Saltar a: navegación, buscar

Montes Cárpatos

Montes Cárpatos
Información sobre la plantilla
Montes carpatos.jpg
Imágen de los montes Cárpatos
Localización
ContinenteEuropeo
País(es)Bandera de Hungría Hungría
Bandera de Polonia Polonia
Bandera de Ucrania Ucrania
Bandera de Rumania Rumania
Bandera de Eslovaquia Eslovaquia
Bandera de la República Checa República Checa
Características
Longitud1.500 km
Anchura150 km
Ríos principalesDanubio, Oder y Dniester
Geologíaorogénesis: alpina

Montes Cárpatos. Conjunto de montañas de Europa Central que forma la divisoria de las aguas entre los mares Báltico y Negro. Sus secciones más importantes son los Beskides, los montes Tatra, los Cárpatos de Polonia, los Alpes de Transilvania o Cárpatos Orientales y los Cárpatos Occidentales o Pequeños Cárpatos, que separan Moravia de Eslovaquia. Constituyen la frontera natural entre la República Checa y Polonia. Se extiende a lo largo de unos 1 500 km.

Ubicación geográfica

Lista de países

Los Cárpatos están situados en el este de Europa. Estas montañas forman una de las cadenas más grandes de este continente. A pesar de formar parte de seis países diferentes. Los montes Cárpatos constituyen por sí mismos una región geográfica bien delimitada, con importantes recursos naturales y modos de vida autóctonos. Los Cárpatos, con sus 1.500 km de longitud y 150 km de anchura, forman un arco con la concavidad dirigida hacia el oeste, situándola en coordenadas la encontramos entre una amplitud de la latitudes de 50o y 44o 28' norte y entre las longitudes 17o y 27o ambas al este.

La parte occidental del sistema montañoso distribuye sus vertientes entre dos países: la septentrional forma parte de Polonia y la meridional ocupa Eslovaquia, aunque sus estribaciones alcanzan también el territorio húngaro. Por su parte, los Cárpatos orientales se extienden por Ucrania, en la Comunidad de Estados Independientes, y Rumania. Esta formación tiene en sus faldas ciudades como Bratislava, Cracovia, Bucarest y Belgrado.

La orografía de los Cárpatos abarca a 6 estados, Hungría, Eslovaquia, República Checa, Polonia, Ucrania y Rumania por la que transcurre en gran medida y la divide literalmente en dos partes.

Orígenes

Su formación pertenece al movimiento Alpino y junto a los Pirineos y los Alpes son las tres grandes cadenas montañosas de Europa formadas en la orogenia alpina. Este movimiento tuvo lugar en la era cenozoica en el periodo terciario hacia unos 65 millones de años y se prolongo durante 27 millones de años.

Estructura geomorfológica

La estructura geomorfológica de estos montes es muy compleja, ya que han experimentado varias fases de plegamiento y erosión, cuyo resultado es la formación de una cadena montañosa discontinua con dos unidades básicas: una zona interna, de macizos cristalinos y volcánicos separados por cuencas interiores, y una zona externa, formada por depósitos detríticos (areniscas) plegados en la era terciaria.

Elevaciones

Los Cárpatos no se destacan en sus altitudes respecto a otras formaciones como los Alpes y los Pirineos los cuales lo superan ampliamente con picos de hasta 3.404 m. Las mayores alturas las presentan los macizos cristalinos, que constituyen el eje del sistema: al noroeste, el Pequeño Tatra y el Alto Tatra (2.655 m en el monte Gerlach, la cima más alta del arco montañoso, que se alza en territorio checoslovaco); al nordeste, el macizo de los Maramures (2.036 m en el Rodna); y al sur, los Alpes de Transilvania (2. 543 m en el Moldoveanu).

En el caso de los Cárpatos sus cimas mas altas se sitúan en la parte mas occidental en los Montes Tatra, aunque también encontramos alturas de hasta 2.500 en los Alpes de Transilvania. En los Tatra encontramos el Pico Gerlachov que se alza con 2.654 m y esta dentro de territorio eslovaco convirtiéndose en el techo de los Cárpatos.

El aspecto general de los Cárpatos es de cimas suaves de no gran altura. Este aspecto de cimas redondeadas se debe principalmente a que las glaciaciones cuaternarias tuvieron poca presencia en estos relieves. De hecho cuesta encontrar picos de "tipo alpino", es decir de crestas pronunciadas y cortantes en roca. Para ello tenemos que volver a desplazarnos a la zona de los montes Tatra. Allí no solo encontramos picos con esta estructura sino también lagos y valles con relieve glaciar. Otra característica de los Cárpatos es la de tener unos macizos montañosos bien definidos y en algunos casos alejados de lo que podría ser el eje principal o axial de esta cadena.

Tres grandes grupos

Dada la dimensión y forma de los Cárpatos se suelen dividir en tres:

  1. Los Cárpatos occidentales., (desde el Valle del Danubio hasta el Valle Somesului).
  2. Los Cárpatos orientales, (desde la frontera norte hasta el Valle de Prahova).
  3. Los Cárpatos meridionales situados más al sur, (desde el Valle de Prahova hasta el Danubio – los desfiladeros Timis – Cerna – Bistra).

Los Cárpatos Orientales

Se extienden desde la frontera con Ucrania hasta el Paso de Predeal (el Valle de Prahova). Los Cárpatos Orientales tienen una altura media de 1300 m, hay pocos picos que sobrepasan de 2000 m como son los montes Rodnei, los picos Pietrosu 2303 m y Ineu 2279 m. En los Cárpatos Orientales se encuentra la màs larga sierra volcánica de Europa: los montes Oas, Gutai, Tibles, Caliman, Gurghiului, Harghitei. Hay numerosos pasos de altitud de perminten la comunicación entre Moldavia y Transilvania.

Los Cárpatos Orientales se subdividen en tres grupos:

  1. El grupo norte.
  2. El grupo central.
  3. El grupo sur

Los Cárpatos meridionales

Los Cárpatos Meridionales (Alpes de Transylvania) se extienden de este a oeste, del paso de Predeal al Danubio (Puertas de Hierro).Son las mas altas montañas de Rumania, la alturas medias rondan los 1500 metros.

El grupo de los Cárpatos meridionales son el segundo grupo más alto de la cordillera de los Cárpatos después de los Tatra, alcanzando alturas de más de 2.500 metros. Aunque considerablemente más pequeños que los Alpes, son clasificados como de paisaje alpino. Su carácter de alta montaña,combinado con gran accesibilidad, hace de ellos un lugar popular entre los turistas y los científicos.

Los Cárpatos Occidentales

Pico Gerlachovský_štít en los Cárpatos meridionales.

Los Cárpatos Occidentales (o la Meseta de Transylvania) ocupa el centro del país, entre el Danubio, al sur y el Valle de Somes, al norte. El cinturón de montañas se extiende desde la sierra de los Bajos Beskides de los Cárpatos orientales a lo largo de la frontera de Polonia con Eslovaquia hacia la región morava de la República Checa y el Weinviertel austriaco. En el sur las Montañas Medias Septentrionales abarcan el norte de Hungría. La zona de los Cárpatos Occidentales comprende alrededor de 70 000 km2. La cumbre es el Gerlachovský štít (2.655 m).

Orogenia

La mayoría de los valles carpatianos es de origen luvial y como se ha mencionado antes los valles glaciares afectan a la parte norte. Pero como ocurre en este tipo de movimientos estructurales también se producen diversas fallas y los consiguientes hundimientos de bloques que dan lugar a fosas tectónicas. Es sobre todo en los Cárpatos interiores donde la formación se compone de un sucesión de bloques algunos plegados como el Fatra-Tatra. Que se produzcan esta serie de bloques así como sus diferentes elevaciones y plegamientos hace que nos encontremos con una gran diferencia de materiales y de épocas diferentes.

Igual que ocurre en los pirineos en la zona mas alta existen granitos y esquistos y a medida que nos alejamos nos encontramos materiales mas antiguos del eoceno, pérmico y por ultimo siluriano. Dado que fue una zona de gran actividad también encontramos material volcánico reciente.

Los Cárpatos dada su forma de arco, en su interior o vertiente sur prácticamente contiene dos cuencas: la panonica y la transilvanica. La principal diferencia que estriba entre las dos es que la rodeada por las montañas de Transilvania esta más elevada. Se alza a una cota de alrededor de entre 400 y 600 m y podría decirse que esta prácticamente contenida en Rumania. Por el contrario la plataforma panonica tiene una altura que oscila entre los 200 m y los 400 m y ocupa la mayor parte del territorio húngaro. Además de la diferencia en altura el relieve en superficie de una y otra resulta distinto ya que la mas alta es mas accidentada (transilvania), siendo la plataforma húngara mas llana y de pendiente continua. Al otro lado de los Cárpatos se encuentran la gran plataforma europea por la parte norte y la rusa por el oeste. Al sur de los Cárpatos Meridionales esta la plataforma moésica.

La planicie húngara esta formada básicamente por sedimentos de un antiguo mar. Este mar que recibe el mismo nombre que la planicie, Panónico, dejo hasta espesores de hasta 3 km de sedimentos marinos. Otra gran parte de esta llanura esta formada por materiales aluviales sobre todo en las proximidades de los ríos Danubio y Titza formando las típicas terrazas.

Hidrografía

Primer tramo del río Vistula a unos 1000 m en las montañas.

Si los Cárpatos coma una gran barrera montañosa influye en el clima más aun configura y determina las cuencas que tienen a su alrededor. En concreto son los ríos Danubio, Vistula, Oder y Dniester como cauces más importantes. De una manera más evidente los Cárpatos configuran en gran medida la cuenca del río Danubio. Esta tiene una dimensión de 817.000 km2 y una longitud de 2850 km. Pero si algo sorprende de este río es su enorme caudal de 6.507 m3/s. En las presas de las Iron Gates se llegaron a registrar picos de hasta 13000 m3/s.

Situado como el segundo río mas importante de Europa este queda alimentado por todas las aguas de la vertiente este de la cadena montañosa. Esta agua transcurre por toda la planicie herciniana rumana y húngara hasta parar al Danubio. Uno de los afluentes más importantes de esta zona es el río Tisza que tiene su origen en los montes Tatra. El otro viene de este se trata del río Muresul y nace en las montañas de alpinas de Transilvana. Las aguas del Danubio pasan al Mar Negro por lo que podríamos decir que gran parte de las aguas de este provienen de la barrera orográfica que forman los Cárpatos. El resto de ríos alimentados parte de su cuenca por los Cárpatos son del lado norte y oeste.

El hecho de que el Mar Negro sea interior, provoca que la mayoría de las aportaciones sean de ríos y por lo tanto se vierta en el gran cantidad de agua dulce lo que rebaja su salinidad a niveles de menos del 30 por mil ( frente al 34 por mil de media de los mares). Otro de los condicionantes es que la apertura de este sea hacia el Mar Mediterraneo por el Bósforo. Este estrecho solo tiene entre 35 y 50 metros de profundidad y deja salir en mayor medida el agua dulce de menor temperatura. La consecuencia de esto es que las aguas saladas del Mar Negro sufren un estancamiento que crea un haloclina es decir un variación en la densidad y salinidad que provoca la anoxia en las aguas que están a mas de 150 m de profundidad dejando estas con un bajo nivel de oxígeno.

Es decir si trazáramos una línea por la divisoria de la montaña encontramos a un lado la vertiente que va a parar al Danubio y por otro lado la que da a los ríos Vístula, Óder y Dniester. El mas al nor-oeste es el Oder con una cuenca de 119.000 km2 se trata del treceavo río más importante en cuanto a dimensión de su cuenca en Europa. La longitud es de unos 850 km y un modulo de unos 570 m3/s. Sus aguas van a parar al Mar Báltico.

Desfiladeros en las Iron Gates.

Otro de los ríos que va a parar al Báltico es el Vístula afectado también por la orogenia de los Carpatos este río cae en su vertiente norte i es el segundo mas importante de los afectados por esta orogenia. Su cuenca es de unos 194.000 km2 y una longitud de 1.050 km . Este río no solo es el mas caudaloso de esta vertiente con unos 984 m3/s sino que el modulo relativo también es mas alto. Es decir se recogen mas aguas por km2 en su cuenca que no en la del Oder.

En esta misma vertiente norte de los Carpatos tenemos el Dniester. Al contrario que los otros dos ríos de este lado de los Cárpatos el Dniester toma una dirección casi opuesta. Con sentido hacia el sur-este desemboca en el Mar Negro cerca de la ciudad de Odesa. Su importancia es menor en cuanto a cuenca y caudal. Con 72.000 km2 este río transcurre con 317 m3/s de media y tiene una longitud de 1350 km. Con lo cual se sitúa como el segundo río en longitud afectado por los Cárpatos.

Clima

En la región de los Cárpatos predomina básicamente un clima que sería el de alta montaña. Esto en si mismo mas que un clima es una variación azonal del clima. Dicho de otro modo la orogenia y el relieve montañoso hacen que el clima que predomina en las zonas limítrofes no sea el mismo que en las montañas y se produce una discontinuidad.

Este clima montañoso tiene unas características específicas y diferentes al de las zonas circundantes, pero tiene rasgos comunes con otros climas de montaña. El que existan estos paralelismos entre zonas montañosas nos dice la magnitud de la importancia que tiene el relieve para el clima, y los efectos que provocan en estos. Merece la pena por tanto detallar algunos de los fenómenos y rasgos que se dan en los climas de montaña.

En general existen estudios que relacionan la pluviosidad con el incremento de cota. Ocurre que normalmente llueve o nieva más cuanto mayor es la cota. Esto ocurre principalmente porque las montañas hacen de barrera y se obliga a las nubes a ejercer un movimiento de ascensión que provoca por el enfriamiento la precipitación, ya sea de una forma liquida o sólida. Este movimiento también genera el llamado efecto föhn y que en los lugares situados a sotavento la precipitación es menor, del entorno de tres veces menos que en el lado lluvioso.

El incremento de la precipitación con la altura se produce hasta los 2500-3000m generalmente con lo que los Cárpatos entran en este rango. El relieve también conlleva la consabida bajada de las temperaturas conforme aumentamos la cota, esto se produce a un ritmo de unos 0,5 ºC cada 100m de altura, aunque esta cifra es variable sobre todo en función de la humedad.

En general y para todos los Cárpatos la pluviosidad en las zonas altas es de una 1500 mm mientras que para el resto de las planicies circundantes esta entorno a los 500-700 mm anuales.

Según la clasificación de Köpen los Cárpatos entran en esta categoría que podríamos decir especial que es el clima de montaña (designado por la letra H en esta clasificación). Es también relevante que la zona que rodea a los Cárpatos sea clasificada como Dfb es decir clima frío con precipitación suficiente todos los meses y temperaturas relativamente suaves (verano inferior a 22ºC y al menos 4 meses con temperaturas superiores a los 10ºC). Las masas de aire que afectan principalmente a esta zona son polares. Una marítima que generalmente viene por el noreste y otra continental de la región siberiana desde el noreste. También lo afecta aunque en menor medida la masa continental del suroeste que tiene origen en África. Aportando cada un de ellas según origen diferentes condiciones de temperatura y humedad.

Flora y fauna

La flora de los Cárpatos incluye más de 1350 especies, entre que muchos son endémicos. La cubierta profunda del bosque es más de la tercera parte de la superficie del país. En las llanuras predomina la estepa arbolada, hoy muy clareada por la agricultura. Los frutales son comunes en las zonas al pie de las montañas. Los bosques que se encuentran en las pendientes más suaves están compuestos por especies de árboles de hoja caduca como abedul, haya y roble. Las coníferas predominan en las zonas elevadas de las montañas, sobre todo pinos y píceas. Por encima de los 1750 m, aproximadamente, la flora es alpina.

La fauna de los Cárpatos rumanos es muy rica y diversa. Aquí es encontrada la concentración más alta de carnívoros grandes en Europa (osos pardos, la mitad de la población de osos de Europa, lobos (más de la tercera parte de lobos de Europa), junto con lince (35% de Europa) y también, jabalí, gatos salvajes, cabras salvajes, ciervos, rebeco, corzo y otros pequeños mamíferos. En las llanuras los animales característicos son ardillas, liebres, tejones y turones. Abundan muchas especies de; la región del delta del Danubio (hoy, en parte, una reserva natural) es un punto de parada para las aves migratorias. Entre los peces que se pueden encontrar en los ríos y costas están el lucio, el esturión, la carpa, el arenque, el salmón, la perca y la anguila.

Las montañas los bosques, las cataratas, las formaciones rocosas extrañamente erosionadas hasta darles formas humanas, los glaciares, los cañones, las cuevas, la primavera... ofrece la belleza, la historia y la ventura natural en abundancia, emparejadas sólo por la herencia cultural de país. Las aldeas pequeñas y los senderos secretos de los pastores, traen un perfume extraordinario y pastoral, olvidado por el mundo moderno. Vea y experimente el estilo de vida tradicional en el campo, con las personas amistosas de lugar. Se puede optar por alojamiento rural y pensiones rurales para estar mas cerca de la naturaleza.

Fuentes