Larache, hasta que lo trasladan a Gerona, donde realizó varias exposiciones e ingresó en la Agrupación de Acuarelistas Catalanes. En 1927 se inauguró el Círculo de Bellas Artes de Santa Cruz, del que fue presidente. En 1928 dirigió el proyecto del Pabellón Canario en la Exposición Universal de Sevilla. Algunos de sus paisajes fueron adquiridos por la infanta Isabel. Como decorador destaca la ornamentación que realizó al óleo en la sala de baile del Casino de Tenerife. Tras su retirada del ejército y su renuncia a la presidencia del Círculo de Bellas Artes de Santa Cruz en 1935, realizó varias exposiciones. También fue el promotor del Primer Salón Nacional de la Acuarela en la capital tinerfeña en 1950.

La Agrupación de Acuarelistas Canarios, surgida bajo su amparo e influjo, alcanzó un alto reconocimiento fuera de las islas, llegando muchos de sus miembros más importantes a obtener premios nacionales de acuarela. Destacaron, entre otros, José Comas Quesada y Alberto Manrique, etc.

Expuso sus obras en diferentes ciudades españolas y extranjeras (Barcelona, Madrid, Las Palmas de Gran Canaria, Liverpool, Londres).

Santa Cruz de Tenerife, Puerto de la Cruz y otras poblaciones canarias han dedicado a este extraordinario pintor acuarelista algunas de sus calles y vías principales.

Reconocimientos

Obtuvo numeras distinciones entre las que destacan:

  • La Encomienda de la Orden de Alfonso X el Sabio
  • Académico de la Academia de las Bellas Artes de San Fernando
  • Hijo Adoptivo del Puerto de la Cruz

Muerte

Murió en 1963 en Santa Cruz de Tenerife.

Fuentes