Saltar a: navegación, buscar

Sábila

Sábila
Información sobre la plantilla
Planta sabila.jpg
Reino:Plantae
División:Magnoliophyta
Clase:Liliopsida
Orden:Asparagales
Familia:Liliaceae

La Sábila. Su nombre científico es Aloe vera Mill, sábila o Aloë, es un género de plantas suculentas de la familia Asphodelaceae con alrededor de 400 especies. Natural del África tropical y el Sur de Arabia, crece en climas tropicales y sub-tropicales y tiene gran difusión por todo el mundo. Hierba carnosa generalmente de 50-70 cm de altura.

De la parte basal surgen varios tallos formando un "plantón". Hojas agrupadas hacia el extremo de los tallos, de 30-40 cm de longitud, con el borde espinoso-dentado. Flores tubulares, colgantes, rojas, agrupadas en espigas situadas en el extremo de cortos escapos. Fruto capsular, dehiscente.

Descripción

Las especies del género de los aloes son siempre leñosas, pero con hojas típicas de las plantas suculentas, con forma de espada, duras, gruesas, muy grandes y carnosas, dispuestas en grandes rosetones y con unas espinas recias en sus extremos, armadas con otras espinas marginadas más pequeñas, las hojas pueden ser de color veteado de verde y blanco, o verde ceniza plateado.

Las hojas pueden cerrar completamente sus estomas o poros para evitar la pérdida de agua por evaporación durante los períodos estivales y son capaces de reponer rápidamente la epidermis cuando se produce una fractura o un corte en su superficie.

Las flores son vistosas, tubulosas, sus corolas se componen de seis pétalos, que forman la cubierta floral y se sueldan todas entre sí en un tubo las más veces recto, y en otros casos algo encorvado y bilabiado, en ocasiones con un leve ensanchamiento en la parte de sujeción, donde se alojan los órganos sexuales de la flor.

Hábitat, distribución

Con alrededor de 400 especies en las laderas soleadas, en lugares rocosos y pedregales de Europa, Asia, África, América. Por lo general es fácil encontrarla en los mercados de hierbas y de plantas medicinales. Escasamente cultivada como ornamental en parques, avenidas y jardines particulares. Se multiplica por propágulos o "hijos", los que se localizan alrededor de la planta "madre". Presenta pocas exigencias culturales, por lo que desarrolla bien en todo tipo de suelo ligero. Requiere ser cultivada a pleno sol y puede ser plantada en macetas.

Forma de recolección

Tomar hojas bien desarrolladas y sanas. Lavar antes de consumir. Utilizar preferentemente frescas o conservarlas en frío.

Composición

Mesófilo (cristal) o gel.
El aloe contiene también aloemicina, de gran poder antiinflamatorio y analgésico, y aloeuricina, cuya propiedad es activar y fortificar las células epiteliales, lo que la hace de mucha utilidad en las úlceras gástricas y estomacales. Contiene gran cantidad de aminoácidos como son la valina, metionina, fenilalanina, lisina y leucina.

Posee además al polisacárido lignina, el glucomannan y otros glúcidos como la pentosa, galactosa y los ácidos urónicos que proporcionan una profunda limpieza de la piel, pues penetran en todas sus capas, eliminando bacterias y depósitos grasos que dificultan la exudación a través de los poros.

Entre los elementos constitutivos figuran el yodo, cobre, hierro, zinc, fósforo, sodio, potasio, manganeso, azufre magnesio y gran cantidad de calcio. Es una de las pocas especies que contienen vitamina B12, además de vitaminas A, B1, B2, B6 y C. Contiene fuertes proporciones de germanio que actúa como filtro depurador del organismo, elimina los venenos y desechos de las Células, reestructura y revitaliza la Médula ósea, reactiva el sistema inmunológico, estimula la producción de endorfinas, que calman el dolor. Todas las plantas que contienen germanio han sido consideradas milagrosas y son: aloe vera, ging-seng y las setas shitake.

El gel obtenido del aloe produce seis agentes antisépticos de elevada actividad antimicrobiana: el ácido cinamónico, un tipo de urea nitrogenada, lupeol, fenol, azufre, ácido fólico y un ácido salicílico natural que combinado con el lupeol tiene importantes efectos analgésicos.

Usos medicinales

El gel transparente de la pulpa de las hojas carnosas del Aloe vera se han usado de forma tópica por miles de años para tratar heridas, infeccines en la piel, quemaduras y muchas otras afecciones dermatológicas. El látex seco del recubrimiento interno de la hoja se ha usado tradicionalmente como laxante por vía oral. Existe un apoyo prometedor preliminar en los estudios realizados en humanos, animales y en laboratorio de que el gel tópico de la sábila posee propiedades inmunomoduladoras, las cuales pueden mejorar la cicatrización de heridas e inflamación de la piel. La sábila es un increíble antitóxico y antimicrobiano. Es astringente, analgésico y anticoagulante. Es un vigoroso estimulante del crecimiento celular.

La tintura o el zumo diluidos en agua a partes iguales, usadas varias veces en forma de gárgaras de 3 a 4 minutos, actúa eficazmente contra los dolores dentales y de las encías, neuralgias, aftas, laringitis, disfonía amigdalitis, anginas, placas y cualquier afección bucal o faríngea.

Cura las heridas necrosantes, como las quemaduras, regenerando los tejidos y cicatrizándolos, restaurando a su vez la sensibilidad del área afectada. Alivia el dolor de los golpes, esguinces, luxaciones, dolores musculares, artríticos y reumáticos, los pies cansados, cura las heridas cortantes, el herpes, la culebrilla, la tiña y las infecciones producidas por estafilococos y otras infecciones bacterianas internas como la gastroenteritis, colitis, enterocolitis, vaginitis, cervicitis, escorbuto, Cólera, disentería, blenorragias, Sífilis y otras enfermedades venéreas.

Cura las pequeñas heridas de las enfermedades eruptivas de los niños como el Sarampión, la Varicela, la Escarlatina, etc. Ya que sus propiedades antiinflamatorias reducen la picazón y evita que los chicos se rasquen las ampollas. Con el aloe vera pueden tratarse las verrugas, los sabañones, el eczema, la psoriasis, la dermatitis seborraica, la erisipela, el pie de atleta, los callos y la "picazón de jockey", que es una infección por hongos en la parte interna superior de los muslos, las picaduras de insectos, arañas, escorpiones, serpientes, medusas y las plantas venenosas. Cicatriza la herida del ombligo del bebé y la circuncisión. Quita el dolor del crecimiento de los dientes.

Reduce los efectos de las alergias, indigestión, acidez estomacal, Gastritis, úlceras duodenales y estomacales, úlceras oculares, Hemorroides, afecciones del aparto digestivo, descongestionando el estómago, el intestino delgado, el hígado, los riñones y el páncreas.

Es un gran antiviral debido al polisacárido glucomannan. Sirve contra la gripe, la hepatitis, le neumonía vírica y la meningitis vírica. Contiene sustancias derivadas del polimannactato, que refuerzan el sistema inmunológico y el caso del SIDA evita que el virus se extienda por el organismo, ayudando a los enfermos a recuperar la vitalidad y los niveles energéticos normales.

Equilibra la tensión arterial y evita las disritmias cardiacas disminuyendo el riesgo de infarto. Es bueno contra la gota, las jaquecas y migrañas, la halitosis, el insomnio, en las dietas de adelgazamiento proporciona vitaminas y minerales sin aportar calorías ni azúcares y regula las menstruaciones. Elimina los parásitos intestinales. Tonifica el organismo y abre el apetito. Mitiga la osteoporosis y es antidiabético.

Calma el dolor de las Várices y las mejora. Elimina totalmente el Cáncer de piel aplicando jugo de aloe de dos a cuatro veces al día todo el tiempo que sea necesario, siendo imprescindible ser constante. Las cándidas, tricomas y demás infecciones o irritaciones vaginales desaparecen con aloe. Unas gotas de jugo de la pulpa en los oídos doloridos calma inmediatamente el padecimiento. Cuando los ojos están cansados o enrojecidos, se relajan de inmediato con unas gotas de aloe, además mejora las cataratas y otras enfermedades de los ojos.

Propiedades medicinales reconocidas
Sistema Acción farmacológica
Digestivo

Laxante

Antiulceroso

Protector del tejido hepático

Respiratorio Antiasmático
Piel y mucosas Cicatrizante

Preparación y posología

De forma tradicional, para uso tópico, se acostumbra aplicar localmente el mesófilo (cristal de la hoja) directamente sobre la zona afectada, 2-3 veces al día. Por vía oral, adicionar 50 g del mesófilo a 1 litro de agua. Tomar como agua común 300-500 ml al día repartido en 2-3 dosis.

Para su uso como laxante, preparar de igual forma pero sin pelar la hoja y quitándole las espinas de los bordes.

Acciones Farmacológicas

  •  En Sistema Digestivo: Antiácido (gastritis), antiulceroso (úlceras gastrointestinales, bucales), gingivitis, protector del tejido hepático (hepatitis) y laxante (en estreñimiento).
  •  En el sistema respiratorio actúa como: antiasmático y anticatarral.
  •  En piel y mucosa es cicatrizante (quemaduras del sol y heridas), antinflamatorio, antiseborreico (elimina la caspa), revitaliza el cuero cabelludo, en psoriasis y antihemorroidal.

Dosis

Jarabe de aloe 50%

  •  Oral: 1 cucharada cada 8 horas.(anticatarral , antiasmático, Expectorante).

Crema de aloe 25%

  • Tópico: 3 veces al día y friccionar la zona afectada.(cicatrizante en heridas no abiertas, celulitis, inflamaciones, dermatitis, quemaduras por radiaciones y del sol).

Ungüento de aloe

  • Tópico: 2 veces al día y friccionar la zona afectada.(antihemorroidal, psoriasis, suavizante de la piel).

Aloína champú

  •  Tópico: 2 veces por semana.(revitalizador del cuero cabelludo, evita la caída del cabello y elimina la caspa).

Jalea de Sábila

  •  Oral: 1 cucharadita 2 veces por día (en ulceras gastricas, gastritis, hepatitis, estreñimiento).
  • Tópica; en gingivitis y ulceras bucales.

Advertencia

  •  No usar sobredosis por vía oral en mujeres embarazadas y lactando, en la menstruación, hemorroides, prostatitis, cistitis, dolor abdominal de origen desconocido, en cálculos de vesícula y en insuficiencia cardiaca y renal.
  •  No usar la crema en heridas por cesárea, en heridas abiertas y depilaciones químicas.

Fuentes

  • Infomed[1]
  • La gente vegetal [2]
  • Medlineplus [3]
  • Wikipedia español [4]