Saltar a: navegación, buscar

Anexo:Trovadores cubanos

Los trovadores cubanos son poetas con guitarra, continuadores de la trova tradicional, surgida a mediados del Siglo XIX.

Trovadores cubanos. Relación de nombres e historiales de los trovadores cubanos de todos los tiempos, los grandes de ayer y de hoy que han contribuido a la cultura cubana y al desarrollo musical y trovadoresco del país. La trova es una de las configuraciones musicales más distintivas de la cultura musical cubana, de profunda raigambre popular, es rica en temas, aunque el principal fue siempre el amor. Era usual en su surgimiento escuchar las composiciones cantadas a lindas jovencitas frente a sus ventanas o balcones, al estilo de aquellos trovadores provenzales de la Edad Media. La métrica es característica propia de estas composiciones musicales y el empleo de un vocabulario delicado y armonioso que se que dejaba oír en serenatas y fiestas, acompañados por la guitarra. Santiago de Cuba es uno de los enclaves de la música tradicional cubana, y cuna a mediados del Siglo XIX, de la trova tradicional, sitio donde se han dado músicos y cantantes con la capacidad de crear las experiencias musicales más sugestivas del mundo con géneros genuinamente cubanos como son el bolero y el son generados en el musical ambiente santiaguero.

Es también Santiago de Cuba la cuna del padre de la canción trovadoresca cubana, el cantante y guitarrista José Vivanco Sánchez Hechavarría, Don Pepe Sánchez, paradigma de varias generaciones de trovadores cubanos, quien produjo canciones cubanas de calidad, guiado solo por una aguda intención artística. A partir de la generación de los trovadores tradicionales, la canción se hace más criolla y la línea melódica se torna más fluida en Cuba. Otro de los grandes trovadores fue el también santiaguero Sindo Garay, quien alcanzó más de cien años de existencia y toda su vida estuvo relacionada con la música trovadoresca, su única y verdadera pasión; por ello se convirtió en eje central de la trova tradicional cubana durante todo un siglo. Es muy significativo que tras su participación en la gesta de independencia de Cuba, reflejó su amor a la patria cuando puso a todos sus hijos nombres aborígenes cubanos, como Guarina o Guarionex, como fiel homenaje a su tierra. Manuel Corona, Alberto Villalón y Rosendo Ruíz, incrementan la nómina de aquellos creadores geniales. Con ellos se fijó en la cultura popular de Cuba la imagen ausente del cantautor y bohemio, cronista reflexivo de los asuntos humanos y del amor en todos sus matices. Otros trovadores también santiagueros Miguel Matamoros, Siro Rodríguez y Rafael Cueto, formaron el trío que se convirtió en la quintaescencia del son, guía y camino de prácticamente todos los grupos de soneros posteriores. El santiaguero Lorenzo Hierrezuelo fue también heredero en línea directa de la tradición trovadoresca cubana y fundó el archiconocido dúo Los Compadres. Las barriadas de Santiago de Cuba tienen mucho que ver con el desarrollo de la trova. Los Hoyos, en donde nació Pepe Sánchez, es un barrio donde pululaban los intérpretes, entonando cantos y haciendo también música para bailar. San Agustín, calle habitada fundamentalmente por negros, desde el siglo XIX era de mucha fuerza en la música tradicional. Allí junto a las canciones trovadorescas reinaban las contradanzas, danzones y los boleros. La Plaza de Marte era uno de los puntos clave de reunión de trovadores bajo sus faroles de gas donde disparaban sus canciones para mitigar las penas y el aburrimiento. De allí se partía para las serenatas, fiestas y descargas bohemias. El Tívoli, que lleva ese nombre por los franceses llegados desde Haití a Santiago de Cuba, es otro famoso barrio bullicioso, alegre, divertido, donde la trova sonaba a todas horas. En sus inicios la trova tradicional tuvo contactos con géneros como el canto operístico y la canción de concierto, y generó en su devenir obras de gran valor musical y alto vuelo poético, es descendiente y heredera legítima de una añeja tradición universal que inicia en el siglo XI, cuando florecieron los primeros trovadores al sur de Francia. La historia recoge muchos trovadores destacados de distintas regiones del país como Pepe Banderas, Patricio Vallagas, Miguel Companioni, Emiliano Blez, Teofilito, María Teresa Vera, Eusebio Delfín y muchos otros más. “Un trovador, es un poeta con guitarra”, definió en una ocasión Silvio Rodríguez, uno de los más universales exponente de la Nueva Trova Cubana, fenómeno estético musical que nace en 1968, como consecuencia de la Revolución triunfante de 1959. Se considera continuación de movimientos trovadorescos anteriores, como la llamada Trova Tradicional y el feeling. La Nueva Trova surge en la capital, en un concierto dado por Silvio, Pablo y Noel en la Casa de las Américas, el 18 de febrero de 1968; aunque el Movimiento de la Nueva Trova se constituye oficialmente el 2 de diciembre de 1972. En la última generación destacan, entre otros, Eduardo Calero, Rolando Miguel, Vanito Brown y la agrupación Lucha Almada. Fue en La Habana donde se conocieron los primeros exponentes de este género entre los que estaban Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Noel Nicola, Sara González, Pedro Luis Ferrer, Vicente Feliú, Mike Purcell, Amaury Pérez, Augusto Blanca, Frank Delgado, Santiago Feliú y agrupaciones vocales como Tema4, Manguaré, Moncada, Mayohuacán, Los Cañas, Síntesis, Mezcla, Nuestra América, Dúo de Adolfo Costales y Margarita Mateos. En el fenómeno de la Nueva Trova cubana se muestra una constante preocupación marcada por textos de factura más elaborada y un acercamiento notable a la más alta poesía contemporánea. Es la época donde más obras de otros poetas han sido musicalizadas, y en la que más relación existe entre trovadores y poetas. Sus exponentes comenzaron y han mantenido como principal fuente inspiradora un compromiso militante de apoyo a las ideas de transformación social nacional y del mundo. Son obras de cantautores talentosos, sin bandas o grandes orquestas, como en otros géneros musicales. En la página irán apareciendo nuevos hipervínculos para elevar el conocimiento y la cultura sobre el tema y sobre la vida de los hombres y mujeres que cultivan este género musical ; así podremos conocer cual ha sido la formación y el historial artístico de cada uno de ellos. Aquí nos encontraremos con carreras impresionantes de muchos grandes de ayer, grandes de hoy y de jóvenes y noveles con historias menos ricas pero que son la semilla, la garantía de la continuidad de la trova cubana.

Relación de trovadores cubanos

A

B

C

D

E

F

G

H

I

J

K

L

M

N

O

P

R

S

T

U

X

Y

V

W

Galería de trovadores


Véase también

Fuentes