Saltar a: navegación, buscar

Azteca Artículos Destacados

Artículo destacado

Civilización Azteca
Pueblo Mexica (mēxihcah)
Información sobre la plantilla
Escultura-mexica.jpg
Escultura precolombina que representa el valor del cacao para la cultura mexica
Información
Periodo histórico1325 - 1535
Raíz étnicaNahua
IdiomaNáhuatl
Principales ciudadesMéxico-Tenochtitlan, Cholula, Xochicalco
RegiónCentro y sur de México

Aztecas o Mexicas. Fue una antigua civilización indígena que habitó zonas de los que hoy conocemos como México, principalmente en el centro y sur del país. Los mexicas fueron los fundadores de la comunidad de México-Tenochtitlan o simplemente Tenochtitlán, la cual fue centro de uno de los Estados más extensos y poderosos que habitaron la zona de Mesoamérica o Centroamérica. La civilización azteca es símbolo de identidad para la nación mexicana no solo por el legado antropológico, sino también por el legado cultural, plasmado en la arquitectura, la cultura y las ciencias.

Historia

Origen de la civilización mexica

De acuerdo con la tradición mexica, que se remonta a hechos sucedidos entre los siglos XI y XIII, los mexicas eran originarios de una tierra pantanosa llamada Āztlán ('Tierra de garzas' en lengua náhuatl). De ahí habrían pasado a Teocolhuacan, también llamado Chicomoztoc Quinehuayan Tzotzompa, pero esta información no es precisa, ya que los relatos responden más a una necesidad ideológico-mítica que a una histórica. Por esa razón, las fuentes documentales de la colonia no responden satisfactoriamente a la interrogante acerca del origen mexica y resulta necesario recurrir a la arqueología y auxiliarmente a la glotocronología o al estudio de la evolución lingüística y la etimología.

Basándose en las evidencias encontradas durante años, se sabe que la familia lingüística utoazteca entró en territorio mexicano por los estados actuales de Sonora y Chihuahua. De esta familia de lenguas se deriva el proto-náhuatl, antecesor de las variantes de náhuatl moderno. Aunque el proto-utoazteca se sitúa en el III milenio antes de Cristo, el proto-náhuatl se sitúa mucho más tarde, hacia el inicio de la era cristiana, en alguna región de Durango. El léxico reconstruido del proto-náhuatl revela que sus hablantes ya eran partícipes de la evolución cultural de Mesoamérica, practicaban la agricultura y probablemente eran sedentarios. Las migraciones nahuas en Mesoamérica transcurrieron entre el siglo III y el siglo XIII.

Al final de estas migraciones, el náhuatl era una lengua bien establecida desde el occidente y centro de Mesoamérica hasta tan al sur como Veracruz, Chiapas, el estrecho de Tehuantepec, Guatemala, Cuzcatlán (El Salvador) y Ometepe (Nicaragua). Por otro lado, se desconoce cuál es la primera cultura arqueológica mesoamericana que debe identificarse a ciencia cierta con los pueblos nahuas. Aunque se sabe que Teotihuacan, del año 100 al 600 de nuestra era, tenía rutas comerciales de la turquesa hacía el norte y de la concha hacía el Pacífico, y que esto, muy probablemente, favoreció la expansión de los grupos nahuas.

Otras culturas interesantes posiblemente nahuas son la cultura Chalchihuites de Durango y Zacatecas, Gran Tunal en San Luis Potosí y a la que provisionalmente llamaremos Coyotlatelco en Guanajuato. La cultura Coyotlatelco es la creadora de los altares de cráneos (tzompantli) y de las esculturas recostadas de Tlaloc (Chac mool), además de una cerámica con características muy especiales denominada de la misma forma. A nivel ideológico, también aportarán elementos que distinguirán a las culturas del posclásico. Se supone que este pueblo pudo ser hablante de náhuatl, ya que se conjetura que por el año 800 d. C. esta lengua se distribuía por los estados de Querétaro, Hidalgo, Estado de México y Morelos, teniendo relevancia en el momento de fundar Tula.

Presumiblemente, los grupos nahuas ya estaban familiarizados y habitaban las regiones cercanas del valle de México al terminar el primer milenio de nuestra era. Los datos arqueológicos sugieren que se debe ser cauteloso con las fuentes tradicionales mexicas: en estas, aparecen los mexicas como grupos primitivos de cazadores-recolectores que vestían pieles, no conocían la agricultura, comían carne cruda y provenían de un lugar muy lejano (algunas personas creen que venían de Mexcaltitán, en Nayarit).

Su zona originaria era el norte del Estado de México y, probablemente desde el siglo XII, algunos nahuas se autodeterminaban mexitin, que es un nombre genérico similar a otomí, es decir, no indica que viven en una población específica. Sin duda, la primera civilización importante de la que tenemos cierta certeza de que fuera hablante de náhuatl era la cultura tōltēca. El nombre de la cultura proviene de la tradición de los āztēcas, de acuerdo con la cual la capital de los tōltēcah se llamaba Tōllan (hoy llamada Tula).

Peregrinación y Fundación de Tenochtitlan

La Tira de la Peregrinación o Códice Boturini, documento ancestral que cuenta la peregrinación de los mexicas y su llegada a la zona del Valle de México

Casi todos los cronistas del siglo XVI y XVII escribieron acerca del origen y la peregrinación del pueblo mexica. Sus obras se basan en documentos prehispánicos que dan diversas versiones, ya que responden a intereses particulares de distintos grupos, a pesar de lo cual son convergentes; incluso algunos cronistas intentaron compendiar las diferentes narraciones. El documento clave o más referenciado es la Tira de la Peregrinación, también llamado Códice Boturini. Un análisis a conciencia de este y otros documentos muestra que los relatos nos narran dos historias al mismo tiempo. Mientras que textualmente dicen que permanecieron en un sitio, estructuralmente expresan algo muy diferente; una historia no oficial se oculta tras el relato popularmente conocido. Tradicionalmente, se cree que la peregrinación termina en el año 1325 con la fundación de Tenochtitlan, pero, como a continuación veremos, la fundación real sucede en 1274.

Más que de peregrinación hay que hablar de migración. A los mexitin los podemos rastrear desde el norte del valle de México, en los alrededores de Tizayocan, Tzompanco y Xaltocan. Se dedicaban a la construcción. Parte de su genealogía proviene de un señor de Tzompanco llamado Tlahuizcalpotonqui, cuya hija, Tlaquilxochitzin, se casó en 1226 con el séptimo caudillo mexi Tozcuecuextli (Chimalpain menciona que el matrimonio se efectuó en 1200), descendiente de Cuauhtlequetzqui, fundador de una dinastía de caudillos (cuauhtlahtoqueh), según Chimalpain.

Desde Huixachtitlan, los mexitin comienzan una dispersión por las ciudades ribereñas del lago de Texcoco, construyendo palacios y obras hidráulicas en los tlahtocayotl de Azcapotzalco, Colhuacan y sus pueblos dependientes. En 1245 estalla la guerra entre Tenayocan y Colhuacan, siendo derrotados estos últimos. Los mexitin aprovechan este momento para establecer alianzas; así, entre 1246 y 1250, la hija de Huitzilatl -un caudillo mexi- llamada Azcaxotzin se casa con un príncipe colhuacano de nombre Acxocuauhtli, estableciendo una clara relación de convivencia entre los dos grupos desde este pasado remoto.

De esta unión nacen Coxcox y Xihuitltemoc, que serán gobernantes Colhuas.Otro suceso interesante acontece en 1247: pelean los mexitin contra Pantitlan, probablemente por el control de la extracción de roca en la zona norte. En esta guerra muere un personaje que era apreciado: Tecpatzin (también llamado en las fuentes Tecpoyotl y Tecpayotl); cuenta la leyenda que en su honor nombraron a la ciudad cercana a la batalla Tecpayocan.

Fragmento del Códice de Durán, el cual muestra la fundación de México-Tenochtitlan

En 1272 muere Tozcuecuextli y le sucede Huehue Huitzilihuitl, quien en 1274 decide cambiar la capital a un lugar estratégico para la distribución del material para la construcción, al norte del islote de México que para entonces no tenía nombre, frente al de Tlatelolco que en aquel entonces nombraban Xaltelolco. Esta nueva capital llevaba originalmente el nombre de Cuauhmixtitlan, posteriormente cambiado por el de Tenochtitlan. Además, con esta decisión, pasan a formar parte del reino de Azcapotzalco, que era el más estable y poderoso en los valles de México, Toluca y de Ixtlahuaca.

Años posteriores

Con la fundación de su nueva capital, Huixachtitlan pasa a segundo plano y se nombra a Acipac como su señor. Este era un hijo de Cipayac que, junto con Xiuhcaque, hizo el primer censo de los mexitin al fundar su primera capital. Para este momento, familias de mexitin vivían principalmente en las ciudades de Azcapotzalco, Coyoacan, Chapoltepec, Itztapalapa, Colhuacan y Xochimilco.Chapoltepec era un sitio clave; durante siglos, había sido punto de intercambio y se encontraba bajo el control de los tepanecas y tolocas.

Además de sus abundantes recursos, y entre ellos sus manantiales. Interesados en tomar el control del lugar y guiados por Cuauhtlequetzqui, un magnífico capitán, deciden atacar a los tolocas-malinalcas-texcaltepecas en 1281, logrando la victoria al capturar al capitán de su ejército, de nombre Copil, y cuya mujer, Xicomoyahualtzin, pasó a ser de Cuauhtlequetzqui con él que engendró a Cohuatzontli, aunque no lograron el control total de la población. Los de Teotenanco tratan de reconquistar Chapoltepec en 1285, pero son derrotados, dando paso al control de los mexicas-chapoltepecas en los alrededores del cerro, aunque muere en la batalla Cuauhtlequetzqui. De aquí continúan su expansión por los lagos del sur y la península de Santa Catarina, hasta el poblado de Tlapitzahuayan, que era tributario de Chalco.

Ciertamente, al ver que los mexitin cobraban fuerza e importancia, Colhuacan y Chalco buscan aliarse con Huixton, señor de Xaltocan, para atacarlos. Esto sucede en 1299, cuando, prácticamente, son arrasados de Chapoltepec, es capturado su tlahtoani-cuauhtlahto Huehue Huitzilihuitl junto a sus hijas Chimalxochtzin y Tozpanxochtzin, que es llevada a Xaltocan para su sacrificio; la primera es exhibida desnuda y humillada en Colhuacan, donde posteriormente es sacrificada junto a su padre. A Huitzilihuitl sólo le sobreviven otra hija, Cohuaxochtzin, y un hombre, Acolnahuacatl hombre, Acolnahuacatl.

Expansión

Con la elección de Huitzilihuitl Tlahtolzacac como segundo tlatoani en 1391, se consolidan las victorias conseguidas por los mexicas en las zonas que hoy componen los Estados de Morelos y el Estado de México, hecho que se extendería hasta el año 1415, cuando se rompe el pacto de “guerras floridas” que tenían desde 1376 con Chalco. Para 1392 termina la remodelación del recinto mayor en el cual queda terminada la etapa II del Templo Mayor, el cual constituía el principal recinto de culto de la civilización mexica.

En 1414, el tlatoani Azcapotzalco decide ir contra Texcoco que era gobernada por Ixtlilxochitl desde 1409, quien dirige una contraofensiva enviando al señor Coacuecuenotzin por tierra para pasar de Chiconauhtla a Ehecatepec (Ecatepec) y por la laguna envía un contingente en canoas comandado por Tzoacnahuacatzin. Al encuentro sale Tlacateotl general de los mexicas-tepanecas, repeliendo a las canoas tetzcocanas hasta su capital, donde el resultado es sangriento para ambos bandos pero sin ganador. Coacuecuenotzin se mantiene en movimiento, así para el 14 de abril de 1415 comienza una contraofensiva, Tzoacnahuacatzin repele a los mexicas y avanza hacia el sur llegando a Chalco; Coacuecuenotzin en su camino por el norte entra por Xilotepec, Citlaltepec, Tepotzotlan y en Cuauhtitlan enfrenta una gran resistencia pero logra vencer, llegando hasta el cerro de Temacpalco de donde los acolhuas sitian Azcapotzalco por casi tres años. En medio de ese drama Huitzilihuitl sólo es un peón para el poder tepaneca, muriendo en 1417.

Para 1418 imposibilitado y acorralado Tezozomoc pacta una tregua y pide cerrar el trato en Tetzcoco. En la ceremonia el 4 de agosto se confabula la traición, Ixtlilxochitl apenas logra escapar con su heredero, dando lugar a una persecución por más de un mes, al final se enfrenta el 24 de septiembre en el bosque de Chiucnayocan; oculta a su hijo Nezahualcoyotl en un árbol y enfrenta a sus enemigos que lo matan.

Chimalpopoca con apenas 10 años de edad es elegido en 1418 para gobernar en Tenochtitlan, esta decisión se debe a que era muy querido por su abuelo Tezozozmoc quien concede a partir de entonces muchas libertades a los tenochcas. También en Tlatelolco hay cambios ya que muere Cuacuauhpitzahuac quien gobernaba desde 1379 y sube al trono Tlacateotl como tercer tlatoani el día 13-cohuatl. l gobernante tenochcatl somete a los pueblos de Tolantzinco en 1420 y a Ahuilizapan (homónimo alde Veracruz) en 1424. Tezozomoc muere el 24 de marzo de 1426, nombra a Quetzalayatzin como su sucesor, pero su primogénito Maxtla que era a la sazón señor de Coyoacan, usurpa el trono destituyendo a su medio hermano el 29 de marzo.

Mapa en el cual se muestra la expansión del territorio azteca acaecida durante los siglos XV e inicios del XVI

A la muerte de Moteuczoma en 1468 le sucede Axayacatl en 1469, la ceremonia de elección es el día 11-quiyahuitl. También concluye la remodelación de la fachada (etapa IVb) del Templo Mayor al mismo tiempo de su ascenso. Afianza las conquistas en el sector oriental incursionando en Xochitlan, Tepeticpac y Tonallimoquetzayan en 1471 y se rebela la provincia de Cuetlaxtlan a partir de 1473 logrando reconquistarla hasta 1475, con los cautivos hace la consagración de la etapa V del Templo Mayor. En 1472 muere Nezahualcoyotl en Tetzcoco, es elegido su hijo Nezahualpilli quien apenas contaba con 8 años de edad, decisión que paulatinamente perjudica y debilita al señorío de Acolhuacan.

En 1473 durante la veintena de Hueyi Tecuilhuitl (a partir del 13 de julio) se desarrolla la guerra interna entre Tenochtitlan y Tlatelolco; las fuentes mencionan desde problemas familiares entre los gobernantes hasta cuestiones religiosas, lo más viable sería la riqueza y poder que acumulaba Tlatelolco por tener el control comercial, que poco a poco iba superando en importancia a Tenochtitlan. Los tenochcas arrasaron los palacios y el centro ceremonial de Tlatelolco el día 5-quiyahuitl que fue el 28 de julio, incluso su Templo Mayor quedo destruido por más de cuarenta años, sus nobles ya jamás gobernarían pues su ciudad se anexaría por completo a la gran capital mexica.

A partir de 1475 se lanzan a conquistar la zona matlatzinca-mazahua, primeramente sometiendo Malinalco y Ocuillan, al siguiente año someten a Chontalcohuatlan y los alrededores de Tollocan, continuando hacia el norte en 1477 dominan Icpatepec, Poctepec y Cozcacuauhtenanco, el valle de Toluca por fin queda bajo el control tenochca en 1478 con la caída de Callimayan y Metepec. Hacia el final de 1478 decide iniciar la campaña contra los tarascos, en la cual fracasa pavorosamente en Taximaroa. En 1479 en la batalla contra Xiquipilco, su señor Tlilcuetzpali hiere a Axayacatl primero en el muslo, dándole varias heridas más, pero fue salvado por Quetzalmamalitzin tlatoani de Teotihuacan, aunque al soberano tenochca le tienen que amputar la pierna.

En 1480 retoma la consigna expansionista y se dirige a Cuextecapan (la huasteca), donde conquista lo que será la provincia de Tochpan junto a sus doce pueblos principales. A pesar de sus esfuerzos y ganas por continuar muere en 1481 conquistando 36 cabeceras de pueblos. Tizocicatzin Chalchiuhtlatonac es elegido como nuevo tlatoani, teniendo que consolidar las conquistas de Tollocan. En 1482 se lanza sobre el señorío de Metztitlan donde fracasa, decide probar suerte en el sur donde conquista Tlappa y sus alrededores en 1484. En 1485, en medio de conspiraciones muere Tizoc el día 7-cozcacuauhtli. Según el Códice Mendoza sólo conquistó 14 pueblos. Ahuitzotl es el siguiente regente, quien continua con el sometimiento de los cuextecas conquistando Tziucohuac en 1486, consiguiendo muchos prisioneros para sacrificarlos en la gran renovación del Templo Mayor en 1487 (etapa VI, también manda hacer la Piedra del Sol en este año). Para un mayor control de la huasteca establece una guarnición militar en Tetzapotitlan en 1488, mismo año en que sujeta el señorío zapoteca de Coyolapan.

En 1489 muere Chimalpopocatzin de Tlacopan quien gobernaba desde 1453, es escogido Totoquihuatzin II como su sucesor. Los tenochcas consolidan la conquista de Tlappa en 1490, al año siguiente continúan dominando el estado de Guerrero, llegando hasta Acapolco, Coyocac, Petlatlan, Cihuatlan y teniendo una feroz resistencia en Zacatollan (Zacatula) sin poder someterlos después de varios intentos, Teuhchimaltzin uno de los capitanes tetzcocanos planea un ardid, se cuela entre la población disfrazado de mercader y espera un día de fiesta, porque era bien sabido que eran muy dados a la embriaguez, así sucedió, ya siendo de noche entró al palacio, comienza a bailar disimulando que está borracho, se acerca al gran soberano de nombre Yopicatl Atonal, cuando nadie se da cuenta le corta la cabeza y le quita sus insignias y joyas, metiéndolas en una bolsa y regresa a la guarnición, al día siguiente los de Zacatollan se dan por vencidos.

Camino hacia un imperio

Véase también: Imperio azteca

Restos del Templo Mayor azteca en la llamada Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco en la Ciudad de México

Las conquistas continúan ahora en Oaxaca, Tzapotlan en 1492, Xaltepec en 1493, en 1494 hay guerra florida con los de Atlixco donde muere el capitán mexica Tlacahuepan, que se vuelve símbolo del guerrero perfecto. Someten Tliltepec en 1495. Consiguiendo acercarse a la ruta hacia en Xoconochco (Soconusco), faltándoles derrotar a los zapotecas que se habían fortalecidos en la ciudad de Guiengola en el istmo de Tecuantepec (Tehuantepec), desde 1494 son repelidos los tenochcas junto a sus refuerzos, teniendo muchas bajas; al ver Ahuitzotl en 1496 la imposibilidad de la conquista militar envía una embajada a Cocijoeza señor de los zapotecas, con la intención de establecer un pacto, con el cual los comerciantes tenochcas tendría libre acceso a la zona chiapaneca, en cambio ofrecía parte de las ganancias y a algunas de las princesas tenochcas como concubinas, incluso su propia hija de nombre Ichcatlaxoc, que se convertiría en reina, dándole un hijo que sería el sucesor de Cocijoeza, llamado Cocijopii (quien gobernaba a la llegada de los españoles). La aceptación por parte de los zapotecas a la larga sería contraproducente, pues serían traicionados y conquistados en 1499. En el mismo istmo poco antes habían conquistado los poblados de Amaxtlan y Xochitlan (1497), entrando al estado de Chiapas derrotan los pueblos de Huehuetlan y Mapachtepec en 1498, en los años posteriores tratan de consolidar las victorias en el sureste mexicano. Para 1499 Ahuitzotl manda construir un acueducto desde Huitzilopochco (Churubusco), lo nombran Acuecuexatl y cuando quieren usarlo sale con una presión incontenible que inunda Tenochtitlan causando terror entre los habitantes y muriendo mucha gente. El istmo de Tehuantepec se rebela en el año 1500 siendo reconquistados ese mismo año.

A la muerte de Ahuitzotl en 1502 había sometido 45 cabeceras que sumaban más de 300 pueblos, es el tlatoani mexica que más expandió el tlahtocayotl, por motivo de sus proezas los cronistas antiguos llegan a llamar a su sistema de gobierno “Imperial”. En la actualidad sigue el debate de si en realidad puede clasificarse como tal, lo que sí queda claro es que tenía elementos y se encaminaba a ser un Imperio.

Creencias Religiosas

Los elementos de la religión azteca (ritos, sacrificios, fiestas, organizaciones sacerdotales y cultos) tienen orígenes muy diversos que son una herencia en común con muchos de los pueblos del México Antiguo. Tiene sus orígenes por ejemplo en las creencias de los olmecas, mayas, culturas que habían florecido en las costas del Golfo de México, de los pueblos de Oaxaca y de otras regiones. Según los aztecas el mundo fue creado y destruido cuatro veces. Luego fue creado por los dioses por quinta vez. Nos encontramos en el quinto mundo, condenado a ser destruido por terremotos. De acuerdo con la mitología azteca, el sol, la luna y los seres humanos fueron creados con éxito al principio de la quinta era.

Dioses

Coatlicue, madre de todos los dioses y diosa de la tierra

Algunos de los dioses integrantes del panteón azteca son:

  • Coatlicue, la diosa de la tierra.
  • Huitzilopochtli era el dios de la guerra, el más importante para los aztecas.
  • Coyolxauhqui, diosa de la luna, que según la mitología azteca era asesinada por su hermano el dios del sol.Cada fenómeno era asociado a un dios
  • Tláloc, dios de la lluvia.
  • Quetzalcóatl o serpiente emplumada, dios inventor de la escritura y el calendario, asociado con el planeta Venus y la resurrección y los vientos.
  • Huehueteotl o dios viejo, dios de fuego.Cada aspecto de la vida sexual estaba asociado a un dios diferente.
  • Tlazolteotl o devoradora de inmundicias, diosa que encendía el amor lujurioso, del placer, la voluptuosidad, la fecundidad y la fertilidad. Ella protegía a las parturientas, a las parteras, a los hechiceros relacionados con el mundo amoroso y a los hombres de intensa actividad sexual.
  • Xipe Tótec, dios fecundador, se le llamaba “Nuestro Señor desollado”.
  • Chalchihuitlicue, llamada “la de fadellin de jade”.
  • Xochipilli o príncipe de las flores, del amor, de la fertilidad y de las relaciones sexuales ilícitas. Al igual que su esposa, la diosa Xochiquetzal, quien, además era protectora de la prostitución.
  • Tezcatlipoca o espejo que ahuma. Según los aztecas sólo se vive una vez, y la vida esta llena tanto de sufrimiento como de alegría y la única manera de perdurar tras la muerte es alcanzar la fama, si bien la propia fama desaparece cuando los mueren los que recuerdan al difunto.

Sacrificios

En la cultura mexica antigua es destacada por la práctica de sacrificios humanos; los ofrecimientos a Huitzilopochtli (dios Sol y pilar de su religión) serían hechos para restaurar la sangre que perdió, ya que el sol era confrontado en una batalla diaria. Esto prevendría el fin del mundo que podría suceder en cada ciclo de 52 años. La dedicación del gran templo en Tenochtitlán fue divulgado por los mexicas según lo referido, con un sacrificio de más de 84,000 prisioneros, sin embargo, este número probablemente fue una exageración de los mismos mexicas para infundir miedo entre sus enemigos, pues en el relato insisten en que el Tlatoani sacrificó personalmente a todas las víctimas en el curso de 4 días.

Las víctimas sacrificadas a Xipe Tótec eran atadas a un poste y eran por completo cubiertas por flechas que les eran lanzadas. Posteriormente el cadáver sería desollado y un sacerdote se cubriría con la piel. La Madre Tierra, Teteoinnan, requería víctimas femeninas desolladas. Tláloc requería niños enfermos masculinos.

El dios Xipe Tótec, señor del Inframundo y máximo representante de la tradición de sacrificios humanos

Los mexicas frecuentemente iniciaban guerras - las llamadas guerras floridas - con el intento de capturar prisioneros para usarlos en los sacrificios. Existen múltiples relatos de los conquistadores capturados que fueron sacrificados durante las guerras de la conquista española de México, aunque solamente Bernal Díaz afirmó ser un testigo de ello.

En ocasiones, los mexicas mataban a los cautivos más aristocráticos, notables por su valor en combate ritual: encadenaban la víctima al piso, quien vestía solamente un taparrabos, le daban un arma falsa y un escudo, y era muerto luchando contra un guerrero jaguar completamente armado. Se dice que cuando un pueblo era derrotado, los sacerdotes aztecas seleccionaban de los cautivos, al guerrero más destacado de los adversarios y lo tiraban por las escaleras del Templo Mayor. Al terminar su caída, los intestinos eran utilizados para las fieras del zoológico, y el cuerpo era entregado al guerrero. Este hervía el cuerpo y separaba la carne, se quedaba con los huesos como trofeo y partía la carne en fragmentos muy pequeños que ofrecía a los señores, incluso de otros pueblos. Los señores pretendían comerla, pero según algunos relatos, como el Códice Ramírez, y la relación del nieto de Nezahualcóyotl, la carne en si, se consideraba que carecía de valor, por lo que era sustituida por carne de guajolote (pavo). A cambio de esta carne, el guerrero recibía grandes obsequios: joyas, plumas ricas, mantas finas y esclavos. Este era un método para estimular a los guerreros exitosos y ayudarlos a subir en la escala social.

Tezcatlipoca requería un sacrificio voluntario. Cada año un joven era ofrecido como víctima. Durante un año lo honrarían como dios en la tierra, y entonces éste sería sacrificado. Tláloc requería niños llorones (enfermos). Xilonen requería ahogar a dos jóvenes.A pesar de los relatos populares, los mexicas no hacían sacrificios humanos cada día. Los sacrificios se hacían sólo en los días festivos. Un día festivo por cada uno de sus 18 meses. Cada mes estaba dedicado a un dios distinto. También se hacían sacrificios de animales, había dos razas de perros criados expresamente para ello, y la gente también hacía autosacrificio, ofrendando su propia sangre y sufrimiento a sus dioses.

Economía

Técnica de la agricultura aplicada por los aztecas llamada Chinampas

Su economía se basó en la agricultura y el comercio. Cultivaron mayoritariamente el maíz, ají y frijol. Una de las técnicas agrícola más interesante fue la construcción de huertos flotantes, las chinampas, hechas con cañas, ramas, barro y limo, esto les permitió transformar el estéril lago en un lugar muy fértil. Conocían las técnicas del barbecho y la irrigación mediante diques y acequias y utilizaban abonos vegetales y animales. La ganadería era pobre como el resto de la América precolombina. Otro recurso eran las aves acuáticas y el pescado, la sal del Lago de Texcoco y el basalto con el que se construía. En los mercados se practicaba un activo comercio sustentado por el trueque, usando las semillas de cacao como cambio para igualar diferencias.

Lenguaje y Escritura

Los aztecas hablaban una lengua llamada náhuatl. La escritura mezclaba pictogramas, ideogramas y signos fonéticos. En sus escritos queda reflejada su propia historia, geografía, economía, religión, etc. Esta mezcla de elementos ideográficos con elementos fonéticos complica la interpretación de la escritura de los mexica. Los aztecas escribían sobre largas bandas de tejidos de manguey y de pergamino, con gran detalle y con coloridos brillantes. Así formaron importantes códices, que han llegado hasta nuestros días, aunque no han podido ser descifrados. De ellos el conocido como Códice Borbónico es anterior a la llegada de los españoles. Es un libro-calendario con dos partes, la primera un libro de los destinos (tonalamalt) y la segunda las fiestas de los meses (xiuhpohualli).

Organización Social

La sociedad azteca estaba dividida en tres clases básicas: nobles, plebeyos y esclavos. La máxima autoridad azteca era el Tlatoani o Huey Tlatoani. A este cargo no se accedía por herencia, sino mediante una elección por parte de un Consejo Electoral llamado Tlatocan .El Cihuacoatl estaba directamente debajo del Tlatoani y era el encargado de dirigir la ciudad y compartir la autoridad del anterior en su ausencia.Los grupos más significativos eran los pilli (integrantes de una nobleza que constituía la familia real) los mayenques (artesanos) y los macehuales: gente común, eran agricultores, artesanos, curanderos, albañiles, carpinteros, etc., y estaban obligados a efectuar el servicio militar, al trabajo colectivo y a pagar impuestos; pero cuando llegaban a una mayoría de edad y una vez casados, estas obligaciones se compensaban con la obtención de una amplia parcela destinada a construir su casa definitiva con espacio para una huerta. Asimismo, recibían alimentos básicos y alguna ropa o mantas.

Los calpulli también llamados Casa Grande, eran un grupo de poder o unidad socioeconómica muy significativa y poderosa. Eran la base de la estructura social y los unía un antepasado común. Las tierras que poseían y que se heredaban, se repartían anualmente entre las familias que los constituían.Los guerreros eran también importantes, para la defensa y la conquista, pero más aún lo eran los sacerdotes que cumplían un rol en la transmisión de la cultura y la ciencia.Los comerciantes o Pochtecas, además de su papel en el comercio, cumplían un rol de espías, embajadores y militares, por su condición de viajeros.

La nobleza

Compuesta por los miembros de la familia real, los nobles de nacimiento (hijos de nobles), los sacerdotes, los jefes de los calpullis, los jefes militares y los que se habían ganado el derecho a serlo. Era el grupo que poseía los mayores privilegios.

Los plebeyos

Consistían en mayormente en campesinos y artesanos, estaban subdivididos en dos clases:

  • Macehualtin eran los de mejor condición social a quienes se les otorgaba la propiedad vitalicia de un terreno en el que construían su casa.
  • Tlalmaitl, de más bajo nivel, a quienes no se les permitía tener propiedades y debían ser campesinos en tierras arrendadas.

Esclavos

Similar al de un empleado contratado, llegaban a este estado por distintas razones: por necesidad de pagar deudas personales (podían llegar a venderse o incluso a los propios hijos por períodos determinados), por su condición de prisionero de guerra, etc. Los esclavos podían comprar su libertad e incluso si lograban escapar de sus amos y llegar hasta el palacio real sin que los atraparan, obtenían inmediatamente la libertad legalmente. Eran usados como fuerza de trabajo y para los sacrificios religiosos, y no gozaban de privilegio alguno.

Educación

La educación era obligatoria. Las chicas eran educadas por sus madres en casa para realizar las tareas del hogar. Sólo las nobles podían ir a aprender a una especie de monasterio donde vivían hasta el momento del matrimonio. Para los chicos había dos tipos de escuelas: el telpochcalli y el calmecac. En el primero se estudiaba en la escuela pero se iba a dormir a casa; el segundo era un internado prácticamente reservado a los nobles. La enseñanza de la religión era muy importante, pero también se aprendía escritura, lectura, historia y música.

Ciencias

Las ciencias más adelantadas eran la astronomía y las matemáticas. La Astronomía era una de las ciencias de más tradición para los aztecas. Gracias a sus observaciones determinaron con gran precisión las revoluciones del sol, de la luna, de Venus, agruparon las estrellas en constelaciones, conocieron la existencia de los cometas; la frecuencia de los eclipses de sol y de luna; y pudieron crear un complejo calendario. Desarrollaron conocimientos de meteorología y así predecir las heladas o establecer las características de los vientos dominantes.La medicina también tuvo un gran grado de desarrollo, con su conocimiento de la naturaleza distinguieron propiedades curativas en diversos minerales y plantas. Los sacrificios humanos religiosos favorecieron un buen conocimiento de anatomía.Sabían curar fracturas, mordeduras de serpientes.

Arte y Cultura

De marcado componente político-religioso el arte azteca se expresa a través de la música y la literatura, pero también de la arquitectura y la escultura, valiéndose para ello de soportes tan variados como los instrumentos musicales, la piedra, la cerámica, el papel o las plumas. Aunque los aztecas no llegaron a ser tan buenos orfebres, produjeron trabajos de gran elaboración con oro y plata. Sobre todo hicieron piezas de joyería, aunque también se han encontrado algunos recipientes y figuras unidas. Los metales se combinaron con piedras preciosas como el jade, amatista y turquesas.

Escultura y Arquitectura

La capital del Imperio azteca era Tenochtitlan, lugar en donde se emplaza la actual ciudad de México D.F de hoy en día. Construida sobre una serie de islotes en el lago de Texcoco, el planeamiento urbanístico estaba basado en un trazado simétrico que estaba dividido en cuatro sectores de la ciudad llamados campans. La ciudad estaba entrelazada con canales que eran útiles para el transporte. Tenochtitlan fue construida según un plan fijo y centrada en el recinto ritual, donde la gran pirámide de Tenochtitlan se elevaba 50 m sobre la ciudad. Las casas estaban hechas de madera y marga, los tejados estaban hechos de cañas, aunque las pirámides, los templos y los palacios estaban generalmente hechos de piedra.

Maqueta del Templo Mayor ubicada en el Museo Nacional de Antropología de Antropología ubicado en la capital mexicana

Alrededor de la isla, se usaron lechos de chinampa para cultivar alimentos así como, con el tiempo, aumentar el tamaño de la isla. Las chinampas, llamadas erróneamente «jardines flotantes», eran largos y elevados lechos de plantas puestos sobre los fondos poco profundos del lago. Fueron un sistema agrícola muy eficiente y podían proporcionar hasta siete cosechas por año. En base al rendimiento de los chinampa actuales, se ha estimado que 1 hectárea de chinampa alimentaría a 20 individuos y 9.000 hectáreas de chinampas podrían alimentar a 180.000.

El antropólogo Eduardo Noguera estima la población en 200.000 basándose en el recuento de casas y combinando la población de Tlatelolco (una vez una ciudad independiente, pero que más tarde se convirtió en un barrio de Tenochtitlan). Si uno incluye a los islotes circundantes y las orillas alrededor del lago Texcoco, las estimaciones oscilan de 300.000 a 700.000 habitante.

Adornos

Los adornos hechos con plumas tuvieron gran importancia en América Central, con ellas se hacían tapices y adornaban mantas, máscaras rituales, escudos o trajes de guerreros.Es destacable el tocado de Moctezuma, hecho con plumas de quetzal y adornos de oro.

Gastronomía

El ingrediente básico más importante de la cocina azteca fue el maíz, un cultivo que era tan importante para sociedad azteca que, incluso desempeñaba un papel central en su mitología. Así como el trigo en Europa y el arroz en la mayoría de Asia oriental, un alimento sin el cual la comida no era comida. Se cultivaba un inestimable número de variedades, las cuales varían en color, textura, tamaño y calidad; era comido principalmente en forma de tortillas, tamales o atole, además de otros guisos. Otros alimentos comunes entre los aztecas, fueron la sal y los chiles, que eran los condimentos básicos de la cocina azteca; llegando incluso a ser sacrificio el privar la comida de estos sabores.

Imagen del Codice Florentino , donde se muestra a gente azteca tomando un almuerzo

Otros alimentos importantes fueron los frijoles y las diferentes variedades de granos de amaranto, y la chía. La combinación del maíz y estos alimentos básicos habrían proporcionado al pueblo azteca, una dieta decente sin importantes deficiencias en vitaminas o minerales. El tratamiento del maíz era llamado nixtamalización, y consistía básicamente en cocinar los granos de maíz en soluciones alcalinas, lo que aumentaba enormemente el valor nutricional de la mazorca común. Agua, atole y pulque, el jugo fermentado del maguey; fueron las bebidas más comunes entre la sociedad azteca. Además diversas bebidas alcohólicas, que era fermentados de la miel, jugo de diversas cactáceas y frutos. La élite de la sociedad se enorgullecía de no beber pulque, una bebida de plebeyos; ya que preferían beber diversas bebidas preparadas con cacao. Esta bebida era uno de los mayores lujos disponibles; ya que fue la bebida de gobernantes, guerreros y nobles.

Fue condimentada con chiles, miel y una aparentemente interminable lista de hierbas y especias.La dieta azteca incluía una impresionante variedad de animales; pavos y diversas aves de corral, además de tuzas, iguanas, ajolotes (un tipo de salamandras común en el Lago de Texcoco), camarones, pescado y una gran variedad de insectos, huevos y larvas de insectos. También consumían diversos hongos y setas, especialmente el huitlacoche, un hongo parásito que crece en las mazorcas del maíz. La calabaza era muy popular y se le encontraba en muchas variedades diferentes en los mercados del México prehispanico; también eran consumidas sus semillas, ya fueran frescas, secas o tostadas, eran especialmente populares. Los tomates también eran un ingrediente común, aunque se consumían diferentes variedades a las actuales; se le consumía a menudo mezclado con chile en salsas o como relleno para tamales.

Alimentos aztecas

Entre los alimentos básicos de los aztecas estaba incluido el maíz, frijol y calabaza, a los que a menudo eran añadidos chiles y tomates, todos importantes ingredientes de la dieta de los mexicanos hasta el día de hoy. Ellos recogían acociles, pequeños y abundantes camarones del lago de Texcoco, así como algas spirulina, que se preparaban en una especie de oblea rica en flavonoides. Aunque la dieta azteca era principalmente vegetariana, los aztecas consumían insectos como chapulines, gusanos de maguey , hormigas, larvas, etc. Animalillos con un mayor contenido proteico que la carne, e incluso ahora son considerados un manjar en algunas partes de México.

Papel del Cacao

El cacao tenía un inmenso valor simbólico para el pueblo azteca. Era un raro lujo y un producto que no podía ser cultivado dentro de los límites de la Imperio azteca, por lo cual era un producto importado de otras regiones de Mesoamérica como Yucatán o la actual Guatemala. No hay descripciones detalladas de cómo se preparaban alimentos sólidos con el cacao, pero hay una serie de alusiones al hecho de que fue comido en alguna forma. Los granos de cacao estaban entre los más valiosos productos en el mundo azteca, ya que solían utilizarse como una especie de moneda ya que en si el sistema de pago y cobro entre el pueblo era el trueque.

Aproximadamente entre 80-100 granos podrían utilizarse para comprar un pequeño manto o una vasija llena de agua dulce si uno vivía en las salinas alrededor del lago de Texcoco, cerca de Tenochtitlán. Sin embargo los granos con frecuencia eran falsificados al llenar vainas vacías con barro. El cacao era normalmente disfrutado en forma de xocolatl (" agua amarga " en náhuatl), bebida de donde deriva el origen de la palabra chocolate. Fue la bebida de guerreros y nobles, se consideraba un potente estimulante, algo que se ingería con gran solemnidad y seriedad, ya que incluso fue descrito como "algo que no se bebe sin pensar" por el cronista español Bernardino de Sahagún. El cacao podría ser preparado en una enorme variedad de formas, la mayoría de ellas mezclando agua caliente o tibia con granos de cacao tastados y molidos, maíz y otros ingredientes tales como chile, miel, vainilla y una amplia variedad de especias. Los ingredientes eran mezclados y batidos con un palo, después se terminaba de revolver pasando la mezcla entre 2 recipientes de modo similar a algunas bebidas alcohólicas. Si el cacao era de alta calidad, este producía una rica capa de espuma. La espuma podría ser retirada, la bebida podría ser más agitada para producir más espuma, que también era retirada y luego colocada en la parte superior de la bebida junto con el resto de la espuma antes de servir.

Véase también

Fuentes

  • L. López Luján (Escuela Nacional de Antropología e Historia, México), "Los Mexica, últimos señores de Mesoamérica", en Gran Enciclopedia de España y América, vol. 1, Espasa-Calpe/Argantonio, Madrid, 1983, pp. 170-188.
  • M. Lucena et al., "Los aztecas", en Historia de Iberoamérica, vol. 1, Cátedra, Madrid, 1987.
  • J. L. Rojas, Los aztecas. Entre el dios de la lluvia y el de la Guerra, Anaya, Madrid, 1988.
  • J. L. Rojas, Los aztecas, Col. "Biblioteca iberoamericana", Anaya, Madrid, 1988.M. Ballesteros et. al., Los aztecas, Cuadernos de Historia 16, num. 27, Madrid, 1985.
  • T. Castello, Presencia de la comida prehispánica, Banamex, México, 1986.
  • G. W. Conrad, Religión e imperio. Dinámica del expansionismo azteca e inca , Alianza, Madrid, 1988.
  • F. Díaz Infante, La educación de los aztecas, Panorama editorial S.A., México, 1985.
  • A. López Austín, Tarascos y mexicas, SEP/80 y Fondo de Cultura Económica, México, 1981.
  • "Cambridge World History of Food" (2000), 2 vol. editores Kiple, Kenneth F. y Coneè Ornelas ISBN 0-521-40216-6
  • Coe, Sophie D. (1994) "America's first cuisines" ISBN 0-292-71159-X
  • Ortiz de Montellano, Bernard R. (1990) "Medicina, salud y nutrición aztecas" ISBN 0-8135-1562-9

Enlaces Externos