Saltar a: navegación, buscar

Zoológico de Piedras

(Redirigido desde «Zoológico de Piedra»)
Zoológico de Piedra
Información sobre la plantilla
Zoo de piedra.jpg
Nombre del Autor:Ángel Iñigo Blanco
Ubicación Geográfica:Yateras, Guantánamo, Cuba

El Zoológico de Piedra. Fue construido por el escultor autodidacta Ángel Iñigo Blanco, procedente de una familia campesina, que no estudió la carrera de Plástica pero desde muy pequeño se inclinó por la escultura.

Ubicación geográfica

Está situado en el municipio de Yateras a 24 km, de la ciudad de Guantánamo en la finca San Lorenzo con una extensión de 2 caballerías y un terreno abrupto, con partes llanas y altas que forman un lomerío.

Ocupando un área aproximada de 1 km y 750 m de altura por encima del nivel del mar rodeado de árboles frutales y maderables que se mezclan con el cafeto, el cedro, la mandarina, el zapote, guanábana, limón dulce, aguacate, mangos, naranja y el búcaro que no da su sombra y sus lindas flores.

Características de la obra

Ángel Iñigo Blanco, procedente de una familia campesina, nunca estudió Plástica, pero desde muy pequeño se inclinó por las esculturas, en su inicio de pequeño formato de cera y barro.

En la finca San Lorenzo perteneciente a la familia Castellano, observó que un caudal de materia prima que le podía facilitar algo novedoso para el mundo, entonces se le ocurrió la idea de representar a los animales esculpidos en piedra teniendo en cuenta el ambiente, ubicando a cada figura en el entorno, con similitud con las zonas que ellos habitan en sus países o regiones.

Entre los primeros brotaron leones, elefantes, una gigantesca serpiente luchando contra un toro, un simio de proporciones descomunales delante de su gruta y hasta diminutos animalitos, ahora entre humanos, fieras y animales domésticos pasan de 426 los que habitan este singular paraje, que no tiene similar en el orbe.

Este hombre con voluntad, coraje y locura poco comunes puso manos a la obra y decidió ir más allá de las pequeñas esculturas de cera y barro para trabajar a partir del 21 de diciembre de 1977 en un León medio sonriente que fue el inicio de las 426 esculturas talladas en piedra calizas que se han realizado durante más de 29 años. De estas esculturas 336 fueron esculpidas por Ángel Íñigo Blanco y 90 por el hijo Ángel Íñigo Pérez, quien fue su ayudante durante 15 años y ahora trabaja como escultor y continuador de la obra del creador, por este estar jubilado.

Para escalar hasta la parte más alta del lugar es necesario recorrer 324 escalones y 245 al regreso, pero a pesar del espacio que hay que recorrer en este entorno selvático los visitantes lo hacen con placer por la belleza de su trabajo escultórico, el clima y la vegetación del lugar. Por todo esto fue declarado “Patrimonio de la Cultura Nacional” el 26 de junio de 1985.

Esculturas

  • Gallo y gallina
León (primera escultura tallada)
  • Lagartos
  • Conjunto de 6 conejos
  • Conjunto de dos bisontes
  • Conjunto de 9 gallinas de guinea
  • Conjunto de un perro y gato
  • Hurón
  • Conjunto de pato y ranas
  • Conjunto de guariao con caracol
  • Conjunto de palenque africanos
  • Conjunto de búfala con su cría
  • Hipopótamo enano
  • Garza
  • Conjunto de puerca y sus crías
  • Conjunto de grullas coronú
  • Perro lobo
  • Pangolín
  • Conjunto de almiquíes
  • Pavo Real
  • Búho
Mono Escultura tallada)
Elefante
  • Africana
  • Conjunto de lince y maja
  • Conjunto de 4 gallinas de guinea
  • Conjunto de caballo y buitres
  • Mono verde
  • Conjunto de cocodrilo y perro
  • Conjunto de mona con su cría (bubino oliva)
  • Conjunto de castores talando un árbol
  • Conjunto de hiena y cadáver
  • Pareja de patos
  • Pato pequinés
  • Oso Hormiguero
  • Conjunto de perros
  • Conjunto de zorra con gallina
  • Ternero
  • Conjunto de pata y sus crías
  • Conjunto de zorro comiendo huevos
  • Jirafa
  • Conjunto de anaconda y cebra
  • Conjunto de jaguar y pecarí
  • Palanca
  • Jutía sata
  • Conjunto de jicotea
  • León (primera escultura que hizo)
  • Derribe del toro
Pantera
  • Conjunto de palomas
  • Conjunto de gallo y 2 gallinas
  • Conjunto de parejas de guanajos
  • Tapir
  • Oso panda
  • Conjunto de 8 curieles
  • Conjunto de chiva y sus crías
  • Camello
  • Chivo
  • Caballo
  • Conjunto de canguro con su cría
  • Serpiente
  • Conjunto de león y chivo
  • Caguama
  • Conjunto de leopardo con mono araña
  • Iguana
  • Conjunto de maja y ratón
  • Chacal americano
  • Conjunto de mapache y pez
  • Conjunto de una mata de naranja y pericos
  • Conjunto de gallinetas y una mano de plátano
  • Mono chimpancé
Tortuga
Bueyes

Datos del autor

Ángel Iñigo Blanco nació el 25 de diciembre de 1935 en Jurisdicción, perteneciente a la provincia de Santiago de Cuba, hijo de campesinos, desde los 5 años mostró gran inclinación por el modelado de figuras fundamentalmente de animales llamando la atención de vecinos y profesionales de aquel entonces.

Ángel Íñigo Blanco

Se traslada más tarde a Guantánamo, donde el padre de Ángel compra la finca La Gracia de Felicidad de Yateras, donde él trabaja como campesino junto a sus hermanos, más tarde se casa con Hilda Pérez y tienen 5 hijos, pasando por difíciles circunstancias tiene que trasladarse a Nuevitas de Camagüey donde trabaja en un museo. Posteriormente vuelve a Guantánamo como Instructor de Artes Plásticas, función que no realizó por mucho tiempo por poner en práctica el Zoológico de Piedras.

Siendo campesino aún realizó varias exposiciones personales por la asociación a la que pertenecía (ANAP), con la cual ganó premios con la escultura que reflejaba la solidaridad entre los pueblos de Cuba y Camboya.

Su primera escultura de gran formato fue una estatua del líder y mártir campesino cubano Niceto Pérez García, que hizo por encargo de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP).

Posteriormente hizo una escultura en Homenaje a José Jacinto Nápoles Fajardo (El Cucalambé) que se encuentra actualmente en la provincia de Las Tunas, compromiso contraído en el Primer Encuentro de Escultores, donde participó junto a Rita Longa y otras prestigiosas personalidades del trabajo escultórico.

Íñigo Blanco, artista empírico por naturaleza autodidacta, primitivista de gran significado en la cultura de nuestro país, ha recibido por su maravilloso trabajo el reconocimiento de ser una de las personalidades de la cultura y varias condecoraciones.

Íñigo manifiesta que este interés por la escultura lo aprendió de su padre, quien le enseñó a modelar en barro y madera.

Lo primero que hizo fueron figuritas de héroes de la Patria y representaciones de sucesos de otros tiempos como la esclavitud o la lucha de los mambises contra el colonialismo español en el siglo XIX.

Ya había dejado atrás el barro y la madera. La piedra se convirtió en la materia prima fundamental de sus inquietudes artísticas. Antes – subrayó- “le tenía miedo a las piedras grandes, pero ahora las busco y acepto como un reto”.

Solo después del Triunfo de la Revolución Cubana, estudió hasta el 7mo grado y visitó por primera vez exposiciones de pinturas y esculturas. Dijo entonces “lo que antes era una manera de emplear su tiempo libre, se convirtió en una necesidad de cada día y aceptó la oferta del gobierno revolucionario para dedicarse de lleno a la tarea de las esculturas”.

Reconocimientos otorgados

  • Medalla de la Cultura Nacional CTC.
Diploma al Zoológico de Piedras
]]
  • Medalla Vanguardia Nacional 
  • Sello 30 y 50 Aniversario de la CTC
  • Sello de los CDR 1981
  • Trabajador destacado en el municipio
  • Sello 80 aniversario del natalicio de Lázaro Peña
  • Sello de mejor trabajador provincial de la Cultura
  • Medalla 70 Aniversario de la Revolución Socialista Soviética
  • Medalla 18 Congreso de la CTC
  • Premio Guamo 1989
  • Premio La Fama 1994
  • Reconocimiento por el Centenario de Juan Marinello
  • Reconocimiento por los aportes al Patrimonio Nacional Provincial año 2000.
  • A participado en Eventos Nacionales, Provinciales, Internacionales y locales.

Fue miembro de la Asociación Hermanos Saíz y el Consejo Nacional de las Artes Plásticas desde 1976, miembro de la UNEAC, además de recibir el Diploma de Profesor de Méritos de la Escuela de Artes de Guantánamo en 1987.

Su obra ha sido reproducida por documentales y videos tanto por la nación como por el extranjero y divulgada por la radio y la televisión en gran parte del mundo. Esta obra ha recibido la visita de diferentes personalidades de la política y el arte como Juan Almeida, Abel Prieto, Raúl Castro, Esteban Lazo, el Embajador de la China y Laos. Desde 1985 esta obra fue reconocida como Patrimonio Cultural Nacional.

Actualmente posee 426 esculturas talladas en piedras calizas, de estas 90 son de su hijo lo que demuestra su capacidad como instructor y su deseo de continuar esta revolucionaria obra para disfrute de nuestro pueblo y en especial para los niños. Esta obra ha dado empleo a 12 trabajadores que se encargan del cuidado y conservación del patrimonio.

Artistas y piedras se identifican

Entrada al zoológico de piedras
El Zoológico de Piedras surge el 21 de diciembre de 1977, el cual constituye su obra fundamental reflejando la vida de los animales, desde leones atacando a un búfalo hasta conejos y armadillos entre otros.

Este lugar es muy querido por el pueblo que ha sabido reconocer el arte de un campesino que a pesar de no haber estudiado Artes Plásticas posee un gran dominio de la expresión, el movimiento, la anatomía y las proporciones y que con su vocación ha sabido crear una obra universal única de su tipo en el mundo.

En Íñigo, piedra e idea convergen a partir del hallazgo. Él busca, encuentra y observa sus contornos, medita acerca de su integración al conjunto y empieza a trabajar con su rudimentaria utilería donde pedazos de cabillas realizan las funciones en él precisa.

Artista y piedra se citan, a veces los encuentros pueden sumar hasta siete meses y al final una nueva pieza queda a la vista de todos. Podría decirse que una cuarta parte de los cubanos han asistido a la caprichosa representación de esas imágenes.

Nadie se atreve a predecir el límite del parque, de su fauna pues no cabe duda que mientras viva Íñigo, proseguirá su crecimiento y en sus hijos han surgido seguidores que también tienen la iniciativa creadora.

Este monumento a la creatividad y para el orgullo de este noble pero aguerrido pueblo, fue declarado “Patrimonio de la Cultura Nacional el Zoológico de Piedras” el 26 de junio de 1985.

En su diario deambular se encuentra una piedra, la acaricia y ya sabe qué puede salir de ella, se va a su casa, pero siempre, en su mente, una idea: qué nueva creación hará al amanecer.

Muy temprano, cuando aún el sol no ha calentado sus rayos y el silencio se adueña del cafetal se dirige al puesto seleccionado; con hacha, machete, barreta, pala, cinceles de cabilla y un martillo como única compañía.

Empieza a “descarnar” la piedra, en su sitio natural y poco a poco ésta va cobrando vida y transformándose en una figura, un animal o un objeto. Íñigo se enamora de la escultura que está formando, luego, al terminarla su amor se traslada a la pieza que tiene seleccionada de antemano para su próximo animal y así sucesivamente.

Aunque trabaja la piedra en el lugar natural, un día encontró un peñasco y lo trasladó hasta el fondo de su casa, allí lo transformó, a fuerza de cincel y martillo, en la representación de Niceto Pérez, mártir campesino de la zona guantanamera.

Fuentes