Saltar a: navegación, buscar

Imperio británico

Imperio británico
Información  sobre la plantilla

¿Duración?
Capital No especificado
Imperio británico. Uno de los más grandes imperios de la historia y el mayor de la época.

Historia

Inglaterra conquista la India en 1773, por medio de la Compañía de las Indias Orientales. Su impulso colonial se remonta al siglo XVII y está presente en todos los continentes, África, América, Asia y Oceanía, además tiene puertos de entrada y comercio con España y Portugal.

En 1815 concede el derecho de autogobierno a las colonias donde hubiese población británica. De esta manera exportará sus instituciones por todo el mundo. En 1872 Gran Bretaña concedía, a todas las colonias que tuvieran un número suficiente de europeos, y que fueran autosuficientes, un gobierno casi independiente. Pero casi la mitad del imperio quedó fuera del proyecto, con el argumento de que los no europeos no estaban preparados para desarrollar un sistema parlamentario y unas instituciones semejantes a las británicas. Nace, así, la Commonwealth, que establece un equilibrio entre la autoridad imperial y la autonomía colonial. Sin embargo, esta autonomía es limitada ya que sólo podían hacer leyes que afectasen a su territorio. No podían establecer tratados comerciales ni declarar la paz ni la guerra. Hacia 1900, a pesar de todo, las colonias cada vez eran más independientes y existían asociaciones de colonias británicas.

En 1840 estalla la Guerra del Opio, entre Inglaterra y China, en un intento de penetración británica en el interior del país, que se había demostrado abiertamente antioccidental.

En Asia domina los territorios de India y Pakistán, Ceilán, Birmania, Malasia y Borneo, además de algunos enclaves en China.

En África controlará Egipto y el canal de Suez. En 1882 penetra en el interior de Egipto hacia el sur, por el Sudán, en un intento de unir Egipto con El Cabo. Desde El Cabo penetra hacia el norte por Rhodesia y Nigeria. Una expansión en la que tropezará con los bóers, unos esclavistas holandeses que se habían establecido en el interior en el siglo XVII, y con los que mantendrá una cruenta guerra.

En Oceanía posee las colonias de Australia y Nueva Zelanda, que fueron desde el siglo XVII colonias prisión.

En América controla todavía: Canadá, Jamaica, la Guyana, las Malvinas, Belice y múltiples pequeñas islas. También en el Mediterráneo tiene colonias Inglaterra. Controla plazas estratégicas como Malta, Chipre o Gibraltar.

India

La India (y Ceilán) fueron parte del Imperio Británico desde el siglo XVIII y no son territorios especialmente conflictivos, pues reina en ellos la «pax británica». Estos territorios tienen unas civilizaciones milenarias, con lo que la colonización británica se enfrenta en el país las nuevas ideas que vienen de Europa y las viejas tradiciones hindúes. El país se muestra abierto a las nuevas corrientes de los tiempos modernos y a la cultura occidental. Las clases altas aprenden en inglés, e incluso estudian en Gran Bretaña. Estas clases, de educación inglesa, redescubrirán el hinduismo y lo interpretarán a su modo. El neohinduismo religioso calará en la población y será la base para el nacionalismo religioso independentista y separatista. Este es un nacionalismo intransigente y militante en el que se mitifican la historia y los vedas. Pero la población india también ha sido proletarizada, y surgen entre la clase trabajadora intelectuales; que también han sido educados en Inglaterra. Serán marxistas y radicales que tiene en los desocupados su principal clientela. Ambas ideologías son importadas de occidente: el nacionalismo y el socialismo.

Existe en la India una oposición política a la soberanía británica que se concentra en el partido Congreso Nacional Indio (CNI) fundado en 1885. Este partido está formado por gente de la clase media urbana con cierta educación inglesa. En principio no fueron antibritánicos, sino que aspiraban a una unión entre India e Inglaterra, pero con una mayor participación de los indios en el gobierno.

La situación económica de la India era de total dependencia del Imperio británico. Los productos industriales habían acabado con la artesanía autóctona, con lo que el país había entrado en una espiral de pobreza y subdesarrollo, porque no se impulsa, a cambio, una industria india moderna, y la que se desarrolla está controlada por funcionarios ingleses.

Hacia comienzos del siglo XX el CNI se divide en moderados y radicales. Las tensiones angloindias aumentan, por motivo de abuso del poder en la administración inglesa. En 1905 tiene lugar la partición de Bengala, la reacción que se produce es un boicot a los productos ingleses. El nacionalismo se radicaliza, y aparece el terrorismo. Estos grupos terroristas salieron pronto de la disciplina del CNI. En 1909 el Reino Unido concede reformas en el gobierno de la India, apoyando a los moderados del CNI y, también, a los musulmanes indios. Las reformas suponen una mayor participación en la Administración, y es suficiente para mantener la calma del CNI hasta la Primera Guerra Mundial.

En 1906 nace la Liga Musulmana, que es muy influyente, y cada vez más antibritánica, a causa de la política seguida por el Reino Unido contra el imperio turco.

India entre guerras

En el periodo de entreguerras aparece la figura de Mohandas Gandhi. Gandhi aboga por una oposición no violenta a los británicos, desde una postura moral. Gandhi es el gran héroe del nacionalismo indio. Estudió en Inglaterra, y pertenecía a la casta media de comerciantes ricos. Vivió en Sudáfrica antes del apartheid, donde luchó contra la discriminación racial. Es un líder religioso, un pensador religioso que busca la verdad y desde su postura moral determina lo que es y lo que no es justo. Más que su posición no violenta, lo que triunfó fue su postura moral. Su programa político es sencillo, y de una feroz oposición a lo británico. En primer lugar está la no colaboración, que implica renunciar a las supuestas ventajas que ofrece el sistema británico, con el fin de paralizar la maquinaria del Estado; en segundo lugar tenemos la desobediencia civil, según la cual se transgreden deliberadamente las leyes injustas buscando la detención y la condena, que se acepta sin apelar y sin defensa (para poner en evidencia lo injusto de las leyes y crear un estado de opinión en contra, incluso de sus defensores); y en tercer lugar la resistencia pasiva, que son los tres pilares de la estrategia de la no violencia. El gran mérito de Gandhi fue llevar el nacionalismo a la conciencia popular, y que la gente se implicase en la lucha por la libertad. El fin era la independencia de la India.

El otro gran héroe de la independencia india fue Pandit Jawaharlal Nehru. Nehru es socialista y ateo, pero es gran amigo de Gandhi. Está comprometido con la lucha de clases y tiene claro que la verdad incuestionable puede degenerar en integrismo, y en un terrorismo incontrolado. Es partidario de aplicar la política de la no violencia con flexibilidad, aunque de manera general.

En 1919 los británicos promulgan la ley Rowlatt. Este hecho provoca una huelga general, que significa la adopción de una estrategia de resistencia pasiva. Esta huelga será reprimida con violencia: la matanza de Amritsar, en el Punjab, donde se declara la ley marcial, y como consecuencia se lanza la primera campaña de no colaboración, de 1920 a 1922.

Desde 1922 hasta 1930 surgen enfrentamientos internos en el seno del CNI, sobre todo por motivos religiosos. En el periodo de 1930 a 1934 se mantienen los doce puntos de la independencia, promulgados por Gandhi, y aparece la segunda campaña de no colaboración. Esta es la época del crac de 1929. En 1932 se lanza una campaña de desobediencia civil.

En 1934 se disgrega el CNI en dos partidos: el Partido Socialista del Congreso (PSC) y el Partido Nacionalista (PN).

En 1935 el Reino Unido concede una constitución británica a la India en la que se contempla el autogobierno; pero debido a la guerra mundial, entre 1939 y 1945, no llegó a entrar en vigor.

Durante la Segunda Guerra Mundial las tensiones con el imperio se suavizaron, pero se intensificaron los conflictos internos en la India; tensiones entre musulmanes e indios, que en 1940 llevarían a la teoría de las dos naciones. En 1940 Nehru y Bose se hacen con la dirección del partido y la dirección política de la independencia. En Inglaterra cada vez hay más partidarios de la independencia de la India.

En 1947 la India obtiene la independencia y convoca unas elecciones que gana el PN, en 1948. Este mismo año Paquistán se separa de la India, con dos territorios: uno en torno al río Indo y otro en la desembocadura del Ganges. Ceilán obtendrá su propia independencia, aparte, en 1948, gracias a un movimiento nacionalista.

Colonización de América

El Imperio británico comenzó a tomar forma a principios del siglo XVII, mediante el establecimiento por parte de Inglaterra de las 13 colonias de Norteamérica, que fueron el origen de los Estados Unidos así como de las provincias marítimas de Canadá. También se produjo la colonización de pequeñas islas en el Mar Caribe como Jamaica y Barbados.

Las colonias productoras de azúcar del Caribe, donde la esclavitud se convirtió en la base de la economía, eran las colonias más importantes y lucrativas para Inglaterra. Las colonias americanas producían tabaco, algodón, y arroz en el sur y material naval y pieles de animales en el norte.

El imperio de Inglaterra en América se iba expandiendo gradualmente mediante guerras y colonias. Inglaterra consiguió controlar Nueva Ámsterdam (después llamada Nueva York) tras las guerras anglo-holandesas. Las colonias americanas se extendían hacia el oeste en busca de nuevas tierras para la agricultura. Durante la Guerra de los Siete Años, los ingleses vencieron a los franceses y se quedaron con Nueva Francia, en 1760, lo que convertía a Inglaterra en dueña de casi toda América del Norte.

Intento de colonización del Río de la Plata

El Imperio británico intentó dominar la zona del Río de la Plata (Buenos Aires y Montevideo), a través de dos intentos de dominación, denominados «Invasiones Inglesas». El primer intento de invasión se realizó en el año 1806 con la ocupación de Buenos Aires y su recuperación posterior con tropas llegadas desde Montevideo, lo que le valió a esta última ciudad el recibir el título de "Muy fiel y Reconquistadora" por parte de la corona española. El segundo intento de invasión se inició esta vez en la Banda Oriental (actual territorio de la República Oriental del Uruguay) al ocupar los ingleses Maldonado y luego Montevideo en enero de 1807. La invasión fue finalmente rechazada a mediados del mismo año en Buenos Aires, retirándose las tropas inglesas del Río de la Plata.

Colonización de Oceanía

Después, los asentamientos en Australia (que comenzaron con las colonias penales en 1788) y Nueva Zelanda (bajo el dominio de la Corona desde 1840) crearon una nueva zona para la migración desde las islas británicas, por lo que las poblaciones indígenas tuvieron que sufrir guerras y, especialmente, enfermedades, reduciéndose su tamaño en alrededor de un 60–70% en algo menos de un siglo. Estas colonias obtuvieron después autogobierno y se convirtieron en rentables exportadoras de lana y oro.

Fuentes