Saltar a: navegación, buscar

Julio Díaz González

Julio Díaz
Información sobre la plantilla
Julio Diaz.jpg
Julito Díaz
Teniente
NombreJulio Santiago Díaz González
Años de servicio1956 - 1957
ApodoJulito
LealtadEjército Rebelde
UnidadColumna 1 José Martí
Participó enGuerra de Liberación de Cuba (1956 - 1957)

Nacimiento23 de mayo de 1929
Artemisa, La Habana Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento28 de mayo de 1957
Cuartel del Uvero, Guamá, (Oriente), Bandera de Cuba Cuba
Causa de la muerteMuerte en combate
Otros empleosDependiente de ferretería
PadresLorenzo Díaz
María González Sánchez

Julio Santiago Díaz González. Combatiente revolucionario cubano. Participó en las acciones del 26 de julio de 1953 por las que guardó prisión. Miembro del Movimiento 26 de Julio y expedicionario del Granma.

Tras la dispersión como consecuencia de la derrota de Alegría de Pío logró reagruparse con Fidel Castro y formó parte del núcleo primario de la guerrilla en la Sierra Maestra. Participó en los combates de La Plata, Arroyo del Infierno y El Uvero, donde murió.

Síntesis biográfica

Nació el 23 de mayo de 1929 en una casa de campo que existía en la finca San Francisco o Linares, cerca de Puerta de la Güira. Hijo de Lorenzo Díaz Linares y María González Sánchez. Lo bautizaron en la Iglesia Parroquial de Artemisa donde consta inscripto en el Libro 31, al folio 165, pero su inscripción al registro civil no se realizó hasta el 20 de abril de 1942 en el juzgado de Pijirigua, barrio de Artemisa, en el tomo 12 y folio 47, donde se cometió un error al inscribirlo con su segundo nombre Santiago y se omitió el de Julio como era conocido y llamado por familiares y amigos en general.

Posteriormente su familia se mudó para Puerta de la Güira, a vivir en una casa que ya no existe por haber sido demolida para fabricar la Iglesia Bautista de ese poblado. A los cinco años comienza a ir a la escuela pública del lugar.

Al fallecer su hermano comenzó a trabajar para ayudar económicamente a su familia en La Casa Roja, una locería y ferretería. De allí pasó a trabajar en la ferretería El Recreo y más tarde en la ferretería El Almacén.

Para superarse académicamente se suscribió a estudios por correspondencia sobre Gimnasia y Navegación; recibía clases de idioma inglés con su amigo Bernardo Crespo y además se matriculó en la Academia Comercial Pitman.

Trayectoria revolucionaria

Militó en la Juventud Ortodoxa y al producirse el golpe de Estado del 10 de marzo de 1952 que impuso en el poder al dictador Fulgencio Batista, junto con los miembros más radicales de esta organización se agrupó en torno al joven abogado Fidel Castro Ruz, quien se había propuesto derrocar a Batista mediante la lucha armada.

Como miembro de una de las células del llamado Movimiento (luego Movimiento 26 de Julio) recibió instrucción militar y participó en las acciones del 26 de julio de 1953 en Oriente. Tras el fracaso de estas fue hecho prisionero por las fuerzas represivas de la dictadura y enviado a prisión.

Presidio

El 12 de octubre, el Ministro de Gobernación Ramón Heredia, dispuso que el grupo de revolucionarios condenados por los sucesos del Moncada, dentro del cual se encontraba Julito Díaz, fuera trasladado al Reclusorio Nacional de la Isla de Pinos. Según las disposiciones del Tribunal deberían permanecer en locales especiales, separados de los presos comunes[1]. En aviones DC - 3, del ejército, bajo fuerte custodia militar fueron trasladados desde la provincia de Oriente hasta la Isla de Pinos[2].

Fue ubicado, junto al resto de sus compañeros, en una de las salas del hospital del presidio, separados de los presos comunes por una pared de ladrillos que fue levantada para ese fin[2]. Poco después se le permitió recibir una visita al mes y alguna correspondencia, que siempre era severamente revisada y censurada.

Como el resto de sus compañeros se negó a aceptar la cena especial del 24 de diciembre de 1953 en protesta por los asesinatos cometidos por el ejército y la guardia rural durante los sucesos del Moncada[2].

El 12 de febrero de 1954, cuando el dictador Fulgencio Batista visitaba el Penal para inaugurar la planta eléctrica de la prisión, Julito Díaz, junto a sus 25 compañeros[3] entonó a toda voz la Marcha del 26 de Julio. Batista prestó atención a la letra y visiblemente disgustado sólo preguntó quiénes cantaban, luego abandonó rápidamente el reclusorio. Por esta acción serían castigados severamente, Fidel Castro, Ramiro Valdés, Ernesto Tizol, Israel Tápanes y Agustín Díaz Cartaya. A él, y al resto de sus compañeros les retiraron el aparato de radio que tenía el pabellón y les suspendieron la entrega de periódicos además de prohibirles comunicarse con el exterior.

Julito Díaz fue trasladado junto a José Ponce, Pepe Suárez y Fidel Labrador a La Habana con rumbo a Pinar del Río, desde el 6 hasta el 24 de septiembre de 1954, como acusado de la Causa 125 de 1953 de la Audiencia de Pinar del Río, instruida en Artemisa por la detección en Pijirigua de una de las fincas que se habían utilizado para el entrenamiento militar antes del asalto al Cuartel Moncada.

Desde 1954 y con mayor fuerza a partir de 1955 comenzó un amplio movimiento nacional, que abarcó a casi todas las tendencias políticas y clases del país, en pro de una amnistía general que incluyese a los moncadista. El 10 de marzo de 1955, en medio de los festejos oficiales por el tercer aniversario del golpe de estado, se presentaron en ambas cámaras del Congreso Cubano sendos proyectos de amnistía general. El 6 de mayo, luego de ser aprobada por ambas cámaras del Congreso Cubano, Fulgencio Batista firmó la Ley de amnistía que ponía en libertad a todos los presos políticos[4], incluidos los asaltantes de los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes que cumplían su condena en el presidio de la Isla de Pinos. Gracias a la amnistía el 15 de mayo de 1955 salió en libertad junto a sus compañeros de presidio político.

Guerra de Liberación

Tras ser puesto en libertad se exilió en México donde se reunió nuevamente con Fidel y asumió responsabilidades en la preparación de la expedición armada que este estaba organizando. Fue arrestado por las autoridades mexicanas y luego puesto en libertad gracias a la intervención directa del expresidente Lázaro Cárdenas.

Formó parte de la expedición del yate Granma que desembarcó al sur de Oriente el 2 de diciembre de 1956. Tras la dispersión ocurrida tras la derrota de Alegría de Pío logró reagruparse con parte de los expedicionarios sobrevivientes. Formó parte del núcleo primario del Ejército Rebelde y el 17 de enero de 1957 tomó parte en el ataque al cuartel de La Plata [5], la primera victoria del Ejército Rebelde, y en la acción de Arroyo del infierno. Luego participaría al mando de una escuadra en la exitosa emboscada rebelde a las tropas de Sánchez Mosquera en Arroyo del Infierno[6] y estaría presente en el combate de Altos de Espinosa [7]. Días después de esta acción formaría parte de la patrulla que, bajo el mando de Juan Almeida y por órdenes directas de Fidel se encargaría de capturar al traidor[8].

A mediados de marzo de 1957 el pequeño grupo guerrillero recibió el primer gran refuerzo en hombres y armas enviado desde el llano por el jefe de Acción y Sabotaje del Movimiento 26 de Julio, Frank País García. Conformaban el mismo unos cincuenta hombres bajo el mando del capitán Jorge Sotús. Con esta tropa se reestructuró la Columna 1 José Martí y se formaron tres pelotones. Julito Díaz, con grado de teniente, recibió el mando de una de las escuadras del pelotón del capitán Raúl Castro[9].

Muerte

El 28 de mayo tomó parte en el combate de El Uvero como parte de la escuadra de la comandancia que se situó en una pequeña elevación frente al cuartel enemigo. A los pocos minutos de iniciadas las acciones fue alcanzado en la cabeza por un balazo que le produjo la muerte[10]. Sus restos descansan en el Mausoleo a los Mártires de Artemisa.

Referencias

Véase también

Fuentes

  • Guevara de la Serna, Ernesto. Pasajes de la guerra revolucionaria. Cuba 1956 – 1959. Edición anotada. Editorial Política. La Habana. 2004. Tercera Edición. Quinta reimpresión. ISBN-959-01-0400-2
  • Biografía de Julio Díaz. Disponible en Radio Artemisa