Saltar a: navegación, buscar

Terencio Sierra

Terencio Sierra
Información sobre la plantilla
Terencio-Sierra.jpg
Presidente de honduras
28vo Presidente Constitucional de Honduras
1 de febrero de 1899 - 1 de febrero de 1903
PredecesorPolicarpo Bonilla
SucesorManuel Bonilla
Datos Personales
NombreTerencio Esteban Sierra Romero
Nacimiento16 de noviembre de 1839
Tegucigalpa, Bandera de la República de Honduras Honduras
Fallecimiento25 de septiembre de 1907
Diriomo, Granada, Bandera de Nicaragua Nicaragua
Causa de la muerteParo cardíaco
EducaciónBachiller en Filosofía,
Ingeniero Civil
Alma materColegio Tridentino de Comayagua,
Academia Literaria de Tegucigalpa
Partido políticoPartido Liberal de Honduras
CónyugeCarmen Alemán Saravia
PadreManuel Antonio Sierra
MadreLucrecia Romero

Terencio Sierra. Su nombre completo era Terencio Esteban Sierra Romero. General y político hondureño que sucedió a Policarpo Bonilla en la presidencia de la república (1899-1903). Ocupó importantes cargos políticos y militares.

Síntesis biográfica

Nació el 16 de noviembre de 1839 en Tegucigalpa, Honduras. Sus padres fueron Manuel Antonio Sierra y Lucrecia Romero.

Fue miembro de la masonería, en la actualidad existe una Logia con su nombre, la Respetable Logia Terencio Sierra No. 6 que se encuentra afiliada a la Gran Logia de Honduras.

Estudios

Realizó sus estudios en Colegio Tridentino de Comayagua, donde obtuvo el título de Bachiller en Filosofía. Luego estudió Derecho en la Universidad Central de Honduras, carrera que no concluyó. Viajó a Estados Unidos, donde hace estudios de Ingeniería y obtuvo diploma de Ingeniería Civil y Militar en mar y tierra.

Trayectoria política

Aprendió el oficio de tipógrafo en la imprenta de Lupario Romero. Luego se traslada a vivir a El Salvador trabajando en el oficio de tipógrafo, y se especializa en la práctica como perito agrimensor. Viaja por varios países de América, desempeñando trabajos de contralor de barcos.

Posteriormente viaja a Alemania, donde estudia tácticas militares e hidráulica y después de casi 10 años de vivir en el exterior regresa a los trabajos de agricultura y minería de su familia en Coray, Curarén y Aramecina. Inaugurado el gobierno provisional el 12 de mayo de 1872 en Candelaria, Lempira, la familia Sierra Romero presta su concurso. Cuando las tropas de Ponciano Leiva se sitúan la ciudad de Comayagua en diciembre de 1872, el oficial Terencio Sierra se destaca por sus conocimientos en ingeniería. Antes de la capitulación del 13 de enero de 1873, fue ascendido al grado de coronel. Luego regresa a sus labores privadas en Coray.

Durante la administración de Marco Aurelio Soto (1876-1883) es nombrado para ejecutar importantes proyectos, como la instalación de líneas telegráficas y el cable submarino de Amapala a tierra firme. Dirigió el periódico "La Voz del Golfo", editado en Amapala, a favor del gobierno de Soto. Mas tarde emigra a Nicaragua por problemas con este.

Durante la administración de Luís Bográn Barahona emigra a El Salvador y luego a Nicaragua. El 27 de noviembre de 1891; encabeza un movimiento armado contra el gobierno de Ponciano Leiva, con el apoyo de las poblaciones del sur de Honduras su movimiento, obliga que el gobierno del general Leiva, decreta "El Estado de Sitio" en las ciudades de Choluteca y de Tegucigalpa, confrontación que se sofocó sin hechos relevantes.

Presidencia

Terencio Sierra con un grupo de sus colaboradores

Fue nombrado candidato a la presidencia por el partido liberal y es electo en octubre de 1898, junto al general José María Reina Bustillo, para el período de 1899-1903. Toma posesión el 1 de febrero de 1899 y finaliza el 30 de enero de 1903. Al término de su mandato, fue nombrado comandante general de armas e intentó sin éxito un levantamiento contra su sucesor, el presidente Manuel Bonilla.

Características de su gobierno

Durante los años de su gobierno, este se diferenció del régimen del doctor Policarpo Bonilla por aspectos tales como su empeño en el establecimiento de un ejército disciplinado que mereciera el respeto de los países vecinos, éste hecho destacaba la asistencia rigurosa de todos los ciudadanos en edad militar a las denominadas paradas dominicales, la inasistencia a las mismas eran penadas con arrestos, multas o trabajo en obras públicas.

En el orden material, fue un gobernante progresista, emprendió la construcción de la carretera del sur, aproximadamente al pueblo de La Venta y llevando la importante arteria vial hasta el lugar denominado la Chorrera; inició también trabajos de construcción de la carretera del Norte, continuó las obras de ampliación del Hospital General iniciadas por su predecesor; construyó el edificio de la escuela de medicina (actualmente oficinas del correo nacional), amplió el edificio de la Escuela de Artes y Oficios; estableció talleres artesanales en la Penitenciaría Central; promovió la agricultura estimulando el cultivo del tabaco y se fomentó el establecimiento de fábricas de puros, telares y fábricas de aguas gaseosas, jabones y velas, inició uno de los acontecimientos más importantes en la vida económicos de la República de Honduras, cuando la empresa Vacaro Brother´s Company de New Orleans, fundadores de la Standard Fruit & Steamship Company, que se conocería mas tarde como The Standard Fruit Co., inauguró su primera ruta de exportación con el primer barco de bananas desde Honduras hacia Nueva Orleans.

La fruta hondureña encontró buena acogida en el mercado norteamericano y consecuentemente abrió las sendas a más exportaciones y para el año 1902 se construyeron las vías locales de ferrocarril en la costa norte del país, para acomodarse a la expansión en la producción de las plantaciones de banana; realizó contratos para la construcción, por parte de una compañía domiciliada en la ciudad de Atlanta, Georgia, Estados Unidos, de una línea férrea entre Omoa y Trujillo pasando por Tela y La Ceiba, a la que pese al tiempo no se concretó; otorgó una concesión a la compañía Ulúa Commercial Company, cultivadora de bananos, a cambio de la construcción de un canal entre la Laguna de Alvarado y el río Chamelecón.

Se interesaba por la promoción de la labor cultural misma que se desarrolló adquiriendo mucho vigor; se publicaban en el país numerosos periódicos; había un florecimiento literario gracias a la actuación de poetas y escritores; la firmeza de sus convicciones destacada a lo largo de su vida militar y la fama lograda por su actuación en la paz y en la guerra, aunado a su carácter recio y un sistema personalista de arreglar los problemas, más que admirado era temido por los hondureños lo que le facilitó mantener el orden público sin necesidad de aplicar medidas extraordinarias, y gobernar en absoluta tranquilidad promoviendo el progreso nacional.

Su último año de gobierno (1902) está marcado por algo pocas veces visto en Honduras: una balanza favorable con una exportación de 6,170,353.27 contra una importación de 4,377,121.42.

Muerte

Falleció el 25 de septiembre de 1907 en Diromo, Granada, Nicaragua producto de un para cardíaco.

Fuentes