Saltar a: navegación, buscar

Menorca

Menorca
Información sobre la plantilla
Es una de las islas principales de las Islas Baleares de España
<span/>
Bandera de Menorca
Bandera

Escudo de Menorca
Escudo

Error al crear miniatura: Falta archivo
Coordenadas: 3°70′00″E
CapitalMahón
EntidadEs una de las islas principales de las Islas Baleares
 • PaísBandera de España España
Población 
 • Total92,434 hab.
 • Densidad133,12 hab/km²
Ciudad de menorca.jpg

Menorca. Es la segunda isla más grande del archipiélago de las Islas Baleares y se encuentra en el área occidental del Mar Mediterráneo, a unos 250 kilómetros de la península Ibérica y a unos 450 del norte de África y a medio camino ente el estrecho de Gibraltar y la islas de Cerdeña y Córcega al sur de Francia y próximas a las costas de Italia. La mayor parte de la isla zona de 258 millas cuadradas (668 kilómetros cuadrados) es seco, y el paisaje algo monótono, unas pocas áreas llanas de reducidas dimensiones, y la predominancia de colinas en el interior y fuertes acantilados en la costa, sobre todo la ribera norte, donde la desembocadura de torrentes al creado calas, la mayoría con pequeñas y bellas playas de arenas finas, a excepción de la playa de Son Bou de unos tres kilómetros de frente a mar abierto.

Las varias colinas del interior de la isla dan paso a la mayor altura de la isla, en la zona central, es el Monte Toro de 358 metros de altitud (1175 pies), seguido muy de cerca de la montaña de Santa Águeda, y donde se hallan las ruinas del mayor castillo y fortaleza de la Isla de Menorca. Su costa norte tiene muchos cabos, calas y cortados, el mar es profundo y fuertemente azotado por el viento de tramontana, conocido por todos los navegantes y marino de todos los tiempos ya que afectaba y lo sigue haciendo a la navegación desde el área del golfo de León en el sur de Francia hasta la costa norte de África en el mediterráneo occidental. La costa norte, mas agreste y natural, esta menos poblada, pero cuenta con varias urbanizaciones de larga tradición turística y muchas calas y playas vírgenes y el mayor parque húmedo de la isla de Menorca.

Historia

Menorca ha sido, desde la prehistoria hasta tiempos muy recientes, lugar de paso de distintas culturas a causa de su situación estratégica en el centro del Mediterráneo occidental, que ha propiciado que desde los albores de los tiempos diferentes pueblos hayan codiciado la isla como puerto de escala y refugio. Unos y otros dejaron un rico legado histórico en la isla, que hace del más oriental de los territorios de la Baleares una tierra con un relevante patrimonio.

Es por ello que historiadores y arqueólogos han considerado que Menorca constituye un auténtico museo al aire libre. Tanto su prehistoria como la historia son tan intensas que parecen impropias de un territorio de tan reducidas dimensiones.

Se ha constatado la presencia humana en Menorca a principios de la Edad del Bronce (2000 aC), momento que recibe el nombre de periodo pretalayótico y que nos ha dejado importantes monumentos funerarios como los sepulcros megalíticos, y las sepulturas colectivas llamadas navetas, la más conocida de ellas es la Naveta des Tudons, así como pequeños poblados formados por habitaciones absidales.

Hacia el 1400 aC el proceso evolutivo de esta cultura produce unas grandes construcciones en piedra conocidas como talayots, palabra que da nombre al periodo más rico de la prehistoria isleña, el talayótico. En este momento tienen su expansión grandes poblados como Trepucó, Torre d'en Galmés o Son Catlar, todos con un singular monumento de culto llamado taula; y las características necrópolis constituidas por decenas de cuevas excavadas artificialmente en los acantilados de la costa como Calascovas o Cala Morell.

La cultura autóctona, basada fundamentalmente en las construcciones ciclópeas, pronto recibió importantes influencias externas provinientes de pueblos comerciales en expansión como los cartagineses, establecidos por otro lado en Ibiza, que se hacen notar sobre todo en la introducción de nuevos utensilios y adornos.

Finalmente, en el año 123 a C se produce la conquista romana que traerá consigo la transformación de los poblados talayóticos y la preponderancia de tres ciudades junto a importantes puertos: Mago (Maó), Jammo (Ciutadella) i Sanisera (Sanitja). Del final de la época romana han quedado las interesantes basílicas paleocristianas entre las que destacaremos la de Son Bou y la de Fornás de Torelló que conserva un interesante mosaico. Son del siglo V dC. Después de esta fecha Menorca vive el momento peor conocido de su historia hasta que en el año 903 los musulmanes la anexionan al califato de Córdoba.

Encontramos numerosos fragmentos cerámicos de esta época en algunos poblados talayóticos, pero el poblamiento debió ser muy rural, aunque las fuentes escritas nos hablan de una rica economía y cultura literaria. Destacan de esta época los restos del castillo de Santa Águeda en Ferreries, fortificación islámica que fue derruida en tiempos de Pedro el Ceremonioso años después de la conquista de Menorca por la Corona de Aragón.

A partir del año 1287 la isla vive los avatares de la corona de Aragón y posteriormente del reino de Mallorca. Son los siglos de la fundación de los pueblos del interior de la isla como Alaior y Ferreries. De esta época merece la pena visitar la catedral gótica de Ciutadella y pasearse por las calles del casco antiguo de esta ciudad.

En el siglo XVIII Menorca vuelve a verse involucrada en los avatares europeos y, como consecuencia de la Guerra de Sucesión al trono de España, pasa a manos inglesas (1713). Durante cien años la isla será inglesa con algunos cortos periodos de dominio francés y español. Los ingleses reforzaron las defensas construyendo más torres en la costa, como las que pueden verse en el puerto de Maó o Fornells, y el Fort Marlborough en la cala de San Esteban.

Los siglos XIX y XX son tan cosmopolitas como los anteriores, el primero a causa de las continuas arribadas de escuadras extranjeras al puerto de Maó, que durante los primeros años fue puerto franco. De este siglo son el Lazareto y la Fortaleza de Isabel II en la Mola, los dos en el Puerto de Maó. Ambos siglos son testigos de épocas de extrema pobreza y de otras de bonanza económica gracias a la incipiente industria y al comercio.

El siglo XX se caracterizó por el equilibrio entre los sectores económicos primario, secundario y terciario, hasta que a partir de los años ochenta ha sido el turismo el sector con más desarrollo, lo cual ha ocasionado una ocupación del territorio que ha llegado amenazar la imagen que los mismos turistas tienen de nuestra isla, y que se ha ido frenando gracias a la declaración de Reserva de la Biosfera y de la conciencia popular existente por su preservación.

La oferta cultural es amplia y variada en Menorca. Especial atención se merecen los numerosos poblados y monumentos prehistóricos, repartidos por todo el territorio insular: la Naveta des Tudons, Torralba den Salord, Torre den Gaumés o Cales Coves, entre muchos otros.

Los museos son numerosos: Museu de la Natura en Ferreries; Museu Diocesà y Museo Municipal des Bastió de Sa Font en Ciutadella; Museo de Menorca y Museo Hernández-Sanz en Maó; y el Museo Militar y el Fort de Marlborough en Es Castell. Los principales acontecimientos culturales del año son la Semana Internacional de la Ópera, en Maó; el Festival de Música d'Estiu y los conciertos de la Capella Davídica en Ciutadella; además de los festivales internacionales de órgano en Santa María, Maó, y la Catedral, Ciutadella. Además, los conciertos de jazz están en auge y cada vez más se incorporan a la oferta musical de la isla.

Geografía

Superficie

Menorca tiene una superficie de 702 km2, rodeada por una costa de 216 km, una distancia de norte a sur de 47 km y de este a oeste de 17 km, siendo su punto más alto de 400 m.

Habitantes

Menorca tiene una población de 87.000 habitantes, concentrados en los ocho municipios en que se divide: Mahón o Maó, capital administrativa de la isla; Ciutadella, la antigua capital; Alaior, Ferreries, Es Mercadal, Es Castell, Sant Lluís y Es Migjorn Gran.

Ciudades mayores

  • Mahón 27.669 habitantes
  • Ciutadella 26.972 habitantes

Clima

El clima de la isla es típicamente mediterráneo, destaca por sus suaves temperaturas, cuya media anual se sitúa entre los 16 y los 17 grados centígrados. En verano, se alcanzan los 24 y en invierno, los 11. Su clima se puede clasificar como "suave", y el fresco viento del norte, (tramuntana), caracteriza el paisaje menorquín. La lluvia media anual varía de un lugar a otro de la isla entre 450 mm, en la región sudeste, y 650 mm en regiones del interior y del extremo noreste. El reparto de esta lluvia durante los meses del año es también muy desigual; de esta forma, en un régimen normal de lluvias corresponde al otoño el máximo estacional de lluvia, siendo muy escasa en la época estival.

Playas

Uno de los tesoros más grandes de Menorca son sin duda sus playas y calas. Las hay para todos los gustos, desde playas con servicios turísticos hasta recónditas e insospechadas calas vírgenes. Todas tienen una cosa en común; sus cristalinas aguas. La gran diversidad natural que albergan las playas y calas menorquinas, hace que en ellas podamos descubrir especies endémicas de la isla tanto en sus fascinantes fondos marinos, como en la naturaleza que las envuelve.

Temperaturas

El entorno físico de Menorca, es en primer lugar el mar, un mar profundo, cerrado y relativamente cálido, con temperaturas superficiales que alcanzan los 28ºC en agosto y que no bajan de los 13º C en invierno; con temperaturas abisales siempre por encima de los 13º C, un hecho único en el mundo. La mar regula la temperatura y hace que la estacionalidad térmica no sea tan marcada como en pleno continente, a la misma latitud.

Calidad del agua

En la mayoría de las playas la calidad del agua es de buena a muy buena. Y algunas de las playas nos dan la impresión de estar en el Caribe de aguas tan transparente.

Viento

El viento en la isla es casi siempre de componente Norte, aunque durante las horas centrales del día a menudo sopla un viento local causado por las corrientes térmicas de tierra, llamado Embat, y que hace las delicias de las tripulaciones deportivas. Sin embargo, el viento a veces se puede convertir en incómodo cuando soplan la Tramontana del Norte o el Siroco del Sur. Pero el marino no está nunca desprevenido: a lo largo de todo el día, Radio Mallorca, a través del Canal 16 de radio, hace llegar tanto los partes meteorológicos y las previsiones como los oportunos avisos a los Navegantes, previniendo a estos de los posibles peligros en la mar o de imprevistos vientos y mareas.

  • Playas y Calas en Alaior y Mahón: Playas de Son Bou, Cala en Porter y Cala Mesquida, Playa Es Canutells, Playa Presili y Tortuga y Playa Es Grau. *Playas y Calas en Ciudadela: Playa de Son Xoriguer, Playas de Son Saura, Cala en Turqueta, Cala d'es Talaier, Cala Santandria, Cala Morell, Calas Macarella y Macarelleta, Cala en Forcat, Cala en Bosc, Cala en Blanes, Cala Pilar, La Vall d'Algaiarens y Cala Blanca. *Playas y Calas en Migjorn y Ferreiras:Playas de Minigaus y Sant Tomàs y Sant Adeodat. Els Alocs, Cala Trebalúger, Calas Mitjana y Mitjaneta y Cala Galdana
  • Playas y Calas en Es Mercadal: Ses Salines, Playa de Cavalleria, Playa de Binimellà, Cala Tirant, Cala Pregonda, Arenal de Son Saura y Arenal d'en Castell.
  • Playas y Calas en San Luís y Es Castell: S'Algar, Playa de Punta Prima, Cala de Binisafúller, Cala de Binibèquer, Aldalfar y Cala Sant Esteve

Economía

Nace del aislamiento y la necesidad. Destaca la bisutería, hoy una de las principales industrias isleñas, reconocida internacionalmente en el grupo Sebime y la feria Eurobijoux que cada año reúne en Menorca las principales empresas europeas del sector.

También el calzado que se fabrica en Menorca es reconocido internacionalmente por su calidad y diseño. Destacan el zapato de señora y las zapatillas, y un producto muy tradicional y de fabricación totalmente artesana: la avarca, el antiguo y sencillo calzado de la gente del campo. La cerámica, las telas pintadas y la fabricación y restauración de muebles son otras actividades artesanales de importancia.


El turismo, sin la menor duda, es el sector más importante en la economía menorquina, cuyo PIB supera la mitad de los ingresos generales del territorio. Se realizan varios esfuerzos para promocionar el turismo todo el año, siendo de Mayo a Octubre, los meses más fuertes.

Política

Menorca pertenece a la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares, cuyo Estatuto de Autonomía reconoce un gobierno autonómico. Además, existe un gobierno insular (Consejo Insular) para cada una de las islas. El Parlamento de las Islas Baleares tiene el poder legislativo. Las Islas Baleares están integradas en España, con una monarquía parlamentaria, país que actualmente está gobernado por el partido socialista en un clima de total democracia, que asegura la tranquilidad a los ciudadanos y a los visitantes del país. El alcalde de Menorca es en la actualidad D. Antoni Serra Mir.

Cultura

Religión

El 98 % de la población pertenece a la iglesia católica. Aunque también hay centros para otras diferentes religiones.

Idioma

El idioma oficial en las islas es el español y el catalán, con su dialecto nativo, el menorquín.

Gastronomía

Menorca es una isla con sabor mediterráneo cocinado a base de frescos ingredientes de la tierra y el mar. Entre los platos típicos los más famosos son; el queso de Maó (con Denominación de Origen), la sobrasada, la carnixulla, el camot / quixot, oliaigua, la coca, pastissets, formatjada y flaó. Sin embargo los productos que más famosa la han hecho y más demandados por los visitantes son los quesos y en especial a la hora de sentarse en un restaurante. La caldereta de langostas, no solo por la lógica condición marinera de Menorca, sino porque la isla tiene zonas donde la cría de la langosta es de gran relevancia para la economía y la alimentación tradicional, como es el caso de la bahía de Fornells.

Menorca esta gastronómicamente hablando, plenamente inmersa en la dieta mediterránea, disfruta plenamente de los caprichos del mar, consumidos en gran variedad de platos típicos. El pescado fresco, los mariscos y la langosta (la esencia de la conocida caldereta) son algunos de los favoritos. Tras su período colonial, los británicos legaron, entre otras herencias, el gin, es decir, la ginebra. Aún hoy se siguen técnicas ancestrales para su fabricación.

Aunque protagonista, la ginebra no es la única bebida estrella de la isla, además de licores afrutados y de hierbas digestivas, el la destilerías Xoriguer de situada en el Puerto de Maó podrá ver el alambique de la destilación de la afamada agua ardiente, o como se llama a esta ginebra "GIN de Menorca" e incluso degustarla si le apetece. Últimamente se han incorporados varios productores de vinos locales de excelente calidad, que ya se pueden degustar en establecimientos hoteleros y restaurantes isleños.

Está claro, que Menorca, ya tiene una trayectoria en esto del turismo, y por tanto, como es de esperar, el visitante tiene un muy amplio abanico de posibilidades gastronómicas, desde lugares de comida típica menorquina, sitios con buenos pescados frescos, de la isla o de la península, a sitios más internacionales, e incluso de comidas nacionales de otros países como Tailandesa, Chinas, Japonesas, Árabe, Pastas y pizzas Italianas carnes Argentina, incluso podrá ver ofertas de desayuno ingles. también vera que la oferta de las cartas es variada incluso hasta en los precios, desde los menús económicos a cartas sofisticadas algo mas costosas.

Sitios históricos

Ciudadela antigua

El casco antiguo de Ciudadela, la judería, el área que rodea la Catedral de Menorca y se arrima al puerto de Ciutadella es la gran historia de Menorca, sus casonas señoriales, palacios de los nobles, y las casonas del pueblo llano, reunidos en un conjunto de estrechas y retorcidas callejuelas le confieren un encanto especial, el paseo resulta gratificante y sobre todo se siente uno transportado a la edad media.

El Puerto de Mahon

esta extraordinaria bahía, de casi seis Km.. de largo cuenta con todo lo necesario para dejarle embelesado, con unas riberas verdes salpicadas de casitas, villas y ahora también de chalet en su costa norte y de la espléndidas vistas del perfil de la ciudad de Maó en su costa sur. El puerto tiene mucho que ofrecerle al visitante, durante el día un paseo en barca por el puerto con guías y explicaciones de los lugares y hechos históricos que ha visto y vivido el Puerto de Mahón y como consecuencia toda Menorca.

También puede tomar por algunas de las subidas a la ciudad desde el puerto, hay varias a lo largo del puerto y contemplar desde las alturas las vistas del la gran bahía, desde alguno de los miradores, seguro que encontrara mas de un motivo para hacer fotos Por la noche, podrá disfrutar de una de las mas amplia oferta astronómica de toda Menorca, los mas de 50 restaurantes, bares y cafeterías sumados a pab y cervecerías, tiendas de regalos, artesanía, e incluso un paseo por el mercado ambulante nocturno o si lo prefiere andar dando un paseo justo a los bellos yates y veleros amarrados al muelle o en los pantalanes también puede visitar, por la noche, Calas Fonts en Es Castell, es una preciosa cala con buenos restaurantes, mercado nocturno, situada sobre el mismo puerto de Mahón Si dispone de medio de transporte, también puede hacer un recorrido por la ribera norte del puerto de Maó, sobre todo las urbanizaciones de Sant Antoni y Cala Llonga para ver la plenitud del puerto de Mahón, y si dispone de tiempo, puede seguir el camino para visitar la fortaleza de la Mola de Mahón en la bocana del puerto sobre la costa norte

Prehistoria de Menorca

si cree que se trata de ver unas cuantas ruinas, o unos, apenas perceptibles, cimientos de antiguas construcciones, y donde Ud debe esforzarse por ver algo que se parezca al plano de una futura casa, se equivoca, y mucho, se trata de restos prehistóricos datados ente 2000 y 1000 antes de Cristo, esto es una antigüedad entre 3.000 y 4.000 años, existen sensados, mas de mil yacimientos arqueológicos y unos cientos con posibilidades de ser visitados, no ver algunos, seria un crimen Toda, absolutamente toda la isla de Menorca es el mas grande e increíble museo prehistórico al aire libre, la cantidad de yacimientos, pero sobre todo las características de las construcciones y el excelente estado de conservación, dejan a todos los visitantes con la boca abierta.

Hay un yacimiento arqueológico, muy próximo a cualquiera de las poblaciones e incuso de las urbanizaciones turísticas hay algún santuario arqueológico, no deje, por nada del mundo de visitar uno, seguro que luego querrá visitar mas.

Otros sitios

Otra visita interesante es el santuario de la Virgen de El Toro, se halla en el monte que lleva el mismo nombre, Monte El Toro, y máxima altura de Menorca con 358 metros de altura. La basilica es un grato refugio para olvidarse del mundanal ruido. Está ubicada justo donde dicen las leyendas que un toro señaló la presencia de una imagen de la Virgen.

También puede visitar la segunda montaña de Menorca, por altura e importancia, es el Monte de Santa Águeda, y donde se hallan los restos del mayor Castillo que tuvo la isla y fue construido como fortaleza refugio en lo alto del cerro que lleva su nombre Ciutadella, esta ciudad en sí misma un gran museo pues, como su nombre indica, encierra una ciudadela antigua, con todo lo que le a aportado ser la capital de Menorca en un pasado no muy lejano, es decir la presencia de la nobleza y sus palacios, los altos dignatarios de la representación eclesiástica y sus edificaciones, catedral, obispado, claustros y seminarios, y claro las autoridades y edificaciones publicas. El núcleo urbano de "Ciutadella Antiga" Ciudadela Antigua, formaba una ciudadela encerrada entre murallas que la protegían de las invasiones, especialmente moras, y hoy, excelentemente conservada, y sus moradores muy orgullosos de tradiciones y defensores de su conservación.

Existen en la isla gran cantidad de monumentos megalíticos (navetas, talayotes y taulas), pero junto con ellos se encuentran también galerías, salas hipóstilas, recintos cubiertos, cuevas, etc. Se han encontrado importantes yacimientos arqueológicos en los poblados prehistóricos de Trepucó y Talatí, la naveta des Tudons, lugar de enterramiento que data de la transición del Pretalayótico al Talayótico inicial, entre Ciudadela y Ferrerías. También existe una basílica paleo-cristiana en la proximidad de la playa de Son Bou (Basílica paleocristiana de Son Bou) y los escombros de una fortaleza en el monte de Santa Águeda, el último punto de resistencia de los musulmanes antes de su conquista por Alfonso III en 1287.

En el Monte Toro, en el centro de la isla se encuentra el Santuario de la Virgen del Monte Toro (patrona de Menorca). En Ciudadela de Menorca destaca la Catedral-Basílica de Santa María de Ciudadela, construida entre 1300 y 1365, que combina estilos góticos y neoclásicos. La isla está circunvalada por un antiguo sendero, el Camí de Cavalls (GR-223) que tiene una longitud en torno a los 210 Km.

Sitios naturales

Albufera Es Grau

Albufera Es Grau

No sólo es una zona privilegiada por convertirse en un hábitat excelente para múltiples especies de aves, sino que, además, su morfología facilita la observación de las mismas por parte del visitante.

En un enclave de belleza singular, al norte de la ciudad de Mahón, se encuentra el Cap de Favàritx y, en frente, a poca distancia, l'Illa d'en Colomi. El conjunto forma un litoral de suaves playas, con algunos tramos de rocas de escasa elevación. La observación de las aves, y el atractivo turístico de su entorno, lo convierten en uno de los destinos predilectos para los visitantes de la isla.

Su principal valor biológico es la presencia de más de 100 especies de aves. El conjunto está formado por materiales geológicos muy antiguos (devónicos) y muy trabajados por la erosión, no permeables. En el litoral se alternan las playas con tramos rocosos, sin que lleguen a formarse estructuras significativas.

Barranc d´Algendar

Nace en las torrenteras de Santa Agueda y s'Enclusa, y mientras avanza hacia el sur van uniéndose a él barrancos más pequeños y canales, hasta formar todo un complejo recorrido de 6 kilómetros que desemboca en Cala Galdana. Sus paredes rocosas de más de 80 metros de altura, las cuevas que se abren en sus rincones y fuentes que manan todo el año de sus entrañas lo han hecho un lugar tradicionalmente fértil.

Basilica de Son Bou

Basilica de Son Bou

Situada en el extremo este de la playa del mismo nombre, es un edificio rectangular orientado de este a oeste. En el este tiene el pórtico con tres entradas que dan acceso al nártex y de allá, se abren tres naves separadas por pilares que van a morir a la cabecera, que también es tripartita pero con el centro absidal. La basílica paleocristiana de Son Bou, fue contruida entre el siglo V y el siglo VI dC.

Binibeca Vell

La playa de Binibeca, es sin duda una de las más pintorescas de Menorca , con unos 180 metros de longitud y unas aguas muy limpias. Se halla en el término municipal de Sant Lluis, a unos 8 Km. de Mahón.En la urbanización se encuentra el poblado de pescadores de Binibeca Vell, un pintoresco experimento arquitectónico que fue diseñado en 1972 por el arquitecto Antonio Sintes Mercadal e imita a la perfección las antiguas construcciones menorquinas.

Cales Coves

Cales Coves

Como la gran mayoría de las calas es el final de un barranco que conduce hasta la propia cala, vale la pena acercarse a este lugar para ver la ladera de los acantilados llena de cuevas y saber que antaño fue una necrópolis prehistórica, además el paisaje es bello y bien vale un paseo por los alrededores, la bahía da entrada a dos pequeñas calas en horquilla y en cada una finaliza un barranco y las playas son de piedra.

Si viene a Cala en Porter y se va sin visitar la "Cova d'En Xoroi" es imperdonable, esta cueva, con leyenda incluida es parte del paisaje y cuando la visite comprenderá estas palabras, una discoteca en un marco natural y prácticamente único en Europa le sorprenderá de seguro.

Cova d´es Coloms

Cova d´es Coloms

Sa Cova des Coloms es una enorme gruta natural abierta en el acantilado oriental d'Es Barranc de Binigaus. Su techo se eleva hasta los 24 metros de altura, con 110 metros de longitud y 15 de anchura, como una enorme catedral natural. La verdad es que sus dimensiones hacen que la figura humana resulte insignificante en su interior.

En este lugar apareció un objeto votivo de la época prehistórica. Un cuerno de toro, símbolo totémico que nos recuerda el culto a la fertilidad representado en la antigüedad por la vaca. Incluso el toro como animal acompañante de almas al otro mundo de las entrañas subterráneas. No resulta extraño que los primeros pobladores de Menorca escogieran esta impresionante cavidad natural como lugar sagrado.

Los prehistóricos adoraban las energías tectónicas, las fuerzas subterráneas de la tierra, cuyo máximo exponente eran las cuevas. La caverna representaba una doble simbología, la fecundidad del útero materno y la gruta como metáfora del viaje al más allá. Es decir, la mitología de aquella cultura no podía concebir la vida sin muerte ni la muerte sin vida.

La tradición dice que el destino se ata o desata misteriosamente al entrar en Sa Cova d'es Coloms. Si dos personas penetran a la vez en esta cueva, pronto se separarán una de otra. Por el contrario, si el azar reúne en ella a dos personas desconocidas, nunca se separarán.

Naveta des Tudons

Naveta des Tudons

A poca distancia de Ciutadella y casi sobre el trazado de la carretera principal -lo cual hace casi imposible no verla- se alza esta singular, y espectacular, construcción megalítica. Tuvo una función funeraria, como tumba colectiva (podía contener un centenar de cuerpos) y al mismo tiempo de osario, y su volumen es una prueba fehaciente de la importancia que daban sus constructores a los rituales que relacionaban la vida y la muerte. Se puede acceder a su interior, donde el espacio se divide en dos cámaras superpuestas que aparecen tras el corredor de entrada o antecámara. Datada cerca 1400 a.C., es claramente pretalaiótica, de principios de la edad del bronce. Los grandes bloques de piedra utilizados dieron pie a una leyenda local que habla de trabajos de gigantes.

Monte Toro

Monte Toro

El monte Toro, con sus 357 metros de altura, es la máxima elevación de la isla de Menorca. Situado en el centro geográfico del territorio insular, dentro del municipio de Es Mercadal, acoge sobre su cumbre el Santuario de la Virgen del Toro, considerado como el centro espiritual de la Isla, muy enraizado en la historia del pueblo menorquín. El inconfundible perfil del Toro se puede ver prácticamente desde todos los municipios de Menorca, y desde su cumbre se observa una panorámica excepcional de la isla, especialmente de la costa norte.

Los orígenes del santuario se sitúan en el siglo XIII. Según la tradición popular, la imagen de la Virgen fue encontrada en lo alto de la montaña por un grupo de religiosos mercedarios que llegaron a la cumbre acompañados por un toro que les abría paso. Pero el topónimo del Toro deriva de la raíz preromana "tor", igual que la palabra catalana "turó".

La iglesia actual, donde se encuentra la imagen de la Virgen tallada en madera, fue construida a partir del 1670 sobre la antigua iglesia gótica. Junto a la iglesia, formando uno de los muros del patio interior del Santuario, se encuentra una torre de defensa construida en 1558 sobre la antigua atalaya. Dentro del patio existe un pozo y un monumento dedicado a los menorquines que emigraron a Florida durante el siglo XVIII guiados por el padre Pere Camps Gener, natural de Es Mercadal, y en el exterior del recinto se encuentran otros monumentos conmemorativos.

Ses Pedreres de S´Hostal

Ses Pedreres de S´Hostal

Las canteras de marés de s'Hostal fueron explotadas hasta 1994. Líthica, asociación cultural constituida con el objetivo principal de preservar, restaurar y rehabilitar las canteras de marés, las alquiló en 1995 y con el apoyo del Consell de Menorca se han limpiado y acondicionado para recibir visitas.

La espectacular visita permite observar las canteras manuales, con más de doscientos años de antigüedad, y las canteras mecánicas, que empezaron a explotarse a mediados del siglo XX con la utilización de sierras circulares. En el recinto también se encuentra un circuito botánico que incluye un vivero para la producción de plantas autóctonas.

Taula de Torre Trencada

La singular taula de este yacimiento es de las más interesantes, aunque no se haya conservado el entorno propio de santuario. Presenta la particularidad de tener adosada una tercera piedra que asegura su estabilidad. Pueden verse también enterramientos excavados en el suelo y un talaiot. Hay un espacio preparado para picnic y el camino, flanqueado por el bosque, parte de la carretera general a la altura del kilómetro 39.

Castell de Santa Àgueda

Castell de Santa Àgueda

A este castillo, de origen islámico, podremos acceder por una antigua vía romana. Encontraremos los restos de una muralla y diversas torres. Buena panorámica de Menorca.

Fiestas y Eventos

La isla de Menorca posee, además de su riqueza natural, una oferta diferenciada y más tranquila que el resto de las islas. Cabe destacar el teatro y su música en la oferta cultural, con una serie de festivales y ciclos que cada temporada se organizan en los principales núcleos urbanos de la isla. Mencionar la Semana de la ópera, que cada año se organiza en el Teatro Principal de Maó y congrega a destacados divos del bel canto, ofreciendo diversas representaciones operísticas. Por otra parte, sus fiestas tradicionales nos presentan un abanico único de celebraciones para adentrarse en su cultura autóctona.

Matances de Bujots

El Domingo de Pascua se celebra una curiosa tradición en Ciutadella. Se conoce como las Matances de Bujots, y consiste en colgar en las calles varios muñecos de conocidos personajes que se convierten en blanco de los disparos.Bujots significa 'monigote', una palabra despectiva para señalar a alguien sin personalidad. En Ciutadella, las Matances de Bujots (matanzas de monigotes) es la ocasión de sacar los colores a la clase política y poner en evidencia cualquier situación que haya sido motivo de crítica.

No se tiene constancia de su origen, aunque lo más probable es que venga de una antigua costumbre en la que sacaban a pasear a un pelele por las calles de Ciutadella, que luego quemaban en la Plaça des Born. Una fotografía de 1883 que cuelga en los locales del Cercle Artístic, muestra a este pelele zarandeado por el pueblo. Tampoco se tiene muy clara su simbología, si bien todo parece indicar que era una forma festiva de terminar la Cuaresma, una época de oscuridad y privaciones.

Un hombre de paja motivo de burla

Mucho antes del Domingo de Pascua diversas entidades y asociaciones tienen ya listo su bujot, que guardan con recelo y no enseñan hasta estar colgado de la calle ese mismo día. El pelele es un hombre de paja, y porta un cartel que explica con ingenio el motivo de burla.Los cartuchos que se utilizan, se preparan especialmente en una fábrica de Maó, son de fogueo y llevan un poco de pólvora y un tapón. Se disparan con escopetas de cazadores con salva, y para cada monigote se utiliza una media de trescientos disparos realizados por cuatro o cinco tiradores.

La hora del comienzo es las 12.00, momento en que empieza en Ciutadella un ruido ensordecedor; los disparos no concluirán hasta que el hombre de paja sea abatido por la pólvora y caiga al suelo envuelto en llamas, lo que puede llevar alrededor de diez minutos. Con esta curiosa tradición, las gentes de Ciutadella salen de la Cuaresma purificados y a salvo de los malos augurios.

Sant Joan

Las fiestas de Sant Joan son fiestas del caballo, animal que en todos los pueblos y ciudades de Menorca constituye el eje central de las fiestas patronales. Los elementos típicos y propios de esta peculiar fiesta son los llamados 'caixers', jinetes que realizan cabriolas con sus caballos ante la exaltación del gentío que disfruta del contacto con los magníficos ejemplares menorquines. Hay varios tipos de 'caixers', según representen a la nobleza menorquina, a los artesanos y payeses, a la Iglesia etc.La fiesta consta de 3 días principales: el 'Dia des Be', 'dissabte de Sant Joan' y el día de Sant Joan.

Dia des Be

El día antes de la fiesta se prepara un cordero vivo, al que se ha lavado y peinado cada día de la semana anterior, y se le vigila durante toda la noche para que no se ensucie. Al despuntar el día, se le adorna con cintas de seda de colores, se le pintan cruces sobre el lomo, los cuernos con purpurina, y se le coloca en la frente una corona como la que llevan los caballos.'S'homo des Be' es el encargado de llevar a hombros el cordero todo el día mientras acompaña a los 'caixers' durante la 'capta', acto que consiste en invitar personas relevantes a las celebraciones e ir visitando cada uno de sus hogares.

Es preceptivo realizar la primera visita a la casa del Alcalde y la segunda, al palacio del Obispo. Después se visitan autoridades, propietarios, payeses y personas distinguidas siguiendo una lista confeccionada de antemano.

Dissabte de Sant Joan

Entre las 2 y las 3 de la tarde, 'es Fabioler' solicita permiso al 'Caixer Senyor' para empezar la fiesta. Después recorre las calles donde viven los demás 'caixers' y 'cavallers' avisándoles al son de las notas de su flauta y tambor. Comienza la cabalgata pasando por el hospital municipal y dirigiéndose hacia la plaza del Born, donde tiene lugar el primer 'caragol' (giros entorno a un sitio determinado) de las fiestas, 'Es Caragol des Born' . Después salen en dirección a Sant Joan de Missa, donde hoy día se cantan 'vespres'. Entretanto, en Ciutadella la gente celebra una batalla de avellanas. La cabalgata se reúne otra vez a puesta de sol, para recorrer un trayecto a galope que va de la Plaça de la Catedral a la Plaça Nova.

Dia de Sant Joan

A las 7 de la mañana, el 'fabioler' pide autorización para que empiece la fiesta, avisa y reúne la cabalgata que a las 9 ya completa, realiza un 'caragol' en Santa Clara. Acto seguido, bajan al 'Pla de Baixamar', lugar donde precedido de otro 'caragol', los jinetes (cavallers) deben ensayar los juegos de 'ensortilla' y de córrer abraçats. Los juegos de 'ensortilla' consisten en acertar con el asta que lleva el jinete al galope una anilla colgada.

El jinete que la pilla, gana una caña verde de la que pende una cuchara de plata. El juego de 'ses carotes' se juega con dos jinetes, uno al lado del otro, corriendo al galope por un trayecto determinado. El que lleva la 'carota' (escudo de madera fina que lleva pintado una cara grotesca) recibe los golpes que el otro le asesta con una lanza (lladriola) o con el puño. El objetivo es romper la 'carota' antes que finalice la carrera. En el juego de 'córrer abraçats', participan también 2 jinetes que corren al galope un trayecto y antes de finalizarlo, deben de juntar los caballos, darse la mano, abrazarse y besarse.

Al grito de 'fins l'any que ve, si Déu vol' (hasta el año que viene si Dios quiere) o 'fins un altre, si Déu vol' (hasta la próxima, si Dios quiere) que pronuncia el 'caixer Senyor' como despedida oficial de las fiestas Las emblemáticas fiestas de Sant Joan terminan con un monumental castillo de fuegos artificiales.

Ópera Maó

Desde 1972 el Teatre Principal de Maó cuenta con una temporada regular de ópera que responde a la antigua afición de los menorquines por este género musical. Giovanni Palagi productor operístico afincado en la isla promovió la construcción de el Teatre Principal en 1829. Tal era el éxito de las óperas que los recintos anteriores se habían quedado pequeños. Totalmente reformado y reinagurado en 2001, conserva todo su sabor ochocentista pero dotado con las últimas tecnologías. Un escenario inigualable para las representaciones de ópera.

Carnaval de Alaior

Los bailes de disfraces, la cabalgata de carrozas, el concurso de comparsas y el entierro del Carnestoltes son los principales actos de la fiesta más transgresora del calendario festivo de Menorca. El carnaval de Alaior se articula en torno a la figura de Bernat Figuerola. Cuenta la leyenda que este personaje era un zapatero que se marchó de la ciudad para buscar fortuna en América. Cada año por Carnaval, Bernat regresa y, aún aquejado por una grave enfermedad que lo deteriora rápidamente, preside todos los actos de las fiestas. La tarde del martes de Carnaval, sospechando lo inevitable, Bernat dicta un satírico testamento que es leído en la plaza. Finalmente, el personaje muere y desaparece entre las llamas de una gran hoguera dando paso al recogimiento de la cuaresma.

Club Escola Menorquina

Menorca es sin duda la isla balear donde el caballo tiene más protagonismo en la vida social y cultural. La belleza de la raza pura menorquina y su doma las podremos contemplar en estos espectáculos. Los jinetes ataviados a la usanza de la isla y sus monturas nos deleitan con distintos números con caballos menorquines domados según los cánones locales. Tradición y espectáculo para mostrarnos la afición de los habitantes de la isla por los caballos.

Ganadería Son Martorellet

La afición por los caballos en Menorca se muestra espléndida en este espectáculo. Una muestra de caballos de pura raza menorquina y de la doma de la isla. No debemos dejar de ver este fantástico espectáculo en el que jinetes y caballos nos muestran sus habilidades. Bellos ejemplares de caballos de pura raza menorquina domados a la usanza de la isla.

Deportes

Deportes Marítimos

Los aficionados al mar encontrarán un abanico de posibilidades, desde el baño en cualquier cala de la isla, a actividades específicas como el windsurf, la vela, el esquí náutico, la pesca deportiva, la navegación a vela latina o el submarinismo. También se realizan excursiones en barca alrededor de la isla, y visitas a los principales puntos de interés de la costa. Las urbanizaciones ofrecen varios servicios: centros de buceo (desde niveles básicos a superiores), de práctica de windsurf (Fornells es el punto más conocido) y la posibilidad de practicar otras actividades y deportes náuticos. Otras opciónes son alguno de los puertos deportivos que rodean la costa: Maó, Addaia, Fornells, Ciutadella o Cala'n Bosch, aparte de otras instalaciones náuticas menores.

Hípica

La hípica es una actividad que puede realizarse en alguno de los numerosos hipódromos y clubes hípicos de la isla, en Maó, Ferreries, y Ciutadella especialmente. Las excursiones a caballo por caminos y rutas rurales son otra interesante posibilidad de compaginar la hípica con la observación de la naturaleza. Los aficionados a este deporte podrán también disfrutar de las carreras de trotones en los hipódromos de Maó i Ciutadella.

Ciclismo

El ciclismo puede practicarse en buen número de carreteras secundarias y caminos rurales, con excursiones programadas y guiadas o por libre. También el excursionismo y el senderismo disponen de rutas específicas para disfrutar de la naturaleza y del paisaje de la isla, o de la observación de pájaros y hábitats naturales.

Golf

Para los amantes del Golf, Menorca dispone actualmente de un campo de Golf en la Urbanización de Son Parc en la costa nortede la isla. El Golf Son Parc dispone de 14 hoyos con 4 hoyos en construcción para completar el circuito de 18 para la primavera del 2006. Los aficionados a este deporte pueden jugar cada día del año, ya que el campo permanece abierto de lunes a domingo. Para los principiantes el campo dispone de una "Academia de Golf" donde se imparten clases individuales y de grupo.

Senderismo, espelología y acampada

A esta oferta hay que añadir el senderismo que cada día tiene más adeptos que encuentran en Menorca el lugar ideal para su desarrollo. Actualmente se tramita la ley del "Camí de Cavalls", un camino que recorre todo el litoral de la isla. La espeleología ofrece posibilidades tanto en la costa como en el interior, gracias a la gran cantidad de cuevas que se abren en acantilados y barrancos.

Los aficionados a la acampada disponen de un cámping en Son Bou y de otro situado en la carretera de Cala Galdana, llamado S'Atalaia. La acampada libre en las áreas Naturales de Especial Interés está prohibida.

Aviación

Otra opción es la aviación deportiva en avionetas de alquiler si se dispone de licencia, o las excursiones aéreas para disfrutar de la isla desde el cielo, para grupos de hasta seis personas. Todo ello, en el Aeroclub situado entre Maó y Sant Lluís.

Otros

Los polideportivos, piscinas municipales, campos de tenis y otras instalaciones, ofrecen también una amplia gama de deportes en todos los municipios de la isla y la mayoría de urbanizaciones. Incluso el críquet puede practicarse en Sant Lluís.

Enlaces externos

Fuentes