Saltar a: navegación, buscar

Fernando Vecino Alegret

Fernando Vecino Alegret
Información sobre la plantilla
260px
Pedagogo cubano
NombreFernando Carlos Vecino Alegret
Nacimiento24 de junio de 1938
Banes, Holguín, Bandera de Cuba Cuba
NacionalidadCubana
TítuloDoctor en Ciencias pedagógicas

Fernando Carlos Vecino Alegret. Combatiente revolucionario y pedagogo cubano. Como oficial de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba fue uno de los primeros doce ofiales ascendidos al grado de Comandante de Brigada. Ocupó la responsabilidad de Ministro de Educación Superior por 30 años.

Síntesis biográfica

Nace el 24 de junio de 1938 en Banes, Holguín en el seno de la familia que formaron, Fernando Vecino Pérez, empleado en una oficina del Banco de Canadá e Isabel Alegret Ramírez, maestra de música. Fue el primero de cuatro hermanos. Vivió y cursó los primeros estudios en su ciudad natal, hasta los catorce años de edad, en que fue a estudiar el segundo año de Bachillerato a los Maristas, de Camagüey, donde vivían sus abuelos.

Al comenzar el tercer año de Bachillerato, sus padres le enviaron como interno al Colegio Dolores de la Orden de los Jesuitas, en Santiago de Cuba. El cuarto año de Bachillerato lo cursó en el colegio Los Amigos, perteneciente a la religión de los cuáqueros norteamericanos, en la ciudad de Holguín a donde había ido su familia a residir y comenzó el quinto en el Instituto. En septiembre de 1953 comenzó a estudiar en Santiago de Cuba y por las tardes practicaba deportes en el Reparto Vista Alegre.

Trayectoria revolucionaria

El conocimiento de las acciones del Asalto al Cuartel Moncada el 26 de julio de 1953, en el propio lugar de los hechos, despertó sus ideas revolucionarias, que lo llevaron a rebelarse contra la tiranía de Fulgencio Batista.

En 1954, participó en Holguín en la primera manifestación pública de los estudiantes en contra del proyecto de construcción del Canal Vía Cuba, lo cual alarmó a su familia. A partir de ese momento empezó una vida muy activa como dirigente estudiantil, razón por la que fue arrestado y sufrió golpizas en varias ocasiones por la policía. Fue fichado y posteriormente su nombre fue incluido en la relación de personas que el coronel Fermín Cowley Gallegos, jefe del Regimiento 8 de Holguín, tenía planificado asesinar. Debido a esa situación, y ante el temor de su familia de que lo asesinaran, sus padres le plantearon que siguiera los estudios en Estados Unidos.

Antes de viajar a Estados Unidos, en 1956 ingresó en el Movimiento 26 de Julio, a través de los jóvenes revolucionarios Lester Rodríguez y Pepito Tey, a quienes contactó y les explicó sus sentimientos revolucionarios y las actividades que había realizado. Fue aceptado y ante la decisión de los padres de Fernando Vecino de que este viajara al país norteño, los jóvenes revolucionarios estuvieron de acuerdo y se comprometieron a que, de producirse algún tipo de alzamiento, le mandarían a buscar.

El día de su salida hacia New Orleáns conoció en el aeropuerto de La Habana a José Antonio Echeverría y a otros dirigentes estudiantiles quienes viajaban a un Congreso que se celebraría en Ceilán.

En Estados Unidos

Llegó a la ciudad de Hammond, Estado de Louissiana, donde pasó mes y medio con una familia cubano-canadiense, hasta que en el mes de septiembre matriculó Ingeniería Química en la Universidad de Alabama. Como el dinero que mandaba su familia no alcanzaba, se vio obligado a trabajar en una cafetería a la par de los estudios. Como era amante de los deportes combinaba el estudio, el trabajo y la práctica del fútbol americano.

Por distintas vías conoció de comentarios de que el revolucionario cubano Pedro Miret Prieto se encontraba en México preparando una nueva expedición, por lo que en unión de dos amigos partió para ese país por carretera, en Potosí dejaron el auto y siguieron en ómnibus para Ciudad México. Como no tenían un contacto, luego de casi cuatro semanas, sin encontrar a Miret, agotado el dinero regresaron a Estados Unidos y se presentó nuevamente en la Universidad y fue aceptado luego de comprometerse a sacar buenas notas y a terminar el curso.

Viajó a Miami donde conoció a través de un amigo a Jacinto Vázquez, uno de los dirigentes del 26 de Julio en la ciudad. Por su militancia en el Movimiento 26 de Julio y su actuación pública fue controlado por el FBI que empezó a seguirle los pasos. Fue detenido por espacio de varios días por estar haciendo prácticas de tiro en los Everglades y en posesión de una pistola. En otra ocasión lo volvieron a detener acusado de propinar una golpiza a un esbirro, hecho en el cual no tuvo ninguna participación.

En México

Al sentirse hostigado por el FBI decidió volver a México para tratar de localizar a Pedro Miret y tratar de incorporarse a la expedición que le dijeron se estaba organizando. Fui enviado al campamento de Llano de en Medio, en el Estado de Veracruz, donde realizaron entrenamientos consistentes en extensas caminatas por lomas y montañas de la Sierra Madre Oriental, prácticas de tiro con Garand, Springfield, Carabina M-1, Thompson.

Al ser descubierto el campamento por las autoridades mexicanas y tuvieron que trasladarse a un apartamento situado en la calle Guttemberg y Ave. Ejército Nacional, en la Colonia Nueva Anzures, Ciudad México, donde continuaron el entrenamiento en el Bosque de Chapultepec.

Al fracasar la expedición pues el barco "Blue Chip", que les recogería se hundió en las costas de Honduras, Viajó a Miami a ver a la revolucionaria cubana Haydée Santamaría Cuadrado para que lo enviara hacia Cuba. Esta le entregó una carta de presentación para Fidel Castro y otra para Vilma Espín Guillois:

"Estaba fechada 29 de mayo del 58 y decía:

Querido Fidel:

Este compañero Fernando Vecino Alegret quiere incorporarse a tu columna, él me entregó todo un equipo completo, aunque sabe tal vez tenga que ir antes a la Academia, él está entrenado, en fin tú verás lo que haces. Contesta sobre lo de Ernesto y el teniente de Boniato. Bueno sin más abrazos para todos. Yeyé"

Viajó legalmente a Cuba directamente a ciudad de Camagüey, en un vuelo que llevaba estudiantes cubanos a pasar las vacaciones en su país. Posteriormente viajó a la ciudad de Santiago de Cuba, donde se entrevistó con Vilma Espín y le entregó la carta de Haydée.

En la Sierra Maestra

El 9 de junio de 1958, en unión de otros revolucionarios partió para la Sierra Maestra. Al arribar a Las Peñas, primer campamento rebelde, se encontró con un grupo de jóvenes santiagueros que también marchaban rumbo a las montañas. Al frente de ellos iba René Ramos Latour (Daniel), a quien conoció.

El 23 de junio de 1958 fueron recibidos por el Comandante en Jefe Fidel Castro, a quien le entregó la nota que le enviaba Yeyé y le solicitó quedarse con Daniel a lo cual el jefe de la Revolución accedió. Participó en varios combates bajo las órdenes de Daniel, con quien permaneció hasta que éste cayó en el combate de El Jobal el 30 de julio de 1958.

La despedida del duelo de René Ramos Latour recayó en Fernando Vecino, quien años después en una entrevista que le hiciera el periodista Luis Baez le comento:
"Era primera vez en la vida que lo hacía. Lo que dije me salió del alma. Jamás olvidaré ese momento"

En agosto de 1958, en La Plata, al organizarse la Columna No. 10 René Ramos Latour, se incorpora a la misma bajo las órdenes del comandante René de los Santos. El 30 de agosto de 1958, salió con esta columna como Jefe de la retaguardia, con el grado de Primer Teniente, hacia la zona de operaciones del Tercer Frente Oriental Mario Muñoz Monroy cuyo jefe era el comandante Juan Almeida Bosque. El 19 de septiembre de 1958 fue ascendido al grado de capitán.

Emboscado con diez hombres en el cruce de la carretera de la refinería y la de la costa, en el km. 7 de la carretera Santiago de Cuba-Texaco, detuvo un vehículo en el que viajaban ocho trabajadores cubanos y los ingenieros norteamericanos Richard Bennett y Kenneth Drews, funcionarios de la refinería que iban a inspeccionar la marcha de la reparación y a quienes condujo para el campamento rebelde en Manacal en calidad de "invitados especiales".

El día 25 viajó al campamento rebelde Charles M. Cutbirth, superintendente de la Texaco al que le habían enviado una nota con las condiciones de los rebeldes para poner en libertad a sus compatriotas. Ese hecho tuvo una gran trascendencia nacional e internacional ya que el gobierno de Estados Unidos intentó tomar el incidente como la causa para una posible intervención directa en Cuba. El 23 de octubre de 1958 Lincoln White, vocero del Departamento de Estado, hizo pública una serie de declaraciones extremadamente insultantes contra el Ejército Rebelde.

Ante estas declaraciones el 25 de octubre de 1958, a través de las ondas de Radio Rebelde, el Comandante en Jefe Fidel Castro le contestó enérgicamente. La respuesta de Fidel culminaba con la sentencia:
"Las amenazas tienen virtualidad entre la gente cobarde y sumisa, pero no la tendrán jamás entre los hombres que están dispuestos a morir en defensa de su pueblo"

Poco más de 72 horas después el Comandante en Jefe Fidel Castro dio la orden de poner inmediatamente en libertad a los dos ingenieros norteamericanos. También fueron dejados libres los ocho cubanos. Participó en la toma de la ciudad de Santiago de Cuba.

Después del triunfo de la Revolución

Meses después del triunfo de la Revolución fue enviado para La Habana como segundo jefe del Grupo Táctico Mixto (GTM) de la Base Aérea de San Antonio de los Baños. En septiembre Fidel le comunicó que había sido nombrado Jefe de la Zona de Desarrollo Agrario O-28 que comprendía los entonces municipios de Holguín, Las Tunas, Puerto Padre y Gibara.

Posteriormente regresó a La Habana y matriculó en la Universidad de La Habana en la carrera de Ingeniería Industrial. En esa época fue miembro del Pleno de la FEU al ser electo Presidente de la escuela de Ingeniería Industrial. También fue fundador de la Asociación de Jóvenes Rebeldes (AJR) y posteriormente de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC). Participó en la delegación que acudió al VIII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes que se celebró en Helsinki en 1962, de la cual fue el abanderado.

Al terminar el tercer año de ingeniería industrial fue convocado por el Comandante Juan Almeida Bosque, quien se encontraba en funciones de Ministro de las Fuerzas Armadas, debido a que Raúl Castro Ruz estaba pasando el curso académico superior, quien le planteó su reincorporación plena a las Fuerzas Armadas Revolucionarias al frente de una Brigada Coheteril.

En 1966, Pedro Miret Prieto, Viceministro de las FAR, le comunicó la decisión de crear una Universidad Militar y que había sido designado su director. En el antiguo Colegio de Belén, donde funcionaba el Instituto Tecnológico Hermanos Gómez, se creó el Instituto Técnico Militar, de donde egresarían los ingenieros y técnicos para las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

En el primer semestre de 1973 fue designado Jefe de la Dirección Política de las FAR. La primera tarea que recibió fue estudiar un curso académico superior en la Academia Político Militar Lenin en la Unión Soviética. Por espacio de dos años y medio permaneció como sustituto del Ministro de las FAR para el trabajo político.

Misión internacionalista

Cómo parte de la ayuda internacionalista que Cuba brindaba a la República Popular de Angola, a fines de 1975 partió para ese país como Sustituto para el trabajo político del Jefe de la Misión Militar Cubana en Angola.

En la vida civil

Al crearse en 1976 Ministerio de Educación Superior fue designado como ministro, cargo que desempeñó durante casi treinta años. Posteriormente fue Asesor de la Oficina del Programa Martiano de Cuba. Actualmente ejerce la docencia en el Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría (ISPJAE).

Currículo académico

"'Siento gran orgullo por haberme convertido en un educador, y lo seguiré siendo hasta el último momento de mi vida"

Cargos políticos y gubernamentales

Fuentes

  • Multimedia Inolvidables Maestros del Siglo XX en Cuba, Asociación de Pedagogos de Cuba, Capítulo Cuba de la AELAC.
  • Baez, Luis: Secretos de Generales, Editorial SI-MAR S.A, LA Habana, 1996, ISBN 959-7054-11-6
  • Vecino Alegret, Fernando: Rebelde: testimonio de un combatiente, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 2004, ISBN 959-06-0718-7