Saltar a: navegación, buscar

Manuel Oribe

Manuel Oribe
Información sobre la plantilla
Índice345.jpeg
2° Presidente Constitucional de Uruguay
1 de marzo de 1835 - 24 de octubre de 1838
PredecesorCarlos Anaya
SucesorGabriel Antonio Pereira
Datos Personales
NombreManuel Ceferino Oribe y Viana
Nacimiento26 de agosto de 1792
Montevideo, Bandera de Uruguay
Fallecimiento12 de noviembre de 1857
Montevideo, Bandera de Uruguay
OcupaciónMilitar y político
Partido políticoPartido Nacional
CónyugeAgustina Contucci y Oribe
PadreFrancisco de Oribe
MadreMaría Francisca de Viana y Alzáybar

Manuel Oribe. Político y militar uruguayo, tuvo una destacada actuación en la lucha por la independencia. Presidente constitucional de Uruguay entre 1835 y 1838 y fundador del Partido Nacional.

Síntesis biográfica

Nació en Montevideo el 26 de agosto de 1792. Hijo del capitán Francisco Oribe y de María Francisca Viana, descendiente del primer gobernador de Montevideo, José Joaquín de Viana, y hermano de María Josefa Francisca Oribe y Viana e Ignacio Oribe.

Contrajo matrimonio con su sobrina Agustina Contucci y Oribe, con quien tuvo cuatro hijos. Al comienzo de la revolución independentista en el Río de la Plata se enroló en las filas patriotas como voluntario.

Estuvo con Rondeau en el sitio de Montevideo y figuró entre los vencedores del Cerrito, el 31 de diciembre de 1812. Sirvió en esta campafía hasta la capitulación de Montevideo 1814, y luego, con el grado de capitán, pasó a la Academia de Matemáticas de Buenos Aires.

Trayectoria

Tomó parte en la lucha por la independencia del dominio portugués y español desde 1811. En el año 1817, Montevideo cayó en poder de los portugueses, por lo que comenzó a servir en diferentes fuerzas hasta 1825, año en que llegó a la Banda Oriental de Uruguay como uno de los Treinta y Tres Orientales; posteriormente, tomó parte en todas las batallas importantes de la guerra que enfrentó a las Provincias Unidas del Río de la Plata y Brasil, entre 1825 y 1828, debida a la unión de la Banda Oriental de Uruguay a aquéllas, y que culminó con la proclamación de la Constitución unitaria republicana del Estado Uruguayo en 1830.

Fue ministro de la Guerra en el gobierno del primer presidente Uruguayo, José Fructuoso Rivera, a quien sucedió en 1835. Extender el control gubernativo sobre las zonas rurales y Rivera se alzó en rebelión, obligándole a dimitir en 1838.

Junto a sus seguidores (agrupados en el denominado Partido Blanco), marcharon a Buenos Aires, donde Juan Manuel de Rosas les proporcionó ayuda militar para enfrentarse a Rivera. Comenzó así la llamada Guerra Grande (1843- 1851), que enfrentó al Partido Blanco de Oribe y al Partido Colorado de Rivera, durante la cual se produjo el infructuoso asedio de Oribe a la ciudad de Montevideo. Se retiró de la vida política en 1851, sin conseguir recuperar su cargo, pero sus seguidores siguieron ejerciendo una gran influencia política en los asuntos de Uruguay.

Presidencia

En 1835 fue elegido presidente de la República y, un año después, con ocasión de la revolución de Rivera contra su gobierno, creó la divisa blanca, distintivo con el cual se reconocían sus partidarios y que dio el nombre al partido que fundó. Durante su mandato se inició el proceso de creación del sistema de previsión social, y de la Universidad Mayor de la República.

Fue un periodo caracterizado por el orden y por una prolija administración. Una nueva guerra civil, en la que intervinieron argentinos, brasileños y franceses, provocó en 1838 su caída, dando inicio a la llamada Guerra Grande que se desarrolló en el Río de la Plata y que se prolongaría hasta 1851. En 1841 fue nombrado Jefe del Ejército de Vanguardia de la Confederación Argentina.

Exilio

Exiliado en Buenos Aires, en 1843 volvió a Uruguay al mando de un ejército Desde ese momento y hasta el fin de la Guerra Grande, en Uruguay existieron dos gobiernos, uno de los cuales presidía.

En esta nueva etapa e inspirado por los ideales liberales, dispuso la abolición de la esclavitud en 1846 y se opuso a toda intervención europea en los asuntos americanos. Terminada la Guerra Grande no ocupó nuevos cargos de gobierno, aunque mantuvo el liderazgo en el Partido Blanco.

Tras el motín del 18 de julio 1853, fue obligado a emprender el camino del exilio, instalándose en Barcelona, España, hasta 1855. A su vuelta a Uruguay suscribió el Pacto de la Unión o de los caudillos, para asegurar la estabilidad institucional y la paz del país, amenazada por nuevas guerras civiles.

En 1840 Oribe fue llamado por don Juan Manuel de Rosas para comandar los ejércitos federales destinados a luchar contra Lavalle y la Coalición del Norte. En esta campaña el jefe oriental demostró sus óptimas condiciones de guerrero, su firmeza indispensable y su seguridad en el mando militar.

Muerte

El 12 de noviembre de 1857 falleció en el Paso del Molino, casi al final de la hoy llamada calle Uruguayana.

Obras

Escribió páginas gloriosas para la Federación en los campos de Quebracho Herrado, Arroyo Grande. En esta última acción (una de las mayores libradas en tierra argentina) destruyó totalmente al ejército de Rivera en una hora y media.

Fuentes