Saltar a: navegación, buscar

Baracoa (ciudad en la provincia de Guantánamo)

(Redirigido desde «Baracoa»)
Municipio Baracoa
Información sobre la plantilla
Municipio de Cuba
Centro historico Baracoa.jpg
<span/>
Bandera de Baracoa
Bandera

Escudo de Baracoa
Escudo

Ubicación del municipio Baracoa
Ubicación del municipio Baracoa
EntidadMunicipio
 • PaísBandera de Cuba Cuba
 • ProvinciaGuantánamo
Superficie 
 • Total976 6 km²
Población 
 • Total81 949 hab.
 • Densidad83,9 hab/km²

Baracoa en Cubadebate

Baracoa. Ciudad perteneciente a la oriental provincia de Guantánamo.

Su nombre es de origen arahuaco, y significa existencia del mar. Hoy la llaman Ciudad Primada de Cuba, Ciudad paisaje, Ciudad de las aguas y Ciudad de las montañas; está envuelta en macizos montañosos, adornados por una rigurosa vegetación de bosques vírgenes, pletóricos de flora y fauna endémica, con ríos cristalinos y playas rodeadas de uvas caletas, almendros y cocoteros, lo que la hace poseer un sello distintivo, si se compara con el resto del país.

Es la ciudad más antigua de Cuba por ser la primera villa que fundaron los españoles el 15 de agosto del año 1511, al iniciar la colonización de la Isla en el Siglo XVI, con el nombre de Villa de Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa. Declarada Monumento Nacional, la ciudad es bañada por el Río Miel y entre sus atracciones naturales se encuentra el Río Toa, el Río Yumurí y el Yunque de Baracoa.

Historia

El almirante Cristóbal Colón llega a Baracoa el 27 de noviembre de 1492. Encuentra aquí una naturaleza plena de belleza, una población amable y desarrollada descendiente de los Arawacos, y una elevación que describe en su diario como “montaña alta y cuadrada que parecía isla”.

La elección del sitio donde se crearía la Villa data de 1510 o principios de 1511, con todas las regulaciones que para ello existían, pero no fue hasta el 15 de agosto de 1511 que Diego Velázquez de Cuéllar funda en un puerto de la costa norte oriental que los indígenas llamaban Baracoa - “tierra alta” en lengua aruaca - la villa “Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa”, primera población española en la isla.

El adelantado fija aquí su residencia y la declara capital política. Nombra alcaldes que ejercieran la justicia civil ordinaria y un Alguacil Mayor, establece la institución de Ayuntamiento para el cuidado y fomento del pueblo, le da el título de ciudad de Baracoa y la hace capital del gobierno eclesiástico erigiendo el primer obispado que tuvo Cuba.

Su construcción debió de ser de guano por la falta de otros recursos y por la inmediatez de su ejecución. La Iglesia en 1518 fue declarada Catedral al aprobarse la primera Diócesis para la Isla.[1] A partir de aquí comienzan a desarrollarse todos los hábitos y costumbres católicas en Baracoa como las misas, bautizos, rezos, uniones matrimoniales, entierros que se hacían dentro de las iglesias o en sus alrededores y las procesiones católicas.

Al mudar Velázquez el Gobierno y la Catedral para Santiago, el pueblo quedó con solo 50 vecinos y se sumiría en un profundo letargo, viviendo de la ganadería y el contrabando. No hay constancia de que utilizaran otros materiales que la madera y el guano en sus construcciones.[1]

Hatuey-200.jpg
Hatuey, indio venido de tierras dominicanas para advertir a los nativos de Cuba y mostrarles el camino de la lucha contra los conquistadores, debió ser quemado no lejos de estas tierras. Su ejemplo sirvió de acicate a la rebeldía.

En 1514 un cacique baracoense se alza tomando como refugio las intrincadas sierras de la región. Guamá,  fue hasta 1534 en que fue asesinado, un látigo vengador de todas las injusticias cometidas contra los suyos.

En 1515 se transfiere la capital política, económica y religiosa hacia Santiago de Cuba. Queda a partir de entonces Baracoa sumida en un período de olvido en el cual fue fácil carnada de los ataques reiterados de Corsarios y Piratas.

A partir de la primera mitad del siglo XIII por decresión real, se establece el sistema defensivo de la ciudad, motivado por el desarrollo del Corzo, la piratería y sus incidencias comerciales, así como el acrecentamiento de las rivalidades entre España e Inglaterra. Entre los años 1739 y 1742 se levantan tres importantes fortificaciones: el Fuerte Matachín, en la parte sureste de la ciudad; el Fuerte de la Punta, en la norte; y el Castillo de Seboruco, al suroeste.

A finales del Siglo XVIII llegaron a Baracoa, huyendo de la Revolución Haitiana, más de cien familias francesas en sucesivas oleadas hasta 1804. Ellos incentivaron la producción de miel y la producción de Raspadura de azúcar de caña, introdujeron nuevas técnicas para el cultivo del café, planta extendida por ellos en Cuba y la extracción de aceite de coco, así como la explotación del banano; lo que propició a la región un moderado auge económico.

Por orden de la reina María Cristina de Habsburgoc y Lorena le fue conferido a la ciudad de Baracoa su escudo el 20 de septiembre de 1838. "OMNIUN CUBE URBIUM EXIGUA TAMET SI TEMPORE PRIMA FERENS" rezan las palabras escritas en su extremo inferior, apretada expresión que resume una esencia: "Aunque pequeña entre las ciudades de Cuba, eres sin embargo la primera en el tiempo".

Algunos acontecimientos anunciaron en Baracoa el preludio de la guerra de independencia. En 1852 Carlos Manuel de Céspedes  fue deportado a esta ciudad por resolución del Capitán General de la Isla, donde permaneció cinco meses.

Durante la Guerra de 1868 se incrementó la defensa de la ciudad en la parte de la campaña con la construcción de 4 torreones: Torreón de Joa, Torreón del Cementerio, Torreón del Paraíso y Torreón de Cagüacey, alineados en forma de cordón establecidos en los límites urbanos, los cuales eran punto de observación y defensa. Controlaban la entrada y salida de la ciudad.

La legendaria figura de Antonio Maceo está indisolublemente ligada a la historia local. En 1876 y 1877, casi al finalizar la Guerra Grande, dio muestras de su pericia militar durante la toma de los poblados de Sabanilla y Baracoa, respectivamente. Su desembarco por Playa de Duaba, el 1ro. de abril  1895, sirvió para reiniciar la lucha independentista, el primer combate victoriosose se realizó en  El Alto del Pino, a unos pocos kilómetros de la ciudad,  en la Guerra del 95.</div>

Fortalezas

El Castillo de "Seboruco de Santa Bárbara"
El Castillo de "Seboruco de Santa Bárbara" (actual Hotel "El Castillo")
, está situado en la parte noroeste de la ciudad de Baracoa, sobre una falda de más de 100 m sobre el nivel del mar. Su posición es muy ventajosa ya que desde esa altura mantenía controlada la Bahía de Baracoa, la ensenada de Miel y el resto de la ciudad; por lo que se puede observar desde todas las zonas de la ciudad. Es el tercer edificio del sistema defensivo y el más importante de todos.

Al ser parte componente de las tres principales edificaciones del sistema defensivo desarrollado en Baracoa en el siglo XVIII, fue declarado monumento nacional en 1978. Sufrió numerosas transformaciones en su arquitectura a través de los años hasta quedar conformada su expresión actual. En 1898 alojó a las tropas invasoras norteamericanas y más tarde, durante la pseudorepública se convirtió en un centro de represión y tortura.

Después de