Saltar a: navegación, buscar

Cuerpo humano

Cuerpo humano
Información sobre la plantilla
Hombre de vitruvio dibujo de Leonardo Da Vinci.jpg
Concepto:Conjunto de sistemas y estructuras físicas que le posibilitan la vida al humano.

Cuerpo humano. Conjunto de estructuras, resultado final del proceso evolutivo, que sostienen la existencia del individuo de la especie humana. En su constitución tiene más de 200 huesos y 600 músculos. Las distintas partes del cuerpo se agrupan en sistemas. Cada sistema o aparato desempeña una función, y todos ellos trabajan juntos de forma coordinada para que el cuerpo funcione correctamente. De algunos órganos se podría decir que el corazón, los pulmones y el estómago trabajan 24 horas al día durante toda la vida y en nuestra cabeza está el centro que gobierna y controla el organismo.

Sistema Nervioso

Imagen del Sistema Nervioso Central y Periférico

El sistema nervioso se encarga de enviar, recibir y procesar los impulsos nerviosos, de los cuales depende el funcionamiento de todos los músculos y órganos del cuerpo. Tres sistemas trabajan conjuntamente para llevar a cabo la misión del Sistema Nervioso: el central, el periférico y el autónomo. El Sistema Nervioso Central (SNC) es el encargado de emitir impulsos nerviosos y analizar los datos sensoriales, e incluye al encéfalo y a la médula espinal[1].

El Sistema Nervioso Periférico (SNP) tiene la misión de transportar los impulsos nerviosos hacia y desde las numerosas estructuras del cuerpo, e incluye gran cantidad de nervios craneales que se bifurcan desde el encéfalo y desde la médula espinal. El Sistema Nervioso Autónomo (SNA) está formado por los sistemas simpático y parasimpático, y se encarga de regular y coordinar las funciones de las partes vitales del cuerpo. De todos estos elementos, el encéfalo, situado en la cavidad del cráneo, es el más importante del SN. Es el responsable de emitir impulsos nerviosos, procesar los datos de estos impulsos y de parte de los procesos mentales de orden superior. El encéfalo se puede dividir en tres partes: cerebro, cerebelo y tronco encefálico, que se une a la médula espinal.

Médula espinal

Artículo principal: Médula espinal.

Es la parte del Sistema Nervioso contenida dentro del canal vertebral. En el ser humano adulto, se extiende desde la base del cráneo hasta la segunda vértebra lumbar. Por debajo de esta zona se empieza a reducir hasta formar una especie de cordón llamado filum terminal, delgado y fibroso y que contiene poca materia nerviosa. Por encima del foramen magnum, en la base del cráneo, se continúa con el bulbo raquídeo. Igual que el encéfalo, la médula está encerrada en una funda triple de membranas, las meninges: la duramadre espinal o membrana meníngea espinal (paquimeninge), la membrana aracnoides espinal y la piamadre espinal. Estas dos últimas constituyen la leptomeninge. La médula espìnal está dividida de forma parcial en dos mitades laterales por un surco medio hacia la parte dorsal y por una hendidura ventral hacia la parte anterior; de cada lado de la médula surgen 31 pares de nervios espinales, cada uno de los cuales tiene una raíz anterior y otra posterior.

Partes de la médula espinal

  • Nervios cervicales, nervios toráxicos, nervios lumbares, nervios sacros, raíces dorsales y raíces ventrales del nervio espinal, rama dorsal del nervio espinal, ganglios del tronco simpático, ganglio espinal, rama cutánea lateral, cola de caballo o cauda esquina, nervio ciático[2].

Aparato respiratorio

Imagen del aparato respiratorio.

El aparato respiratorio también denominado sistema respiratorio es el responsable de aportar oxígeno a la sangre y expulsar los gases de desecho, de los que el dióxido de carbono es el principal constituyente. Sus estructuras superiores están combinadas con los órganos sensoriales del olfato y el gusto (en la cavidad nasal y en la boca) y el aparato digestivo (desde la cavidad oral hasta la faringe). En la faringe, los órganos respiratorios especializados se bifurcan.

La laringe está situada en la parte superior de la tráquea. La tráquea desciende hacia los bronquios, que se ramifican en la bifurcación traqueal para pasar a través de los hilios de los pulmones izquierdo y derecho. Los pulmones contienen los conductos más estrechos, o bronquiolos, que transportan aire a las unidades funcionales de los pulmones, los alvéolos. Allí se transfiere el oxígeno a través de la membrana de la pared alveolar a las células sanguíneas de los capilares. Del mismo modo, los gases de desecho se desprenden de las células sanguíneas hacia el aire en los alvéolos, para ser expelidos en la exhalación.

Tráquea

Artículo principal: Tráquea.

La tráquea empieza en el borde inferior del cartílago cricoides y se extiende hasta la carina. En la vida adulta mide 10 a 11 cm de longitud, pero esta medida varía con la edad, el sexo y la raza. Personas con estatura baja tienden a tener una tráquea más pequeña. Una medida aproximada del diámetro de la tráquea es la raíz del dedo índice. El diámetro en un plano coronal es aproximadamente de 2 a 2.5 cm. La tráquea no tiene forma cilíndrica, presenta un aplanamiento en su parte dorsal donde está en contacto con el esófago. En su pared anterior la curvatura se mantiene por los anillos cartilaginosos, los cuales, usualmente, son 2.1 anillos por 1 cm de tráquea. Por esto hay aproximadamente 20 a 22 anillos en la tráquea adulta. Esta estructura está constituida por: el cartílago tiroideo, cartílago cricoides, cartílago craqueal, bronquios principales.

Pulmones

Artículo principal: Pulmón.

Luego de pasar por las fosas nasales, el aire circula por la faringe y llega a la tráquea, que se divide en dos bronquios, cada uno de los cuales penetra en un pulmón. Los pulmones son los órganos de la respiración donde se produce la hematosis, proceso durante el cual los glóbulos rojos absorben oxígeno y se liberan del anhídrido carbónico. Protegidos por las costillas, se encuentran en la caja torácica, a ambos lados del corazón, separados por el mediastino, nombre que recibe el espacio entre cada uno de ellos. Parecidos a un par de esponjas, forman uno de los órganos más grandes de tu cuerpo. Su función esencial, compartida con el Sistema Circulatorio, es la distribución de oxígeno y el intercambio de gases. Tienen la capacidad de aumentar de tamaño cada vez que inspiras y de volver a su tamaño normal cuando el aire es expulsado. El pulmón derecho es más grande que el izquierdo. Esto, porque está dividido en tres lóbulos -superior, medio e inferior y el izquierdo solamente en dos - superior e inferior. Cada uno de los lóbulos se divide en un gran número de lobulillos, en cada uno de los cuales irá a parar un bronquiolo, que a su vez se divide en unas cavidades llamadas vesículas pulmonares; estas forman otras cavidades llamadas alvéolos. Los pulmones se estructuran en: lóbulos superiores de los pulmones derecho e izquierdo, lóbulos inferiores de los pulmones derecho e izquierdo.

Órganos sensoriales

El sistema sensorial incluye la piel, el pelo y las uñas. También contiene los ojos, los oídos, la nariz y la boca. El mundo se percibe gracias a una serie de mensajes cifrados (impulsos eléctricos) que se envían al cerebro a través de los órganos sensoriales. Ellos son:
Estructura del oído.

Oídos

Artículo principal: Oído.

Están divididos en tres partes: el externo, el medio y el interno. Cada sección tiene sus propias funciones dentro de un proceso que convierte las ondas de sonido en impulsos nerviosos, los cuales se transmiten luego al cerebro.

Ojos
Estructura del ojo.

Artículo principal: Ojo.

De todos los sentidos, la vista suele considerarse el más importante. Según se ha estimado, el 80% de la información que percibimos llega al cerebro a través de los ojos. Estos transmiten constantes corrientes de imágenes al cerebro gracias a señales eléctricas y reciben información de los rayos de luz.

Uñas

Artículo principal: Uña.

Las uñas son simplemente otra forma de piel. Están formadas por una proteína denominada queratina. Las uñas son un indicador de enfermedades. El cambio brusco de su textura, color o ritmo de crecimiento puede ser señal de que es necesario recibir algún consejo médico. Aunque un especialista siempre estudiará las uñas, es imposible diagnosticar una enfermedad sin estudiar otros factores.

Nariz
Estructura de la nariz.

Artículo principal: Nariz.

El olfato es el sentido más básico y primitivo. Es unas 10 000 veces más sensible que el del gusto. De hecho, la mayoría de los sabores de la comida se huelen y no se saborean, como corroborará cualquier persona que tenga un resfriado. Los receptores olfatorios del ser humano pueden diferenciar varios miles de tipos de olores. Algunas personas tienen mejor olfato que otras. La nariz también juega un importante papel al acondicionar el aire inspirado para la parte inferior del tracto respiratorio. Este acondicionamiento incluye el control de la temperatura y de la humedad, así como la eliminación de polvo y organismos infecciosos.

Piel y pelo
Estructura de la piel.

Artículo principal: Piel.
Artículo principal: Pelo.

La piel tiene la mayor área de superficie en el cuerpo humano y es el elemento más pesado. Exteriormente se encuentran las terminaciones sensitivas y en la parte interior las glándulas sudoríparas, los folículos pilosos y las glándulas sebáceas. La piel protege los órganos internos del cuerpo de posibles infecciones, lesiones y rayos solares dañinos. También tiene un papel importante en la regulación de la temperatura del cuerpo.

Lengua
Imagen de lengua.

Artículo principal: Lengua.

La lengua suele ser plana y moderadamente extensible. Consiste en una red de fibras musculares estriadas, tejido fibroso, masas adiposas y linfoides, glándulas salivales y una membrana mucosa protectora. Es un músculo muy móvil que permite degustar la comida, moverla de un lado a otro al masticar, empujarla hasta la faringe (garganta) al tragar y es un órgano imprescindible para poder hablar.

Sistema genitourinario

Artículo principal: Sistema genital femenino.

Sistema genito urinario de la mujer
El sistema genitourinario está formado por los órganos urinarios y reproductores. 
Sistema genitourinario hombre.
Dado que estos órganos están situados en la misma área del cuerpo y comparten funciones, normalmente se describen juntos. El sistema urinario del hombre y de la mujer es básicamente el mismo, con la notable excepción de que la uretra, en el varón, continúa a través del pene, mientras en la mujer se abre en la vulva. Los sistemas reproductores de ambos sexos están adaptados para cumplir funciones específicas. El del hombre tiene la función de generar células germinales que contienen la mitad del material genético necesario para el desarrollo del bebé y entregar ese material al sistema de la mujer. El sistema reproductor de la hembra tiene la función de generar un óvulo o huevo, que lleva la otra mitad del material genético, para que las células germinales masculinas lo fertilicen. El tracto reproductor de la mujer también tiene la función de dar soporte al feto durante la gestación hasta que nace, aproximadamente nueve meses después de la fertilización. Está constituido, en general, por: riñones izquierdo y derecho, cálices renales, vasos renales, uréteres, vejiga; en la mujer: útero, trompas de falopio, ovarios, cuello uterino vagina; en el hombre: vejiga urinaria, conducto deferente, vesícula seminal, pene, escrito, glande, epidimio, testículo, próstata.

Sistema digestivo

Artículo principal: Sistema digestivo

Sistema digestivo.
El sistema digestivo también denominado aparato digestivo tiene la función de procesar el alimento, separando las proteínas, los hidratos de carbono, los minerales, las grasas y otras sustancias necesarias, e introducirlo todo en la corriente sanguínea de modo que se pueda utilizar. El tracto digestivo comienza en la |boca, donde la mandíbula y la lengua deshacen el alimento con la ayuda de la saliva secretada por las glándulas salivares. El alimento masticado, combinado con la saliva, se ingiere y se transporta por el esófago mediante movimientos peristálticos (contráctiles) hasta el estómago.

En el estómago, el alimento se combina con ácido clorhídrico que ayuda a deshacerlo más. Cuando se ha digerido completamente el alimento, el resto de fluido, denominado quimo, pasa a través del píloro a los intestino grueso y delgado. En el largo y serpenteado intestino delgado, se absorben de la corriente sanguínea los nutrientes del quimo, dejando los residuos que no sirven. Tales residuos pasan a través del colon (donde la corriente sanguínea absorbe la mayor parte del agua) y se introducen en el recto donde se almacenan antes de excretarse.  

Esófago

Artículo principal: Esófago.

Imagen del esofago.

El esófago es un conducto músculo membranoso (un tubo muscular), ubicado en la parte media del tórax, que se extiende desde la faringe hasta el estómago. A través del esófago pasan los alimentos hasta el estómago. Su función consiste en ser precisamente el conducto de unión entre la boca y el estómago y permitir que los alimentos lleguen a éste. Desde la parte superior hasta la porción donde el esófago se une con el estómago hay unos cuarenta centímetros. El esófago empieza en el cuello, atraviesa todo el tórax y pasa al abdomen a través del hiato esofágico del diafragma. Habitualmente es una virtual (es decir que sus paredes se encuentran unidas y sólo se abren cuando pasa el bolo alimenticio).

Hígado

Artículo principal: Hígado.

Imagen del hígado.

El hígado es el órgano interno más grande del cuerpo llegando a pesar en un adulto kilo y medio. Está formado de dos principales de los cuales el derecho es más grande que el izquierdo. El color café rojizo de este órgano se debe a la cápsula de tejido conectivo que lo cubre. El hígado ejecuta un gran número de funciones y entre las más importantes están el almacenamiento y biotransformación de las sustancias que recibe por medio del torrente circulatorio y el sistema portal. Normalmente biotransforma y acumula sustancias útiles en el organismo tales como la glucosa, en forma de glucógeno, aminoácidos, grasas y vitamina A y vitamina B. El hígado está muy propenso a sufrir daños por la exposición a tóxicos debido a que los dos sistemas circulatorios pueden llevar hasta al hígado substancias tóxicas o que se vuelven tóxicas con las transformaciones que tienen lugar en este órgano (bioactivación). El hígado cuenta con las siguientes partes: lóbulos izquierdo y derecho, ligamento faciforme, vesícula biliar, vena cava inferior, vena porta, conducto coledoco, arteria hepática.

Estómago

Artículo principal: Estómago.

El estómago es la parte más dilatada del aparato digestivo y el órgano principal de la digestión. Viene a ser como un saco de forma muy irregular, que aumenta o disminuye de tamaño según la cantidad del alimento que contiene. Este órgano posee dos aberturas: una que comunica con el esófago, por donde entran los alimentos, que se llama cordias, y otra de salida que los conduce a los intestinos, una vez digeridos, que se llama píloro. Así, el estómago está surcado por un duro revestimiento de mucosa que lo protege de los jugos gástricos, de modo que no se digiera el estómago a sí mismo. A veces, una parte de este revestimiento se desgasta y los jugos digestivos irritan el revestimiento estomacal. Esta condición se conoce como úlcera y es algo común que puede afectar al estómago, la parte inferior del esófago o el duodeno. El estómago cuenta con las siguientes partes: esófago, cuerpo ventricular, duodeno, esfincter pirolico, mucosa gástrica.

Yeyuno o intestino delgado

Artículo principal: Intestino delgado.

Su función primaria es la digestión y absorción de los alimentos. Sin embargo, la absorción no es específica para nutrimentos, sino que cualquier otra substancia, con estructura o propiedades similares a los nutrimentos, que llegue, ya sea por si sola o presente como contaminación de los alimentos, podrá también ser absorbida. Todas las substancias tóxicas que llegan al intestino delgado y se absorben, pasan al hígado por medio del sistema portal. Si el organismo no tiene la capacidad de metabolizar rápidamente la sustancia absorbida, ésta podría originar toxicidad. En el hígado estas sustancias pueden ser transformadas en metabolitos hidrosolubles que pueden ser eliminadas por la orina o por las heces.

El hígado también puede transformar la sustancia absorbida en otras substancias más tóxicas. En el caso de la eliminación por medio de la orina, la substancia es transportada en la circulación sanguínea hacia los riñones, donde es filtrada a través del glomérulo y transportada a través de los túbulos hasta el túbulo colector, donde la orina ya formada es llevada a la vejiga urinaria. El intestino delgado es un tubo delgado y alargado de aproximadamente 6 metros de largo que se inicia en el orificio pilórico en la parte final del estomago y termina en la unión ileocecal, donde se inicia el intestino grueso. El intestino delgado puede dividirse en: duodeno y yeyuno.

Colon o intestino grueso

Artículo principal: Intestino grueso.

El intestino grueso, llamado también colon, se inicia a partir de la válvula ileocecal en un fondo de saco denominado ciego, punto de unión con el intestino delgado, y de donde sale el apéndice vermiforme. Desde el ciego describe una serie de curvas, formando un marco, para terminar en el recto y el ano. Su longitud es variable, entre 120 y 160 centímetros, y su calibre disminuye progresivamente, siendo la porción más estrecha la región donde se une con el recto donde su diámetro no suele sobrepasar los tres centímetros, mientras que en el ciego es de seis o siete centímetros. El instestino grueso puede dividirse en las siguientes partes: colon transverso, colon descendente, colon ascendente, apendice, colon sigmoides, recto, vellosidades intestinales.

Sistema Circulatorio

Sistema Circulatorio

Para que el cuerpo se mantenga con vida, cada una de sus células debe recibir un aporte contínuo de alimento y oxígeno;a la vez, debe recogerse el dióxido de carbono y otros materiales producidos por estas células para eliminarlos del organismo. Este proceso lo realiza continuamente el Sistema Circulatorio, también llamado sistema cardiovascular. El sistema circulatorio principal está formado por el corazón y los vasos sanguíneos, que juntos mantienen el flujo de sangre continuo por todo el cuerpo transportando oxígeno y nutrientes y eliminando dióxido de carbono y productos de desecho de los tejidos periféricos.

Un subsistema del sistema circulatorio, el linfático, recoge el fluido intersticial y lo devuelve a la sangre. El corazón bombea sangre oxigenada desde los pulmones a todas las partes del cuerpo a través de una red de arterias y ramificaciones más pequeñas denominadas arteriolas. La sangre vuelve al corazón mediante pequeñas venas, que desembocan en venas más grandes. Las arteriolas y las vénulas están unidas mediante vasos más pequeños aún. El intercambio de oxígeno y dióxido de carbono en la sangre tiene lugar en esta red de finos capilares.

Corazón

Artículo principal: Corazón

Imagen del corazon.

Órgano principal del aparato circulatorio, propulsor de la sangre en el interior del organismo de la sangre en el interior del organismo a través de un sistema cerrado de canales: los vasos sanguíneos. Está compuesto esencialmente por tejido muscular (miocardio) y, en menor proporción, por tejido conéctivo y fibroso (tejido de sostén, válvulas), y subdividido en cuatro cavidades, dos derechas y dos izquierdas, separadas por un tabique medial; las dos cavidades superiores son llamadas aurículas; las dos cavidades inferiores se denominan ventrículos. Cada aurícula comunica con el ventrículo que se encuentra por debajo mediante un orificio (orificio auriculoventricular), que puede estar cerrado por una válvula: las cavidades izquierdas no comunican con las derechas en el corazón. El corazón está situado en la parte central del tórax (mediastino), entre los dos pulmones, apoyándose sobre el músculo diafragma y precisamente sobre la parte central fibrosa de este músculo; está en una situación no totalmente medial, ya que en su parte inferior está ligeramente inclinado hacia el lado izquierdo (cerca de un cuarto a la derecha y tres cuartos a la izquierda de la línea medial).

Exterior

Vena cava superior, aorta ascendente, arteria pulmonar, arteria coronaria sinistra, arteria coronaria dextra, vena cordis magna.

Interior

Vena cava superior, aorta, arteria pulmonar, aurícula izquierda, venas pulmonares izquierdas y derechas, válvula mitral, aurícula derecha, válvula tricúspide, vena cava inferior, ventrículo derecho, ventrículo izquierdo,

Funcionamiento

La sangre se acumula en las auriculas izquierda y derecha y de ahí a los ventrículos que al llenarse bombean esta hacia todo el cuerpo.

Sangre

Artículo principal: Sangre

Comprende glóbulos rojos y blancos,una parte líquida sin células, el plasma. Muchos biólogas incluyen la sangre en los tejidos conectivos porque se origina de células similares. La sangre tiene dos partes, una llamada plasma y otra elementos figurados (se llama así porque tiene forma tridimensional: glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas; estos últimos son fragmentos de células). El plasma es el líquido, tiene una coloración amarilla paja, puede variar; se forma de agua, Sales minerales, glucosa, proteínas (como albúminas y globulinas), algunos lípidos como el colesterol, algunas hormonas principalmente.

PH de la sangre

El PH de la sangre es aproximadamente de 7. El bióxido de carbono reacciona con el agua para formar un ácido carbónico, H2CO3, por lo que el incremento de la concentración de bióxido de carbono aumenta la acidez de la sangre, lo que a su vez hace disminuir la capacidad de la hemoglobina para acarrear el oxígeno, o sea, que en parte de la capacidad de que la hemoglobina se combine con el oxígeno está regulada por la cantidad presente de bióxido de carbono. De esto resulta un sistema de transporte de gran eficacia: en los capilares de los tejidos la concentración de bióxido de carbono es elevada, de modo que el oxígeno se libera de la hemoglobina por la acción conjunta de la tensión baja de oxígeno y alta de bióxido de carbono. En los capilares de los pulmones, la tensión de bióxido de carbono es baja, lo que permite que la hemoglobina se combine con el oxígeno, puesto que éste se encuentra en tensión elevada. Es desde luego conveniente recordar que el aumento de bióxido de carbono acidifica la sangre y que la capacidad de la hemoglobina de llevar el oxígeno disminuye en una solución ácida. La sangre está compuesta por: leucocito basófilo, glóbulos rojos o eritrocitos, leucocito neutrófilo, leucocito eosinófilo, monocito, plaquetas o trombocitos, plasma, linfocito,

Sistema linfático

Sistema linfatico.
El sistema linfático se considera parte del circulatorio. Consiste en una red de órganos, ganglios, conductos y vasos que producen y transportan linfa desde los tejidos hasta el torrente sanguíneo. Es uno de los componentes principales del sistema inmunitario del cuerpo. Los ganglios linfáticos son nódulos pequeños, suaves y en forma de frijol que no suelen ser visibles ni son fáciles de sentir al tacto. Están ubicados en racimos en varias partes del cuerpo como el cuello, las axilas y la ingle. Los ganglios linfáticos producen las células inmunitarias que ayudan a combatir las infecciones, al igual que filtran el líquido linfático y eliminan el material extraño, como bacterias y células cancerosas. Cuando las bacterias son reconocidas en el líquido linfático, los ganglios linfáticos producen más glóbulos blancos para combatir la infección, lo cual hace que éstos se inflamen. El sistema linfático comprende las amígdalas, las adenoides, el bazo y el timo, nodo linfático partido, vena yugular interna, vena bracocefálico, vena bracocefálicaena, nodos linfáticos auxiliares, vena cava superior, ducto toráxico, vena azygos, vena cava inferior y nodos linfáticos inguinales.


Sistema endocrino

Todos los órganos del sistema endocrino son glándulas. Se diferencian del resto de las glándulas porque liberan sustancias químicas, conocidas como hormonas, en la circulación sanguínea general. Otras glándulas (llamadas exocrinas) descargan sus secreciones en conductos hacia un lugar concreto. Las glándulas del sistema endocrino se encuentran situadas en lugares del cuerpo muy separados: en la cavidad craneal, el cuello, la cavidad torácica, la cavidad abdominal, la cavidad pélvica y fuera de las cavidades del cuerpo. Las hormonas que liberan son muy importantes para las funciones corporales. Regulan instintos básicos y emociones, como los impulsos sexuales, violencia, ira, miedo, alegría y tristeza. También estimulan el crecimiento y la identidad sexual, controlan la temperatura corporal, ayudan en la reparación de tejidos dañados y contribuyen a generar energía.

Glándula pituitaria

Artículo principal: Glándula pituitaria

La glándula pituitaria recibe a veces el nombre de glándula "maestra" del sistema endocrino, debido a que controla las funciones de las otras glándulas endocrinas. La glándula pituitaria está localizada en la base del cerebro y no es más grande que un chíncharo. La glándula está unida al hipotálamo (una parte del cerebro que influye en la glándula pituitaria) por medio de fibras nerviosas. Cada lóbulo de la glándula pituitaria produce ciertas hormonas. La glándula pituitaria está formada por tres secciones: El lóbulo anterior, intermedio, posterior. La pituitaria se compone de las partes: hipotálamo, cerebro medio, puente de Varolio, glándula pituitaria.

Glándulas tiroides y paratiroides

Tiroides

Artículo principal: Tiroides

Se forma a partir del suelo de la boca. A veces pueden quedar restos embrionarios formando la llamada Pirámide de Lalouette del conducto tirogloso (que sale a nivel del agujero ciego de la lengua). La glándula tiroides tiene forma de H con un istmo central. Rodea en 180º la tráquea (en la Enfermedad del Bocio está aumentada la glándula). Se encuentra rodeada por la aponeurosis visceral del cuello.

Paratiroides

Se encuentran addheridas a los lóbulos posteroinferiores de la tiroides. Hay en total cuatro glándulas. En extirpación de la tiroides es importante no extirparlas también por error. Tiene las partes: cartílago tiroideo, glándulas paratiroides superiores, glándula tiroides, glándulas paratiroides inferiores, traquea.

Glándulas suprarrenales

Artículo principal: Glándulas suprarrenales

Glándulas suprarrenales

Son glándulas de forma triangular ubicadas en la parte superior de los riñones. La parte externa de la glándula suprarrenal se denomina corteza y produce hormonas esteroides como cortisol, aldosterona y testosterona. La parte interna de la glándula se denomina médula y produce epinefrina y norepinefrina, que frecuentemente se denominan adrenalina y noradrenalina. Cuando las glándulas producen más o menos hormonas de lo que el cuerpo necesita, uno puede enfermarse.Tiene las partes: corteza y médula.

Páncreas

Artículo principal: Páncreas

Imagen del páncreas.

El páncreas es una glándula arracimada, y por esta razón se le puede descomponer sucesivamente en lobulillos secundarios, lobulillos primitivos y ácinos. Estos elementos están separados por tejido conjuntivo, en cuyo interior se encuentran repartidos unos corpúsculos especiales, las islotes de Langerhans o puntos foliculares de RENAUT. Es una glándula voluminosa anexa al duodeno, situado en el abdomen superior, detrás del estomago, entre el bazo y el duodeno. La cabeza esta fija por la asa duodenal. Su dirección es horizontal a la derecha y oblicua hacia arriba en la mitad izquierda, es ligeramente curco, su concavidad mira hacia columna vertebral. Tiene un peso medio de 70 gramos. Su coloración es blanco grisáceo.Tiene las partes: ducto de bilis, proveniente del hígado, duodeno, estómago, , células secretoras de secreción de carbonato de sodio, células secretoras de encimas digestivas, sangre.

Sistema muscular

Artículo principal: Sistema muscular

Sistema Muscular.

El cuerpo humano contiene más de 650 músculos individuales fijados al esqueleto, que proporcionan el impulso necesario para realizar movimientos. Tales músculos constituyen alrededor del 40% del peso total del cuerpo. El punto de unión del músculo con los huesos o con otros músculos se denomina origen o inserción. El de origen es el punto de unión en el que se fija el músculo al hueso. El de inserción es el punto de unión con el hueso hacia el que se mueve el músculo. Generalmente, los músculos están unidos por resistentes estructuras fibrosas llamadas tendones. Estas uniones conectan una o más articulaciones, y el resultado de la contracción muscular es el movimiento de las articulaciones. El cuerpo se mueve principalmente por grupos musculares, no por músculos individuales. Los grupos de músculos impulsan todo tipo de acciones, desde enhebrar una aguja hasta levantar objetos pesados.

Componentes

Músculos craneales, músculos faciales, esternocleidomastoideo, trapecio, decides, pectoral mayor, bíceps braquial, serrato, línea alba, serrato anterior, flexores de la muñeca y los dedos, recto abdominal, oblicuo externo, aductores del muslo, retináculo flexor, sartorio, tensor de la fascia lata, vasto externo, vasto interno, rotula, tendón rutiliano, tibial anterior, gastocnemia, extensor común de los dedos de los pies, soleo, tendón del músculo extensor propio de dedo gordo, retináculo extensor superior.

Esqueleto

Artículo principal: Esqueleto

El esqueleto es la armazón de la anatomía humana que soporta el cuerpo y protege sus órganos internos. Está formado por 206 huesos, la mitad de los cuales se encuentran en las manos y los pies. La mayoría están conectados a otros huesos en articulaciones flexibles que permiten la gran movilidad y flexibilidad del cuerpo humano. Solamente hay uno, el hiodes, que no está conectado directamente a otro hueso a través de una articulación. Este hueso fija la lengua y está unido a la apófisis estiloides del cráneo a través de un ligamento. Los esqueletos del hombre y de la mujer son básicamente iguales, con la única gran excepción de que los huesos femeninos suelen ser más ligeros y finos y que la pelvis es más ancha y profunda que la del hombre. Esta última diferencia facilita los partos.

Componetes

Cráneo

Cráneo del hombre.
Es una caja ósea destinada a alojar y proteger la parte más voluminosa y más noble del neuroeje: el encéfalo. El cráneo está esencialmente constituido por ocho huesos, cuatro pares y cuatro impares. Los cuatro impares son el frontal, el occipital, el etmoides y el esfenoides. Los cuatro pares: son los dos parietales y los dos temporales.

Columna vertebral

Artículo principal: Columna vertebral

Nuestra columna es el soporte principal de la parte superior de nuestro cuerpo, la misma esta compuesta por vértebras. Nos permite mantenernos erectos, flexionar o girar nuestro tronco. También cubre y protege la médula espinal. Los nervios de nuestra columna se ramifican al resto de nuestro cuerpo.

Clavícula
Clavícula.

Artículo principal: Clavícula

Hueso largo, par, colocado transversalmente entre el manubrio del esternón y el omoplato. Tiene la forma de una S alargada. Se distinguen dos caras, dos bordes y dos extremos.

Húmero

Artículo principal: Húmero

Húmero humano.

El esqueleto del brazo consta de un sólo hueso: el húmero, un hueso largo, par, no simétrico que ofrece un cuerpo y dos extremos. El cuerpo es casi rectilíneo, algo retorcido sobre su eje, con un canal llamado canal de torsión o canal radial. Irregularmente cilíndrico en su parte superior, en su mitad inferior adopta la forma de un prisma triangular. Se consideran en él tres caras y tres bordes: cara externa, cara interna y cara posterior, borde anterior y bordes internos y externos

Costillas

Artículo principal: Costillas humanas

Las costillas y el esternón forman la caja torácica, que resguarda los pulmones y el corazón.

Omóplato
Omóplato.

Artículo principal: Escápula

Hueso par,aplastado y delgado de forma triangular que presenta dos caras (anterior y posterior), tres bordes y tres.

Cadera

Artículo principal: Cadera

Los huesos de la cadera protegen los órganos de la parte inferior del tronco, como la vejiga y los del sistema reproductor.

Fémur
Fémur humano.

Artículo principal: Fémur

El fémur es un hueso largo ya que una de sus dimensiones, en este caso el largo, predomina francamente sobre las otras dos, ancho y espesor. Como todo hueso largo presenta dos epífisis y una diáfisis o cuerpo. <bEs un hueso par, dirigido oblicuamente de arriba abajo y de fuera adentro, curvado en arco de concavidad posterior, ligeramente torcido alrededor de su eje. El fémur es el hueso más grande y fuerte de todo el esqueleto, también hay músculos, ligamentos y otras estructuras muy fuertes y resistentes en torno a él. Al ser un hueso clave para el correcto funcionamiento del sistema locomotor.

Tibia y peroné

Artículo principal: Tibia
Artículo principal: Peroné

La Tibia es un hueso largo, voluminoso, que ocupa la porción antero-interna de la pierna y recibe el peso del cuerpo desde el hueso fémur y lo transmite al pié por medio del hueso astrágalo. Presenta, como todo hueso largo, dos epífisis y una diáfisis. La epífisis superior participa sola en la articulación de la rodilla mientras que la epífisis inferior comparte la articulación del tobillo con la epífisis inferior del hueso peroné. El peroné está situado en la pierna, lateralmente con respecto a la tibia. Es un hueso largo y delgado que se articula con la tibia por sus dos extremidades.

Manos

Artículo principal: Mano

Mano humana.
Eminencia tenar: en la base del pulgar y en ella se localizan los mm cortos que mueven el pulgar. Eminencia hipotenar: contiene los mm cortos destinados al movimiento del meñique. Los pliegues y surcos de los dedos señalan la colocación de las articulaciones interfalángicas mediana y distal; el punto donde unen las palmas y los dedos no corresponde a la articulación metacarpofalángica.

Pies

Artículo principal: Pies

Nuestros pies están perfectamente estructurados para soportar el peso de nuestro cuerpo. Es la única parte del cuerpo en contacto con el suelo cuando estamos de pie o nos movemos y desempeñan distintas funciones: Actúan como amortiguadores. Nos ayudan a mantener el equilibrio sobre superficies desiguales. Nos proveen de la propulsión, elasticidad y flexibilidad necesarias para caminar, saltar y correr. El pie contiene 26 huesos (28 si incluimos los dos huesos sesamoideos), que están divididos en tres secciones: pie delantero, pie medio y pie trasero.

Aparato reproductor

El Sexo tiene dos componentes, a veces separados y a veces muy unidos. Uno es fisiológico: la formación de un nuevo ser. El otro, emocional, la expresión de la pasión y del afecto entre dos personas. Pocas culturas han tratado de engendrar hijos sin que existieran relaciones afectivas entre los miembros de la pareja; y muchas han buscado hacer el amor sin que engendrar niños fuera consecuencia necesaria. Sólo es posible la reproducción si una célula germinal femenina (el óvulo) es fecundada por una célula germinal masculina (el espermatozoide). El sistema reproductor de la mujer está organizado para la reproducción de estos óvulos por los ovarios, y para acomodar y nutrir en el útero al feto en crecimiento durante nueve meses, hasta el parto. El sistema reproductor masculino esta organizado para producir esperma y transportarlo a la vagina, desde donde podrá dirigirse hacia el óvulo y entrar en contacto con él.

Sistema reproductor femenino

Artículo principal: Sistema reproductor femenino

Aparato reproductor femenino.

El conjunto de los genitales femeninos externos constituye la vulva. En la parte frontal se encuentra el monte de Venus, una prominencia de tejido graso recubierta de vello, situada sobre la sínfisis del pubis. Por debajo te extienden dos repliegues de piel, los labios mayores, los cuales rodean a otros dos pliegues de menor tamaño, los labios menores. Por debajo de ellos, y situado anteriormente, se encuentra el clítoris, un pequeño órgano eréctil que constituye una importante fuente de excitación y que corresponde al pene masculino. La abertura vaginal se encuentra entre los labios y está cerrada en las mujeres vírgenes por el himen, una fina membrana que normalmente se desgarra en el momento de realizar el primer coito. si bien puede romperse así mismo precozmente por la práctica de algún ejercicio violento o a consecuencia de alguna contusión. La vagina es un tubo muscular de unos 10 cm de longitud, que rodea al pene durante el coito en ella se deposita el semen tras la eyaculación. El esperma asciende por la vagina y pasa por un estrecho cuello que señala el comienzo del útero, un órgano en forma de pera de unos 8 cm de longitud. Las dos trompas de Falopio, de unos 10 cm de longitud, conectan el útero con los ovarios. Estos tienen forma de nuez, y están situados en el interior del abdomen. Cada 28 días los ovarios liberan un óvulo maduro, el cual entra en la trompa de Falopio. Los ovarios son también responsables de la producción de las hormonas sexuales femeninas.

Sistema reproductor masculino

Artículo principal: Sistema reproductor masculino

Aparato reproductor masculino.
La mayor parte del sistema reproductor masculino se encuentra en el exterior del cuerpo. Las partes visibles son el pene y los testículos. suspendidos en el saco escrotal. En estado normal el pene es flexible y flácido, peto se pone eréctil cuando el hombre es excitado sexualmente. La erección se produce al llenarse de sangre unos tejidos esponjosos, llamados cuerpos cavernosos. Los dos testículos producen espermatozoides continuamente en el interior de sus numerosos túbulos enrollados; estos espermatozoides se almacenan en un tubo muy largo, el epidídimo, el cual se `enrolla sobre la superficie de cada testículo. El semen eyaculado no sólo contiene espermatozoides: en su mayor parte está compuesto por un fluido que produce en las vesículas seminales, la glándula prostática y las glándulas de Cowper. Los testículos están situados en el exterior del cuerpo. Están formados por un gran número de tubos seminíferos, muy contorneados, en los cuales se producen los espermatozoides. Éstos maduran y se almacenan en el epidídimo hasta el momento del coito, en el que se expulsan por el conducto deferente. Los espermatozoides se forman a partir de células que tapizan las paredes de los tubos seminíferos, mediante sucesivas divisiones y transformaciones. El espermatozoide maduro consta de una cabeza que contiene el núcleo, una cola móvil y un segmento intermedio que proporciona la energía necesaria para el movimiento.

Varicocele

Artículo principal: Varicocele

Características de la varicocele.

El varicocele era hasta no hace muchos años una patología del adulto joven, con presentación ocasional en la pubertad y la adolescencia. Se presenta como una formación varicosa a nivel de la bolsa escrotal, evidenciándose por el aumento de volumen que se puede ver o palpar sobre el testículo. Consiste en una dilatación y tortuosidad anormal de las venas del plexo pampiniforme, debido a incompetencia venosa que ocasiona reflujo en la vena espermática. Constituye la causa más frecuente entre los varones infértiles y actualmente se ha demostrado que afecta al 15% de los adolescentes, esta prevalencia se mantiene en el adulto; sin embargo en hombres con infertilidad la tasa de varicocele llega al 80%: sugiere esto que existe una asociación entre varicocele e infertilidad. La mayoría de los varicoceles ocurren del lado izquierdo, del 10 al 15% es bilateral y solo menos del 1%, exclusivamente en el lado derecho, en estos casos es consecuencia de una compresión de la vena cava o de la espermática interna, debiéndose sospechar una masa retroperitoneal. ¨El mecanismo por el cual se produce el varicocele, está relacionado con el reflujo de sangre venosa hacia el testículo por el recorrido anómalo y no valvular de la vena espermática izquierda, producido por el aumento de la presión en la vena renal.

Excitación en el hombre

En el hombre, la excitación sexual se caracteriza por la erección del pene. Durante la eyaculación, los músculos lisos que rodean la próstata, las vesículas seminales y el conducto deferente se contraen; de esta forma el semen es lanzado con tuerza al exterior del pene por cada contracción.

Excitación en la mujer

Los órganos genitales femeninos sufren varias modificaciones al pasar de su estado normal al de excitación y orgasmo. Entre ellas destacan la turgencia de los labios mayores, la erección del clítoris, la secreción vaginal y la contracción de las paredes vaginales y del útero en el orgasmo.

Referencias

  1. Comité Internacional de Nomenclatura Anatómica: Nómina Anatómica, quinta edición. Editorial Williams-Wilkens. Baltimore, 1983.
  2. Nomencaltura anatómica ilustrada. Editorial Salvat. Barcelona, 1998.

Fuentes