Saltar a: navegación, buscar

Sur y Este de Asia

Sur y Este de Asia
Información sobre la plantilla

Sur y este de Asia.jpg
Superficie 5.000.000 km²
Población 581.000.000 hab.
Gentilicio Sudoriental
Países Bandera de Birmania Birmania
Bandera de Brunéi Brunéi
Bandera de Camboya Camboya
Bandera de Filipinas Filipinas
Bandera de Indonesia Indonesia
Bandera de Laos Laos
Bandera de Malasia Malasia
Bandera de Singapur Singapur
Bandera de Tailandia Tailandia
Bandera de Timor Oriental Timor Oriental
Bandera de Vietnam Vietnam

Sur y Este de Asia. Esta región se encuentra ubicada en Eurasia, la mayor de todas las masas continentales, que ocupa más de la tercera parte de las tierras emergidas del planeta. Suele considerarse parte de Extremo Oriente. Esta región está ubicada entre los meridianos 90 y 130 Este aproximadamente y entre los paralelos 7 y 30 Norte, y comprende dos divisiones: la de Indochina (parte continental) y el Archipiélago malayo (parte insular).

Situación geográfica

El Sur y Este de Asia, se encuentra con relación a la línea del Ecuador (paralelo 0°) su mayor parte se extiende por el Hemisferio Norte o Septentrional, aunque algunas áreas de Indonesia se encuentran por debajo de dicha línea, ubicándose por tanto en el Hemisferio Sur o Meridional; si se toma como línea geográfica de referencia el [[|meridiano 0° o de Greenwich verás que toda la región se ubica hacia el este de dicha línea, por lo que puede afirmarse que también forma parte del Hemisferio Oriental o Este del planeta.

Extensión

La región Sur y Este de [[Asia][ tiene una extensión superficial aproximada de unos 18 millones de Km<sup>2</sup>, ocupando la porción sur, sureste y este del continente.

Límites

Dadas las características geográficas del continente y su gran extensión, los límites de la región son muy variados: Norte: Mongolia y Rusia. Sur: Océano Índico y la confluencia de las aguas de los océanos Indico y Pacífico. Este: Océano Pacífico, Papúa Nueva Guinea. Oeste: Kazajstán, Kirguistán, Tayikistán, Afganistán, Pakistán y el Océano Indico.

Países integran esta región

Bangladesh, Bhután, Brunei, Camboya, RPD de Corea, Corea del Sur, China, Filipinas, India, Indonesia, Japón, Laos, Malasia, Myanmar, Nepal, Singapur, Sri Lanka, Tailandia, Viet Nam y Taiwán.

Historia de esta región

Algo a destacar en el contexto de esta región es la existencia de países socialistas con características muy propias como es China, Corea del Norte, Viet Nam y Laos y que han logrado grandes avances en los últimos años en lo económico y social sobre todo Viet Nam y China. Mientras que África es considerada generalmente como el lugar del surgimiento del hombre, se cree que Asia fue la cuna de la civilización, aunque esta no fue única y uniforme. La gran extensión del continente asiático y la orografía compleja hizo casi inevitable que surgieran una elevada diversidad de culturas de manera independiente, dentro de las primeras civilizaciones conocidas en esta región se encuentra el noroeste de India y China meridional vinculada a los grandes valles fluviales, entre el año 3 000 y el año 1 600 a.n.e.

La civilización china se desarrolló en estos años en la llanura del Huang Ho (río Amarillo) que sustentó a grandes comunidades de agricultores que criaban gusanos de seda y tejían hilos y telas, mientras que la civilización india se desarrolló en los valles del Indo y el Ganges. En el transcurso de once siglos, desde el año 500 a.n.e. al 600 a.n.e, las primeras civilizaciones se expandieron, se relacionaron y se desarrollaron, lograron alcanzar avances en la agricultura, la cerámica, la minería, la Cultura, el Comercio y la arquitectura entre otras actividades económicas y sociales. Durante siglos los imperios asiáticos rivales lucharon por el poder de esta área. La desintegración política, los enfrentamientos entre pueblos y etnias, hicieron poco fuerte a estos pueblos como naciones, aspectos que fueron aprovechados por los colonizadores europeos para garantizar su dominación a partir del siglo XV, como resultado de la rivalidad internacional por el comercio que sometió Asia a la invasión europea.&nbsp; Esta región conoció el surgimiento de Japón como potencia colonial que se inicia con una rápida modernización a finales del siglo XIX, la victoria de Japón sobre Rusia en 19041905 y la anexión de Corea en 1910. La I Guerra Mundial interrumpió las exportaciones europeas hacia esta región y permitió a Japón expandir sus mercados, pero la Gran Depresión (1930) lleva a ambiciosos oficiales a crear una política ultranacionalista. Japón inició una poderosa expansión militar: la conquista de Manchuria, las invasiones a China y el Sureste asiático y en 1940 la alianza con la Alemania fascista de Hitler y la Italia fascista de Mussolini, que aceptaron los planes japoneses de un nuevo orden en Asia oriental y suroriental. La II Guerra Mundial dio a esta región una importancia internacional por las rápidas conquistas japonés y por la derrota del Japón militarista con la ayuda de la URSS fundamentalmente, también tuvo importancia al EUA lanzar sobre las ciudades japonesas de Hiroshina y Nagazaki de bombas atómicas sin justificación alguna pues ya Japón se había rendido y solo contribuyó al inicio de la llamada Guerra fría entre los países socialistas y los países capitalistas de Occidente dirigida por los Estados Unidos que tanto daño ha causado al mundo por su repercusión económica, política, militar y social. La victoria contra el fascismo estimuló aún más las expectativas de los pueblos de la región a la independencia y la justicia social. Al final de la década de 1950, los movimientos a favor de la independencia y la lucha de los pueblos por su liberación nacional y el socialismo, habían acabado con la mayoría de los gobiernos coloniales de la región. Pero todavía persisten importantes diferencias.

En 1949 fue creada la República Popular China y hacia Taiwán se retiraron las fuerzas reaccionarias respaldadas por los Estados Unidos que aún mantiene ese territorio separado de China en contra de la voluntad de sus pueblos. En el subcontinente indio, la conflictividad religiosa heredado del colonialismo provocó la creación de dos estados: Pakistán y la India, los cuales mantienen disputas fronterizas. En la península de Corea persiste la separación en dos estados, producto de la ocupación en el sur por los Estados Unidos después de la Guerra de Corea (1950 — 1953) Viet Nam, país de rica tradición independentista quedó dividido por el paralelo 17 desde 1954. En el norte se organiza la República Democrática de Viet Nam presidida por Ho Chi Minh y en el sur quedó un gobierno pro imperialista, pero el pueblo no dejó de luchar por su liberación. En 1964 la intervención militar de Estados Unidos es total, causando grandes sufrimientos al pueblo vietnamita y grandes daños ecológicos hasta 1975 que logra ser expulsado por el heroísmo del pueblo y la solidaridad internacional, la ocupación duró por más de 20 años. A partir de ese momento el sur se unió al norte en un solo pueblo, la República Socialista de Viet Nam. A pesar de los múltiples conflictos surgidos entre los países de la región, motivados por conflictos ideológicos, políticos y sociales heredados del colonialismo, el neocolonialismo y de política neoliberales que afectan amplios sectores de estos pueblos, durante la década de 1980 y la primera mitad de la década de 1990 amplios sectores de esta región disfrutaron de un importante crecimiento económico. Esta coyuntural mejora económica y social sufrió, además, un duró revés con la crisis financiera que estalló en 1997 en los países asiáticos, como Japón, Corea del Sur, Indonesia y Malasia.

Características generales de la región

Geografía

Esta región incluye desde las estructuras precámbricas hasta cenozoica. Esta última, caracterizada por la gran actividad tectónica y volcánica, la que forma parte del Cinturón de Fuego del Pacífico y del Cinturón sísmico Alpino Cáucaso- Himalaya.

Monte Everesr (Condillera del Himalaya)

En esta área se encuentra la Cordillera del Himalaya, que posee la mayor altura del mundo, Monte Everest (Pico Chomólungma) con 8848 m. También las cadenas montañosas de las Islas de la Sonda así como las que se localizan en el archipiélago japonés y Filipinas. En general son montañas plegadas y falladas con gran variedad de rocas y gran número de volcanes. Las altas montañas están cubiertas por extensos casquetes de nieve que forman hermosos glaciares; pero que hoy se ven en peligro de desaparecer por los efectos del cambio climático en el planeta. En la región encontramos cuencas como la de Tarim, mesetas con la del Dekán, llanuras como la Gran Llanura China y la Indogangética de origen aluvial. Como consecuencia de la gran variedad de estructuras geológicas, de relieve y de rocas formadas por las constantes transformaciones geográficas, se han formado grandes y variados recursos minerales que son más abundantes en las zonas más antiguas. Existen enormes y abundantes yacimientos de carbón en China septentrional, en otras partes de la región hay depósitos de menor importancia, también encontramos al noreste de India. Los yacimientos de Petróleo y Gas natural se encuentran en Indonesia, en el norte y el interior de China, cerca de la costa occidental de India. Existen grandes reservas en China, Indonesia, Malasia y Brunei. Los minerales metálicos se hallan relativamente dispersos sobre todo hacia el noreste y sur. China tiene importantes reservas, al igual que la India y Malasia, Tailandia e Indonesia son extremadamente ricas en estaño.&nbsp; La región tiene territorios en la zona intertropical, con predominio de temperaturas cálidas y en la templada que ocupa la mayor parte, con temperaturas más frías. En el norte la masa de aire polar provoca el descenso de las temperaturas y las heladas. Además, existen otros factores que modifican no solo las temperaturas sino el resto de los elementos climáticos de gran importancia en esta región. Las grandes dimensiones del continente y su configuración; determinan, además de la situación geográfica, la complejidad y diversidad de sus características climáticas, entre ellas la continentalidad.

Hidrografía

En la Hidrografía de la región influyen notablemente su gran extensión, su relieve complejo y la variedad climática sobre todo en la característica y distribución geográfica de las aguas. Es característica la desigual distribución de la red hidrográfica debido a la variedad del relieve. La presencia de cuencas interiores como la de Tarim, es otro rasgo sobresaliente de la hidrografía de la región. Todos los ríos nacen en el interior o en las márgenes de los núcleos montañosos. En el aprovechamiento económico, fundamentalmente de los ríos, se destaca el transporte fluvial en sus partes navegables, así como la pesca, para el regadío y abastecimiento a ciudades e industrias. Otro aprovechamiento que dan a este recurso algunos países es la hidroenergéticos como China, India, Corea del Norte, Viet Nam, Japón, entre otros.

Flora

La vegetación y la población animal, varía según las condiciones del relieve, clima, sobre todo por las precipitaciones y las temperaturas, los suelos y la hidrografía.&nbsp; En el área ecuatorial, coincidiendo con las Islas de la Sonda, la península de Malaca, Filipinas y parte de la península de Indochina se encuentra el bosque pluvial tropical o selva. Existen zonas cálidas y muy húmedas, con una alta pluviosidad casi permanente todo el año.&nbsp; Por esto la vegetación es muy tupida y frondosa, siempre verde, como helechos, musgos, teca, eucalipto, roble, variedades de bambú y palmeras, además el árbol del caucho entre otras, muchas utilizadas con fines económicos, estos bosques naturales han sido reemplazados en algunos lugares por cultivos como el arroz, caña de azúcar, café y otros. Esta vegetación desarrollada sobre suelos rojos lateríticos fundamentalmente, está poblada por una abundante fauna de mamíferos, reptiles, aves, insectos, etc, algunas muy diezmada por los efectos de siglos de ocupación humana, sobre todo a causa de la pérdida de su hábitat, ejemplo de los cuales podemos mencionar simios como el gibón y el orangután, ciervos y antílopes, ardillas voladoras y ratas arborícolas. Una porción de la península de Indochina más al- norte del bosque pluvial tropical y gran parte de India, encontramos los bosques Semicaducifolio y sabanas húmedas. Al este y sureste de China y norte de India se encuentra el bosque húmedo subtropical Hacia el noreste de China, la península de Corea y Japón se destacan los bosques templados mixtos y templados deciduos. Hacia el interior, oeste y noroeste de la región se encuentran las estepas, semidesierto y desiertos de latitud media debido a la disminución de la humedad. En la meseta del Tíbet y otras zonas montañosas la vegetación varía con la altura y en las cimas cubiertas de nieve la vegetación es nula. La población animal es escasa y muy dispersa como el yak, ovejas, cabras salvajes y la marmota tibetana. Los factores naturales que hemos analizado hasta ahora, en las condiciones específicas del desarrollo histórico y socioeconómico de la región del Sur y Este de Asia, se reflejan en las características geográficas y el grado de desarrollo alcanzado en la agricultura.

Agricultura

Campo de arroz

La Agricultura se caracteriza por tener pequeñas parcelas en llanuras aluviales dedicadas en su mayor parte a la subsistencia, con una fuerte presión demográfica y altas tasas de arrendamiento, excepto en los países socialistas, fuerte dependencia de los cereales y otros cultivos y tecnologías rudimentarias, en general los rendimientos son bajos. El arroz es el alimento básico de muchos pueblos de la región, sobre todo en el área monzónica donde habita una gran cantidad de población. Las abundantes lluvias y los suelos fértiles son factores que contribuyen al desarrollo de este cultivo. Japón alcanza los más altos rendimientos de esta región en el cultivo del arroz. El cultivo del trigo se desarrolla en China y Japón. India lo cultiva también siendo ahora el segundo cultivo más importante del país. Las plantaciones agrícolas a gran escala situadas en latitudes más bajas contrastan de manera muy acusada con la predominante producción de subsistencia que las rodea. En las plantaciones se produce caucho, aceite de palma, derivados del coco, , piña, fibra de abacá y otros cultivos comerciales destinados a la exportación. Muchas fincas permanecen bajo control y propiedad extranjeras. La mayoría de estos cultivos comerciales también se producen en los minifundios en cantidades considerables. Uno de los problemas de esta región es el uso de la tierra y la utilización óptima de ella a partir de la población que se concentra en esta región, el mapa esquema que se le presenta a continuación puede ayudarlo a valorar el uso eficiente de este recurso. Al norte del río río Huang Ho, en China, el trigo sustituye al arroz y los cereales de secano, en especial sorgo y maíz, todos cultivados en la forma intensiva característicos de la agricultura china. Se crían cerdos, aves de corral y peces (en estanques) allí donde es posible, en el norte y el sur de la región; la industria lechera y de carne vacuna se desarrolla en Japón, Corea del Norte, India y China. En las regiones más áridas del interior, oeste y noroeste de la región se cultivan cereales de secano, pero predomina el pastoreo fundamentalmente el nómada: vacas, ovejas y caballos son los animales más importantes. Los niveles de producción son muy bajos. También las condiciones naturales ha favorecido el desarrollo de la pesca y silvicultura en la región. La industria maderera es importante en la mayor parte de los países del sureste asiático, en especial en China, Japón, Indonesia, Malasia, Filipinas y Tailandia. La madera de teca es el principal producto de este último país. La recolección en los bosques y la agricultura de subsistencia son actividades importantes en las áreas boscosas ínterfluviales del sur y sureste asiático. Las pesquerías marítimas son extremadamente importantes en esta región. Se destacan como grandes productores China, Japón, Indonesia, India, Tailandia y Corea del Sur. La Piscicultura, o cría de peces en viveros, es también una actividad destacada especialmente en China. La mayor parte de la pesca en los países pobres de la región se destina en su mayoría al consumo doméstico.  Las diferencias económicas y sociales de estos países son muy diversas, así como sus niveles de desarrollo económico; por ejemplo Japón, que es el único país desarrollado de esta región que está entre las tres primeras potencias económicas a nivel mundial, mientras que otros se encuentran entre los más atrasados.

Economía

Existen territorios como Singapur, Corea del Sur, Taiwán y Hong Kong’ que son subdesarrollados y han alcanzado un crecimiento notable en la economía. Dichos territorios conocidos por NIC’S (New Industrialized Countries) presentan un elevado y dinámico crecimiento económico en algunas ramas de la economía como la textil y confecciones, la electrónica y artículos electrodomésticos. En general la industria posee desiguales niveles de desarrollo. Japón posee un alto nivel de desarrollo. Este país, segunda potencia económica mundial, posee un sector industrial muy diversificado que emplea un 25% de su mano de obra. Aparte de Japón, otros países de la región con una actividad industrial importante son China, India y los llamados cuatro “tigres asiáticos”: Taiwán, Hong Kong (desde 1999 es una región administrativa especial de China), Singapur y Corea del Sur. La industria en China se concentra principalmente al noreste sobre todo próximo a la costa y en determinadas regiones interiores donde existen materias primas, no obstante se desarrolla cada vez más en las provincias meridionales. La producción china de acero ocupa uno de los primeros lugares en el mundo. En la India existen importantes centros industriales en el noreste, como Calcuta y sus alrededores, al norte se destacan Delhi y en algunas ciudades costeras como Bombay entre otras.

Transporte

En cuanto al transporte, los niveles de desarrollo de los sistemas de transporte de la región son heterogéneos. No existe un sistema de transporte terrestre que abarque toda la región. Las líneas ferroviarias que cruzan las fronteras internacionales son escasas y poco utilizadas, como la situada entre China y las antiguas repúblicas soviéticas. La situación es similar en las carreteras y en la mayoría de los ríos navegables que no forman parte de las rutas de transporte internacionales. El río Amur, entre Rusia y China, es una excepción importante. La mayoría de las comunicaciones internacionales de la región son aéreas o marítimas. Todos los puertos principales de la región están conectados mediante servicios de transporte marítimo, transoceánico y carguero. Los servicios portuarios son variados, pero pocos puertos, aparte de los de China, incluye a Hong Kong, India, Japón y Singapur, pueden acoger barcos de mercancías de mayor calado. Las líneas aéreas conectan todas las ciudades importantes. Tokio es el centro aéreo fundamental de Asia y Bangkok el segundo, gracias a su ubicación de encrucijada en el Sureste asiático. Las redes locales de transporte están muy poco extendidas en la mayoría de los países. Las autopistas son escasas y las carreteras rurales rara vez están asfaltadas. Japón, Corea del Sur, Malasia y buena parte de Filipinas son excepciones. En sus partes navegables, los ríos son importantes vías comerciales, pero no todos los países poseen este tipo de rutas. En China, el río Yangtsekiang ha sido durante mucho tiempo la arteria de transporte entre el este y el oeste; está conectado mediante canales con la llanura del norte de China. Otros ríos importantes son el Mekong y el Irawadi que han actuado como integradores de los territorios de los países que atraviesa. En la India, sin embargo, los ríos han sido mucho menos relevantes como medio de transporte. El principal medio de transporte de la región y de Asia es el ferrocarril. Japón tiene una densa red ferroviaria. China posee el sexto sistema ferroviario más largo del mundo y posee todos sus centros industriales importantes y capitales de provincias conectados por medio del ferrocarril. Corea del Norte también tiene un buen servicio ferroviario además de Tailandia, Malasia y la India.

El resto posee servicios ferroviarios muy deficientes. Los aspectos históricos, naturales y del desarrollo económico guardan una estrecha relación de una u otra forma, con las características demográficas y geográficas-poblacionales de la región. La población aproximada de la región en 2008 era de 3,523.4 millones de habitantes, lo que representa la mitad de la población mundial. Se estima una proyección para 2050 de aproximadamente 4,341.6 habitantes.

Población

Su tasa media de crecimiento demográfico entre 2005-2010 se calcula 1,4%. Si observamos esta tendencia por países: Japón tiene el crecimiento más 0,0%; China tiene 0,6% y el más alto lo tiene Nepal con 2,0%. La densidad media de población en las zonas septentrionales e interiores es inferior respecto al resto de las zonas de la región, sobre todo las zonas litorales. Los habitantes se agrupan hacia el sur y este de la región en zonas relativamente pequeñas de las llanuras ribereñas. La densidad de población puede sobrepasar los 4 000 hab/km Singapur es el país con la media más alta del mundo con más de 4 400 hab/km. En China, el 90% de sus 1, 336,3 (2008) millones de habitantes se concentran en el tercio oriental del país. Incluso en países muy industrializados, como Japón, la mayoría de los habitantes viven en las limitadas y escasas zonas llanas, donde se encuentran las ciudades más grandes. La densidad de población, 336,8 hab/km² es una de las más altas del mundo, pero la población está distribuida muy irregularmente. Una parte importante de los habitantes de la región son agricultores, aunque el proceso de urbanización se ha desarrollado rápidamente en las últimas décadas.

Ciudad de Tokio, Japón

La población urbana es mayoritaria en Japón, Taiwán, Corea del Sur, Singapur (este caso representa el 100% de población urbana), Hong Kong (región administrativa especial de China). Filipinas y Malasia también tienen una población urbana considerable.

Los países de menor población urbana son: Cambodia con 22%, Bangladesh con 27%, Vietnam, con 28% y India con 29% 

Aspectos demográficos, sociales y económicos

Las costas y sus áreas próximas del sur y sureste de la región está salpicado de grandes ciudades que adquirieron su actual importancia como resultado del dominio económico y político europeo; entre estas se encuentran Bombay, Colombo, Madrás Calcuta, Yangón (antigua Rangún), Kuala Lumpur, Singapur, Yakarta, Surabaya, Manila, Ho Chi Minh, Phnom Penh y Hanói. Bangkok no es un antiguo centro colonial, pero tiene muchos aspectos en común con la mayoría de las ciudades. Incluso en China, el impacto europeo tuvo una fuerte influencia en muchas de las grandes ciudades costeras. En el comercio exterior, el conjunto de países que integran la región ocupa un lugar destacado en el ámbito mundial. Un alto porcentaje de dicho comercio se mantiene con países de otros continentes. Son excepciones importantes: el flujo de petróleo desde el golfo Pérsico hasta Japón, los flujos interiores desde Indonesia y Brunei a Japón, el comercio de China con Japón y otros países del sureste asiático, y sobre todo, el flujo de materias primas a Japón, principalmente desde los países de esta área y las importaciones de manufacturas japonesas. En cuanto al valor de su comercio internacional, Japón figura entre los primeros países del orbe. China e India tienen una importante actividad comercial a escala mundial. Indonesia y Malasia se destacan como exportadores de materias primas, así como otros países de la región. Las condiciones sociales y económicas imperantes en muchos países de la región, les impide alcanzar mejores condiciones por estar sometidos a los intereses de las grandes potencias que dominan sus economías. Se destaca el caso de Japón que controla gran parte del comercio en Asia y por ende de la región, tanto las exportaciones de materias primas de los países subdesarrollados, como la venta a ellos de productos industriales. La deuda externa es otro de los males que aqueja a numerosos países de la región sobre todo a los más pobres.

Fuente