Saltar a: navegación, buscar

Máximo Santos

Máximo Santos
Información sobre la plantilla
Máximo Santos.JPG
Presidente Constitucional de Uruguay
1 de marzo de 1882 - 1 de marzo de 1886
PredecesorFrancisco Antonino Vidal Silva
SucesorFrancisco Antonino Vidal Silva
Presidente Constitucional de Uruguay
24 de mayo de 1886 - 18 de noviembre de 1886
PredecesorFrancisco Antonino Vidal Silva
SucesorMáximo Tajes
Datos Personales
NombreMáximo Benito Santos Barbosa
Nacimiento15 de abril de 1847
Canelones, Bandera de Uruguay Uruguay
Fallecimiento10 de mayo de 1889
Buenos Aires, Bandera de Argentina Argentina
OcupaciónMilitar
Partido políticoPartido Colorado
CónyugeTeresa Mascaró y Sosa
PadreJoaquín Benito de los Santos y Vázquez
MadreMaría Aldina Barbosa
Máximo Benito Santos Barbosa. Militar y político uruguayo. Se convirtió en el primer capitán general que hubo en la historia del ejército uruguayo. Fue ministro de Guerra y Marina del Gobierno de Vidal (18801882) y presidente de la República (1882–1886). Su gobierno se destacó por la corrupción administrativa, la represión del bandolerismo y el perdón de la deuda bélica a Paraguay. Al final de su mandato fue desterrado.

Síntesis biográfica

Nacido en Canelones el 15 de abril de 1847. Hijo de Joaquín Santos y la brasileña María Aldina Barbosa. Realizó sus estudios primarios en la escuela de la Junta que se encontraba cercana a las propiedades paternas en Tres Cruces.

Contrajo matrimonio con Teresa Mascaró, con la que tuvo nueve hijos.

Trayectoria militar

Con dieciséis años se unió al ejército colorado. Se incorporó a un piquete escolta de caballería, en el que permaneció hasta mayo de 1869. Fue ascendido a subteniente de caballería de Línea el 16 de febrero de 1868 a la edad de veinte años. Estuvo en la reserva desde julio a septiembre de 1869, tras lo cual pasó a formar parte de la escolta del presidente general Lorenzo Batlle. El general Borge le incorporó durante la guerra de 1870 a su cuerpo de oficiales, y en junio fue ascendido a capitán; mientras, entre mayo y octubre de ese año trabajó como policía en el departamento de Canelones.

Cuando era ayudante del general Suárez consiguió poner fin a la rebelión iniciada por el coronel Aparicio, a quien derrotó el 25 de diciembre de 1870 en la batalla del Sauce, en la que estuvo a punto de morir cuando su caballo pereció en medio de la contienda. El 15 de enero de 1872 ascendió al rango de Sargento Mayor de Infantería de Línea.

En 1873 fue nombrado Jefe de policía de Maldonado, tras lo que recibió el mando de la Compañía Urbana de Minas, con la que persiguió a los bandidos que tenían en la sierra su base de operaciones. El 1 de febrero de 1875 recibió el encargo de crear y comandar el 5º Batallón de Cazadores. Su unidad alcanzó tanto prestigio que el coronel Latorre la convirtió en la principal unidad de choque del ejército uruguayo.

El 21 de julio ascendió a teniente coronel, y en marzo de 1880 a coronel. Fue ministro de Guerra y Marina en el gobierno de Francisco Antonino Vidal (1880–1882). Durante su gestión al frente del ministerio trató de profesionalizar las fuerzas armadas uruguayas, para lo que fundó la Escuela Militar.

Presidencia

El 1 de marzo de 1882 fue elegido por la Asamblea Nacional presidente de la República por cincuenta votos contra uno para un período de cuatro años.

Llevó a cabo una serie de reformas políticas en el país, aunque permitió la realización de actos de violencia hacia ciudadanos extranjeros. Aumentó los gastos y el déficit público pero, para poder financiar la deuda exterior, emitió deuda pública. Con la intención de acabar con el analfabetismo aumentó el número de Escuelas Públicas.

Redactó el primer Código Militar uruguayo que sustituía a las antiguas ordenanzas militares españolas, y que entró en vigor a comienzos de 1884. Aprobó la creación de una Marina de Guerra y de una Escuela de Náutica para que se formaran sus oficiales.

Se enfrentó a la Iglesia Católica cuando aprobó la ley que establecía el matrimonio civil obligatorio, que se convertía en el único reconocido como legal por las autoridades. Trató de estrechar relaciones con Paraguay, país al que condonó la deuda de guerra y devolvió los trofeos conquistados al ejército paraguayo. Este acercamiento tuvo su momento más álgido cuando se firmó en abril de 1883 un Tratado de Paz, Amistad y Reconocimiento de la Deuda.

El gobierno de Santos se vio envuelto en numerosos casos de corrupción y malversación de fondos públicos, por lo que fue duramente atacado por los miembros de la oposición. La fortuna de Santos aumentó considerablemente gracias a la concesión de la Lotería para el interior y el extranjero a Francisco Vidiella a cambio de un porcentaje de los beneficios, gracias a lo que el presidente pudo adquirir numerosas fincas en todo el país. Acentuó sus diferencias con la jerarquía eclesiástica cuando en julio de 1885 promulgó la Ley de Conventos, en la que prohibía la fundación de nuevos conventos e impedía a los existentes aumentar sus propiedades. El 15 de julio de 1886 promulgó la Ley General de Aduanas, con la que se trataba de proteger los productos nacionales frente a los productos importados.

Senador

Cuando estaba apunto de finalizar su mandato propuso la reelección de Vidal, quien cuando resultó elegido le nombró general en jefe de las Fuerzas de Mar y Tierra de la República. Fue elegido senador por el departamento de Flores.

Cuando alcanzó la presidencia del Senado tuvo que renunciar a sus cargos militares. En su calidad de presidente del Senado asumió de nuevo la presidencia cuando, el 24 de mayo, renunció Vidal a su cargo. Pero Santos se vio obligado a presentar su renuncia por motivos de salud el 18 de noviembre de 1886 tras haber sufrido un atentado un atentado en agosto.

El general Tajes, que fue quien le sustituyó al frente del país, decretó su expulsión, por lo que no pudo desembarcar en Uruguay cuando regresó de su viaje a Europa. Partió hacia el exilio y, tras una breve estancia en Río de Janeiro, se estableció definitivamente en Buenos Aires.

Muerte

Falleció el 10 de mayo de 1889 en Buenos Aires.

Fuentes

  • Biografía de Máximo Santos. Disponible en: [1]. Consultado el 12 de mayo de 2015.
  • Pivel Devoto, J. J. Historia de la República Oriental del Uruguay. Montevideo: 1945).
  • Máximo Santos. Disponible en: [2]. Consultado el 12 de mayo de 2015.
  • William, J.C. Santos, la consolidación del Estado. (Montevideo: 1956).
  • Santos, Máximo (1847–1889). Disponible en: [3]. Consultado el 12 de mayo de 2015.