Gales

De EcuRed
Gales
Información   sobre la plantilla
Nombre oficial: Gales

Bandera

Escudo

Mapa o ubicación de Gales
Gobierno
Forma de gobierno:Monarquía
Capital:Cardiff (Caerdydd)
Idioma oficial:Galés, inglés
Reina
Primer Ministro
Isabel II
Carwyn Jones
Características Generales
Superficie:20.779 km²
Población
 • Densidad
2.903.085 (2001) hab
140 hab/km² hab/km²
Moneda:Libra esterlina
Gentilicio:Galés
Horario:WEST (UTC+0)

Gales (en Galés: Cymru; en inglés: Wales) es una Nación constituyente del Reino Unido.[1] Se ubica al oeste de la isla de Gran Bretaña, donde limita al oriente con Inglaterra y al occidente con los mares de Irlanda y Céltico del Atlántico. Tiene una población total de tres millones de personas y es un país bilingüe, cuyas lenguas oficiales son el galés y el inglés.

Es una de las Naciones celtas y posee una identidad cultural propia que se conformó tras la retirada de los romanos de Gran Bretaña.[2] La derrota de Llewelyn por Eduardo I en el Siglo XIII concluyó la conquista anglonormanda de Gales y significó el comienzo de siglos de ocupación inglesa. El país fue incorporado a inglaterra mediante el Estatuto de Rhuddlan de 1284 y más tarde por el Acta de Unión de 1536, creando la entidad legal hoy conocida como Inglaterra y Gales. En el Siglo XIX se desarrolló una política local. En 1955 Cardiff fue elegida capital y en 1999 se creó la Asamblea Nacional de Gales, la cual atiende asuntos internos. Su jefe de gobierno es el Ministro Principal (First Minister).

La capital y ciudad más grande es Cardiff (en galés: Caerdydd), con 320.000 habitantes. Durante un tiempo fue el principal puerto mundial de carbón[3] y, durante algunos años antes de la Primera Guerra Mundial, tuvo un tráfico más intenso que Londres o Liverpool.[4] Dos tercios de la población viven en Gales del Sur, con otra concentración en el occidente de Gales del Norte. Desde el siglo XIX el país ha adquirido una reputación de lugar folclórico, lo cual se debe en parte al renacimiento de la tradición Eisteddfod.[5] Después de Londres, Cardiff es el mayor centro de comunicaciones del Reino Unido.[6]

En 1216 Llywelyn el Grande fundó el Principado de Gales. A principios del Siglo XV, es decir cien años después de la conquista inglesa, Owain Glyndwr restauró brevemente la independencia definiendo el carácter moderno del país. La Familia Real Británica ha concedido el título de Príncipe de Gales a su heredero al trono.

Contenido

Etimología

El nombre de Gales procede del anglosajón Walas o Wealas, probablemente de wealh, que quiere decir « extranjero no germánico ». El nombre nativo, Cymru, fue adaptado bajo la forma Cambria en lenguaje inglés poético.

Historia

Prehistoria

El país de Gales (Cymru en Galés) ha sido habitado por el hombre moderno desde hace al menos 29.000 años,[7] aunque los asentamientos estables en el territorio no aparecerían hasta la última Edad de hielo, cuando emigraron a la isla cazadores-recolectores Mesolíticos provenientes de Europa Central. Los glaciares retrocedieron en la región hacia el VIII milenio a. C., pero el paso hacia Europa Continental se mantuvo hasta el fin de la glaciación, entre el V y el VI milenio a. C., cuando Gran Bretaña se convirtió en una isla y se formó el Mar de Irlanda, separando a Gales de Irlanda.[8][9] Según el historiador John Davies, las leyendas sobre el hundimiento de Cantre'r Gwaelod y los cuentos de Mabinogion, en los que se dice que las aguas del Mar de Irlanda eran menos profundas, pueden ser reminiscencias de ese período.

Durante este periodo los bosques de la región se hicieron muy densos, dificultando su comunicación con el resto de la isla. De la Península Ibérica llegaron por mar colonizadores neolíticos, que se integraron con los pueblos ya presentes y favorecieron la sedentarización de los habitantes de la región, dentro del proceso de la Revolución neolítica.[10]

Los nuevos pobladores despejaron los bosques para establecer tierras de pastoreo y de cultivos, desarrollaron tecnologías para la elaboración de cerámicas y de textiles, y construyeron cromlechs como los de Pentre Ifan, Bryn Celli Ddu y Parc Cwm long cairn.[11]

Durante la Edad de bronce y de hierro las culturas Celtas de Gales sostuvieron intercambios con las del resto de la archipiélago. Durante la Conquista romana de Britania el país estaba dividido entre los Deceanglos, Ordovicos, Cornovii, Démetas y Siluros.[12]

Colonización

La conquista romana comenzó en Gales en 48. Dos de las mayores tribus británicas, los siluros y los ordovicos, se resistieron al dominio romano durante algunos años, pero finalmente los ordovicos fueron sometidos en 79. Las tribus británicas de la época prerromana ocupaban el territorio actual de Gales, pero también partes de Inglaterra y el sur de Escocia, en lo que se convertiría la provincia romana de Britania hasta la retirada de las legiones romanas a comienzos del Siglo V.[12]

En Gales del Sur se formó un cordón de fuertes romanos, asegurando un control territorial por lo menos hasta Carmarthen, extrayendo asimismo Oro de las minas de Dolaucothi en Carmarthenshire. Los romanos también construyeron un fuerte para sus legiones en Caerleon, cuyo Anfiteatro se encuentra bien preservado, lo mismo que ciudades como Venta Silurum, con estructuras en buen estado de conservación.

Como se refleja en el cuento medieval Breuddwyd Macsen Wledig (El sueño de Macsen Wleding), los romanos también insursionaron en la zona septentrional del país. Según su trama Magno Máximo (Macsen Wledig), uno de los últimos emperadores romanos de occidente, se casó con la hija de un jefe galés del actual Caernarfon. Por su parte, el Cristianismo fue introducido en Gales durante el Siglo IV y la Conversión no dejaría de extenderse.

En los siglos siguientes en el territorio de Gales se desarrollarían pequeños reinos como Gwynedd, Powys, Deheubarth, Glywysing y Gwent, lo cuales sucedieron al gobierno imperial en las tierras altas. El desarrollo de esa Cultura romano-británica fue de hecho la base de lo que en la actualidad se conoce como Gales. con la pérdida de las tierras bajas, los reinos ingleses de Mercia, Northumbria y Wessex se enfrentaron a los de Powys, Gwent y Gwynedd para redefinir sus fronteras.

Edad Media

Castillo medieval en Gales
Castillo medieval en Gales
Las tierras meridionales y occidentales que pasaron a manos de los ingleses comenzaron a ser llamadas en galés Lloegyr (en la actualidad Lloegr), que en un principio sólo contemplaban Mercia y más tarde toda Inglaterra.[13] Las tribus germánicas que dominaron esa región fueron llamadas Saeson, es decir "Sajones".

Los Anglosajones llamaron 'Walha' a los romano-británicos, es decir 'extranjero romanizado'. Los galeses siguieron llamándose brythoniaid (brythons or Britons) incluso en buena parte de la Edad Media, aunque la primera vez que se empleó Cymru e y Cymry fue en 633 en el poema Y Gododdin, de Aneirin. En Armes Prydain, de 930, las palabras Cymry y Cymro son empleadas quince veces. Sólo hasta el Siglo XII Cymry fue más frecuente que Brythoniaid en la Literatura galesa.

Desde 800 una serie de matrimonios dinásticos llevaron a Rhodri el Grande, cuyo reinado se extendió de 844 a 878, a heredar Gwynedd y Powys. Por el contrario, sus hijos fundaron tres dinastías (Aberffraw para Gwynedd, Dinefwr para Deheubarth, y Mathrafal para Powys), que se opusieron entre sí. El abuelo de Rhodri, Hywel el Bueno, fundó Deheubarth, expulsó a la dinastía Aberffraw de Gwynedd y Powys. Maredudd ab Owain de Deheubarth (el nieto de Hywel) lograría expulsarlos de nuevo, aunque de manera temporal.

El nieto de Maredudd, Gruffydd ap Llywelyn, conquistaría los territorios de sus primos y extendería su reino incluso hasta tierras inglesas. Su importancia histórica se debe a que fue el primer y único monarca galés que reinó sobre todo el País desde 1057 hasta 1063. Owain Gwynedd, de los aberffraw, fue por su parte el primer monarca galés con el título de princeps Wallensium (príncipe de Gales). De este período cabe asimismo resaltar las invasiones normandas, cuya vanguardia llegó a las fronteras galesas en 1067.

La dinastía aberffraw cobraría protagonismo con el nieto de Owain Gwynedd, Llywelyn el Grande, quien realizó negociaciones favorables en la Magna Carta en 1215 y recibió el juramento de fidelidad de los otros señores galeses en 1216 en el concejo de Aberdyfi, convirtiéndose en el primer Príncipe de Gales. Su nieto Llywelyn II también fue reconocido como tal por el rey Enrique III en el Tratado de Montgomery en 1267 aunque tras una serie de disputas que incluyeron el encarcelamiento de su esposa Eleanor, terminaron con la primera invasión de Eduardo I. Tras la derrota militar el Tratado de Aberconwy estableció la subordinación de Llywelyn a Inglaterra en 1277. En 1282 se libró la última batalla, que acabó con toda soberanía de los príncipes galeses. Con la muerte de Llywelyn y la neutralización de todos sus herederos potenciales, los señores galeses restantes ofrecieron su tierras al rey inglés.[14] Para consolidar sus conquistas, Eduardo construyó una serie de Castillos, entre los que destacan los de Beaumaris, Caernarfon, y Conwy.

Tras una revuelta fallida en 1294 comandada por Madog ap Llywelyn, no se registran mayores levantamientos hasta el de Owain Glyndwr, un siglo más tarde, contra Enrique IV. En 1404 fue coronado Príncipe de Gales ante representantes de Francia, España y Escocia, tras lo cual celebró varias asambleas parlamentarias en varias localidades galesas. La rebelión fue sin embargo reprimida y Owain tuvo que esconderse en 1412, normalizándose la situación a favor de los ingleses hacia 1415.

Aunque el Estatuto de Rhuddlan definió la unión anglo-galesa, esta sólo se oficializó en 1536, cuando la ley local fue remplazada por la inglesa mediante el Acta de Unión.

Desde el siglo XVI hasta el siglo XX

Durante el Siglo XVI la legislación galesa fue progresivamente modificada para incorporar las estructuras ejecutivas a Inglaterra. Sin embargo, a pesar de la asimilación inglesa, los galeses mantuvieron su lenguaje y cultura.

Durante el XVIII Gales fue afectado por dos importantes reformas, la Revolución industrial y el Renacimiento Metodista.

Durante el XIX, el sudeste experimentó una rápida industrialización y una explosión demográfica. Estas zonas fueron anglificadas debido a la llegada de inmigrantes, destacando con los territorios rurales, donde se conservó con más fuerza la cultura tradicional galesa. Asimismo, la zona experimentó la influencia del cristianismo metodista.

Tras la Segunda Guerra Mundial Gales experimentó un progresivo declive debido a la crisis de la industria del Carbón y del Hierro. En el ámbito político la crisis provocó que el Partido Liberal fuera desplazado del poder por el Partido Laborista.

Despertar nacionalista

Durante este período los nacionalistas del partido Plaid Cymru, dirigidos por Gwynfor Evans, consiguieron por primera vez representación en el parlamento del Reino Unido en 1966, y convirtieron la “devolución” de las instituciones parlamentarias galesas en su principal objetivo político. En el referéndum de 1979 ganó el voto negativo, pero en 1997 se realizó un nuevo referéndum en el que ganó el sí por un estrecho margen, lo que permitió la creación de un parlamento galés en Cardiff.

División administrativa

Las divisiones sociohistóricas de este país constituyente del Reino Unido son Gales del Norte, Gales del Centro, Gales Sur Occidental y Gales del Sur.

Los trece Condados históricos de Gales, existentes entre 1889 y 1974, fueron Monmouthshire, Glamorgan, Carmarthenshire, Pembrokeshire, Cardiganshire, Brecknockshire, Radnorshire, Montgomeryshire, Denbighshire, Flintshire, Merionethshire, Caernarvonshire y Anglesey.

En 1974 algunos de ellos fueron fusionados, reduciéndose su número a ocho: Gwent, South Glamorgan, Mid Glamorgan, West Glamorgan, Dyfed, Powys, Gwynedd y Clwyd. Años después perdieron toda función administrativa, pero fueron conservados como condados preservados.

En 1996, el país fue dividido en veintidós Autoridades unitarias, compuestas por nueve condandos, tres ciudades (Newport, Cardiff y Swansea) y diez distritos condales*: (1) Merthyr Tydfil*, (2) Caerphilly*, (3) Blaenau Gwent*, (4) Torfaen*, (5) Monmouthshire, (6) Newport, (7) Cardiff, (8) Vale of Glamorgan*, (9) Bridgend*, (10) Rhondda Cynon Taf*, (11) Neath Port Talbot*, (12) Swansea, (13) Carmarthenshire, (14) Ceredigion, (15) Powys, (16) Wrexham*, (17) Flintshire, (18) Denbighshire, (19) Conwy*, (20) Gwynedd, (21) Anglesey y (22) Pembrokeshire.

Otras ciudades y localidades capital de los condados históricos y actuales son Aberaeron, Brecon, Caernarfon, Cardiff, Carmarthen, Denbigh, Dolgellau, Haverfordwest, Llandrindod Wells, Llangefni, Mold, Monmouth, Montgomery, Presteigne y Ruthin.

del Sur, donde se encuentran los grandes centros urbanos de Cardiff, Swansea y Newport, con otro núcleo demográfico en Gales del Norte, alrededor de Wrexham.

Gales es un país muy montañoso, en particular en el norte y en el centro. Sus formaciones se desarrollaron durante las glaciaciones, en particular la wisconsiense. Los picos más altos se encuentran en Snowdonia, incluyendo el Snowdon, que con 1.085 Msnm es el más alto del País.

El País cuenta con numerosos cursos de agua entre los cuales los más importantes ríos son el Severn (354 km), el Wye (215 km), el Dee (112 km), el Towy (109 km), el Usk (90 km), el Teifi (84 km) y el Taff (64 km). Entre sus lagos destacan el Tegid, el Trawsfynydd y el Vyrnwy, todos con una supercie superior a los 4 km².

Gales cuenta con los parques nacionales de Snowdonia, Brecon Beacons y Costa de Pembrokeshire, lo mismo que con cuatro Áreas de Destacada Belleza Natural Anglesey, la Cordillera Clwydian, la Península de Gower y el Valle Wye.

Gran parte de la costa oriental y meridonal de Gales se encuentra protegida. La Península de Gower, Pembrokeshire, Carmarthenshire, y Ceredigion son particularmente silvestres e impresionantes. Gower, Carmarthenshire, Pembrokeshire y la Bahía de Cardigan tienen aguas limpias y azules, con atractivas playas. Sin embargo, también están expuestas a fuertísimos Vientos del oeste traídos por el Atlántico, causantes de numerosos naufragios.

La frontera actual entre Gales e Inglaterra se definió en el Siglo XVI, con base las divisiones feudales. El límite sigue asimismo el trazado de la Muralla de Offa.

Cultura

Gales tiene una cultura distintiva que incluye su propia lengua, costumbres, días de fiesta y música.

Su principal símbolo es el Dragón galés rojo. Otros emblemas nacionales son el puerro y el Narcissus. Las palabras galesas para ambas plantas son muy parecidas,[15] lo que se presta a múltiples confusiones.

Literatura

La literatura de Gales está compuesta predominantemente en galés, latín e inglés. Sus orígenes se remontan hasta la Edad Media, en torno al Siglo VI. La primera obra digna de mención es la Historia Brittonum, en cuyas páginas ya se nombra a figuras de la tradición Épica como Taliesin y Aneirin, respectivamente autores de Llyfr Taliesin y de Y Gododdin.

A comienzos del Siglo XIV se desarrolló el la forma Métrica Cywydd, que se convertiría en la más importante de la poesía tradicional galesa. La principal obra de la incipiente tradición es la de Geoffrey de Monmouth, quien en su Historia Regum Britanniae reseña las vidas de los reyes de los bretones, comenzando con los Troyanos para terminar con la toma de Bretaña por parte de los anglosajones en el Siglo VII. La obra fue compuesta en los Años 1130.

Entre los escritores galeses en latín destaca el historiador Giraldus Cambrensis. Por su parte, el primer libro escrito completamente en galés es el Libro negro de Carmarthen, en los Años 1250, siendo a su vez el Mabinogion la colección más importante de relatos medievales locales.

En 1588, William Morgan tradujo y publicó la Biblia en galés, favoreciendo la difusión tanto de la lengua como de la literatura galesa. Durante los siglos XVI y XVII se aprecian asimismo las primeras manifestaciones de una literatura anglo-galesa, en inglés, en las obras de Henry Vaughan y de George Herbert.

En el Siglo XVIII las actividades de personalidades como el Masón e historiador Iolo Morganwg contribuyen a la recuperación del Eisteddfod. De esta época cabe mencionar Visiones del bardo durmiente (Gweledigaetheu y Bardd Cwsc) de Ellis Wynne, una obra clásica de la literatura en lengua galesa publicad en 1703.

A finales del Siglo XIX y principios del XX, la literatura comenzó a reflejar la utilización política de la lengua, en lo cual destacaron el líder del Nacionalismo galés, Saunders Lewis, y la escritora Kate Roberts.

La industrialización del sur de Gales a partir del Siglo XIX provocó una ola de inmigración de hablantes de inglés hacia esa zona, lo que contribuyó a la aparición de una literatura anglo-galesa. Entre los autores más destacados de esta vertiente de la literatura galesa se encuentran Arthur Machen, Lewis Jones, Richard Llewellyn y Dylan Thomas, autor de Bajo el bosque lácteo.

Arquitectura

Gales cuenta con una gran riqueza arquitectónica. En épocas prehistóricas sus habitantes construyeron cromlechs, como los de Pentre Ifan, Bryn Celli Ddu y Parc Cwm long cairn.

Entre sus construcciones, destacan los castillos medievales de Beaumaris, Bodelwyddan, Bodelwyddan, Cardiff, Coch, Caernarfon, Conwy, Dinefwr, Harlech, Pembroke, Rojo y Powis.

Dentro de sus templos religiosos se encuentran las catedrales anglicanas de Bangor, Brecon, Llandaff, Newport, San David y San Asaph, así como las católicas de Wrexham y Metropolitana de Cardiff.

Otras construcciones de valor en la capital son el Museo y Galería Nacional, la Universidad, la Alcaldía, los estadios Millenium y Arms Park, los edificios antiguo y moderno de la Asamblea Nacional de Gales, el centro de artes escénicas Wales Millennium Centre, la sala de conciertos St.David's Hall, o la moderna Biblioteca Central, inaugurada en marzo de 2009.

Deporte

Los principales deportes en Gales son el rugby y el Fútbol.

En cuanto Nación constituyente es representada por su equipo nacional en grandes eventos deportivos como en el Copa Mundial de Fútbol y de Rugby, o los Juegos de la Commonwealth. Gales cuenta asimismo con federacionaes nacionales de ambos deportes: la Unión Galesa de Rugby y la Asociación de fútbol de Gales.

Como en Nueva Zelanda, el rugby es un elemento de la Identidad nacional, excepto en Gales del Norte, donde el fútbol es el principal deporte.

La Selección de rugby de Gales participa anualmente en el Torneo de las Seis Naciones. Ha disputado todas las Copas del Mundo y organizó el torneo en 1999. Conforma la Heineken Cup y la Liga Celta de rugby junto a los equipos de Irlanda y Escocia.

La Asociación de Fútbol de Gales, fundada en 1876, dirige los clubes profesionales a nivel nacional. La Copa de Gales se disputa desde 1877. El Cardiff City F.C., el Swansea City AFC y otros equipos galeses que disputan la liga inglesa y otras competiciones han quedado exluídos de la competición, pues desde 1995 requiere exclusividad.

Demografía

Según el censo de 2001 Gales tiene una población de 2.903.085 habitantes (1.403.782 hombres y 1.499.309 mujeres). Según su lugar de nacimiento el 75,39% es oriundo de Gales, el 20,32% de Inglaterra, el 0,84% de Escocia, el 0,71% de Irlanda. Entre las minorías destacan la china (0,40% de la población) y la india (0,28%).

Conocimiento de la lengua galesa

El 16,32% habla, lee y escribe galés. El 4,93% lo habla. Por su parte, el 71,57% no tiene ningún conocimiento del idioma.

Religión

La religión predominante es el Cristianismo (71,9%), con importantes grupos musulmanes (0,75% ), Budistas (0,19%) e Hinduistas (0,19%).

Galeses famosos

Véase También

Referencias

Enlaces externos