Saltar a: navegación, buscar

Irlanda

Irlanda
Información   sobre la plantilla
Nombre oficial: Éire
República de Irlanda
Bandera irlanda.png
Bandera
Escudo de Irlanda.png
Escudo
Mapa-de-irlanda.gif
Mapa o ubicación de Irlanda
Gobierno
Forma de gobierno:República
Capital:Dublín
Idioma oficial:Irlandés, inglés
Presidenta
Primer Ministro
Michael Higgins
Enda Kenny
Características Generales
Superficie:70.273 km²
Población
 • Densidad
4.470.700 (2010) hab
63,4 hab/km²
Moneda:Euro
Gentilicio:Irlandés, irlandesa
Horario:UTC
Miembro de: Bandera de Francia Unión Europea, ONU, OCDE, OSCE, COE

Irlanda. Es un país miembro de la Unión Europea, su capital es la ciudad de Dublín. La nación se encuentra enmarcada en la isla de Irlanda, ubicada al noroeste de Europa, formando parte del archipiélago británico siendo la segunda isla en extensión del mismo, es la tercera isla de Europa, después de Gran Bretaña e Islandia, y la vigésima del mundo.

Etimología

El artículo cuatro de la Constitución de Irlanda, la cual fue adoptada en 1937, dice que "el nombre del Estado es Éire, o en inglés, Ireland”. Para todos los propósitos oficiales, incluyendo relaciones internacionales y otros documentos legales, el gobierno irlandés usa el nombre de Ireland, además de utilizar Éire para documentos escritos en irlandés.

Las instituciones de la Unión Europea siguen el mismo sistema desde que el irlandés se hizo un idioma oficial el 1 de enero de 2007 y llaman al Estado Éire - Ireland, justo como los nombres oficiales que emplean para el pasaporte irlandés.

El nombre de la isla tiene su origen en el irlandés antiguo Ériu (en irlandés moderno Éire), con el añadido del término germánico land. Ériu, del proto-céltico *Īwerjū (que también generó el galés Iwerd, Mar de Irlanda), originalmente significaba gordura, en el sentido de fertilidad.

Los celtas denominaban Éire a la población irlandesa, por lo que la tierra comenzó a llamarse tierra del Éire o Éireland, cuya derivación acabó siendo Ireland (Irlanda).

Hoy en día, el nombre oficial del Estado es Irlanda, Ireland (en inglés) y Éire (en irlandés). República de Irlanda, Republic of Ireland o Poblacht na hÉireann es la escritura del texto oficial.

Historia

Prehistoria y Edad Antigua

Los habitantes originarios de Irlanda eran cazadores y recolectores durante el período Mesolítico y usaban herramientas de piedra. Alrededor del año 3000 a. C. evolucionaron a la Edad de Bronce, cultivando granos, criando animales domésticos y fabricando armas, herramientas y joyería de bronce. Al comienzo del 2000 a. C., construyeron grandes santuarios y tumbas de piedra (megalitos), todavía observables en el paisaje irlandés. En el siglo I a. C. estaba bajo el control de los pictos, gente del Neolítico descrita en el folclore irlandés como Fir Bolg.

Los primeros celtas llegaron alrededor de 1600 a. C. fundando la Irlanda celta. Políticamente los celtas dividieron Irlanda en cuatro provincias: Leinster, Munster, Ulster y Connacht. Antes de su llegada, las unidades básicas de la sociedad irlandesa eran las Tuatha, o pequeños reinos, cada uno de los cuales era bastante pequeño, aproximadamente 150 tuatha para una población de menos de 500.000 personas. El territorio completo estaba gobernado por un monarca denominado Gran Rey.

La lista tradicional de los nombrados con el título de Gran rey de Irlanda se remonta a miles de años, a mediados del II milenio a. C., aunque las primeras partes de la lista son bastante míticas. No se tiene certeza en qué punto la lista comienza a referirse a individuos históricos y tampoco en qué punto se puede llamar a estos individuos Gran Rey, en el posterior sentido de la palabra. Esta estructura social se adaptaba al estilo de vida de los celtas, desde siempre predispuestos a organizarse en unidades tribales relativamente pequeñas y autónomas.

Los Anales de los cuatro maestros (en irlandés, Annala Rioghachta Éireann) o los Anales del reino de Irlanda por los cuatro maestros son una crónica de la historia de Irlanda. Las entradas abarcan las fechas entre el 2242 a. C. y el 1616, aunque se cree que las primeras entradas se refieren a fechas alrededor del 550 a. C. Son una recopilación de anales anteriores, aunque hay algunos trabajos originales. Se recopilaron entre 1632 y 1636 en el monasterio franciscano del Condado de Donegal.

Beltane o Bealtaine (en irlandés ‘Buenfuego’) era un antiguo día festivo irlandés que se celebraba el 1 de mayo. Para los celtas, Beltane marcaba el comienzo de la temporada de verano pastoral, cuando las manadas de ganado se llevaban hacia los pastos de verano y a las tierras de pasto de las montañas. En irlandés moderno Mi na Bealtaine (mes de Bealtaine) es el nombre del mes de mayo. A menudo, se abrevia el nombre del mes como Bealtaine, conociendo al día festivo como Lá Bealtaine. Una de las principales actividades de la festividad consistía en encender hogueras en las montañas y colinas con ritual y significado político en Oidhche Bhealtaine (La víspera de Bealtaine). En gaélico escocés moderno, se usa sólo Lá Buidhe Bealtaine (el día amarillo de Bealltain) para describir el primer día de mayo.

San Patricio (384-461), un arzobispo y misionero venido de Escocia, llegó a Irlanda para convertir a los habitantes al cristianismo. Pudo realizar importantes conversiones dentro de las familias reales y a través de las escuelas monacales, e introdujo la palabra escrita (en latín). Con la muerte de San Patricio, la élite irlandesa era letrada y registraba su historia por escrito. Irlanda se transformó casi exclusivamente en cristiana y en centro de erudición y cultura, pero la mayor parte de este legado fue destruido durante las incursiones vikingas de los siglos IX y X.

Edad Media

Grabado del siglo XIX de Brian Boru, Rey de Thomond, Rey de Munster y Rey Supremo de Irlanda

Al final del siglo X, Brian Boru, el rey de un pequeño Estado llamado Dal Cais, conquistó a sus mayores vecinos y se transformó en el rey más poderoso en la mitad sur de Irlanda. Pero Máel Mórda mac Murchada, rey de Leinster, comenzó a conspirar en su contra e hizo una alianza con Sitric, el rey vikingo de Dublín, quien consiguió ayuda de los vikingos de las islas Orkney y la Isla de Man. La batalla de Clontarf, cerca de Dublín, en 1014, terminó con la victoria de los ejércitos vikingos, pero éste murió en su carpa a manos de algunos de los que huían de la batalla.

En 1169, Ricardo de Clare (mejor conocido como strongbow) junto a Dermot MacMurrough y un grupo de normandos que venían de Inglaterra), llegaron cerca de Waterford y se asentaron a la fuerza. MacMurrough, conocido como el traidor más notorio de Irlanda, fue expulsado como rey de Leinster e invitó al rey Enrique II a que lo asistiese en recuperar su trono. La subsecuente invasión condujo a que Enrique se convirtiese en Señor de Irlanda, hecho que marcó el comienzo de ocho siglos de dominación inglesa. Hacia 1300 los normandos controlaban la mayor parte del país, pero no lograron conquistarlo efectivamente debido a la ausencia de un gobierno central desde el cual se pudieran imponer.

Desde 1350, los jefes irlandeses, quienes tomaron muchas de las armas usadas por los normandos y habían aprendido algunas de sus tácticas, comenzaron a recuperar sus territorios. En 1360, la mayoría de los colonizadores normandos se habían acogido a las leyes irlandesas y adoptaron las costumbres, la música, la poesía, la literatura y las vestimentas de los nativos de la isla, llegando a asemejarse a la población irlandesa hasta el punto de ser conocidos como Más irlandeses que los mismísimos irlandeses (del latín, Hibernis Ipsis Hiberniores), hecho que el parlamento inglés consideró como una posible amenaza para sus futuros intereses de colonización de la isla.

Debido a esto y a modo de encauzar el declive del señorío irlandés en 1366, ratificaron los estatutos de Kilkenny, los cuales, entre otras cosas, prohibían la exogamia entre colonos ingleses con nativos irlandeses, así como el uso del idioma gaélico y sus costumbres, en un proceso conocido como anglificación.

Edad Moderna

En 1534, Enrique VIII de Inglaterra rehusó reconocer la autoridad del Papa y persuadió al parlamento inglés a reconocerlo a él como cabeza de la Iglesia de Inglaterra.

Trató de imponer una política similar en Irlanda y en 1536 se difundieron bandos prohibiendo apelar a Roma o hacer pagos al Papa. Entre 1537 y 1541 fueron suprimidos numerosos monasterios y su propiedad fue confiscada. Sin embargo, en áreas bajo autoridad de Irlanda, donde el rey no tenía un poder real, la mayoría de los habitantes ignoró los cambios que habían tenido lugar. María I de Inglaterra, la hija de Enrique que le sucedió en el trono en 1553 y era ferviente católica romana que se esforzó por restaurar la vieja religión tanto en Inglaterra como en Irlanda, estaba convencida de que la mejor manera para dominar Irlanda era introducir colonias de ingleses en el país.

En 1556 confiscó territorios irlandeses y puso allí colonos ingleses que llevaron con ellos a Irlanda arrendatarios y sirvientes.

Isabel I, la hermana mediana de María I, quien le sucedió en 1558, adoptó una actitud más dura, y un grupo de arzobispos y religiosos irlandeses fueron ejecutados. Esta persecución llevó a Irlanda -y a aquellos anglo-irlandeses que seguían siendo católicos romanos- a unirse más. Creció entonces un nuevo espíritu de nación, que era al mismo tiempo católico romano y antinglés.

Durante la Rebelión irlandesa de 1641 y hasta la Conquista de Irlanda por Oliver Cromwell en 1649, dos tercios de la isla estuvieron gobernados por la Confederación de irlandeses católicos, conocida también por Confederación de Kilkenny por haberse gestado en (Kilkenny). La diferencia entre la isla de Irlanda (la cual fue alguna vez gobernada como una unidad) y la República de Irlanda (la cual abarca veintiséis de treinta y dos condados en la isla) es el producto de complejos desarrollos constitucionales llevados a cabo en la primera mitad del siglo XX.

Edad contemporánea

Desde el 1 de enero de 1801 y hasta el 6 de diciembre de 1922, Irlanda como unidad perteneció al Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda.

Entre 1845 y 1849 la cosecha de patatas, que se había convertido casi con exclusividad en el único alimento de la gran mayoría de la población irlandesa, fue sistemáticamente destruida por una plaga de parásitos. La población más humilde se vio privada de su principal y casi único alimento, lo que acabó provocando una hambruna de proporciones catastróficas, conocida como la Gran Hambruna irlandesa. Alrededor de un millón de personas perecieron de inanición, la mayoría vagando por los caminos después de ser desalojadas de sus casas al no poder hacer frente al pago del alquiler.

La emigración se convirtió en una cuestión de vida o muerte y se produjo un éxodo masivo de población irlandesa a otros países como Inglaterra, Canadá, Chile, Argentina y Australia, pero sobre todo a Estados Unidos. Se calcula que la hambruna redujo la población irlandesa, debido a muertes y emigración, de 8 millones de habitantes con que la isla contaba a principios de 1845 a 4,5 millones a finales de 1849.

En 1919, la mayoría de los miembros del parlamento electos en la elección general británica de 1918 rechazaron sus asientos en la Cámara de los Comunes Británica. En cambio, establecieron un parlamento irlandés extra-legal llamado Dáil Éireann para rivalizar. Este Dáil declaró la independencia en 1919 en nombre de la proclamada República de Irlanda, durante el Alzamiento de Pascua (Easter Rising). La república no obtuvo ningún reconocimiento internacional y condujo a la Guerra de Independencia Irlandesa, del Ejército Republicano Irlandés contra el Reino Unido. En 1921 representantes del gobierno británico y el Aireacht (gabinete) de la República Irlandesa negociaron un Tratado Anglo-Irlandés y crearon un nuevo sistema de autogobierno legal irlandés, conocido como dominion status.

Fue creado un nuevo Estado irlandés con reconocimiento internacional llamado el Estado Libre Irlandés (Saorstát Éireann). El nuevo Estado libre abarcaría en teoría la totalidad de la isla, sujeto a la condición de que Irlanda del Norte (la cual había sido creada como una entidad separada) pudiera optar por su expulsión y elegir su permanencia como parte del Reino Unido, lo cual hizo de hecho. Los veintiséis condados restantes de Irlanda fueron convertidos en el Estado Libre Irlandés, una monarquía constitucional bajo la cual el monarca británico reinó (desde 1927 con el título de Rey de Irlanda). Poseía un gobernador general, un parlamento bicameral, un gabinete llamado Consejo Ejecutivo y un primer ministro llamado Presidente del Consejo Ejecutivo del Estado Libre irlandés. La constitución fue llamada Constitución del Estado Libre Irlandés.

Fotografía de la Proclamación de Pascua en 1916, documento que proclamó la identidad e independencia de la nación irlandesa

La firma del Tratado Anglo-Irlandés generó un sector contrario al Tratado que estaba liderado por Éamon de Valera, que inició la Guerra civil irlandesa. El ala del IRA contraria al acuerdo tomó el edificio Four Courts, situado en el centro de Dublín, el 13 de abril de 1922. El 26 de marzo, habían rechazado la autoridad del Dáil Éireann y elegido su propio órgano militar ejecutivo. La facción defensora del Tratado atacó a las fuerzas rebeldes del IRA el 28 de junio, ante la necesidad de consolidar su autoridad en el sur de Irlanda y la presión del gobierno británico para que eliminaran los elementos que podían oponer resistencia armada al pacto. La batalla de Dublín duró una semana y supuso una victoria decisiva para los defensores del pacto. Nuevas victorias a lo largo del país consolidaron la posición de las fuerzas pro tratado. En el curso de la guerra civil murió en una emboscada Michael Collins, uno de los líderes del movimiento republicano y Comandante en Jefe de las Fuerzas favorables al Tratado Anglo-irlandés.

En octubre de 1922, el nuevo gobierno presentó una ley que concedía al Ejército amplios poderes y permitía que todo aquel que se hallara en posesión de armas o actuara contra las Fuerzas del nuevo Estado fuera sometido a un consejo de guerra y condenado a la pena capital. En represalia, el Comandante en Jefe de las Fuerzas del IRA, Liam Lynch, dio orden de disparar contra los principales líderes partidarios del acuerdo. Los primeros asesinatos tuvieron lugar el 7 de diciembre. La respuesta del nuevo gobierno fue ordenar la ejecución de cuatro oficiales del Ejército irregular que se encontraban presos desde junio; ante esta acción, el sector intransigente depuso su política de atentados. La superioridad numérica de hombres y recursos de la facción gubernamental y la prosecución de las ejecuciones (77 en total) comenzaron a decidir la guerra a su favor a comienzos de 1923. El 24 de abril los irregulares depusieron las armas. Desde 1923 forma con el Reino Unido parte de la Common Travel Area.

El 29 de diciembre de 1937 se aprobó una nueva constitución (Bunreacht na hÉireann) que reemplazaba al Estado Libre Irlandés por un nuevo Estado llamado Éire, o, en castellano, Irlanda. A pesar de que las estructuras constitucionales de este nuevo Estado requerían un Presidente de Irlanda en lugar de un rey, aquél no fue todavía una república. El principal rol del Jefe de Estado, representar simbólicamente al Estado ante las demás naciones, permaneció siendo una atribución del rey como un organismo por ley de estatuto. El 1 de abril de 1949, el Acta de la República de Irlanda declaró a Éire como una república, con las funciones previamente otorgadas al rey delegadas en cambio al Presidente de Irlanda.

A pesar de que el nombre oficial del Estado permaneció siendo Éire, se adoptó como su nombre el término República de Irlanda (oficialmente una simple descripción del nuevo Estado). Mientras que la república elige emplear la palabra Irlanda para describirse a sí misma, particularmente en el círculo diplomático (por ende es siempre el Presidente de Irlanda o la Constitución de Irlanda), muchos Estados evitan usar dicho término por la existencia de una segunda Irlanda, la Irlanda del Norte, y porque la constitución de 1937 alegaba jurisdicción del sur sobre el norte. La utilización de la palabra 'Irlanda' fue adoptada como una aceptación de aquel enunciado. Dicho aserto, en lo que fue conocido como los artículos 1 y 2 de la Constitución de 1937, fue eliminado en 1999.

Desde aquel año, el Estado Irlandés/Éire continuó siendo miembro de la entonces Mancomunidad Británica de Naciones hasta la declaración de una república en abril de 1949. Bajo las reglas de la mancomunidad, la declaración de una república elimina automáticamente la calidad de miembro de la asociación. Estas reglas no fueron modificadas hasta 1950 para permitir la inclusión de India como república en la mancomunidad. A pesar de que Irlanda renunció a su calidad de miembro y eligió no renovarla, mantuvo muchos de los privilegios que ésta le otorgaba. Actualmente, por ejemplo, los ciudadanos irlandeses residentes en el Reino Unido disfrutan de todos los derechos de la ciudadanía, incluyendo el derecho a sufragio durante las elecciones parlamentarias e incluso servir en las fuerzas británicas, pero el número de irlandeses que se acogen a estos derechos es ínfimo.

Irlanda se unió a las Naciones Unidas en 1955, y en 1973 a la Comunidad Económica Europea (ahora incorporada en la Unión Europea). Los gobiernos irlandeses han intentado alcanzar la unificación pacífica de Irlanda y han cooperado con Gran Bretaña contra el violento conflicto entre grupos paramilitares en Irlanda del Norte conocidos como The Troubles.

En la actualidad, se está poniendo en marcha para Irlanda del Norte un tratado de paz, conocido como el acuerdo de Belfast, aprobado en 1998 por elecciones en la República de Irlanda y en Irlanda del Norte.

Gobierno y política

El Estado es una república con un sistema de gobierno parlamentario. El presidente de Irlanda, que ejerce como Jefe de Estado, es electo por un plazo de siete años de duración y puede ser reelecto una única vez. El presidente tiene en general funciones protocolares, aunque posee ciertos poderes y funciones constitucionales, asistido por el Consejo de Estado, un órgano consultivo. El Taoiseach (primer ministro) es designado por el presidente en la nominación de parlamento. El Taoiseach es normalmente el líder del partido político con el mayor número de escaños obtenidos en las elecciones legislativas. Es bastante habitual que se formen coaliciones de gobierno, por lo que no ha existido ningún gobierno de un único partido desde el período de 1987-1989.

El parlamento bicameral, el Oireachtas, consiste de un senado, Seanad Éireann, y una cámara baja, Dáil Éireann. El senado está compuesto por sesenta miembros; once designados por el Taoiseach, seis electos por dos universidades y cuarenta y tres electos por representantes públicos de paneles de candidatos establecidos sobre una base vocacional. El Dáil está formado por 166 miembros, Teachtaí Dála, electo para representar circunscripciones plurinominales bajo el sistema de representación proporcional mediante el voto único transferible. Según la constitución, las elecciones parlamentarias deben ser llevadas a cabo al menos cada siete años, aunque un límite menor puede ser establecido por ley. Legalmente en la actualidad, tiene una duración de cinco años.

La Garda Síochána o gardai es la institución de policía nacional de la República de Irlanda. La fuerza está encabezada por la Comisión de la Garda la cual está designada por el gobierno irlandés. Su cuartel general se encuentra situado en el Parque Fénix en Dublín (en el cual se encuentra situada también la mansión del presidente).

El 12 de junio de 2008, los irlandeses votaron un referéndum en el cual rechazaron el Tratado europeo de Lisboa lo que ha causado cierta polémica en la Unión Europea.

Geografía

La isla de Irlanda se ubica al noroeste de Europa, formando parte del archipiélago británico siendo la segunda isla en extensión del mismo, es la tercera isla de Europa, después de Gran Bretaña e Islandia, y la vigésima del mundo.

La superficie de la isla es de 84.421 km², de los cuales un 83% (aproximadamente cinco sextos) pertenecen a la República (70 280 km²) y el resto constituyen Irlanda del Norte. Está rodeada al oeste por el Océano Atlántico, al noreste por el Canal del Norte. Al este se encuentra el Mar de Irlanda, el cual conecta el océano vía suroeste con el Canal de San Jorge y el Mar Celta. La costa oeste de Irlanda está formada en su mayor parte por acantilados y montañas bajas (el punto más alto es el Carrauntoohill de 1.041 m).

El interior del país es relativamente llano, presentando una cuenca deprimida interna y mayores elevaciones en las proximidades de las costas. El territorio es atravesado por ríos como el Shannon, presentando muchos y relativamente grandes y poco profundos lagos (loughs). El centro del país está bañado en parte por el río Shannon, y contiene grandes áreas de ciénagas, usadas para la extracción y producción de turba. Irlanda posee el mayor parque natural adosado a ciudad más grande de Europa, el Parque Fénix, el cual mide 712 hectáreas y consta de una circunferencia vallada de 16 km de extensas zonas verdes y avenidas de árboles en hilera.

Su geografía se encuentra accidentada por los montes Donegal, los de Wicklow, los de Mourne, los Mac Gillycuddys Reeks y principalmente por su cumbre más alta: el Carrantuonhill (1.041 m). Además posee numerosos lagos entre los que destacan el Neagh, el Lago Erne y el Corrib. Los ríos más importantes son el Shannon, el Blackwater, el Barrow y el Bann. Las costas que circundan la isla suelen ser muy recortadas, altas, con bahías estrechas que presentan semejanzas con las rías y los fiordos; son los firths; las avanzadas de los firths concluyen en importantes penínsulas, especialmente al oeste.

Las temperaturas de la zona son modificadas por el Frente Atlántico norte y es relativamente suave. Los veranos son raramente muy cálidos (las temperaturas sólo exceden los 30 °C una vez cada 10 años, aunque suelen alcanzar los 29 °C muchos veranos, sólo hiela ocasionalmente en invierno (temperaturas inferiores a –6 °C no son comunes). Las precipitaciones son frecuentes, con más de 275 días de lluvia en muchas partes del país. Las principales ciudades son la capital Dublín en la costa este, Cork en el sur, Limerick, Galway en la costa oeste, y Waterford en la costa sureste.

Geología

Geológicamente la isla se compone de varias zonas bien diferenciadas. En el oeste, alrededor de Galway y Donegal hay un complejo metamórfico e ígneo de grado entre medio y alto afín a la Orogenia Caledoniana. En el sureste del Ulster, extendiéndose al suroeste hacia Longford y al sur hasta Navan, hay una zona de rocas del Ordovícico y el Silúrico con muchas características afines a las de la zona de las Tierras Altas del Sur escocesas. Más al sur, hay una zona alrededor de la costa de Wexford formada por intrusiones graníticas en las rocas ordovícicas y silúricas, muy similares a las de Cornualles. En el suroeste, alrededor de la bahía de Bantry y las montañas de Macgillycuddy's Reeks, existe una zona de rocas devónicas sustancialmente deformadas, pero solo ligeramente metamorfoseadas, también muy similares a las de Cornualles.

Este anillo parcial de "roca dura" geológica está cubierto por una capa de piedras calizas carboníferas hacia el centro de la isla, dando lugar a su comparativamente fértil y exuberante paisaje. El distrito de Burren en la costa oeste, alrededor de Lisdoonvarna, presenta características cársticas bien desarrolladas. En el resto del territorio, se encuentra mineralización estratiforme de zinc y plomo, en la piedra caliza alrededor de Silvermines y de Tynagh.

Se realizan exploraciones en busca de hidrocarburos. El primer hallazgo significativo fue el campo de gas más grande de Irlanda, ubicado en Kinsale Head, Cork/Cobh, descubierto por la compañía petrolera Marathon Oil a mediados de los años 1970. Más recientemente, en 1999, la compañía petrolera Enterprise Oil anunció el descubrimiento de un campo de gas en Corrib, que ha aumentado la actividad mar adentro en la costa oeste, paralelamente al saliente al oeste de las Shetland de la conocida como "provincia del hidrocarburo del Mar del Norte".

La exploración de nuevos yacimientos prosigue, con una frontera bien planeada al norte de Donegal en agosto del 2006, y perforaciones prospectivas en el Mar de Irlanda y el Canal de San Jorge.

Flora

Debido al clima templado oceánico moderado por la corriente del Golfo, el clima relativamente tibio y la muy elevada humedad (reforzada por la presencia de abundantes turberas) la isla está casi íntegramente cubierta por una pradera en la cual predomina el trébol (símbolo nacional y tradicional de la cultura irlandesa), la turba se forma a partir de la descomposición de plantas como el sphagnum; la pradera irlandesa posee un color verde intenso lo que ha dado lugar al sobrenombre que suele recibir Irlanda: "La Verde Erin". Quedan pocos bosques; hasta la Edad Moderna la mayor parte del Éire (Irlanda) estaba como las otras islas Británicas cubierta de bosques de caducifolias como el roble, la encina, el aliso y el olmo; gran parte de esos bosques fueron talados por los invasores ingleses para extender las pasturas de ovinos y la construcción de barcos; con la Revolución industrial los ingleses acentuaron la deforestación al utilizar la madera también como carbón vegetal.

Fauna

Debido a su aislamiento desde el fin del Wurmiense respecto a las áreas continentales e incluso respecto a la Gran Bretaña, la fauna terrestre autóctona es pobre: algunos zorros rojos, hurones, liebres y poquísimos venados constituyen el elenco principal; llama la atención la escasez de reptiles, solo existe un reptil autóctono, la lagartija vivípara. La fauna de aves y mamíferos anfibios también está reducida por la depredación, aunque existen grandes colonias de aves marinas en los acantilados costeros, como alcas, araos, frailecillos, alcatraces, pardelas y paiños. También destacan las poblaciones invernantes de barnaclas carinegras y cariblancas, y de ánsares caretos. Para el caso, el alca gigante -el ave que primeramente recibiera el nombre de pingüino, aunque no perteneciera a la familia de los pingüinos australes- fue extinguida en el siglo XVII.

Economía

La República de Irlanda ha tenido un crecimiento económico espectacular en las dos décadas del periodo 1980-2000, donde Irlanda pasó de ser un país de pobreza, a uno de los países con el PIB por habitante más alto del mundo. Esto estuvo relacionado con la llegada de innumerables macroempresas mundiales que establecieron su sede en Irlanda como por ejemplo la multinacional Canon o la franquicia PC World.

Pero desde 2008, este escenario cambió a causa de la crisis mundial, volviendo el país a una situación de previsible pobreza.

La República de Irlanda era una economía pequeña, moderna y dependiente del comercio con un crecimiento que alcanzó en promedio un robusto 10% en el período 1995-2000.

La agricultura, que fue hace tiempo el sector más importante, se encuentra actualmente empequeñecida por los servicios y la industria, que representa un 38% del PNB, alrededor del 80% de las exportaciones y emplea a 28% de la fuerza laboral. A pesar de mantener su robusto crecimiento fundamentalmente a base de exportaciones, la economía está siendo beneficiada también por una subida en el consumo y la recuperación de las inversiones en negocios y la construcción. Irlanda es uno de los mayores exportadores de bienes y servicios relacionados con el software en el mundo. De hecho, mucho software extranjero, y en ocasiones música, es filtrado a través de la República para sacar ventaja de la política de no cobrar impuestos sobre regalías de bienes con copyright.

Durante los años 1990 el gobierno irlandés implementó una serie de programas económicos diseñados para refrenar la inflación, aliviar la carga impositiva, reducir el gasto del gobierno como un porcentaje del PNB, incrementar las habilidades de la fuerza laboral y promover las inversiones extranjeras. El Estado se unió a la iniciativa del euro en enero de 2001 (abandonando la libra irlandesa) junto con otras diez naciones de la Unión Europea. Este período de elevado crecimiento económico llevó a muchos a bautizar la República el Tigre Celta.

La economía sintió el impacto de la desaceleración de la economía global en 2001, particularmente en el sector de exportación de tecnología de avanzada, donde la tasa de crecimiento fue reducida prácticamente a la mitad. El crecimiento del PNB permaneció estable y relativamente robusto, con una tasa de alrededor del 6% en 2001 y 2002, pero se esperaba que esto cayera al 2% hacia 2003. Desde 2001 el crecimiento del PNB ha sido mucho peor, un tercio menor que el año anterior.

Finalmente la crisis global exhibió la fragilidad de ese milagro, con un saldo desolador: el crecimiento de Irlanda es negativo y el desempleo a fin de 2009 podría llegar al 14 por ciento de la fuerza laboral (4,3, en 2006). El gobierno ha tenido que garantizar los depósitos bancarios por 105 mil millones de dólares, nacionalizó el Anglo Irish Bank y aprobó un rescate de entidades por unos 7500 millones de dólares. Su déficit fiscal ya supera el 6 por ciento del PBI en 2008 y llegaría al 11 en 2009. El gobierno quiere reducir el salario de los empleados públicos.

Cultura

Shamrock es el símbolo oficial de Irlanda

Destacan sobremanera los escritores Jonathan Swift y Oscar Wilde, además de los cuatro Premios Nobel de Literatura: George Bernard Shaw, W. B. Yeats, Samuel Beckett y Seamus Heaney. También el único Premio Nobel de Física, Ernest Walton, que lo compartió en 1951.

Robert Boyle, nacido en el Castillo de Lismore (condado de Waterford) en 1627, entre otros trabajos importantes, formuló la famosa ley que lleva su nombre, relativa a los gases ideales o perfectos, según la cual el producto de la presión por el volumen de un gas se mantiene constante: P.V = k

William Thompson, por su parte, fue un famoso inventor, fundador de la termodinámica y precursor de la teoría electromagnética; y William Rowan Hamilton que fue un reconocido físico y matemático del siglo XIX.

Una de las zonas más concurridas de Dublín es la llamada Temple Bar (la zona vieja donde se puede encontrar a personas de todo el mundo) o lugares de temática diversa como el moderno Thunder Road Café. En el área del espectáculo de danza destaca Riverdance. El primer médico con titulación nobiliaria que existió, Sir Hans Sloane, era un médico irlandés cuya afición era la botánica y cuya colección es el núcleo del Museo Británico.

Literatura

Página del libro de Kells que exhibe el Evangelio de Juan

La isla de Irlanda es famosa por el Libro de Kells, también conocido como Gran Evangeliario de San Columba, que es un manuscrito ilustrado con motivos ornamentales, realizado por monjes celtas hacia el año 800. Pieza principal del cristianismo irlandés y del arte irlando-sajón, constituye, a pesar de estar inconcluso, uno de los más suntuosos manuscritos iluminados que han sobrevivido a la Edad Media. Debido a su gran belleza y a la excelente técnica de su acabado, este manuscrito está considerado por muchos especialistas como uno de los más importantes vestigios del arte religioso medieval. Escrito en latín, el Libro de Kells contiene los cuatro Evangelios (del Nuevo Testamento).

La poesía irlandesa representa la más vieja poesía vernácula en Europa. Los ejemplos más tempranos, como hemos visto, datan del siglo VI, y consisten generalmente en pequeñas obras líricas que tratan temas religiosos o naturalistas. Fueron compuestas frecuentemente por los escribanos en los márgenes de los manuscritos ilustrados que ellos mismos copiaban.

También aquí han nacido escritores tales como Jonathan Swift, Brendan Behan, Douglas Hyde, Flann O'Brien, Sheridan Le Fanu, Sean O'Casey, George Berkeley, James Joyce, George Bernard Shaw, Richard Brinsley Sheridan, Oliver Goldsmith, Oscar Wilde, Bram Stoker, W. B. Yeats, Samuel Beckett, Seamus Heaney, Herminie T. Kavanagh, C. S. Lewis y otros.

Sociedad

San Patricio, patrón de Irlanda

La fiesta nacional es el 17 de marzo en honor al patrón de Irlanda: San Patricio (Saint Patrick en inglés o Pádraig en irlandés), que fomentó el cristianismo en la isla. De él se dice que expulsó a las serpientes de todo el territorio. El arpa, que aparece en el escudo de la provincia de Leinster y el trébol de tres hojas, también son símbolos con los cuales se identifican a los irlandeses. También se podría hablar del color verde como un color con el que se identifican los irlandeses e inmigrantes alrededor del mundo provenientes de Irlanda. El trébol de tres hojas es símbolo porque se dice que San Patricio lo utilizaba para explicar la santísima trinidad.

Los enamorados y amistades verdaderas sellan su alianza con el Anillo de Claddagh. Místico y hermoso, tiene su origen hace 300 años en una antigua aldea pesquera en Claddagh, a las afueras de la ciudad de Galway, en la costa oeste de Irlanda. El anillo se entrega como símbolo de amistad o como arra nupcial.

El día de después de Navidad, el 26 de diciembre, se celebra San Esteban. El 1 de febrero es la fiesta celta del Imbolc, la fiesta de la fertilidad de la Tierra y de la diosa Bríd, la diosa del fuego. Hoy en día, es la fiesta de la Santa Brígida (Saint Brigid en inglés o Bríd en irlandés), el segundo patrón del país. Los irlandeses ponen las cruces de Santa Brígida en sus casas para impedir fuego. Otras celebraciones pre-cristianas conservan sus nombres paganos en irlandés y son el nombre de algunos de los meses del año: Bealtaine (mayo) la fiesta del principio del verano, Lúnasa (agosto) la fiesta de la cosecha y Samhain (noviembre) la fiesta de los muertos y el año nuevo. Esta última, parecida a la fiesta de Todos los Santos.

Idioma

Los idiomas oficiales son el irlandés (Gaeilge), idioma celta nativo, y el inglés, el cual es descrito constitucionalmente como un idioma oficial secundario. Aprender irlandés es obligatorio en la educación, pero el inglés es ampliamente predominante. Las señales públicas son generalmente bilingües y existen también medios nacionales en irlandés. La población perteneciente a comunidades de habla predominantemente irlandesa (los Gaeltacht) se encuentra limitada a apenas unas decenas de miles de personas en bolsas aisladas, principalmente hacia la costa occidental.

Deportes

Los deportes más practicados y seguidos en Irlanda son el hurling y el fútbol gaélico, al que los irlandeses llaman simplemente fútbol; deportes autóctonos organizados por la Asociación Atlética Gaélica, que también organiza otros deportes nacionales minoritarios.

Debido a que estos deportes son prácticamente jugados solamente en Irlanda (existen tan sólo dos equipos de fuera del país que juegan el campeonato interprovincial de hurling: uno en Londres y otro en Nueva York), los deportes por los que Irlanda es más conocido internacionalmente son el rugby (es miembro fundador del torneo actualmente conocido como Torneo de las Seis Naciones, ganándolo en varias ocasiones), y el fútbol, contando con su propio campeonato nacional, la Liga irlandesa de fútbol. Además la Selección de fútbol de Irlanda ha conseguido clasificarse en tres ocasiones para la Copa Mundial de Fútbol, obteniendo su mejor resultado en 1990 donde fue eliminada en cuartos de final.

En otros deportes se puede destacar a Dave Finlay y Sheamus, famosos luchadores de la WWE, éste último dos veces campeón mundial en su primer año; al antiguo campeón del mundo de Snooker, Ken Doherty, al primer campeón de los pesos pesados de boxeo, John L. Sullivan, a los también campeones del mundo de boxeo Barry McGuigan y Steve Collins o al primer irlandés en ganar el Tour de Francia, Stephen Roche.

También, aunque sea un deporte de interés minoritario en Irlanda, cabe destacar la presencia de su selección nacional en la Copa mundial de críquet de 2007 donde pasó la primera ronda eliminando a Pakistán. En el mundo del motor, el antiguo equipo irlandés de Fórmula 1, Jordan Grand Prix, ganó varias competiciones del campeonato mundial; y el Rally de Irlanda celebrado en 2007 formó parte del Campeonato Mundial de Rally con una afluencia de público aproximada de 200.000 espectadores.

Fuentes