Saltar a: navegación, buscar

Palmira (Cienfuegos)

(Redirigido desde «Palmira»)
Este artículo trata sobre Palmira. Para otros usos de este término, véase Palmira (desambiguación).
Municipio Palmira
Información sobre la plantilla
Municipio de Cuba
Ubicación de Palmira
EntidadMunicipio
 • PaísBandera de Cuba Cuba
 • ProvinciaCienfuegos
Fundación1842
Municipio desde 1879
Superficie 
 • Total318 km²
Población (2009) 
 • Total33 425 hab.
 • Densidad105,2 hab/km²
Parquedepalmira.jpg
Vista del Parque de Palmira

Palmira, fue fundado en 1842, municipio desde 1879 aunque en 1902 fue suprimida esta condición y restituida en 1910, por ley del Congreso. Con una extensión territorial de 318 km2 ocupa el sexto lugar de la provincia, el municipio cuenta con 6 Consejos Populares, 2 urbanos y 4 rurales, su población está estimada en 33 425 habitantes. La densidad de población es de 105 habitantes por kilómetro cuadrado.

Ubicación

El municipio de Palmira está ubicado en el centro de la provincia de Cienfuegos a unos 12 Km. al norte de la Ciudad de Cienfuegos. Limita al norte con el municipio de Lajas, al este con el municipio de Cruces, al sureste con el municipio de Cumanayagua, al sur con el municipio de Cienfuegos y al oeste con el municipio de Rodas.

Historia

Orígenes

Asentamientos Aborígenes

 Existieron asentamientos aborígenes en la zona de San Fernando de Camarones, las evidencias encontradas se exponen en la Sala Museo de Camarones, estas cuevas están localizadas pero no investigadas, entre ellas tenemos: Las cuevas de Santa Isabel, las de Sacarías, Las Grullas, Loma Alta, La Floresta, Maleza, Los Sánchez, La Chorrera, las evidencias aportan que pertenecieron al grupo de los Taínos a los sub-grupos preagroalfareros y protoagricultores.

La Colonia

Los intereses económicos resultaron el móvil fundamental en el proceso de colonización que en este territorio se vio influido con el establecimiento de una encomienda de Fray Bartolomé de las Casas. Durante los siglos XVII y XVIII se constató un lento proceso de desarrollo económico y social basado fundamentalmente en la producción ganadera. Esta dio pie a los primeros capitales y el interés por incrementarlos. Así se encontró la vía para la fundación de diversas aldeas como San Fernando de Camarones, se escogió el lugar por encontrarse allí una ermita edificada por el Padre de Las Casas, lugar que resumía un grupo de condiciones favorables para el asentamiento. No se puede contar la historia de la zona sin destacar el importante papel desempeñado por el poblado de San Fernando de Camarones, fue justamente en este poblado donde comenzó el esplendor político, económico y social que caracterizó a la zona desde la colonia. Quedó oficialmente instituido en 1714. Su nombre inicial rendía honores al rey de España y el de Camarones a la profusión de ese crustáceo en los ríos aledaños. Ya en el año 1838 la ganadería era su actividad económica principal, esta rama fue enriquecida en menor escala por producciones de madera y azúcar, pero en la jurisdicción se experimentarían importantes acontecimientos que a la larga influirán decisivamente en el surgimiento de Palmira.
Casco histórico de Palmira

El primer trazado urbano de Palmira se efectuó a partir de la estructura y del plano que sirvió para fundar la villa Fernandina de Jagua, sólo se diferenciaba por el ancho de sus calles, las de la nueva localidad eran dos varas menor exceptuando la calle Real que constituía el camino que uniría a Palmira con Cruces.

El 12 de febrero de 1842 el comerciante habanero Agustín de Serice y Xenes funda el poblado con la finalidad de incrementar su capital financiero, bautizándolo con el nombre de Palmira de Alcoy.

La razón del nombre de este pueblo

La palabra Palmira se deriva de la hebrea Thama, que significa palmera.

El fundador decidió otorgarle como primer nombre el de Palmira influenciado por su lectura de la obra “Las Ruinas de Palmira” del Conde de Volney, donde se cuenta la historia de una ciudad desaparecida de su mismo nombre que existió en Siria en la antigua Turquía Asiática. Esta ciudad fue el centro comercial hacia donde afluía todo el tráfico de los productos de la India por el Golfo Pérsico, su destrucción se debió a la tiranía y ambición de los reyes que quisieron apoderársela y sus habitantes prefirieron quemarla antes de someterse.

Inspirado en el nombre de esa ciudad Siria y por la posición del pueblo entre la ruta comercial Cienfuegos - Santa Clara, así como su situación para el comercio, su fundador resolvió nombrarlo Palmira. Esta elección dió lugar a una polémica con el entonces Gobernador General de la Isla de Cuba, Señor Don León Federico Roncoli, "Conde de Alcoy" pues la obra había recibido muchas censuras de la crítica literaria y filosófica de aquellos tiempos, no obstante las desavenencias quedaron obviadas cuando el señor Serize le agrega “de Alcoy” en recordación a la memoria del Señor Gobernador, bajo cuyo gobierno se concediera la autorización al acto de fundación del pueblo. El poblado al fin se funda el 12 de febrero de 1842 quedando inscrito oficialmente en 1849, esta fundación devino del proceso de expansión azucarera iniciado por colonos franceses asentados en la Villa Fernandina de Jagua (hoy Cienfuegos).

Este poblado se llamó primero Antiguo Cuartón del Padre Las Casas, después denominado Ciego Abajo, por último Palmira de Alcoy, por economía de palabras, se le llama Palmira.

Desarrollo

Razones económicas determinaron su fundación en un punto de la vía que comunica al puerto de Cienfuegos con la ciudad de Santa Clara y cuyas fértiles tierras propiciaron el desarrollo de la Industria Azucarera que se convierte más tarde en el rublo más importante de la región, lo que trajo aparejado la afluencia de esclavos africanos como fuerza de trabajo fundamental, quienes trasladaron consigo religiones y costumbres que se arraigaron en esta zona.

Parque de Palmira

 En 1850 se ejerce el decreto que permitía la creación de capitanías pedáneas en aquellos lugares donde ya se evidenciaba un desarrollo económico y social. Es por ello que en este año se le da el título de pueblo por el gobernador de la villa de Cienfuegos Coronel Luís García de Luna.

 En octubre de 1861 quedó construido el tramo de ferrocarril de Cienfuegos a Palmira. Las consecuencias del ferrocarril en el orden económico fueron de gran valor, se obtuvo capital producto del tráfico comercial y de comunicación, el abastecimiento del transporte de los azúcares, mieles y aguardiente, se redujeron los impuestos en muelles y estadíos porque la línea férrea pasaba por estos lugares y permitía una mayor carga de productos logrando la obtención de materiales y maquinarias de forma rápida y directa, agilizando la entrada de procesos tecnológicos por tanto aumentaba la producción.

La etapa de 1901 a 1920 es el periodo de completamiento de los rasgos del imperialismo donde existe un predominio del capital local en los centrales, Manuelita, Dos Hermanos y Portugalete.

Internamente la situación se torna diferente el crecimiento de la población aumenta considerablemente en la primera mitad de la década del 20 , el proceso de organización y comercialización local provoca el surgimiento de caseríos con el predominio de mano de obra barata, desposeída de los medios de producción y con muy pocos ingresos financieros. La celeridad del aumento de las producciones y de la comercialización de los azúcares que producían los centrales palmireños sirvió de estimulo en la localidad para nuevas inversiones en la industria, el transporte y la agricultura ya para 1927 la localidad contaba con una cantidad de establecimientos que demuestran el esplendor de la actividad comercial.

Allá en los primeros años del pasado siglo, Palmira contó incluso con medios de la prensa impresa. En la localidad existían por entonces dos imprentas en cuyas máquinas se llegaron a editar varias publicaciones, entre ellas el periódico La Nación y dos Semanarios titulados: "Plácido de Literatura" y "El Palmireño", contentivos de asuntos de interés local.

Luchas de Liberación

Las principales evidencias de la participación en la primera Guerra Grande aparecieron a partir de 1869 con el grito de rebeldía lanzado en San Fernando de Camarones. Estudiosos del tema afirman que la etapa insurreccional de 1869 a 1871 se caracterizó por el accionar constante sobre la industria azucarera y el enfrentamiento directo a las tropas españolas que operaban en la zona.

Coronel "Carlos de Cerice Morales"
En este periodo se destaca la figura de Carlos de Cerice Morales este patriota entra en el Ejército Libertador con los grados de Capitán, pero ascendió hasta los de Coronel ganados por el arrojo y valentía demostrados durante varios combates. A principios de 1871, en el trayecto de Palmira a Cruces, es sorprendido y cae prisionero. Luego de un consejo de guerra sumarísimo fue fusilado el 8 de marzo de ese mismo año en las playas de la ensenada de marsillán, en Cienfuegos, convirtiéndose así en el patriota insigne y primer mártir palmireño.

De 1871 a 1875 hubo cierta quietud en el movimiento revolucionario por la gran persecución y la ausencia de jefes militares que organizaran la lucha, aunque no se silenció del todo. En 1875 comienza una reanimación de la contienda insurreccional en la que se destaca el brigadier José González Guerra mas tarde ascendido a general.

González Guerra reavivó la política de tea incendiaria destruyendo un grupo de ingenios como la Caridad y caseríos como el de Ciego Alonso, también tuvo algunos enfrentamientos en la zona de Ciego Montero, pero entre sus múltiples acciones es de destacar la Batalla de Manaquitas, donde el enemigo dejó sobre sus campos 200 cadáveres. además se obtuvieron resonantes victorias en Potrerillo, Charco azul, Caonaíto y Lomas Grandes.

En el último mes de 1875 las fuerzas del General de Brigada y jefe de la caballería de Máximo Gómez, General Henry Reeve descarrilaron un tren entre Palmira y Camarones.


Participación en la 'Guerra del 95

Apenas iniciada la contienda del 95 el Dr. Carlos Soler López, natural de San Fernando de Camarones, marchó a los montes seguido de un buen número de patriotas casi sin recursos, en estas condiciones enfrentó al enemigo y logró reagrupar a muchos combatientes. En el campamento de Ojo de Agua fue sorprendido por tropas procedentes de Cruces donde se batió fuertemente contra el enemigo y cae macheteado en esta acción. Su cadáver fue sepultado en el pueblo de San Fernando de Camarones. Otra de las figuras destacadas es José Solano Mendoza quien también se incorporó a la lucha contra las huestes enemigas desde los primeros momentos. Luchó junto a las tropas del General Antonio Maceo y tomó parte en la invasión de oriente a occidente.

La guerra de 1895 fue ganada por los cubanos, se produce en Palmira la entrada triunfal de las tropas comandadas por Manuel Gómez Viaña que combatía bajo las órdenes de Higinio Esquerra, el 2 de Febrero de 1899.

Intervención Norteamericana

El 21 de abril de 1898 se reunió el ayuntamiento en sesión extraordinaria con motivo de los sucesos de El Maine para levantar acta de protesta, y el 29 de abril de este propio año una junta patriótica de los vecinos de este pueblo, en el casino, sin distinción de matices políticos y sociales protestó por la injusta declaración de guerra de EE.UU. Quedaba escrito el sentimiento antiyanqui que se multiplicaba a partir de estos momentos en todo el pueblo.

En cuanto a la situación político social durante la seudo república se afirma que para 1919 la cifra de desocupados iba en aumento como muestra del nivel de desempleo y pobreza, existía también el mas extremo racismo. La tercera década del siglo tubo amplia significación en la historia de cuba por la fundación del primer Partido Comunista, en Palmira de produjo un proceso de creación de células comunistas que se pusieron al frente del movimiento obrero. Hasta 1939 nada cambió para la clase obrera y campesina por el contrario de perpetuaban el desalojo y la expropiación.

En el año 1931 surge la primera célula comunista en la localidad y comienza el proceso de formación de la Liga Juvenil Luego de las falsas promesas de reducción de la jornada laboral y el aumento de los salarios que pusieron fin a la huelga de 23 de agosto de 1933, los obreros ocuparon el central Hormiguero armados con los instrumentos de trabajo sin necesidad de emplear la violencia. Se creó la guardia roja, izaron la bandera del partido en la torre y proclamaron el comité de obreros y campesinos como el soviet del lugar. Comenzaron los preparativos para el reparto de tierra entre otras medidas. Aunque fue sofocado varios días después, este hecho demostró que era posible alcanzar el poder y produjo un cambio en la mentalidad y forma de lucha por mejoras.

En 1935 se constituye clandestinamente el sindicato de los trabajadores agrícolas e industriales. Para satisfacción de los obreros y como suceso trascendental en el municipio en 1941 resultó electo Elpidio Gómez Guzmán como secretario general de los trabajadores de Portugalete. En Abril de 1955 se produjo un paro de protesta en el ingenio de Hormiguero, ya en diciembre de ese año el movimiento obrero se une a la lucha por el diferencial azucarero. La creación del Movimiento Nacional Revolucionario y la Asociación de Jóvenes Palmireños fueron los antecedentes inmediatos para la formación del Movimiento 26 de Julio en la localidad. Luego del asalto al Cuartel Moncada, la nueva dirección del M-26-7 reorganizó a los revolucionarios. En Agosto del 55 se reúnen en Palmira para decidir los objetivos de trabajo y se le dio la estructura que adoptaría. Sucesivamente se fueron conformando en el resto de los asentamientos.

La toma del Poder

El 26 de diciembre de 1958 el Capitán Julio Martínez, por ordenes de Víctor Bordón , recibe la encomienda de dirigirse a San Fernando de Camarones, pues las tropas al mando del autotitulado Capitán Sarria habían entrado al pueblo y estaban cometiendo innumerables abusos, lo que provocó una confusión dentro de las masas enardecidas por los sucesos en zonas cercanas y alarmó a los hombres del movimiento a hacer su entrada rápidamente.

Luego de garantizar la defensa en Camarones se dirigieron al central Hormiguero. Bordón decide atacar a Palmira, le da la tarea el Capitán Martínez de no dejar pasar el ejército enemigo proveniente de Santa Clara en caso que recibieran refuerzos los cuales nunca llegaron. En un inconmensurable acto de valentía y apego a los ideales por los que luchaban el pueblo palmireño expulsó del poder a los esbirros de la tiranía. La entrada posterior de los barbudos materializó el triunfo definitivo.

La huelga general convocada por Fidel tuvo un éxito rotundo. Todas las actividades se inmovilizaron, el júbilo era inmenso.

Quedaba la tarea más difícil, la reconstrucción nacional asumida por todo el pueblo desde el 1ero de Enero del 1959.

El 10 de Abril de 1961 se organiza el batallón 339 en el aeropuerto Jaime González, del cual 35 palmireños eran integrantes. Durante las acciones de Girón pierden la vida los valerosos patriotas Emiliano Álvarez González y Gil Augusto González.

Otro de los importantes escenarios donde entregaron lo mejor de sí un significativo número de palmireños fue en la epopeya de la limpia del Escambray. Al llamado para defender la patria de la contrarrevolución no vacilaron en retomar las armas.

Palmira en la Actualidad

 Hoy Palmira posee una extensión de 318 km2, una cifra de 33 425 pobladores, de ellos 17 311 son varones y 16 114 hembras, con una densidad de 105 habitantes por kilómetro cuadrado. En la parte urbana residen 25 324 personas, mientras que en la zona rural lo hacen 8101. El 38,2% de esa población reside en la cabecera municipal y el 39,9% en el resto de los asentamientos urbanos. El grado de urbanización es de 71,9%. En el territorio se localizan 12 asentamientos, de ellos 5 urbanos y 7 rurales. Existen 39 lugares habitados no seleccionados para el desarrollo perspectivo.  El municipio de Palmira se sitúa al centro de la provincia de Cienfuegos. Sus dos núcleos fundamentales de población son Palmira y San Fernando de Camarones, siendo Palmira la cabecera municipal, ubicado a unos 12 Km de la ciudad de Cienfuegos.

El municipio está dividido en 6 Consejos Populares:

Consejos Populares Extensión territorial(km2) Cant. de habitantes
Palmira Sur 8.02 6573
Palmira Norte 18.4 7483
Arriete-Ciego Montero 94.2 4816
Espartaco 64 4091
Elpidio Gómez 70.15 3045
San Fernando de Camarones 99.5 6977

El mayor número de población se concentra entre las edades de 20 a 24, 25 a 29, 65 y más. Predominando el sexo masculino.

En Palmira el sector azucarero es un renglón importante para el desarrollo económico aunque ya en estos momentos tenemos otros renglones fortalecidos como son: La Industria Alimenticia, Gases Industriales, Agropecuario, Aguas Medicinales, entre otros.

Se ha visto en estos últimos años un aumento de la migración hacia el territorio ocasionada fundamentalmente por el crecimiento de la fuente de empleo. Así como se ha constatado que la población tiende a elevar sus niveles de instrucción y las buenas relaciones humanas característica ésta, de los Palmireños.

Ilustres figuras de la cultura nacieron de este pueblo, el músico Eusebio Delfín, el escultor Mateo Torriente, el poeta Juan René Cabrera, el poeta Francisco Otero y el notable promotor cultural Cleto Sánchez, constituyendo la vanguardia de una expresión cultural que inspirarían más tarde a un notable movimiento de artistas aficionados con máxima calidad artística que han ganado un sin número de escenarios desde el año 1962.

Con el inicio de diferentes investigaciones y teniendo como resultado un conocimiento científico de la diversidad y jerarquía de la religiosidad en el Palmireño, vemos como se entremezclan católicos, santeros, espiritistas y la presencia de Testigos de Jehová en los últimos tiempos, pero sin embargo prevalece la Cultura Yoruba y el santo más adorado sigue siendo Santa Bárbara (Shangó).

También como resultado de otras investigaciones hoy sabemos que la tradición Campesina ha sido fuerte en el territorio y que la misma se ha ido rescatando y revitalizando con valores originarios de la comunidad.

Palmira ha sido capaz de mantener sus más genuinas tradiciones desde su fundación hasta el presente, promoviendo una cultura auténtica que satisface las demandas espirituales de sus pobladores.

Curiosidades Históricas

  • Se cuenta que un buen día al pueblo llegó un circo, al momento de comenzar la función el dueño preguntó la hora, entre los espectadores nadie tenía reloj, por lo que no tuvo respuesta a su pregunta. Las recaudaciones de la función fueron donadas para la compra de un reloj que seria colocado en el lugar más alto y asequible del pueblo , se decidió ubicarlo en la torre de la iglesia.
  • Las ocho palmas del parque de Palmira fueron plantadas en honor a los ocho estudiantes de medicina.
  • Los primeros árboles que se plantaron en la plaza recreo fueron álamos, que desaparecieron en la Guerra del 68
  • La Glorieta se construye 1926 es demolida 1961 para colocar una fuente iluminaria, en 1987 a petición del pueblo se vuelve a construir la Glorieta para mantener la tradición
  • El parque de Palmira ha tenido tres nombres, Plaza Recreo, Parque de la Independencia de la Libertad y por último Parque Jacinto Portela que es el que tiene actualmente.

Características

Geología

Debido a la existencia de rocas carbonatadas existen en el municipio diferentes lugares donde abundan las cuevas entre otros fenómenos cálcicos. En la zona central al sur de San Fernando de Camarones hasta Cantabola y Guabairo hay espeluncas con desarrollo tanto vertical como horizontal, con derrumbes y galerías laberínticas. Están las cuevas de Cantabria, Santa Isabel y Ojo de Agua.

En el municipio existen 3 yacimientos minerales de porfirita con posibilidades de utilización en la construcción ellos son: El Cuero, Arriete-Ciego Montero y Ciego Alonso. De ellas se explotan 2. Existe también un yacimiento en estudio de piedras ornamentales, el que tiene una explotación experimental y su característica fundamental es la de tener piedras semipreciosas. No se dispone de otros yacimientos fundamentales para la construcción como por ejemplo: arena, la que hay que extraer de otros municipios como Cumanayagua.

Otro aspecto de interés lo constituyen las aguas minerales medicinales localizadas