Álvaro Uribe Vélez

De EcuRed
(Redirigido desde Álvaro Uribe)
Álvaro Uribe
Información sobre la plantilla

Uribe durante una foto oficial como presidente de Colombia en 2003.

Presidente de Colombia


56º Presidente de la República de Colombia
7 de agosto de 2002 - 7 de agosto de 2010
VicepresidenteFrancisco Santos Calderón
PredecesorAndrés Pastrana
SucesorJuan Manuel Santos
Escudo del Departamento de Antioquia
Gobernador del Departamento de Antioquia
2 de enero de 1995 - 2 de enero de 1997
Datos Personales
NombreÁlvaro Uribe Vélez
Nacimiento4 de julio de 1952
Medellín, Antioquia, Bandera de Colombia Colombia
OcupaciónPolítico
Partido políticoPartido Social de Unidad Nacional (Partido de la U)
Creencias religiosasCatólico
CónyugeLina Moreno de Uribe
Álvaro Uribe , es un abogado y político colombiano que fuera presidente de Colombia durante los años 2002 y 2010, cumpliendo dos mandatos presidenciales: (2002-2006) y (2006-2010). De pensamiento conservador y neoliberal axial como aliado fuerte del gobierno de Estados Unidos, en especial al expresidente George W. Bush, Uribe ha sido criticado por su servilismo y su falta de compromiso por una solución pacífica al conflicto interno colombiano. Fue sustituido en 2010 por Juan Manuel Santos, quien fuera su ministro de Defensa entre 2006 y 2009.

Actualmente se dedica al sector privado de la economía asi como a la promoción de política neoliberales en América Latina y la condena a los gobiernos de Venezuela y Ecuador.

Contenido

Síntesis biográfica

Nació en la ciudad de Medellín, capital del departamento Antioquia, el 4 de julio de 1952, en el seno de una familia de clase acomodada ligada a la producción de café y con fuertes vínculos al liberalismo colombiano. Aunque nació y sus estudios los realizó en la capital antioqueña. Uribe al igual que sus hermanos (Santiago, María Isabel y María Teresa), creció con constante contacto con el campo principalmente a través de las grandes fincas propiedad de su familia.

Estudios

Se destacó como un buen estudiante durante su etapa de bachillerato, la cual realizó en colegios privados de tendencia católica, siendo reconocida su habilidad para las matemáticas y la literatura. Ingresó años después a la Universidad de Antioquia, donde se licenció en la carrera de Derecho en el año 1977. Durante su etapa como estudiante universitario y animado por su entonces profesor, el político Carlos Gaviria, realizó profundos estudios sobre el marxismo, el maoísmo, y las revoluciones china y cubana; años después consideraría que dichos estudios le permitirían profundizar en la idea de que esos movimientos no eran los más adaptables a la realidad colombiana, mostrando su filiación con el liberalismo.

En 1993, obtuvo un certificado de Administración y Finanzas de la Escuela de Extensión de la Universidad de Harvard en Boston, Estados Unidos. Entre 1998 y 1999 Uribe estudió en el Saint Antony´s College de la Universidad de Oxford en Inglaterra, gracias a una beca otorgada por el gobierno británico.

Carrera en los negocios

Tras la muerte de su padre, Alberto Uribe Sierra, Álvaro y sus hermanos heredaron varios bienes entre los que encuentran varias compañías de inversiones, fincas y empresas de producción de carne, la mayoría de estas repartidas en toda Antioquia.

Trayectoria política

Inicios en la política

Empezó su vida política a temprana edad, cuando comenzó a militar en el Partido Liberal Colombiano. Hacia 1985 funda en Antioquia el movimiento regional conocido como "Sector Democrático" junto a su primo y aliado político Mario Uribe Escobar, movimiento que con el tiempo se transformaría en el Partido Colombia Democrática.

Carrera en Medellín

Tras varios años fungiendo como director nacional de la Aeronáutica Civil, cargo que desempeño entre 1980 y 1982, es designado alcalde de su ciudad natal, Medellín, esto durante el gobierno del liberal, Belisario Betancur. Desde dicha alcaldía lideró un gran proyecto cívico, bautizado como “Medellín Cívico”, que incluyó la creación de Metroseguridad, una empresa prestadora de servicios tecnológicos, logísticos, de capacitación y de asesoría, dirigidos tanto al sector público como al privado, a través de un sistema integral de seguridad. Uribe también privatizó el manejo de las basuras entregándolo al sector privado. Durante esa etapa fue victima de una tentativa de extorsión por parte de miembros del Ejército Popular de Liberación, en 1983, fracasando dicho intento tras una intervención por parte de las fuerza de seguridad. Fue también Concejal de Medellín entre 1984 y 1986.

Gobernador de Antioquia (1995-1997)

Tras fungir como Senador de la República entre 1989 y 1994, fue elegido Gobernador de Antioquia para el período 1995-1997. Durante su mandato, Antioquia tuvo un nuevo estilo de gobierno más dinámico ya que por vez primera se organizaron los consejos comunitarios. Como gobernador de Antioquia recortó gastos y personal, amplió la cobertura de educación en 102.000 cupos, multiplicó por tres los kilómetros de carreteras pavimentadas y logró que un millón de antioqueños tuvieran sus servicios de salud subsidiados, hechos que se consideraron mayoritariamente como grandes éxitos[1].

Tras finalizar su etapa como gobernador, se dedicó a la vida académica siendo profesor en la Universidad de Harvard además de atender directamente los negocios de su familia. Regresaría posteriormente para apoyar la candidatura del liberal Horacio Serpa a la presidencia de Colombia, aunque posteriormente rompería vínculos con Serpa y el Partido Liberal, fundando el movimiento Primero Colombia, con el cual ganaría las elecciones presidenciales en 2002.

Presidente de Colombia (2002-2010)

Su mandato presidencial se caracterizó por la lucha frontal contra los grupos irregulares en Colombia y el narcotráfico bajo un programa de gobierno denominado Política de Seguridad Democrática que es amparado en parte por el Plan Colombia y ha sido criticado por sectores de la oposición y disidentes políticos. En varias ocasiones intentó lograr la firma de distintos tratados de libre comercio con otros países, principalmente con Estados Unidos y la Unión Europea, aunque estos no han fructificado debido a las exigencias de estos para que se mejoren las condiciones de seguridad en el país.

Política de Seguridad Democrática

Como parte de una política de seguridad, Uribe sentó unas reglas sobre las condiciones que deben cumplir los grupos ilegales para negociar. Condiciones que han sido rechazadas por las FARC, tímidamente seguidas por el ELN (Ejército de Liberación Nacional) y asumidas por las AUC (Autodefensas Unidas de Colombia), con lo que se abrió la puerta para el proceso de desmovilización de paramilitares en Colombia. El proceso resultante ha sido cuestionado por varios críticos que temen que las condiciones no sean suficientes para impedir que haya un grado, para ellos inaceptable, de impunidad en torno a materias como los crímenes de lesa humanidad o el narcotráfico, así como la reparación a las víctimas que no ha sido eficiente y algunas de las personas que han reclamado reparación han sido perseguidas o asesinadas.

De igual forma, algunos informes de prensa han revelado que algunos de los desmovilizados siguen presuntamente delinquiendo desde la cárcel y existen varios grupos emergentes que continúan con las prácticas paramilitares y de narcotráfico. El proceso de desmovilización de paramilitares en Colombia ha servido, no obstante, para disminuir la tasa de criminalidad y gracias a la confesión plena, que impuso la Corte Constitucional, para dar a conocer públicamente los vínculos de políticos con los grupos armados ilegales.

El gobierno asegura que gracias a su gestión se ha desmontado al paramilitarismo. Su gobierno ha sido criticado por presuntas violaciones recurrentes a los derechos humanos. Estas críticas han venido de diversas organizaciones sociales. La organización de derechos humanos Human Rights Watch ha conminado al gobierno de Estados Unidos a expresar su preocupación por ese mismo tema[2][3].

Acuerdo humanitario con las FARC

El Gobierno de Álvaro Uribe fue criticado por el frustrado intento de rescate de un grupo de secuestrados en manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), quienes al notar la inminente operación de rescate decidieron ejecutar a los secuestrados, con las graves consecuencias que la acción llevó. El Papa Juan Pablo II manifestó su "hondo pesar" por las muertes de los políticos y militares colombianos, en tanto que la Unión Europea condenó los asesinatos de las FARC y pidió la liberación de todos los secuestrados, algo que no fue satisfecho por parte de la guerrilla.

El 2 de julio de 2008, el Ejército Nacional colombiano realizó un histórico rescate de 15 secuestrados (entre los que se encontraban la ex-candidata presidencial Íngrid Betancourt de conjunto con 3 ciudadanos norteamericanos y 11 militares colombianos) calificado de "perfecto" debido a la impecable acción que permitió la completa liberación sin un solo disparo.

Política internacional

Uribe ha fomentado la economía de mercado y una fuerte alianza estratégica con Estados Unidos, también criticada por crear dependencia de dicho país hacia el país norteño. También en el campo internacional ha mantenido relaciones de altibajos con los gobiernos del venezolano Hugo Chávez, el ecuatoriano Rafael Correa y el nicaragüense Daniel Ortega.

Tensiones con Venezuela

Las relaciones políticas con Venezuela fueron inicialmente cordiales, aunque se deterioraron por momentos a causa del tradicional conflicto limítrofe en el Golfo de Venezuela. El apoyo de Uribe a Bush fue además tomado por los seguidores del gobierno de Hugo Chávez como una amenaza a la Revolución Bolivariana. Por otro lado, sectores afines a Uribe consideran a Chávez como una amenaza para Colombia y para la estabilidad política de América Latina, ya que sospechan de vínculos entre el gobierno de Chávez y las FARC.

Una de las situaciones más tensas surgió a raíz del caso Rodrigo Granda. Pero en el 2007 las relaciones entre los dos mandatarios se deteriorarían definitivamente después de que Uribe autorizara la mediación de Hugo Chávez en el Acuerdo Humanitario y que tres meses después interrumpiera dicha mediación. Este incidente causó un enfrentamiento verbal entre los mandatarios por medio de comunicados y las declaraciones públicas que terminaron por minar las relaciones que hasta el momento habían sido cordiales.

Siete bases militares

Álvaro Uribe durante la Cumbre Extraordinaria de la UNASUR en Bariloche, Argentina
Álvaro Uribe durante la Cumbre Extraordinaria de la UNASUR en Bariloche, Argentina

En 2009, el gobierno de Uribe firmó con el gobierno del presidente estadounidense Barack Obama un controvertido plan mediante el cual Estados Unidos instalaría centros de operaciones militares en siete unidades militares dispersadas en todo el territorio colombiano[4]. El presidente venezolano, Hugo Chávez desde el mismo anuncio del programa militar presentó sus quejas acerca de ello, considerando que esto no era nada más que una fachada para la legalización de la presencia norteamericana en Colombia y que esto no era nada más que una intimidación contra su gobierno y el del presidente Correa en Ecuador.

En un esfuerzo para lograr el diálogo y la solución de las diferencias entre Uribe y Chávez, la UNASUR, entonces encabezada por el presidente ecuatoriano, Rafael Correa convocó de conjunto con la mandataria de Argentina, Cristina Fernández, a una reunión de emergencia del organismo regional que se celebró en la ciudad argentina de Bariloche, en agosto de 2009[5][6]. Uribe quien participó y fue seguido mediáticamente, defendió el acuerdo militar y negó la tesis de bases militares.

Críticas a su gobierno

Ha sido acusado por sectores opositores y disidentes de presuntamente haber tenido relación con el Cartel de Medellín y el fomento del paramilitarismo en Colombia, por lo cual ha sido investigado y encontrado inocente. Uribe ha negado cualquier relación con dichos sectores criminales, pero funcionarios de su gobierno y aliados políticos han sido condenados en el escándalo de la parapolítica, lo que ha generado cuestionamientos.

Sucesión y vida posterior

Alvaro Uribe hace entrega de su puesto ante el mandatario electo, Juan Manuel Santos, durante la ceremonia en el Palacio del Congreso en agosto de 2010
Alvaro Uribe hace entrega de su puesto ante el mandatario electo, Juan Manuel Santos, durante la ceremonia en el Palacio del Congreso en agosto de 2010

El 7 de agosto de 2010, Juan Manuel Santos, quien había sido su ministro de Defensa y excolaborador, asumió formalmente la presidencia de Colombia. Esto durante un acto realizado en las afueras del Congreso Nacional, en el cual Uribe participó como presidente saliente[7].

Tras su salida como presidente, Uribe se ha dedicado a impartir cursos y conferencias en importantes instituciones universatirias de Estados Unidos, Canadá, México, Francia y España. En noviembre de 2011, el diario colombiano El Espectador divulgó posibles nexos entre Uribe y la oposición venezolana con vistas a afectar la reelección de Chávez en 2012.

De acuerdo con el noticiero CM& de Colombia, el encuentro entre el expresidente Álvaro Uribe con la oposición venezolana tuvo lugar este jueves en Bogotá. En la grabación de la charla revelada por el noticiero, el exjefe de Estado les dice:

Dicen que el presidente Santos va para Venezuela el 28. ¿Por qué no producen un manifiesto en los días anteriores? y lo publican diciendo eso: ‘Presidente Santos estamos desconcertados ¿Cómo le da más peso a 800 millones de dólares, o a 400, que a los valores democráticos’? Los valores democráticos no tienen precio (...) Ahí mismo le hago eco, por supuesto, queridos amigos (...)Aquí todo paso hay que medirlo en función de que ustedes ganen queridos amigos

Referencias

Fuentes