Saltar a: navegación, buscar

VII Cumbre de las Américas

VII Cumbre de las Américas
Información sobre la plantilla
Vii cumbre americas.jpg
Logo de la VII Cumbre de las Américas
TipoCumbre presidencial
ÁmbitoAsuntos multilaterales
SucesoReflexionar y debatir sobre aspectos políticos compartidos, afirmar valores comunes y comprometerse a acciones concertadas a nivel nacional y regional con el fin de hacer frente a desafíos presentes y futuros que enfrentan los países de las Américas.
SedeBandera de Panamá Panamá
LugarCentro de Convenciones Atlapa
PaísBandera de Panamá Panamá
Fecha10 al 11 de abril de 2015
Primer eventoI Cumbre, Miami, Florida, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
FrecuenciaTrianual
ParticipantesPresidentes de los países de América Latina y Estados Unidos
Organización
OrganizadorPaís sede, Panamá
Cronología
.
VI Cumbre, Cartagena de Indias, Bandera de Colombia Colombia ◄ Actual ► VIII Cumbre, Bandera de Perú Perú
VII Cumbre de las Américas. Reunión de Jefes de Estado y de Gobierno de las Américas celebrada entre los días 10 y 11 de abril de 2015 en el Centro de Convenciones ATLAPA, en Panamá. Fue en esa fecha, y país, donde se reunieron por séptima vez, los Jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros, cuyo tema central fue "Prosperidad con Equidad: El Desafío de la Cooperación en las Américas", en el que fueron discutidos varios subtemas, entre ellos educación, salud, energía, medio ambiente, migración, seguridad, participación ciudadana y gobernabilidad democrática, entre otros. En la cumbre, los mandatarios reflexionaron sobre las dificultades que enfrentan los pueblos del hemisferio, así como las cualidades que le caracterizan. Se buscó que en medio de la diversidad, encontrar espacios en común para alcanzar la prosperidad, de manera equitativa.


La novedad del encuentro de mandatarios lo constituyó la participación de los 35 países del continente, incluída la presencia de Cuba que lo hace por primera vez en la historia, como resultado del sólido y unánime consenso de la América Latina y el Caribe, luego de haber sido excluida de las seis cumbres anteriores. La participación de Cuba representó una auténtica revolución para el foro centrado en sus cuatro primeras ediciones en la creación de un Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), un proyecto enterrado definitivamente en el encuentro de Mar del Plata de 2005[1].

Dos declaraciones, un marco y una lista de recomendaciones fueron emanadas de los cuatro foros paralelos a la cita continental. Del Foro de Rectores de las Américas salió un proyecto marco de políticas públicas producto del debate de académicos. Del Foro de Sociedad Civil y Actores Sociales y del Foro de Jóvenes de las Américas salieron sendas declaraciones que fueron debatidas por los jefes de Estado y de Gobierno. La Cumbre Empresarial de las Américas emanó una lista de recomendaciones que fueron presentadas a las mandatarios. La cita no tuvo Declaración Final ni la firma del documento denominado "Mandatos para la Acción".

El cónclave, que se realiza cada tres años, ofrece la oportunidad a los países de definir conjuntamente una agenda hemisférica al más alto nivel que aborda los desafíos urgentes e impulsa un cambio positivo.

La Cumbre de las Américas reúne a los Jefes de Estado y de Gobierno de los Estados Miembros del Hemisferio para debatir sobre aspectos políticos compartidos, afirmar valores comunes y comprometerse a acciones concertadas a nivel nacional y regional con el fin de hacer frente a desafíos presentes y futuros que enfrentan los países de las Américas.

La Cumbre

La VII Cumbre de las Américas fue un espacio donde los Jefes de Estado y de Gobierno del hemisferio reflexionaron y debatieron con respeto a la heterogeneidad, sobre temas comunes. Panamá introdujo una serie de innovaciones a este encuentro hemisférico, como lo son: la invitación, por primera vez, a todos los Jefes de Estado y de Gobierno de las Américas; incluída Cuba, la realización de un foro académico que reunió a los rectores de las Universidades más destacadas del continente; y la implementación de un nuevo enfoque metodológico en el desarrollo del tema y los acuerdos[2].

Logo de la Cumbre

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá lanzó a concurso el diseño del logo para la VII Cumbre de las Américas, siendo Yaribeth Hernández, diseñadora gráfica panameña, la ganadora del concurso y autora de la imagen del encuentro.

En la imagen, junto a la frase “VII Cumbre de las Américas, Panamá 2015”, vuelan dos palomas que se encuentran en Panamá. Sus colores, azul y rojo, representan a Panamá como país sede, y a la vez sus formas simbolizan la región de norte y sur américa, respectivamente. Ambas sostienen ramas de olivo que representan a las islas del Caribe, parte importante de esta cumbre.

Estas palomas simbolizan la paz y la libertad económica, social y cultural del continente. Ellas comparten e intercambian el mensaje de cada región para alcanzar la meta que es el progreso de América.

Sede de la Cumbre

Centro de Convenciones ATLAPA

El Centro de Convenciones ATLAPA, sede principal de la VII Cumbre, está ubicado en la ciudad de Panamá, cuenta con acceso al corredor sur, y a sólo minutos del Centro Bancario Internacional y el Aeropuerto Internacional.

La Ceremonia Inaugural tuvo lugar en el Teatro Anayansi, que cuenta con capacidad para 2,800 personas.

El Plenario de Jefes de Estado y de Gobierno se realizó en "Las Islas de Atlapa", que consiste en tres salones, con un área conjunta y abierta sin columnas de 3,200 metros cuadrados. Se colocó en el sitio una mesa con capacidad para 70 personas sentadas (Jefe de Estado y/o Gobierno y Ministros de Relaciones Exteriores) con equipos de traducción y micrófonos para las delegaciones participantes, así como un área de apoyo, fotocopias, secretaria.

La Conferencia de Prensa se realizó al finalizar el evento en el Teatro "La Huaca" con capacidad para 600 personas.

El Centro de Prensa estuvo ubicado en el área de "Las Totumas" y tuvo espacios de trabajo con salones de medios (con computadoras e impresoras), escenario para entrevistas, espacio para pequeñas conferencias de prensa, atención a periodistas, etc.

Tema central

El tema central del cónclave fue "Prosperidad con Equidad: El Desafío de Cooperación en las Américas".

Basado en la premisa, de que en el continente aún se encuentran familias que viven en pobreza y pobreza extrema; existen carencias en los ámbitos de salud y educación; enfrentando grandes retos en materia de seguridad y hay un triste incremento del crimen organizado a lo largo y ancho del continente, lo que ha demostrado que en el hemisferio existe una tarea pendiente en materia de equidad e integración, incluyendo el enfoque en temas tan relevantes como la energía y los flujos migratorios, la propuesta temática de Panamá pretendió que los mandatarios de la región reflexionaran sobre las dificultades que enfrentan los pueblos del hemisferio, así como las cualidades que le caracterizan, buscando en medio de la diversidad, se encuentren espacios en común para alcanzar la prosperidad, de manera equitativa.

El reto de la VII Cumbre y de su país sede, Panamá fue el desarrollo integral del contenido, sustentado en los siguientes ejes temáticos: salud, educación, seguridad, migración, medio ambiente, energía, gobernabilidad democrática y participación ciudadana y dar un nuevo giro a la perspectiva en la que se manejan estos temas, al ser asuntos que se han debatido anteriormente pero que merecen ser llevados al contexto actual en que vive América.

Ceremonia y protocolo

Sesión inaugural de la VII Cumbre de las Américas

La ceremonia inaugural de la Cumbre tuvo lugar el viernes 10 de abril de 2015 en el Teatro/Auditorio Anayansi del Centro de Convenciones ATLAPA, con la asistencia por primera vez en décadas, de los 35 países del continente[3][4].

Durante el evento, intervinieron 27 jefes de Estado y de Gobierno, cinco cancilleres y tres representantes permanentes ante la OEA.

La primera sesión plenaria desarrollada el 11 de abril en el Salón las Islas, que consiste en tres salones, con un área conjunta de 3,200 metros cuadrados, contó con la introducción del presidente anfitrión panameño, Juan Carlos Varela, y con la asistencia del Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, de Ban Ki-moon, Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas y albergó los discursos de 14 jefes de Estado.

Los secretarios generales de la ONU y la OEA flanquearon al presidente Varela al centro del escenario y los otros presidentes estuvieron sentados de izquierda a derecha en orden alfabético de los nombre en español de sus países.

La vicepresidenta y Canciller de la República, Isabel de Saint Malo de Alvarado, la Primera Dama de la República, Lorena Castillo de Varela, acompañada de las otras primera damas, los Ministros de Relaciones Exteriores, las delegaciones internacionales, el Cuerpo Diplomático acreditado en Panamá y el Gobierno Nacional e invitados especiales, formaron parte del auditorio.

Sesión Plenaria de la VII Cumbre de las Américas

Posteriormente, se realizó la Cena de Estado ofrecida por el presidente Juan Carlos Varela y la Primera Dama, Lorena Castillo de Varela, en honor de los Jefes de Estado y de Gobierno en el Complejo Monumental de Panamá La Vieja[5].

De acuerdo al Protocolo y Ceremonial de un evento multilateral se aplicaron los principios de precedencia en la foto oficial y en las actividades sociales.

Durante el plenario a los lados del Presidente Varela estuvieron el anfitrión saliente el Presidente Juan Manuel Santos de Colombia y el mandatario del país sede de la próxima Cumbre, el Presidente Ollanta Humala Tasso, de Perú.

En la segunda plenaria hablaron el primer ministro de las Bahamas, Perry Christie; la primera ministra de Jamaica, Portia Simpson-Miller; el presidente de Uruguay, Tabaré Vazquez; el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves; el primer ministro de Barbados, Freundel Stuart; el presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; el primer ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Browne; el presidente de la República Dominicana, Danilo Medina; el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega; el presidente de Haití, Michel Martelly, el primer ministro de Granada, Keith Mitchell, y el primer ministro de Santa Lucía, Kenny Anthony.

Foto Oficial de la VII Cumbre de las Américas

También hicieron uso de la palabra el ministro de Relaciones Exteriores de Costa Rica, Manuel González; el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz; el ministro de Relaciones Exteriores de Belize, Wilfred Elrington; el ministro de Relaciones Exteriores de Dominica, Francine Baron; el ministro de Relaciones Exteriores de Saint Kitts y Nevis, Mark Brantley; la representante Permanente de Paraguay ante la OEA, Elisa Ruíz Díaz; la representante Permanente de Suriname ante la OEA, Niermala Badrising; y el representante Permanente de Guyana ante la OEA, Bayney Karran.

Los Jefes de Estado y de Gobiernos sesionaron en una mesa ovalada, en equidistancia que representa la igualdad de todos los convocados. Esta tradición proviene de la leyenda del Rey Arturo, en la que la Mesa Redonda o Tabla Redonda era una mesa mística de Camelot alrededor de la cual el rey y sus caballeros se sentaban para discutir asuntos cruciales para el reino.

Luego de la segunda sesión plenaria, se llevó a cabo la clausura oficial de la VII Cumbre de las Américas con una declaración de la presidencia, que el mandatario panameño pronunció a la conclusión del evento.

Se determinó que la VIII Cumbre de las Américas fuera celebrará en Lima, Perú, en 2018.

Resultados

En el foro se acordaron un conjunto de mandatos para fortalecer el Estado de derecho, la separación e independencia entre los poderes del Estado y el respeto a los derechos humanos. Los mandatos sobre los que hubo acuerdo pueden y deben ser gestionados por las instituciones del sistema interamericano y otros organismos internacionales.

Panamá, como país anfitrión propuso un documento de mandatos para la acción en torno a los diferentes ejes que apuntalan la Prosperidad con equidad: salud, educación, energía, medio ambiente, migración, seguridad, participación ciudadana y gobernabilidad democrática.

La reunión orientó el debate hacia el análisis de los temas comunes en América y además se plantearon esperanzadores posturas que permiten pensar en la solución de largos conflictos aún vigentes en el continente[6]:

  • El encuentro permitió los espacios para que los presidentes de Estados Unidos y Cuba dieran un paso más en la ruta hacia el acercamiento entre ambos países y la normalización de sus relaciones diplomáticas.
  • Hubo completo acuerdo en reconocer que el derecho a la educación sin discriminación y el acceso equitativo a una educación de calidad es vital en el esfuerzo por alcanzar un desarrollo integral, erradicando la pobreza y la desigualdad. En ese sentido, se propuso aumentar la cobertura de los sistemas educativos y fortalecer la educación técnica superior, acompañada de la creación de programas y nuevas oportunidades de empleo, en colaboración con el sector privado, para los jóvenes en riesgo social de nuestro continente. En materia de educación superior, se propuso un mayor acercamiento entre las universidades y el sector público, para que las casas de estudio sean las proveedoras de análisis científicos, técnicos y sociales, inspecciones y estudios de factibilidad, así como las propuestas de proyectos de infraestructura pública que necesita la comunidad. Se acordo la creación de un Sistema Interamericano de Educación que mejore la calidad de la misma en el continente.
  • Se respaldaron los esfuerzos para asegurar el acceso universal a la salud como un derecho humano fundamental.
  • Se acordaron acciones que garanticen el acceso a energía de fuentes diversas, amigables con el medio ambiente, y en condiciones económicamente asequibles y confiables.
  • Se acordaron mandatos dirigidos a la protección, preservación y restauración del medio ambiente y su adecuada gestión.
  • Se consensuaron acciones de cooperación entre los Estados y de protección de los derechos humanos de los migrantes.
  • Se compartió la preocupación y la necesidad de unir esfuerzos contra el terrorismo, el crimen organizado y otras amenazas a la seguridad de los ciudadanos, a través del fortalecimiento de la cooperación entre los países y la adopción de medidas para prevenir la violencia y la delincuencia.
  • Se acordaron un conjunto de mandatos para fortalecer el estado de derecho, la separación e independencia entre los poderes del Estado y el respeto a los derechos humanos, y en ese sentido se acordaron acciones para promover y garantizar la participación ciudadana en la gestación y aplicación de políticas públicas, así como el empoderamiento de los ciudadanos sin discriminación de género o raza.
  • Panamá propuso y hubo total acuerdo entre los países, que entre el 2015 y el año 2025 se mejore sustancialmente el acceso de la población al agua potable y saneamiento básico, así como la cobertura de la banda ancha y de la educación media y técnica. Igualmente, y de conformidad con las condiciones de cada país, deberá incrementarse sustancialmente la inversión en infraestructura y la efectividad de la misma.

Cumbre sin Declaración Final

Dos declaraciones, un marco y una lista de recomendaciones fueron emanadas de los cuatro foros paralelos a la cita continental. Del Foro de Rectores de las Américas salió un proyecto marco de políticas públicas producto del debate de académicos. Del Foro de Sociedad Civil y Actores Sociales y del Foro de Jóvenes de las Américas salieron sendas declaraciones que fueron debatidas por los jefes de Estado y de Gobierno. La Cumbre Empresarial de las Américas emanó una lista de recomendaciones que fueron presentadas a las mandatarios.

La cita no tuvo Declaración Final ni la firma del documento denominado "Mandatos para la Acción", que Panamá propuso como país anfitrión debido a la postura asumida por Estados Unidos y Canadá, que han afectado el consenso de países latinoamericanos y caribeños[7]. Esta es la segunda vez, luego de la Cumbre realizada en 2012 en Cartagena, Colombia, que la Cumbre de las Américas culmina sin una declaración final; solamente se produjo una declaración “institucional” que formuló el presidente panameño, Juan Carlos Valera.

Después de casi cuatro meses de intenso trabajo, reuniones en Panamá y en la sede de la Organización de Estados Americanos en Washington y muchas consultas bilaterales, se logró acuerdo en el 90% de los mandatos propuestos, 42 de 48, y los restantes quedaron al referéndum de pocos países[8].

El gobierno de los Estados Unidos se negó a firmar el documento en el que se exponían las nuevas propuestas para el desarrollo de las naciones de América y el Caribe con la unión de esfuerzos al no aceptar la transferencia de tecnología sin condicionamientos para los países de menor grado en desarrollo científico de América, al no estar de acuerdo con el respeto de principios y de responsabilidades comunes para combatir el cambio climático, al no reconocer la salud como un derecho humano fundamental para los pueblos, e igualmente, se opuso a garantizar el acceso amplio, seguro y confiable a las nuevas tecnologías de información y comunicación, respetando el derecho a la privacidad[9].

Los países de América Latina y el Caribe defendieron posiciones relacionadas con el medio ambiente, el derecho a la libre educación y han solicitado el levantamiento de la orden ejecutiva del presidente estadounidense Barack Obama contra Venezuela.

La canciller de Panamá, Isabel de Saint Malo, comentó que los acuerdos o mandatos ya pactados, y en los que "hay consenso en un 95 por ciento y salvo en el preámbulo", tampoco serían sometidos a la discusión en la reunión de cancilleres previa a la de Jefes de Estado:

"En este momento lo que tenemos es un proceso donde ha habido acuerdos y es posible que lo presentemos directamente a lo organismos sin presentarlo a la reunión de cancilleres...no hemos encontrado consenso en el preámbulo; hubo una propuesta de preámbulo que tiene connotaciones un poco más políticas y sobre ese preámbulo no ha habido consenso"

Foros paralelos

En el marco de la VII Cumbre se desarrollaron los siguientes foros paralelos[10]:

Foro de Sociedad Civil y Actores Sociales

Sesión del Foro de Sociedad Civil y Actores Sociales paralelo a la VII Cumbre de las Américas

El Foro de la Sociedad Civil y Actores Sociales se desarrolló entre los días 8 y 10 de abril, siendo un encuentro regional que buscó promover mecanismos de consulta, diálogo e intercambio para la participación de las organizaciones de la sociedad civil y actores sociales. El foro brindó sus aportes y recomendaciones para la consideración de los Estados participantes durante las negociaciones de los “Mandatos para la Acción” de la VII Cumbre de las Américas.

Las Organizaciones de la Sociedad Civil, los Pueblos Indígenas, la Juventud, el Sector Privado, los Sindicatos de Trabajadores y otros actores sociales juegan un papel muy importante en el Proceso de Cumbres presentando recomendaciones a los Estados Miembros, en preparación para las Cumbres futuras y asistiendo en la implementación de iniciativas para el desarrollo de la agenda hemisferica.

Foro de la Juventud

Leer: Declaración de Juventud: IV Foro de Jóvenes de las Américas: Jóvenes socios para la prosperidad

Sesión del IV Foro de Jóvenes de las Américas paralelo a la VII Cumbre de las Américas

El Foro de Jóvenes de las Américas fue celebrado los días 8 y 9 de abril y constituyó un espacio generado por el Young Americas Business Trust, que permite a la juventud, en su calidad de actores sociales, participar activamente del proceso de la Cumbre de las Américas. El foro centró sus diálogos en el tema: Prosperidad con equidad: El desafío de la cooperación en las Américas

Un componente de Implementación es desarrollado mediante el cual los jóvenes aportan soluciones y acciones innovadoras relacionadas con los ejes temáticos de la VII Cumbre de las Américas, a través de la Competencia Talento e Innovación de las Américas (TIC Américas 2015); una plataforma internacional de emprendimiento y acelerador de negocios de jóvenes emprendedores.

Previo al foro regional, un Diálogo Nacional de Juventud trabajó en una declaración por parte de Panamá y una estrategia de implementación de la misma, para debatirse en el foro regional, así como para la consideración de los Jefes de Estado y de Gobierno.


Foro Empresarial

Sesión de la II Cumbre Empresarial en el marco de la VII Cumbre de las Américas


El Foro Empresarial celebrado los días 9 y 10 de abril fue el espacio de diálogo entre los empresarios más importantes del hemisferio, para analizar las grandes oportunidades de comercio e inversión presentes y futuras en la región latinoamericana.


Adicionalmente se buscó dar continuidad a las experiencias pasadas y establecer un diálogo continuo para la cooperación público-privada con actores de la región. Las recomendaciones propuestas por los empresarios participantes fueron debatidas por los mandatarios de la región.


Foro de Rectores

Sesión del Foro de Rectores de las Américas paralelo a la VII Cumbre de las Américas

El Foro de Rectores de las Américas celebrado los días 9 y 10 de abril, fue una propuesta del Gobierno de Panamá, sin precedentes, que reunió a los rectores de las universidades más prestigiosas del hemisferio, quienes presentaron un marco de políticas públicas sobre la educación en la región, con el fin de llegar a la equidad educativa.

Los participantes del foro dialogaron sobre tres objetivos: la movilidad académica; el rol de la innovación y tecnología para mejorar la investigación y la educación universitaria en la región; y la importancia de la investigación universitaria para el emprendimiento y desarrollo económico sostenible.

La metodología del foro estuvo diseñada en plenarias, paneles y mesas de trabajo, buscando siempre la representación equitativa y distribución geográfica de los 35 países de América, además de la participación activa del Consejo de Rectores de Panamá.

Los máximos representantes de las Universidades del Continente Americano, intercambiaron experiencias y debatieron sus ideas, y presentaron sus recomendaciones a los Presidentes de las naciones americanas. La Comisión encargada del debate estuvo conformada por las máximas autoridades educativas de Panamá y 50 Rectores en representación de los más de 400 rectores participantes en el Foro.

Dichas conclusiones buscaron realzar y potenciar la educación superior, a través de modelos flexibles y actualizados de cooperación interuniversitaria, en áreas claves que permitan la movilidad académica, el impulso de tecnología e innovación y el desarrollo económico sostenible.

La articulación de universidades en todo el espacio interamericano; la construcción de visiones innovadoras y sustentables, y la implementación de políticas públicas que permitan el avance del desarrollo humano, cumpliendo con la función clave de producción, gestión, transmisión del conocimiento y cultura entre las generaciones, fueron los temas destacados en el encuentro.

Se concluyó que los objetivos serán posibles a través de la creación e implementación de un Foro permanente de Educación Superior; promoviendo la implementación de iniciativas virtuales y presenciales orientadas a fortalecer las capacidades de las Universidades de las Américas.

Igualmente se recalcó que éstas políticas se harán efectivas implementando iniciativas que promuevan la cooperación en materia de formación, movilidad académica y profesional de docentes y estudiantes; así como el impulso de tecnología e innovación con desarrollo económico sostenible.

Cumbre de los Pueblos

Sesión de la Cumbre de los Pueblos en el marco de la VII Cumbre de las Américas

La Cumbre de los Pueblos sesionó paralelamente a la VII Cumbre de las Américas entre los días 9 y 11 de abril de 2015 en la Universidad de Panamá bajo el lema América Latina, una patria para todos, en paz, solidaria y con justicia social y contó con una participación estimada en más de 3 500 integrantes de movimientos sociales del continente que representaron a centenares de organizaciones sindicales, campesinas, indígenas, estudiantiles, de derechos humanos, ecologistas, y feministas. Este encuentro se celebra 10 años después de la primera reunión alternativa en la Cumbre de las Américas celebrada en Mar de Plata, Argentina[11][12].

La cita tuvo un carácter progresista, antiimperialista, antineoliberal y antitrasnacional, al tiempo que los diversos actores presentaron sus demandas y reivindicaciones.

Antes de su inauguración, miles de personas protagonizaron una marcha que salió del Parque Belisario Porras, frente a la Embajada de Cuba en la nación itsmeña, hasta la Universidad de Panamá, donde el cantautor cubano Silvio Rodríguez ofreció un concierto.

Durante la apertura, organizaciones sociales de América Latina y el Caribe se pronunciaron para que la desaceleración económica no se traduzca en un retroceso de los avances sociales de la última década y condenaron las políticas de Estados Unidos contra Venezuela.

Rafael Freire, secretario de política económica y desarrollo sostenible de la Confederación Sindical de las Américas (CSA) criticó el Foro de la Sociedad Civil organizado por Panamá como parte de la Cumbre de las Américas, y dijo que:

"la cumbre de la sociedad civil no nos representa. La forma en que fue convocada, el proceso de acreditación, las mesas del debate, la forma del diálogo con los jefes de Estado…, no nos permite expresar la opinión de los trabajadores"

En esta cita alternativa a la Cumbre de las Américas estuvieron presentes representantes de todos los movimientos sociales que tuvieron algo que decir sobre los grandes y graves problemas que afectan a los pueblos.

Resultados

Leer: Declaración Final

En su declaración final, los pueblos respaldaron la proclamación del hemisferio como zona de paz, libre de colonialismo, y rechazaron firmemente el acoso militar, agresiones y amenazas de Estados Unidos y sus aliados a través de bases militares[13].

Asimismo persistió el respaldo al pueblo cubano y su Revolución, y se exigió el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero que mantiene Estados Unidos contra la Isla, el cierre inmediato de la Base Naval de Guantánamo, y la salida de la Isla de la lista de países patrocinadores del terrorismo, y los delegados saludaron el regreso de los Cinco Héroes cubanos.

El texto también expresa el apoyo incondicional a la Revolución Bolivariana de Venezuela, a su legítimo Gobierno, y el rechazo al decreto del presidente Barack Obama que declaró a este país como una amenaza.

El derecho a la independencia de Puerto Rico y una salida al mar para Bolivia, las reparaciones a las familias víctimas de la invasión de 1989 contra Panamá, el apoyo permanente a Argentina para la recuperación de las Islas Malvinas, y el retiro inmediato de las tropas de ocupación de Haití, fueron otros de los puntos neurálgicos de la declaración final.

Los delegados manifestaron y exhortaron a luchar por la conservación de los recursos naturales, la biodiversidad, y la defensa de los pueblos originarios, el empleo, el respeto al salario mínimo, la sindicalización, derecho a huelga, respeto a los emigrantes, así como la justicia e igualdad de género y la no discriminación por ninguna razón, entre otros temas vitales.

Reverenciaron, además, los procesos de integración como el ALBA y la CELAC, que han fortalecido la unidad latinoamericana.

Presencia de Cuba

Leer: Resolución de la OEA por la que se deja Sin efecto la Resolución VI de la Octava Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores

Leer: Declaración del Gobierno Revolucionario 8 de junio de 2009 sobre la decisión acerca de Cuba de la XXXIX Asamblea General de la OEA

Arribo a Panamá del presidente Raúl Castro para participar en la VII Cumbre de las Américas

Washington se ha opuesto tradicionalmente a la presencia de Cuba en el foro regional del que ha sido excluida en las seis cumbres anteriores. Las cumbres son celebradas desde 1994 bajo el patrocinio de la Organización de Estados Americanos (OEA), de donde Cuba fue expulsada en 1962 por iniciativa de Estados Unidos, después de que Fidel Castro, líder histórico, declarara el carácter socialista de la revolución cubana. En el año 2009, el organismo levantó la sanción, pero el gobierno revolucionario ha rechazado su reincorporación al considerarlo un instrumento de dominación de Washington en la región[14].

A partir de 1998 con el triunfo electoral del fallecido presidente Hugo Chávez en Venezuela y la llegada de gobiernos progresistas a otras naciones de la región el foro tomó otro giro. Desde ese momento, los representantes de esos gobiernos iniciaron la batalla por el retorno de Cuba[15].

En la III Cumbre en Quebec, Canadá, en el 2001, el mandatario venezolano fue la voz del subcontinente que se alzó para poner objeciones a la claúsula democrática y estuvo en desacuerdo con los plazos urgidos por Washington para implementar el ALCA.

Asediado por la prensa, expresó su pesar por la ausencia del mandatario cubano Fidel Castro:

"Espero que marchemos hacia un continente donde no haya nadie excluido. Cuba debe estar presente en todos los mecanismos de integración"
Raúl Castro, presidente de Cuba, fué saludado oficialmente por el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela y la Primera Dama, Lorena Castillo, a su llegada a la Cumbre de las Américas

Los empeños del líder bolivariano para poner coto a las pretensiones de la Casa Blanca por imponer el ALCA tuvieron su máxima expresión en la IV Cumbre en Mar del Plata, Argentina, en 2005. Las posiciones cohesionadas de Chávez, el presidente del país anfitrión, Néstor Kirchner, y el mandatario de Brasil, LuizInacio Lula da Silva, constituyeron la sepultura de ese proyecto estadunidense, como se proclamó en la llamada Cumbre de los Pueblos, en la cual participó Cuba con una nutrida delegación de representantes de sus organizaciones de la sociedad civil.

El comienzo en grande del desacato a la exclusión de Cuba se produjo en la V Cumbre realizada en Puerto España, Trinidad y Tobago cuando varios líderes de América Latina y el Caribe la consideraron una injusticia por reparar y un remanente único de la Guerra Fría, a pesar de los cantos de sirena del presidente Barack Obama sobre el inicio de una nueva era en las relaciones de Estados Unidos con el subcontinente. Varios presidentes habían exigido al norteamericano Barack Obama (quien tres meses atrás había accedido a la presidencia) que revisara la política hacia la nación caribeña, particularmente el bloqueo, así como las restricciones en cuanto a la posibilidad de la asistencia de dicha nación a la Cumbre.

Tras tres años de silencio en los que el tema de la asistencia de Cuba a la cumbre pasó a otra escala, en febrero de 2012 durante la XI Cumbre del ALBA celebrada el 5 de febrero en la ciudad de Caracas, acordaron asumir una posición común relacionada con la participación de Cuba a este encuentro.

La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América pautó una reunión extraordinaria en Cuba para tomar decisiones al respecto de que el país caribeño no fuera invitado a participar en la VI Cumbre de las Américas que se llevaría a cabo en Colombia. El mandatario venezolano, Hugo Chávez, propuso consultar a Colombia, organizador de la Cumbre de las Américas, si Cuba estaría o no invitado y proceder en consecuencia.

Miembros de la delegación cubana a los Foros paralelos de la Cumbre de las Américas a su llegada a Panamá.

Semanas después, el 15 de febrero, en La Habana, los cancilleres de la ALBA reunidos en el Consejo Político de la organización acordaron presentar una solicitud formal a Colombia para que Cuba fuera incluida en la reunión[16]

A pesar de la negativa hecha por el gobierno de Estados Unidos, el gobierno colombiano, a través de su canciller, María Ángela Holguín inició el proceso de consultas con varias de las naciones asistentes. Fue el propio presidente colombiano, Juan Manuel Santos, quien durante una visita de un día a Cuba, anunció la falta de consenso sobre la asistencia a la Cumbre[17][18]

En la VI Cumbre celebrada el 2012 en Colombia, los países latinoamericanos amenazaron con boicotear la VII si Cuba era excluida.

El 1 de agosto de 2014, el gobierno de Panamá anunció la invitación a La Habana a participar en la VII Cumbre de las Américas[19] y el 12 de diciembre Cuba anunció su participación[20]

Este hecho coincidió con el anuncio el 17 de diciembre de 2014 de los presidentes de Cuba, Raúl Castro, y de Estados Unidos, Barack Obama, de iniciar los contactos para el restablecimiento de los vínculos diplomáticos y la posterior normalización de las relaciones bilaterales.

El trascendente paso fue celebrado por la comunidad latinoamericana, caribeña y mundial, que reclamó a Washington eliminar de una vez y para siempre el bloqueo económico, comercial y financiero que mantiene contra La Habana desde hace más de medio siglo.

Pero un inaudito paso de La Casa Blanca parece indicar que Estados Unidos quiere seguir enfrentado a Latinoamérica y el Caribe, pues después de la corrección de lo que reconoció como una errada y fracasada política contra Cuba, abrió un nuevo foco de confrontación con sus vecinos del continente al declarar a Venezuela como una amenaza para su seguridad nacional. Tal postura ha merecido el rechazo latinoamericano y caribeño.

Denuncia de Cuba

Conferencia de prensa de la delegación cubana que asistió a los Foros paralelos de la VII Cumbre de las Américas

La convocatoria dentro del marco oficial de la Cumbre al foro de las llamadas “so­cie­da­des civiles”, fue convertida en una trampa para llevar a Panamá a una serie de Or­ga­ni­za­ciones No Gubernamentales (ONG) creadas, finan­ciadas, asesoradas por la CIA estadounidense, responsables de maniobras golpistas y gol­pes de Estado contra los gobiernos elegidos democráticamente en la región. Los representantes de estas “sociedades civiles” convocadas por la OEA son los violadores de los derechos humanos y de los pueblos, de la democracia verdadera y de la libre expresión, son engendros de una falsa sociedad ci­­vil los que realizan toda clase de maniobras pa­ra desacreditar a los gobiernos más respetados de la región, facilitando el golpismo “blando” aparentemente, pero tan destructor y mor­tal como cualquier golpe de Estado. Llegaron a Panamá montados en la farsa de so­­cie­dades civiles, cuando en realidad forman parte de la guerra psicológica destinada a de­rri­bar gobiernos, y a sostener el terrorismo me­diático que se aplica a todos los estados que no se sometan a los mandatos del poder hegemónico[21].

El 7 de abril de 2015, en conferencia de prensa celebrada en el Auditorio José D. Moscote, de la Facultad de Economía, de la Universidad de Panamá, fue presentada la Declaración de los representantes de Cuba en los Foros Paralelos de la Cumbre de las Américas denunciando la presencia de mercenarios pagados por los enemigos históricos de Cuba[22]

Tabloide elaborado por la Unión de Periodistas de Cuba que circuló en conferencia de prensa de la delegación cubana que asiste a los Foros paralelos de la VII Cumbre de las Américas

Los mercenarios que usurparon el nombre de Cuba y fueron aceptados para participar en los Foros Paralelos de la VII Cumbre son individuos, que reciben financiamiento directo desde el exterior para elaborar sus planes, no tienen ninguna representatividad ni conexión real con el pueblo cubano. Algunos de estos mercenarios acreditados en Panamá han llegado a la crueldad de apoyar el bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos contra Cuba y han reclamado la intervención militar para su nación, en momentos en que la comunidad internacional ha hecho unánime el rechazo a esa política de genocidio contra Cuba y reconoce los avances de la Revolución Cubana. Varios de estos personajes se oponen también al proceso de normalización de relaciones diplomáticas con Estados Unidos y se manifiestan en contra de los anuncios de ambos Gobiernos, el 17 de diciembre de 2015[23].

La OEA otorgó credenciales a estos personajes de distintos grupúsculos antigubernamentales cubanos y venezolanos financiados por Estados Unidos e insertados por Washington y la OEA como parte de la denominada sociedad civil. Con esa misma línea de maniobra, también fueron acreditados varios personajes de clara oposición a la sociedad cubana para asistir al foro juvenil, al igual que emisarios de conocidas agrupaciones de derecha de otros países[24].

El 8 de abril, los representantes cubanos de la sociedad civil se retiraron del Centro de Convenciones Vasco Núñez de Balboa, del Hotel Panamá, donde había sido inaugurado el Foro de la Sociedad Civil y Actores Sociales, cuyos oradores principales fueron el Presidente de Panamá, Juan Carlos Varela y el Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza.

La delegación cubana había solicitado a los organizadores que no mantuvieran en la sala a los mercenarios denunciados con anterioridad, puesto que no representaban a la sociedad civil de Cuba y entre quienes se encontraban algunos que se precian de su amistad con terroristas[25].

La delegación venezolana que asistía al Foro de la Sociedad Civil se retiró del recinto en solidaridad con Cuba.

Encuentros bilaterales

Encuentro entre los presidentes de Cuba Raúl Castro y barack Obama durante la VII Cumbre de las Américas


Luego del discurso pronunciado por los presidentes Raúl Castro y Barack Obama el 11 de abril de 2015, e instantes después de posar para la acostumbrada Foto Oficial, los dos mandatarios ocuparon un pequeño salón acondicionado para el encuentro en el Centro de Convenciones ATLAPA y sostuvieron un encuentro desarrollado en un ambiente respetuoso y constructivo, siendo una reunión productiva para ambas partes[26][27].


Ambos mandatarios intercambiaron sobre el proceso de restablecimiento de las relaciones diplomáticas, las posibilidadades de cooperación existentes en esferas de interés mutuo, los pasos que deben darse como parte de un proceso hacia la normalización de las relaciones bilaterales, en particular, el levantamiento del bloqueo.


Raúl reiteró la disposición a dialogar de cualquier tema, sobre la base del respeto mutuo. En tanto, Obama se refirió al carácter histórico del encuentro y consideró importante el intercambio que actualmente existe entre los gobiernos y pueblos de Cuba y Estados Unidos[28].


En el distendido encuentro participaron Susan Rice, asesora de Seguridad Nacional; Roberta Jacobson, secretaria asistente de Estado para los Asuntos del Hemisferio Occidental; Ben Rhodes, viceasesor de Seguridad Nacional; y Ricardo Zúñiga, director de Asuntos Hemisféricos del Consejo de Seguridad Nacional. Por Cuba, estuvieron presentes, el canciller Bruno Rodríguez Parrilla; Alejandro Castro Espín y Juan Francisco Arias Fernández, ambos de la Comisión de Defensa y Seguridad Nacional; así como la directora general de Estados Unidos del MINREX, Josefina Vidal Ferreiro.


Otros encuentros

Encuentro bilateral entre los presidentes de Cuba, Raúl Castro Ruz y de Colombia, Juan Manuel Santos, durante la VII Cumbre de las Américas
Encuentro biltareal entre el presidente Raúl Castro Ruz y el Primer Ministro del Reino de los Países Bajos, Mark Rutte, durante la VII Cumbre de las Américas


Como parte de su agenda, el General de Ejército sostuvo un encuentro con el Primer Ministro de Canadá, Stephen Harper, donde se pusieron de manifiesto las buenas relaciones con el país norteño, valoradas como un ejemplo de vínculos mutuamente beneficiosos. Formaron parte de esa reunión bilateral, el jefe del Gabinete Adjunto, Howard Anglin; el ministro de Asuntos Exteriores Bob Nicholson; y el vicecanciller cubano Rogelio Sierra Díaz[29].

Luego, se reunió con el mandatario colombiano Juan Manuel Santos para intercambiar, entre otros asuntos, sobre el proceso de paz de Colombia que tiene su mesa de diálogo en La Habana. El Presidente cubano volvió a reiterar la disposición de su país a continuar apoyando, como hasta ahora,ese anhelo de paz. En la conversación, donde se trataron algunas de las preocupaciones que hoy ocupan la agenda regional, participaron la canciller colombiana María Ángela Holguín y el viceministro de Relaciones Exteriores, Sierra Díaz.

En otro momento se reunió con el Primer Ministro, Mark Rutte, del Reino de los Países Bajos. A la reunión con Raúl asistieron también el Primer Ministro de Aruba, Mik Eman; el ministro de Finanzas de Curazao, José Jardim; la Directora de Américas del Ministerio de Relaciones Exteriores, Maryam Van Heuyel; además de Jack Twiss, el asesor de Asuntos Extranjeros. Durante el encuentro se evidenció la etapa positiva que viven las relaciones entre los dos países y el interés de promover la presencia de empresas holandesas en la Isla.

La agenda concluyó con un intercambio con la Primera Ministra de Jamaica, Portia Simpson, y la delegación que la acompañó, que se convirtió en otro espacio para confirmar la estrecha relación que une a las dos islas.

En todas las reuniones los interlocutores del presidente cubano mostraron interés en la marcha del proceso de negociaciones para el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Estados Unidos y respaldaron la petición de Cuba de ser retirada de la lista de países patrocinadores del terrorismo, así como el levantamiento del bloqueo.

Asistencia

A la cita fueron invitados los 35 países del continente, incluída Cuba que lo hace por primera vez en la historia.

PRESENCIA
Foto
País
Representante
Cargo
Gaston Alphonso Browne.jpg
Bandera de Antigua y Barbuda Antigua y Barbuda Gaston Alphonso Browne Primer Ministro
Cristina fernandez.JPG
Bandera de Argentina Argentina Cristina Fernández de Kirchner Presidenta
Perry Gladstone Christie.JPG
Bandera de Bahamas Bahamas Perry Gladstone Christie Primer Ministro
Freundel Stuart.JPG
Bandera de Barbados Barbados Freundel Stuart Primer Ministro
Dean Barrow.JPG
Bandera de Belice Belice Dean Barrow Primer Ministro
Evo Morales.jpg
Bandera de Bolivia Bolivia Evo Morales Ayma Presidente
Dila Rousseff.JPG
Bandera de Brasil Brasil Dilma Rousseff Presidenta
Stephen Harper.JPG
Bandera de Canadá Canadá Stephen Harper Primer Ministro
Heraldo muñoz.JPG
Bandera de Chile Chile Heraldo Muñoz Canciller
Juan manuel santos.JPG
Bandera de Colombia Colombia Juan Manuel Santos Presidente
Luis g solis.JPG
Bandera de Costa Rica Costa Rica Luis Guillermo Solís Presidente
Raul c ruz.JPG
Bandera de Cuba Cuba Raúl Castro Ruz Presidente
Roosevelt Skerrit.JPG
Bandera de Dominica Dominica Roosevelt Skerrit Primer Ministro
Rafael vicente correa delgado.JPG
Bandera de Ecuador Ecuador Rafael Correa Presidente
Barack obama.JPG
Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos Barack Obama Presidente
Salvador s ceren.JPG
Bandera de El Salvador El Salvador Salvador Sánchez Cerén Presidente
Keith Mitchell.JPG
Bandera de Granada Granada Keith Mitchell Primer Ministro
Otto p molina.JPG
Bandera de Guatemala Guatemala Otto Pérez Molina Presidente
Donald r ramotar.JPG
Bandera de Guyana Guyana Donald Rabindranauth Ramotar Presidente
Michel martelly.JPG
Bandera de Haití Haití Michel Martelly Presidente
Juan orlando hernandez.JPG
Bandera de la República de Honduras Honduras Juan Orlando Hernández Presidente
Portia Simpson-Miller.JPG
Bandera de Jamaica Jamaica Portia Simpson-Miller Primer Ministra
Enrique p nieto.JPG
Bandera de los Estados Unidos Mexicanos México Enrique Peña Nieto Presidente
Daniel o saavedra.JPG
Bandera de Nicaragua Nicaragua Daniel Ortega Saavedra Presidente
Juan c varela.JPG
Bandera de Panamá Panamá Juan Carlos Varela Presidente
Horacio manuel cartes.JPG
Bandera de Paraguay Paraguay Horacio Cartes Presidente
Hollanta humala.JPG
Bandera de Perú Perú Ollanta Humala Presidente
Danilo medina sanchez.JPG
Bandera de la República Dominicana República Dominicana Danilo Medina Sánchez Presidente
Ralph Gonsalves.JPG
Bandera de San Vicente y las Granadinas San Vicente y las Granadinas Ralph Gonsalves Primer Ministro
Dési Bouterse.JPG
Bandera de Surinam Surinam Dési Bouterse Presidente
Kenny davis anthony.JPG
Bandera de Santa Lucía Santa Lucía Kenny Davis Anthony Primer Ministro
Denzil l Douglas.JPG
Bandera de San Cristóbal y Nieves San Cristóbal y Nieves Denzil Llewellyn Douglas Primer Ministro
Kamla bissessard.JPG
Bandera de Trinidad y Tobago Trinidad y Tobago Kamla Persad -Bissessar Primer Ministro
Tabare vazquez.JPG
Bandera de Uruguay Uruguay Tabaré Vázquez Presidente
Nicolas m moros.JPG
Bandera de la República Bolivariana de Venezuela Venezuela Nicolás Maduro Presidente
Pietro parolin.JPG
Bandera de Ciudad del Vaticano Ciudad del Vaticano Pietro Parolin Secretario de Estado
Ban k moon.JPG
Bandera de la ONU Organización de las Naciones Unidas Ban Ki-Moon Secretario General
Jose m insulza.JPG
Bandera de la OEA Organización de Estados Americanos José Miguel Insulza Secretario General

Curiosidades

Desde la Primera Cumbre en Miami en 1994 se han lanzado varias iniciativas importantes en respuesta a los mandatos de los Jefes de Estado y de Gobierno de las Américas[30]:

Carta Democrática Interamericana

En la Ciudad de Quebec, Canadá, los mandatarios les encomendaron a sus ministros de relaciones exteriores que prepararan una Carta Democrática Interamericana “que refuerce los instrumentos de la OEA para la defensa activa de la democracia representativa”. La Carta, adoptada por los Estados Miembros de la OEA el 11 de septiembre de 2001 en Lima, Perú, es una afirmación de su compromiso compartido hacia la democracia en la región.

Mecanismo de Seguimiento de la Convención Interamericana contra la Corrupción

Otro resultado de la Cumbre de Quebec fue el establecimiento de la Convención Interamericana contra la Corrupción y el Mecanismo de Seguimiento de su Implementación (MESICIC), que es el principal instrumento de cooperación entre los Estados Miembros de la OEA para prevenir, detectar, sancionar y erradicar la corrupción en las Américas.

Red Interamericana de Protección Social (RIPSO)

En la Quinta Cumbre en Trinidad y Tobago, los mandatarios apoyaron la creación de la RIPSO que les permite a los países combatir la pobreza a través de programas de asistencia técnica y mediante el intercambio de mejores prácticas, experiencias y conocimientos sobre protección social.

Estudio sobre el problema de las drogas en las Américas

Como respuesta al mandato formulado en la Sexta Cumbre en Cartagena, la OEA preparó el “Informe sobre el problema de las drogas en las Américas”. Este informe consta de dos partes: un análisis sobre el consumo, el negocio y el impacto de las drogas ilegales en la región y posibles escenarios y opciones para el futuro.

Conectando las Américas 2022

En la VI Cumbre en 2012, los mandatarios del Hemisferio Occidental se comprometieron a lograr el acceso universal a electricidad confiable, limpia y asequible en todas las comunidades en las Américas para 2022. Esta iniciativa apoya la Alianza de Energía y Clima de las Américas (AECA), que promueve la colaboración regional sobre desarrollo de baja generación de carbono, seguridad energética y cambio climático.

Red de pequeños negocios de las Américas (SBNA)

Lanzada en 2012, la Red de Pequeños Negocios de las Américas promueve el emprendimiento, la innovación y el crecimiento de los pequeños negocios en el Hemisferio Occidental. Esta red se propone forjar conexiones entre instituciones suministrando asesoría, capacitación, financiamiento y otros servicios de apoyo a pequeñas y medianas empresas.

Referencias