Saltar a: navegación, buscar

Puerto Príncipe (Haití)

Para otros usos de este término, véase Puerto Príncipe (desambiguación).
Puerto Príncipe
Información sobre la plantilla
Capital de Haití
<span/>
Bandera de Puerto Príncipe
Bandera

Escudo de Puerto Príncipe
Escudo

Mapa de Puerto Príncipe
Mapa de Puerto Príncipe
EntidadCapital
 • PaísBandera de Haití Haití
 • DepartamentoOeste
 • Superficie36,04 km2
 • Fundación1749
Población 
 • Total1,082,800 hab.
Vista de puerto principe.jpeg
Vista de Puerto Príncipe

Puerto Príncipe. Es la capital de la República de Haití, fundada por los franceses en 1749 sobre antiguos asentamientos menores, debe su nombre al barco "Le Prince" comandado por Monsieur Saint André que atracó en el puerto de la ciudad situada entre el Golfo de la Gonâve y la Bahía de Port-au-Prince.

Historia

Capital de la colonia francesa de Santo Domingo desde 1770 hasta 1804, cuando Haití logró su independencia la convirtió en capital del nuevo estado, y durante el periodo revolucionario la bautizó Port-Républicain. Hoy en día constituye el centro económico, judicial y gubernamental del país y el puerto más importante de Haití, además de la principal urbe del Departamento del Oeste y de la sede de la Archidiócesis de Port-au-Prince. Con alrededor de un millón de habitantes, alberga la Universidad Estatal de Haití, la Biblioteca Nacional, el Museo Nacional, el Museo Arqueológico y el Centro de Arte.

Geografía

Bahía de Jacmel

Este país forma parte de isla La Española, al oeste de la República Dominicana y entre el Mar Caribe y el Atlántico Norte. Haití tiene 1.771 km de costas y 360 km de frontera con la República Dominicana.

Uno de sus puntos más bajos en Haií es al nivel del mar. Su punto más elevado está en la sierra Chaine de la Selle a 2.680 m. No hay ríos navegables. El lago más grande es Etang Saumâtre, una laguna de agua salada ubicada en la región sur.

Ocupa la parte occidental de la isla La Española, que comparte con la República Dominicana, en el mar Caribe o de las Antillas. Se distingue por dos penínsulas (la de Saint-Nicholas al norte y la de Tiburón al sur) que forman el golfo de la Gonave. Entre otras islas que pertenecen a Haití están las de Gonave y la de Tortuga.

La región norte consiste en el Massif du Nord (en español Macizo del Norte) y la Plaine du Nord (Llano del Norte). El macizo del Norte es una extensión de la Cordillera Central de la República Dominicana. Comienza en la frontera este de Haití, al norte del río Guayamouc, y se extiende al noroeste por la Península del Norte. Las tierras bajas del Llano del Norte están ubicadas sobre la frontera norte con la República Dominicana, entre el Macizo del Norte y el océano Atlántico. La región central consiste en dos llanos y dos sierras. La Meseta Central se amplía a lo largo de las costas del río Guayamouc, al sur del Macizo del Norte. Al sudoeste de la Meseta Central están ubicadas las Montañas del Norte, cuya parte más septentrional se combinan con el Macizo del Norte. El punto más occidental es conocido como Cap Carcasse.

La región sur consiste en el Plano Callejón Sin Salida (al sudeste) y la península Montañosa (también conocida como península Tiburón). El Plano Callejón sin Salida es una depresión natural que abriga a los lagos salinos del país, como el Trou Caïman y el lago más grande del Haití, el Laz Azuei. En la región suroeste está ubicado el punto más alto de Haití, con 2.680 msnm.

El valle más importante del país en término de cosechas es el valle del Artibonito, que está ubicado al sur de las Montañas del Norte. En esta región está ubicado el río más largo del país y de la isla, el río Artibonito. Este río comienza en la región occidental de la República Dominicana, sigue la mayor parte de su recorrido por el centro de Haití hasta desembocar en el golfo de Gonâve.

La mayoría de la actividad se concentra en el Marché de Fer (Mercado de Hierro), una llamativa construcción del siglo XIX que aúna el estilo parisiense con el africano. En su oscuro, sucio y ruidoso interior reina el caos, entre vendedores, compradores, puestos de alimentos típicos, juguetes y símbolos religiosos.

Cultura y gente

Palacio Nacional de Haití antes del sismo que lo destruyó completamente en enero de 2010.

Es impresionante saber que un país tan pequeño cuenta con una diversidad de culturas y etnias, seguro que al ingresar al territorio las personas del país te reciben con una bienvenida fantástica, ya que se les denomina con una cortesía extraordinaria.

La cultura de Haití muestra trazos de mestizaje entre las tradiciones europeas francesas y españolas y africanas, debido a la trata de esclavos de la que procede la mayoría de la población. Quedan algunas trazas procedentes de la cultura de los taínos, primeros habitantes de la isla. La mayoría de la literatura de Haitio se escribe en francés. Actualmente, aumenta progresivamente el nombre de autores que escriben en creole.

Los autores de mayor fama internacional son Jean Price-Mars, Jacques Roumain, Marie Vieux Chauvet, Jacques Stephen Alexis, René Depestre, Jean Métellus y el multifacético artista Frankétienne, y en la diáspora Dany Laferrière, Émile Ollivier, Louis-Philippe Dalembert o Marie-Célie Agnant.

Uno de sus festivales más importantes es la temporada de carnaval. El Vudú Probablemente es la primera palabra que viene a la mente cuando se habla de Haití. Para el viajero, el vudú, sus ritos y ceremonias son el principal atractivo cultural de la visita al país. Mucho más allá de una mera expresión anacrónica del pasado africano de Haití, el vudú es una experiencia vital que comparte la mayoría de los haitianos y que merece la pena conocerse. Haitianos tienen una predilección por los colores de la decoración y brillante. Barcos de madera llamada Canté, de segunda mano de Estados Unidos de América. autobuses escolares llamado camión, y pequeñas camionetas cerradas llamado TapTap están decorados con mosaicos de colores brillantes y nombres personales, tales como kris kapab (Capaz de Cristo) y un gras dieu (Gracias a Dios). La Pintura haitiana se hizo popular en la década de 1940 cuando la escuela de "primitivo" artistas alentado por la Iglesia Episcopal comenzó en Port-au-Prince. Desde ese momento un flujo constante de pintores con talento ha surgido de la clase media baja.

Música

Bailar un ritmo sabrosón, y disfrutar de los ritmos de Haití es una excelente experiencia, la música de Haití es influida sobre todo por los lazos europeos coloniales y la migración africana. En el caso de la colonización europea, la influencia musical ha venido principalmente de Francia, sin embargo la música haitiana tiene una influencia significativa española, por sus vecinos República Dominicana y Cuba, cuya música en español ha contribuido a crear otros géneros musicales en Haití.

El compás (en francés) o kompas (en el criollo haitiano) es una música compleja, proveniente de ritmos africanos y el baile de salón europeo, surtida con la cultura de la burguesía haitiana. Haití no tenía ninguna música registrada hasta 1937, cuando el Jazz Guignard fue registrado sin ánimo de lucro. Uno de los artistas haitianos más populares es Wyclef Jean, de estilo hip hop.

El carnaval en Haití se ha denominado como la mejor experiencia en la cual los turistas gozan y disfrutan de este, y por sobre todo hace que cualquier turista quede fascinado.

Arquitectura

Haiti Petion Ville

Los más famosos monumentos de Haití son el Palacio de Sans Souci y la Ciudadela, inscritos como lugares de Patrimonio de la Humanidad en 1982. Situado al norte del Macizo de la Hotte, en uno de los parques nacionales de Haití, la estructura data de comienzos del siglo XIX.

La edificación fue una de las primeras en ser construidas tras la independencia haitiana de Francia. Jacmel, la ciudad colonial que se encontraba en trámites para convertirse en otro lugar Patrimonio de la Humanidad, ha quedado seriamente dañada a consecuencia del Terremoto de Haití de 2010.

Gastronomía

La comida de Haití tiene origen en los diversos estilos culinarios de los grupos étnicos que han pasado por la parte oeste de la isla de La Española desde su descubrimiento. Entre estos grupos étnicos destacan los franceses, los africanos, los amerindios tainos y los españoles. Similar a la del resto de países latinos del Caribe sin embargo difiere en diversos puntos en sus presentaciones regionales. Su influencia principal deriva de la Comida francesa, y la Comida africana, con derivaciones notables de la técnica culinaria de los nativos taínos y de los españoles. Al igual que otros estilos culinarios de la región, le da un gusto nativo por sí sólo y que parece atraer a muchos visitantes a la isla. Los haitianos a menudo usan pimientos y otros sabores fuertes. La cocina haitiana es considerada como moderadamente picante, no muy sabrosa y no muy picante. En el país, sin embargo, muchos ejecutivos foráneos han comenzado a introducir diversas cocinas extranjeras en la cultura haitiana.

El arroz y las judías en sus diferentes presentaciones son consumidos en todo el país, y componen la base de la alimentación haitiana. Su dieta alimentaria básica consiste por lo tanto en alimentos con un alto contenido en almidón y en carbohidratos.

En las zonas más rurales se comen otras comidas como el realmente apreciado maíz molido; un compuesto parecido a la harina de maíz que puede ser comido con salsa pois, una salsa de judías hechas con uno de los muchos tipos de judías como la riñón, la pinta, o con garbanzos, o con los frijóles de palo El maíz molido puede ser comido con pescado sólo dependiendo de las preferencias personales. El tomate, el orégano, el repollo, el aguacate o el pimiento morrón son algunos de los varios tipos de plantas utilizados en los platos haitianos.

El Banane Pesée, es un plato típico con la carne del bananito frito en aceite de girasol es comido frecuentemente en Haití tanto como comida-aperitivo o como acompañamiento de un plato. Se suele acompañar con cortezas o fritos, que son productos del cerdo o cabra freídos durante mucho tiempo. Una de las preparaciones más populares en la celebración del Día de la Independencia es la sopa Joumou (sopa de calabaza) que se toma ese día como desayuno.

Áreas Protegidas

Áreas verdes protegidas

El nivel de biodiversidad con que esta región cuenta es alto aún para áreas tropicales. Aunque los números por especie son menores en el Caribe Insular, en la mayoría de las islas, en especial las de mayor extensión, existen altos niveles de endemismo. En su conjunto, el Caribe cuenta con una diversidad genérica de corales hermatípicos considerablemente menor que la mayor parte del Indo-Pacífico tropical, sin embargo, regionalmente posee el mayor número de géneros endémicos en el mundo, lo cual es lógico debido al aislamiento geográfico que lo separa de otras zonas coralíferas importantes. La región es especialmente rica en moluscos y crustáceos grandes, ocupando el segundo lugar en número de langostas endémicas. En esta región se encuentra el segundo arrecife de coral más grande del mundo, con una extensión de casi 220 km., localizado principalmente a lo largo de la costa de Belice, además del arrecife de coral Andros en las Bahamas que tiene una extensión aproximada de 176 km.

Los arrecifes de coral del Caribe se encuentran en grave peligro. Entre los problemas que los amenazan están la erosión de la costa ocasionada por dragado y la construcción, la contaminación producida por drenaje y fertilizantes, la recolección de grandes cantidades de peces (incluyendo el uso de materiales tóxicos y peligrosos para forzarlos a salir a la superficie), las resultantes alteraciones a las poblaciones marinas, así como el daño ocasionado por las anclas de los barcos y el mal uso de actividades recreativas.

En la región del Gran Caribe los manglares se encuentran en casi todas las zonas costeras, aunque la extensión que estos cubren varía grandemente dependiendo de las características geográficas de cada isla o área continental. Las praderas costeras de bajo relieve con gran afluencia de agua dulce, albergan los bosques más grandes y complejos. Los problemas que afectan a los ecosistemas de manglares, incluyen el desmonte para desarrollos turísticos, la creación de estanques para acuicultura y el rellenado de cuencas para proyectos de desarrollo, todo lo cual resulta en la pérdida de hábitats.

Turismo

Transporte Puerto Príncipe

Debido a las extremas circunstancias políticas, económicas y sociales vividas por Haití en los últimos años, su infraestructura turística no está plenamente desarrollada, por lo que es difícil encontrar actividades a realizar fuera de los hoteles. Poco a poco las ciudades van recuperando la normalidad y con ella los lugares que en su tiempo albergaron cierta actividad social comienzan a recuperarla. Tal es el caso de la zona de Pétionville, en la que ya es posible disfrutar de una vida nocturna con aceptables ofertas para practicar la salsa o el merengue.

Entretenimiento

En la zona Pétionville es posible disfrutar de una vida nocturna con aceptables ofertas para practicar la salsa o el merengue. En cuanto a actividades al aire libre, destacan sobre todo los deportes acuáticos, especialmente el buceo. Cualquier persona, a despecho de su edad o de su experiencia como deportista, puede realizar fácilmente el paseo hasta Sand Cay (Cayo Arenoso). Éste se realiza en lanchas con el fondo de cristal para poder apreciar todo lo que ofrece "el arrecife más precioso del Caribe". Allí los visitantes pueden ponerse el equipo de buceo para deleitarse viendo las caprichosas formaciones coralinas , la multitud de peces de distintos colores y otras maravillas submarinas. En varios balnearios de playa se pueden alquilar botes para navegar a vela y esquiar . En algunos de ellos se organizan programas de buceo en profundidad completos, attraction champ de mars square, con instrucción y expedición de los certificados respectivos. En las aguas de Haití los buceadores veteranos podrán gozar de las mejores condiciones del Caribe para practicar su deporte, ya que el litoral no se encuentra aún masificado por los turistas.

Los deportes nacionales son el fútbol y las peleas de gallos, aunque éstas están siendo firmemente perseguidas por las autoridades . Otro espectáculo submarino digno de experimentar es la exploración de los restos navales que alberga el Golfo de la Gonâve . Decenas de embarcaciones inglesas , holandesas, francesas y españolas yacen en el fondo del litoral haitiano, como muestra de las luchas que por su conquista tuvieron lugar. Hágase acompañar de guías buceadores expertos y disfrute del más apasionante y original museo submarino que se pueda imaginar.

Economía

Vista de Puerto Príncipe

Haití tiene la renta per cápita más baja de todo el hemisferio occidental, y es el país más pobre de toda América. Los indicadores sociales y económicos colocan a Haití en puestos descendentes detrás de otros países en vías en desarrollo de bajos ingresos (particularmente en el hemisferio) desde los años 80. Haití está en la posición 145 de 177 países en el Índice de Desarrollo Humano de la ONU. Aproximadamente un 70% de la población vive en la pobreza.

Cerca del 70% de los haitianos depende de la agricultura, que consiste principalmente de agricultura de subsistencia a pequeña escala y emplea cerca de las dos terceras partes de la población económicamente activa. El país ha tenido muy pocos puestos nuevos de trabajo desde que el Presidente René Préval tomara posesión en febrero de 2006, aunque la economía informal está en crecimiento. El fracaso en el intento de lograr acuerdos con patrocinadores internacionales ha impedido que Haití obtenga asistencia para un presupuesto y programas de desarrollo.

La pobreza resulta extrema en gran parte de la población, tanto que sus ingresos no les alcanza para adquirir un poco de arroz u otros alimentos básicos, debiendo alimentarse para subsistir con una especie de galletas hechas de lodo (barro), manteca vegetal y sal, que es vendida a bajo precio, lo que acarrea secuelas de desnutrición y otros males físicos. La FAO estima que la mitad de la población se encuentra en situación de extrema pobreza, con menos de 1 dólar al día.

Tres cuartas partes del territorio haitiano están constituidas por suelos montañosos, y las llanuras están formadas por tierras deforestadas y actualmente estériles. La causa principal del empobrecimiento del territorio es la explotación forestal excesiva por una población que cada vez aumenta su demanda de leña y madera, lo que ha provocado la erosión del suelo y una tremenda escasez de agua potable. Esta situación contrasta con la de la vecina República Dominicana, que con un clima similar y unas condiciones de partida similares practicó una política forestal adecuada y actualmente tiene una cubierta vegetal sostenible.

Un factor extra que podría hacer que la economía no mejore es la falta de empuje por parte de los profesionales, pues se cree que un 80% de los haitianos con niveles educativos elevados han emigrado en busca de otras alternativas promoviendo la fuga de cerebros. También es importante señalar la fuerte emigración ilegal hacia la República Dominicana a través de la frontera. Aunque su carácter informal no permite un cálculo preciso, la población inmigrante haitiana en la nación vecina se estima en más de un millón de personas.

Los puertos más importantes para el intercambio comercial son Port-au-Prince, Gonaïves y Cap Haitien. El puerto privado de Gonaïves es particularmente apto para buques de hasta 6 metros de calado.

Haití recibe anualmente cooperación y ayuda humanitaria de países desarrollados tanto de América como de otras partes del mundo, siendo de importancia mencionar a Estados Unidos (mediante el programa de la USAID), la Unión Europea (mediante el programa FED (Fond Européen de Développement) en el que Francia es el mayor donante con 19,55 % del total aportado), Canadá, Argentina, Brasil, Chile, México, Colombia, Venezuela y Cuba.

La ayuda extranjera compone aproximadamente el 30–40% del presupuesto nacional del gobierno. El mayor donante son los Estados Unidos, seguidos de Canadá y de la Unión Europea. Desde 1990 a 2003, Haití recibió más de 4.000 millones de dólares en ayudas. Los Estados Unidos solos, han proporcionado 1.500 millones de estas ayudas. Venezuela y Cuba también contribuyen con algunas ayudas a la economía de Haití, especialmente después de renovar sus alianzas en 2006 y 2007. En enero de 2010, China prometió aportar 4.2 millones para ayudar en la reconstrucción de la isla tras el terremoto sufrido,[y el presidente estadounidense Barack Obama prometió cien millones de dólares en ayuda.[ Las naciones de la Unión Europea prometieron más de 400 millones de euros (616 millones de dólares) en ayuda de emergencia y fondos para la reconstrucción de Haití.La ayuda de los Estados Unidos al gobierno haitiano fueron totalmente cortadas entre 2001 y 2004 tras las elecciones disputadas en 2000 y que el presidente Aristide fuera acusado de varios asesinatos. Tras la marcha de Aristide en 2004, se volvieron a enviar las ayudas, y el ejército brasileño lideró la Misión de paz de las Naciones Unidas en Haití. Tras al menos cuatro años de recesión que concluyeron en 2004, la economía creció en un 1,5% en 2005. En 2005 la deuda externa total de Haití estaba cifrada en 1.300 millones de dólaresque significa una deuda per capita de 169 dólares. En septiembre de 2009, Haití alcanzó las condiciones marcadas por el FMI y el programa de países pobres con una elevada deuda del Banco Mundial para poder cancelar su deuda externa.

Salud

Hay dos notas características de esta ciudad. La primera es el alto nivel de mortandad debido sobre todo al SIDA, la expectativa de vida en el hombre se sitúa en torno a los 48 años y en las mujer sobre los 51. El otro aspecto a tener en cuenta es que casi la mitad de la población practica vudú.

Lugares de interés

  • La Universidad Estatal de Haití.
  • La Biblioteca Nacional.
  • El Museo Nacional y Arqueológico.
  • El Palacio Nacional.
  • La basílica de Nuestra Señora.
  • El muelle de piedra, construido en 1780 por los franceses.

Véase también

Fuentes