Saltar a: navegación, buscar

Bichón boloñés

Bichón boloñés
Información  sobre la plantilla
Bichon de boloñes.JPG
Se convirtió en el obsequio que los monarcas ofrecían como regalo de bienvenida o como símbolo de buena vecindad
GrupoBichón
País de OrigenBandera de Italia Italia
ClasificaciónPerro de compañía
Nombres alternativos
Bolognese
Boloñés
Clasificación Científica
ReinoAnimalia
FiloChordata
ClaseMammalia
OrdenCarnívora
FamiliaCanidae
GénerosCanis
Apariencia física
TamañoPequeño
Altura a la Cruzaproximadamente 28 Cm
Pesoentre 2 y 4 Kg
Estándar internacional
FCIGrupo 9 ,Sección 1

Bichón boloñés. Es una raza de perro que estuvo muy de moda en las altas esferas de la Europa del XV y XVI. Este perrito se convirtió en el obsequio que los monarcas ofrecían como regalo de bienvenida o como símbolo de buena vecindad.

Origen

Esta raza es originaria de Bolonia, Italia. Sus ancestros se remontan a los siglos XI o XII, época en que este Bichón era considerado como un perro de lujo, el favorito de la clase alta renacentista en Italia. Ya desde sus antepasados, el Bichón Boloñés ha sido utilizado como animal de compañía. El bichón de boloñés y habanero no dejan de ser herederos de una larga historia en la que se mezclan exotismo y boato de las cortes europeas.

Se opina de diferentes formas sobre los orígenes de los bichones. Según algunos, procederían de la India y después se habrían implantado en Grecia, probablemente tras las conquistas de Alejandro el Grande en el siglo IV a.J.C., mientras que, para otros, la cuna de estas razas se encontraría en tierras egipcias.

En lo que respecta al bichón boloñés, y con independencia de la hipótesis que se defienda, hoy se sabe que estuvo de moda en Europa desde el siglo XV. Perro mimado de los soberanos, las princesas y las damas de compañía, que apreciaban su pelaje de un blanco inmaculado y su carácter asombrosamente tranquilo, se convirtió en cierto modo en la rara perla que los monarcas ofrecían como regalo de bienvenida o como prueba de buena vecindad.

Sin embargo, la gloria del bichon boloñés sólo duró unos cuantos siglos. A finales del siglo XVIII, otros perros como el caniche despertaron el interés de los grandes de este mundo y el bichón boloñés, a pesar de sus cualidades, no pudo soportar la competencia y poco a poco quedó olvidado. Por esa misma época empezó el bichon habanero a honrar con su presencia los salones de moda de las costas mediterráneas, las Antillas y Cuba en especial.

Aquí también divergen las opiniones cuando se trata de determinar los ancestros de este pequeño perro vivo y despierto. Para muchos cinéfilos, habría nacido del cruce entre un Bichón Maltés y un perro antillano, una unión realizada por iniciativa de los conquistadores españoles en la isla cubana. Por el contrario, según otros, el Bichón Habanero, o havanese como le llaman en Estados Unidos y Alemania, tendría por ancestro al bichón boloñés y un perro norteamericano.

Descripción

El Bichón Boloñés es un perro pequeño, de aspecto serio, y compacto. Sus extremidades son cortas y musculosas. Tiene las orejas largas y caídas. Es de color blanco aunque puede presentar marcas rubias. Este ejemplar tiene una cola curvada sobre la espalda. Altura a la cruz: unos 28 cm y un peso de 2,5 a 4 Kg. Su pelaje es largo, denso y rizado.

Esta raza de perro tiene un promedio de vida de doce años. Es un excelente perro de compañía, tanto para niños como para gente mayor. Es serio, muy cariñoso y apegado con su dueño, y a veces puede resultar un poco empalagoso. Juguetón y alegre, el Bichón Boloñés es obediente y le gusta sorprender y divertir a sus dueños.

Enfermedades

En el Bichón Boloñés es necesaria la inspección durante la [primavera]] y el verano de las zonas de bajo las orejas, perianal, inguinal, bajo las axilas y espacios interdigitales. En estos lugares es donde con mayor frecuencia pueden surgir infecciones en la piel que pueden ser la causa de algunas enfermedades.

Cuidados

El pelaje del Bichón Boloñés requiere cepillados diarios y no se debe cortar. Necesita caminar cada día y estar acompañado. Debe llevar una dieta sana y equilibrada, una alimentación sólo a base de carne puede causarle graves desequilibrios. Es recomendable que la ración combine alguno de estos alimentos: carne, pescado, arroz, pastas, verduras, queso, huevos o fruta.

Véase también

Fuentes