Saltar a: navegación, buscar

Pinopsida

Pinopsida
Información sobre la plantilla
Conifera 1.gif
Reino:Plantae
División: Pinophyta
Clase: Pinopsida

Pinopsida. Las coníferas son árboles o arbustos caracterizados por portar estructuras reproductivas llamadas conos. Las coníferas fueron clasificadas en un tiempo en el orden Coniferales dentro de la clase gimnospermas (]]Gymnospermae]]). En las clasificaciones actuales, se las clasifica dentro de la división Pinophyta, aunque el término conífera sigue siendo un nombre extensamente usado para las plantas de esta división. Como los cambios de nombres ya establecidos han demostrado crear confusión innecesaria, hoy en día se prefiere mantener los nombres antiguos de los taxones, por lo que los sistemas modernos aceptan llamarlos "coníferas", evitando la confusión con las pináceas, que son sólo una familia de las coníferas. La mayoría de las coníferas son árboles de porte monopódico, a menudo con una copa cónica, lo que produce interpretaciones erróneas acerca de su nombre, ya que también hay arbustos y matas rastreras entre ellas, especialmente en la familia Cupresáceas. Las coníferas son las especies forestales dominantes en los climas fríos de las latitudes altas y de las montañas de latitudes medias e incluso tropicales. La gran mayoría de las coníferas son de hoja perenne, aunque existen algunas, como los alerces verdaderos (género Larix), con hoja caduca. Entre las coníferas se encuentran los árboles más altos y también los más longevos de las espermatofitas.

Evolución

Piña de Araucaria

Las primeras coníferas datan de finales del periodo Carbonífero. El registro fósil es difícil que muestre un ejemplar completo de estos organismos, debido a su gran tamaño. Más frecuentes son los trozos de madera, a veces silicificados, o los fósiles de sus frutos.

Características

Las coníferas son un grupo de árboles o arbustos leñosos con unas estructuras femeninas típicas que normalmente reciben el nombre de conos o piñas, pero que pueden variar mucho derivando a estructuras parecidas a frutos carnosos. Puesto que no poseen los óvulos en carpelos, tras la floración no producen frutos, pero si estructuras que pueden recordar a un fruto.

Las coníferas son un grupo pequeño, con unas 630 especies, pero con un pasado en el que llegaron a ser las plantas dominantes en la tierra. Tras la aparición de las plantas con flor, las coníferas han empezado a desaparecer, reduciendo drásticamente el número de especies, debido a la intensa competencia que tienen que soportar. No obstante algunos de los bosques más extensos del planeta están dominados por coníferas, siendo comunes en las regiones frías del hemisferio norte los bosques de pino y abetos, pero normalmente formados por una única especie de conífera, por lo que aunque haya mucha biomasa la biodiversidad es muy reducida.

Reproducción

La mayoría de las coníferas son monoicas, es decir, los conos masculinos y femeninos se producen en el mismo árbol. Las microsporas o granos de polen, se producen en abundancia tan enorme que las nubes de polen, llevadas por el viento, se han instalado en las naves ahora en el mar. En las plantas de los Taxales orden ( tejos ) las semillas, producidos de forma individual en los brotes cortos, están rodeadas por una cubierta visible y carnosa.

Familias

Usos

El 75% de la madera es usada para:

  • Construcciones
  • Preparación de papel
  • Plástico
  • Rayón
  • Lacas
  • Películas fotográficas
  • Explosivos y otros muchos materiales
  • Resinas: trementina, alquitrán, aceites


Fuentes