Saltar a: navegación, buscar

Civilización incaica

(Redirigido desde «Incas»)
Nación de los incas
Información   sobre la plantilla
Nombre oficial: Tawantinsuyo
Tawantin Suyu Wiphala.png
Bandera
Imperio inca.gif
Mapa o ubicación de Nación de los incas
Gobierno
Forma de gobierno:monarquía (algunos consideran una dinarquía
Capital:Cusco
Idioma oficial:quechua, aimara, puquina, mochica.
Gobernantes incas: Pachacútec (1438-1472), Túpac Yupanqui (1472-1493), Huayna Cápac (1493-1525), Huáscar (1525-1532), Atahualpa (1532-1533) 
Características Generales
Superficie:1.8 millones de km² km²
Gentilicio:Gentilicio: incaico e incaica[1]

El Tahuantinsuyo o la Confederación de los Incas―conocido también como Inkakuna en idioma quechua del norte peruano―[2][3] fue la mayor nación organizada políticamente en la América precolombina,[4] que se extendió por la zona occidental del subcontinente entre los siglos XV y XVI[4] El centro administrativo, político y militar de este país se encontraba en la ciudad de Cusco, en el sur del Perú actual.

En idioma quechua tawantin suyu significa ‘cuatro regiones’. En idioma aimara se dice pusin suyu.

Hacia finales del siglo XI, los incas emigraron desde el centro de Bolivia hacia la zona norte de Perú.

Los incas surgieron desde las tierras altas de la actual Bolivia hacia el siglo XI. Desde el 1438 hasta el 1533, el Imperio inca conquistó una gran parte del oeste de América del Sur, centrándose en las cordilleras andinas, incluyendo una parte del moderno Ecuador, Perú en el oeste, el sur de Bolivia y el noroeste de Argentina. También el norte y centro-norte de Chile y el sur de Colombia. Abarcando cerca de 2 millones de km² entre el Océano Pacífico y la selva amazónica y desde las cercanías de San Juan de Pasto (Colombia) al norte, hasta el río Maule (Chile) y la población argentina de Cosquín (‘el pequeño Cusqo’) en el sur.

El idioma oficial del imperio era el quechua en diversas variedades, aunque existían cientos de lenguas locales y dialectos. Sus cultos eran variados en dependencia de sus formas locales, la mayoría de ellas relativas a locales o entes sagrados: "Huacas", pero la dirección inca alentó el culto a Inti, el dios del sol, e impuso su soberanía por encima de otros cultos como el de la Pachamama.[5]

Los incas consideraban que su rey, el sapa inca, era el "hijo del sol".[6]

Sin embargo luego de este periodo de apogeo el imperio entraría en declive por diversos problemas, siendo el principal la confrontación por el trono entre los hijos de Huayna Cápac: los Huáscar y Atahualpa, que derivó incluso en una guerra civil. Finalmente Atahualpa vencería en 1532, sin embargo su ascenso al poder coincidiría con el arribo de las tropas españolas al mando de Francisco Pizarro; estas capturarían al inca y luego lo ejecutarían. Con la muerte de Atahualpa en 1533 culminaba finalmente el Imperio inca, sin embargo, varios incas rebeldes, conocidos como los "Incas de Vilcabamba", continuarían la lucha contra los españoles hasta 1572 cuando fue capturado y decapitado el último de ellos: Túpac Amaru I.

Contenido

Leyendas sobre el origen

Leyenda de Manco Cápac y Mama Ocllo

Según la leyenda, Inti (el dios Sol) creó una pareja, el varón Manco Capac y su esposa Mama Ocllo, los cuales salieron de las espumas del lago Titicaca (entre las actuales Repúblicas de Perú y de Bolivia). Encargándoles crear una tribu y hacerle llegar a esta el culto como su dios único. Para lograr este objetivo el dios Sol les regaló un bastón de oro el cual les permitiría encontrar el lugar ideal para la fundación del Imperio, pues en él se hundiría el bastón hasta desaparecer.

En su viaje deciden separarse, tomando Manco Cápac al norte y Mama Ocllo al sur del valle, para convocar a la gente y someterla. Los habitantes de todo el valle los reconocieron como seres sobrenaturales. Después de un largo viaje, el cetro o bastón se hundió en el cerro Huanacauri, estableciendo su imperio en aquel lugar.

Manco Cápac mandó a los que estaban con él instalarse en la parte alta del valle, que se llamó Hanan Cusco; y Mama Ocllo colocó a los suyos en la parte baja o Hurin Cusco. Enseñaron a los hombres que allí vivían a trabajar la tierra y a construir canales. A las mujeres Mama Ocllo les enseñó a coser, cocinar y hacer telares.

Leyenda de los Hermanos Ayar

Esta leyenda es la que mejor explica la llegada de los grupos humanos al Cusco. Recogida en el siglo XVI por el cronista Juan de Betanzos obtenida de datos proporcionados por los parientes indígenas de su mujer. En la misma se ofrecen informaciones excepcionales por venir directamente del seno del imperio inca.

Según la leyenda, después de que Viracocha ordenara la creación del mundo, existirían parejas conformadas por cuatro hermanos y sus respectivas esposas, los cuales salieron de la cueva de Pacaritambo, casa del amanecer o casa de la producción. Sus nombres serian: Ayar Cachi y Mama Huaco; Ayar Uchu y Mama Ipacura; Ayar Auca y Mama Rahua; y, finalmente, la más importante de ellas, Ayar Manco y Mama Ocllo.

Este relato cuenta que, salieron lujosamente vestidos y se dirigieron al cerro Huanacaure, en sus faldas sembraron papas. Estando en aquel lugar, Ayar Cachi, lanza unas piedras logrando con su honda, quebrantar cuatro cerros. Con miedo ante la poderosa fuerza de Ayar Cachi, lo encierran en Pacaritambo y regresan a Huanacaure. Al paso de un año en ese lugar, se dirigen al Cusco, abandonando a Ayar Uchu en Huanacaure.

Este se dirigió finalmente hacia Inti (el dios Sol), el cual le ordenó que Ayar Manco cambiara su nombre por el de Manco Cápac. Tras dar el mensaje u orden, Ayar Uchu quedó convertido en un ídolo de piedra.

Llegando solamente al Cusco, Manco Cápac, Ayar Auca y las cuatro mujeres. Los cuales se establecieron en el lugar, siendo reconocidos por el Alcaviza, jefe de los pobladores cusqueños, como hijos del dios Sol. En donde construyen una casa en el lugar donde se encuentra el Coricancha, dedicándose a la siembra del maíz.

Expansión de los incas

El país de los incas, fundado por Manco Cápac, prevaleció durante cien años caracterizándose en expansión y consolidación. La ampliación de su dominio territorial y desarrollo histórico estuvo compuesto por tres etapas sucesivas definidas, las cuales son:

Expansión del Imperio inca desde 1438 d.C. hasta 1525 d.C.

Los lupacas y los coyas del lago Titicaca, a 200 km al sureste de Cuzco, eran dos tribus de lengua aimará que, juntos a los incas, eran los grupos más poderosos de la región. Inmediatamente al oeste de Cuzco estaban los quechuas, de la misma sangre, idioma y cultura de los incas, algo así como sus primos hermanos, al oeste de estos los chancas, que durante los primeros tiempos del reinado de Viracocha había ocupado los territorios quechuas.

  • Primera expansión y consolidación:

Correspondiente a los sapan incas Sinchi Roca y Lloque Yupanqui.

  • Segunda expansión:

Ocurre durante los gobiernos de los sapa incas Mayta Cápac, Cápac Yupanqui, Inca Roca, Yáhuar Huácac y Viracocha Inca.

  • Tercera expansión:

A cargo de Pachacútec Inca Yupanqui, el más grande estadista de los incas, Túpac Inca Yupanqui y Huayna Cápac Inca Yupanqui.

Nota: Aunque la historia recoge que los príncipes Auquis Huáscar y Atahualpa, se enfrascaron en una guerra fratricida, hasta la invasión de los españoles.

Gobernantes incas

Gestión de Manco Cápac

Manco Cápac nació en Tambutoco,[7] el lugar de uno de los muchos descansos que hicieron los sobrevivientes de su etnia: Taipicala al escapar de las invasiones aimaras en el altiplano andino.[8] Su padre se llamó Apu Tambo[9] el cual dio lugar luego a que los jefes locales se llamen así. El éxodo en el cual nació Manco Cápac duró 20 años aproximadamente, en el cual recorrieron solo 500 kilómetros, llevando un estilo de vida seminómada.[10] Manco Cápac fundó el Imperio incaico aproximadamente en el año 1200, y fue su primer gobernante. Creó leyes (como la pena de muerte para castigar el hurto y el adulterio feminino; mandó que cada varón tomase a su esposa de su propia familia, pero nunca antes de los 20 años de edad; propuso el culto al dios del sol como primera divinidad, y le labró un templo en el Cusco, e inmediata, a él una casa para las vírgenes consagradas a aquella deidad, las cuales debían ser de la sangre real de los incas.

Gobierno de Pachacútec

Monumento a Pachacútec de casi 5 metros, con base de piedra y estatua dorada.

Nacido con el nombre de Cusi Yupanqui, fue hijo del inca Wiracocha y de Mama Runto; siempre fue admirado por los nobles incas pues tenía la valentía, inteligencia y madurez que tanto le falta a su hermano Inca Urco. Pachacútec (‘el que cambia el mundo’)[11] fue el noveno gobernante del estado incaico y quien lo convirtió de un simple curacazgo a un gran imperio: el Tahuantinsuyo. Aunque no había sido designado como sucesor por su padre Huiracocha Inca, dirigió una defensa militar ante el belicoso ejército chanca mientras que este y su hijo Inca Urco habían huido del señorío. La victoria sobre los chancas hizo que Huiracocha Inca lo reconociera como su sucesor alrededor de 1438.

Conquistó muchas etnias y estados, destacando su conquista del Collao que acrecentó el prestigio de los incas y particularmente de Pachacútec, quien por la notable expansión de sus dominios fue considerado un excepcional líder. Mientras aún vivía, su hijo y sucesor Túpac Yupanqui derrotó al señorío Chimú y continuó con la expansión del Tahuantinsuyo. Además de conquistador, guerrero y emperador, diversas crónicas afirman que fue también un gran administrador, planificador, filósofo, observador de la psicología humana y carismático general.[12]

Actuación político - militar de Túpac Yupanqui

Pachacútec escogió inicialmente a Amaru Inca Yupanqui como sucesor, pero este era demasiado pacífico y bondadoso (lo llamaban Yupanqui el Bueno). Tales actitudes hicieron cambiar de opinión a Pachacútec, que nombró como su sucesor a su otro hijo: Túpac Yupanqui. Cuando Pachacútec estaba ya muy anciano le dejó asumir casi todo el poder.

Túpac Yupanqui (Tupaq Inka Yupanki) Nacio alrededor de 1440 en Cusco, fue el décimo gobernador inca. Asumió el co-reinado probablemente entre los 15 y 20 años, tras la muerte de su padre, se hizo cargo absoluto del poder. Debía tener poco más de 30 años. Durante su época como Hatun Auqui y luego como inca empleó la mayor parte de su tiempo en campañas bélicas de «pacificación» (conquista) e incluso de exploración. Lo llamaban el "Inca viajero", por sus largas ausencias fuera de Cusco, las cuales se dice que lo llevaron a lugares como Mangareva, Rapa Nui, el Paso del Chacao y el lejano y rico reino de Quito.

Tomó como esposa principal a su hermana paterna Mama Ocllo, aunque de esa unión tuvo pocos hijos. Sin embargo, dejó una fuerte descendencia entre concubinas y esposas secundarias. Murió alrededor de 1493 en Chincheros, por causa de envenenamiento por su esposa Chuqui Ocllo.

Reinado de Huayna Cápac

Emperador del Cusco, Nacido en Tumipamba alrededor de 1467, actual ciudad de Cuenca[13][14][15][16]

Hijo de Tupac Yupanqui y de la coya Mama Ocllo, nacido durante las expediciones de conquista emprendidas por su padre durante el reinado de Pachacútec. Durante su infancia y juventud fue llamado Tito Cusi Guallpa.

Túpac Yupanqui había nombrado como su sucesor a Capac Huari, pero cambio su decisión por Huayna Capac provocando así la ira de Chuqui Ocllo, madre de Capac Huari. Este hecho parece haber sido el detonante que impulsó a Chuqui Ocllo a envenenar a Túpac Yupanqui.

Ante este hecho, Huaman Achachi, un general fiel a Túpac Yupanqui (y hermano suyo) ocultó a Huayna Capac y después de muchos pleitos y la enérgica protesta de Mama Ocllo (madre de Huayna Capac) condenaron a Chuqui Ocllo y sus cómplices a la pena de muerte. En cuanto al pequeño Capac Huari, no se le hizo ningún daño debido a su inocencia. Sin embargo, se lo desterró a un lugar apartado bajo la vigilancia de personas de la confianza de Huaman Achachi.

Huayna Cápac, ya declarado sucesor de Túpac Yupanqui, tuvo como regente a su tío Apo Huallpaya hasta que alcance su mayoría de edad. Más tarde Apo Huallpaya propuso a su hijo al trono argumentando que Huayna Cápac era incapaz para el cargo, Huamán Achachi supo que además Apo Huallpaya tenía intenciones de matar al joven monarca. Apo Huallpaya y su hijo fueron sentenciados a muerte por traición, y ejecutados alrededor de 1525 en Quito (actual Ecuador).

Gestión gubernamental de Huáscar

Huáscar fue el duodécimo emperador inca, uno de los doscientos hijos de sangre de Huayna Cápac y uno de los terceros con acceso al trono. Nacio en 1491 en Huascarpata. Las versiones oficiales dicen que Huayna Cápac y su ya nombrado sucesor (Ninan Cuyuchi) fallecieron en 1527 de viruela, cuya epidemia empezaba a brotar por el Norte del imperio producto de la llegada de los conquistadores españoles. Ante este hecho, escoger al nuevo sapa inca se hacía difícil. Finalmente se decidieron por Huáscar pues este había sido nombrado como incap rantin (vicegobernador) de Cusco por el mismo Huayna Cápac. Muchos pretendieron el trono, entre ellos su hermano Atahualpa, quien terminaría quitándoselo por las armas en 1532, apresándolo y posteriormente acabando con su vida ya siendo cautivo de Francisco Pizarro, muere en 1533.

Efímero gobierno de Atahualpa

Atahualpa en quechua: Ata-wallpa 'gallo'[17][18] decimotercero gobernante inca, y aunque tuvo sucesores nombrados por los españoles es considerado como el último emperador incaico. Nació en 1500;[19] sin embargo, el lugar de su nacimiento es aún incierto.

Cuando Huáscar se coronó en Cusco como emperador le causó mucha preocupación la simpatía de su hermano con el ejército, motivo por el cual le ordenó que se presentara en Cusco. Atahualpa, convencido por sus generales de que si iba sería muerto, decidió organizar un ejército norteño y se declaró inca en la ciudad de Quito. De esta manera se dio inicio a la famosa guerra civil inca.[20]

Logró vencer a Huáscar en 1532 en Quipaypan, cerca de Cusco, tras lo cual Atahualpa se proclamó inca o emperador, después de haber ganado la guerra se dirigió de inmediato a Cajamarca para conocer a los españoles, después de un inesperado ataque español fue hecho prisionero por Francisco Pizarro. En prisión mantuvo algunos privilegios: se le permitió seguir administrando el imperio, aprendió a leer y escribir, también mantuvo una relación amistosa con Francisco Pizarro.[21] A los pocos meses fue acusado de traición por los españoles, lo acusaron de ocultar un tesoro, conspiración contra la corona española y de matar a Huáscar. Para su rescate fue obligado a pagar dos habitaciones llenas, una de plata y otra de oro, además de mujeres, entre ellas, su prima Cuxirimay Ocllo quien fue traída desde el Cusco y entregada como concubina a Francisco Pizarro. Aunque cumplió con su oferta, fue ejecutado de todas formas.[22] Escogió ser ahorcado después de bautizarse como cristiano.

Los incas durante el vasallaje español

  • Túpac Hualpa (inca durante dos meses, en septiembre y octubre de 1533), fue coronado por los conquistadores españoles, pero murió antes de llegar a la ciudad imperial en el Valle del Mantaro.
  • Manco Inca: coronado por los conquistadores españoles 1533 rebelado contra ellos 1536 abandona el Cusco, trasladando su capital primero a Ollantaytambo y luego a Vilcabamba. Murió en 1545.
  • Paullu (inca entre 1537 y 1549), coronado por los conquistadores españoles durante el gobierno de Manco Cápac II (1537), que además reinó cuatro años después de la muerte de este, durante el gobierno de Sayri Túpac Inca.

Reducto de los incas: Vilcabamba

Entre 1533 y 1572 algunos de los hijos de Huayna Cápac ―tras su rebelión contra los españoles― se refugiaron en la región de Vilcabamba. Lugar donde su poder se mantendría el centro de la resistencia.

Geografía y territorio

Ubicación geográfica

Ubicación geográfica del Imperio incaico.

La cordillera de los Andes, se caracteriza por la diversidad de su ecología: costas desérticas, parajes tropicales, altiplanos secos y fríos. El Imperio inca, ocupó un vasto territorio de esta parte de América del Sur, actualmente muchos de estos territorios pertenecen a la República del Perú, Ecuador, occidente de Bolivia, norte de Argentina, norte de Chile y el sur de Colombia. También dominaron el mar; posiblemente llegando hasta la Polinesia.

Lo que si debemos saber es que los incas como gobernantes, fueron los primeros estadistas de la América, ya que el gobierno que implantaron, fue para beneficio de sus súbditos: como dato interesante por los historiadores es que nunca este imperio pasó hambre, abusos ni injusticias; a pesar que la sociedad incaica era piramidal, siempre la cabeza actuó en beneficio del pueblo, que era la razón de ser del Estado incaico, por mandato del dios Inti.

Aunque no se ha podido probar la hipótesis de que los incas llegaron a Oceanía, concretamente a islas de la Polinesia, existen en la Isla de Pascua rasgos topónimos, costumbres y vestigios arquitectónicos, inclusive se cuenta una leyenda del arribo de un inca hasta con el nombre casi exacto en otra isla de la polinesia.

Sociedad y politica

Organización política y administrativa

El gobierno imperial era de tipo monárquico teocrático y la máxima autoridad era el emperador, aconsejado por el consejo imperial. El gobierno local o distrito estaba a cargo de un tucuyrucuy, que actuaba como virrey.

El líder supremo del Imperio se hacia nombrar apu inca (‘divino inca’), sapa inca (‘único inca’) por ser de origen divino, este debía ser ante todo un guerrero, y estar vinculado y ser reconocidos por los jefes locales de las tribus conquistadas. Aunque estas relaciones no se llevaban a cabo en cada distrito, por lo cual a veces conducían a guerras de reconquista.[23]

La "Capac cuna" era la lista oficial de gobernantes de la civilización inca. Sin embargo en ella no se encuentra con exactitud todos los gobernantes de este imperio, ya que fueron borrados de la historia oficial del mismo por distintos motivos. En total, fueron