Saltar a: navegación, buscar

Cattleya

Cattleya
Información sobre la plantilla
Cattleya labiata otro.jpg
Reino:Plantae
Subreino:Tracheobionta
División:Magnoliophyta
Clase:Liliopsida
Subclase:Liliidae
Orden:Asparagales
Familia:Orchidaceae
Tribu:Epidendreae
Género:Cattleya
Especie: 60 especies

Cattleya. Es un género de Orquideas, con aproximadamente 60 especies, son originarias de las partes intermedias a altas de América Central y Sur América. La Cattleya ha sido llamada la “Reina de las orquídeas”. En el mundo se encuentran cerca de 65 especies diferentes. Bajo esta denominación se encuentran los híbridos intergenéricos: x Laeliocattleya, x Brassocattleya, x Brassolaelio cattleya. La mayoría de plantas de este grupo crecen como epífitas en el lindero de los bosques o en la copa de los árboles, donde reciben luz fuerte pero moteada. Las raíces de estas plantas son gruesas, carnosas de desarrollo superficial. Los pseudobulbos son una defensa contra la sequía periódica.

Historia

Cattleya

Las cattleyas, cuyo nombre "Cattleya" es en honor de William Cattley orquidólogo aficionado inglés y John Lindley que la clasificó como nuevo género, fueron introducidas a Europa por accidente en el año 1824, por William Cattley, un horticultor inglés. Se cuenta que un día recibió un cargamento de cueros envueltos en un montón de plantas tropicales y hojas de una especie que no conocía. Por curiosidad decidió cuidar algunas de esas plantas, obteniendo así una orquídea de flores grandes, que se conoció con el nombre de cattleya, derivado del suyo propio.

Descripción

Cattleya
Son epífitas y tienen pseudobulbos. Poseen hojas foliares dícticas, que forman una planta péndula con formas de volantes e inflorescencias auxiliares uniflorales en las que la flor está boca arriba con un apéndice truncado hacia el labelo el que posee una apícula.

Las Cattleyas se dividen en dos grupos: Cattleyas labiatas o unifoliadas: Por lo general se encuentran en Suramérica, sus flores son grandes y de pétalos anchos, tiene una hoja que sale del ápice del pseudobulbo. Producen dos o tres flores, que duran de 1 a 4 semanas. Florea dos veces al año. Estas cattleyas son muy populares por sus flores grandes y entre las especies más conocidas están Cattleya maxima, Cattleya dowiana, Cattleya trianae, Cattleya mossiae, etc. Las cattleyas bifoliadas: Son de Centroamérica, tienen flores pequeñas (en racimos de 20 o más flores) de más intenso y variado color que las unifoliadas, y también su textura es mejor.

Distribución y hábitat

Planta de Cattleya.

Se distribuye desde Guatemala pasando por Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Brasil. Se encuentran en bosques de montaña de niebla y humedad en alturas de 1000 a 1500 metros. En Perú se denomina "Ciudad de las Orquídeas" a la Ciudad de Moyobamba.

Características generales

Al género cattleya pertenecen plantas originarias de las zonas tropicales del sur y de centro américa. el género comprende algo más de 60 especies comúnmente epífitas y en pequeña parte litófilas con desarrollo simpoidal, con pseudobulbos de largo variable de pocos centímetros hasta un metro que llevan a su extremidad una a dos hojas sin pecíolo de consistencia correosa y espesas.

Tallos e inflorescencias

Los tallos (pseudobulbos) surgen uno después del otro de un fuste rizomatoso en posición horizontal. Las inflorescencias son, en casi todas las especies de cattleya (con alguna rara excepción), terminales y son constituidas por 2 a 10 flores que se desarrollan en el ápice del tallo.

Flores

La flor de cattleya es grande y los pétalos y los sépalos generalmente son del mismo color mientras el labelo muy desarrollado tiene los bordes ondulados, desflecados y adornado con llamativas manchas con colores a menudo muy diferentes del resto de la flor. La flor, como en todas las orquídeas, tiene una sola antera que contiene órganos de forma ovalado/redondeante que contienen el polen reunido en masas llamadas polinias que en la cattleya son ocho, siendo cuatro estériles. Las muchas especies de cattleya a menudo son muy diferentes entre ellas y han engendrado por tanto no poco problemas en su clasificación tanto que, se ha decidido clasificarle sencillamente en unifoliadas y bifoliadas:

  • Las cattleya unifoliadas, son las que desarrollan una sola hoja y tienen la particularidad de tener flores un poco más grandes que las bifoliadas y en número inferior;
  • Las cattleya bifoliadas tienen dos y hasta tres hojas.

Las cattleya son plantas muy rústicas y no tienen exigencias particulares en su cultivo.

Ciclo vegetativo

Las orquídeas cattleya tienen un tallo rizomatoso qué se desarrolla horizontalmente con grandes raíces carnosas que se meten en el sustrato, llegan al borde superior de la maceta y superándolo, se adhieren a las paredes externas. El fuste emite a su ápice una gran gema vegetativa del que se desarrolla un tallo pseudobulboso en cuyo extremo se forman dos/tres hojas. El tallo pseudo-bulboso se forma durante un ciclo vegetativo de la planta de cattleya cuya duración es inferior a un año. Al inicio de cada período vegetativo se tiene la emisión de un nuevo tallo pseudobulboso qué se forma a pocos centímetros delante del precedente en cuánto el fuste rizomatoso mientras tanto se ha alargado algún centímetro. Con el pasar del tiempo se tendrá una fila más larga de pseudobulbos de los que el último es el más joven. Por lo que en la misma planta de cattleya se encuentran: un pseudobulbo, él último, que está creciendo; el penúltimo en flor; el antepenúltimo habiendo florecido el año anterior queda en la planta con las hojas pero no florecerá más; el cuarto con las hojas amarillentas; el quinto está allí falto de hojas ya secas o en proceso de extinción. La cattleya es por tanto una planta que camina con su fuste horizontal y se desplaza del centro de la maceta hacia el exterior y al final podrá resultar en posición tan excéntrica con respecto del centro de la maceta que amerita un trasplante. También puede ocurrir que se formen otras gemas vegetativas o la emisión de una gema lateral en el fuste. De este modo la planta de cattleya crescerá por dos o más direcciones diferentes. Las cattleya son orquídeas que tienen necesidad de un período de descanso alrededor de octubre - abril, ligeramente distinto en algunas especies dónde puede ser más breve. Durante este período se tienen que suspender las aspersiones (octubre) pero se continúan los riegos por aquellas orquídeas que manifiestan claramente qué todavía están vegetando y se suspenden los riegos mano que completan la vegetación. En todo caso dentro de octubre todas estarán en descanso y desde entonces, nada de agua pero mucha luz y mucho aire. Hacia abril, para estimular la reanudación vegetativa se hace el primer riego sumergiendo la maceta de la cattleya en agua y dejando impregnar bien el sustrato, después se deja escurrir el agua en exceso y se cultiva como siempre retomando las nebulizaciones y los abonos.

Variedades

Variedad

Existen infinidad de variedades e híbridos comerciales que son de flores grandes con colores: blanco, morado, rojo, amarillo, anaranjado y diversas combinaciones de tonalidades entre ellas. Por su belleza, tamaño, fragancia y el nacarado de sus flores están consideradas como las más caras. Una sola flor llega a valer a la venta en el vivero hasta en $ 80.00. Sin embargo son las más difíciles y lentas de cultivar. Una planta adulta a la venta oscila entre los $ 300.00 y los $ 600.00.

Enfermedades y Plagas

Enfermedad

La gravedad de las enfermedades y plagas que padecen las orquídeas del género Cattleya es extremadamente variable principalmente en función de las técnicas de cultivo adoptadas. En efecto la mayor parte de las patologías que se manifiestan en nuestras orquídeas, son causadas por técnica inadecuadas de cultivo.

Enfermedades no parasitarias

No se trata de enfermedades en si, pero causan igualmente serias patologías en la orquídea o pueden ser el preludio de una siguiente infestación parasitaria. Temperaturas, luz, humedad y abonos tienen que ser reguladas de modo preciso y en función de las exigencias específicas de las plantas individuales.

Caída de las hojas La mayor parte de las veces, es debido a un exceso hídrico

Detención del crecimiento y caída de las flores Lo contrario es debido a un escaso riego

Presencia de hojas algo túrgidas y poco brillantes Es debido a una escasa humedad ambiental

Faltada floración La causa principal es una mala iluminación

Quemaduras en las hojas Son debidas a excesos de luz que afectan parcialmente la hoja secandola. La quemadura es muy peligrosa porque representa una puerta de entrada de muchos microorganismos patógenos, sobre todo hongos.

Enfermedades parasitarias

Causadas de insectos y ácaros

Presencia de manchas oscuras Las manchas oscuras indican la presencia de Cochinilla. Pueden variar de oscuro o claro como la cochinillas algodonosas. Se identifican fácilmente raspando con la uña. Si se desprenden facilmente, son Cochinillas. Se caracterizan por tener una especie de escudo protector, de color blanco.

Remedios Retirarla con un hisopo mojado de alcohol o lavar con un agua y jabón neutro frotando muy delicadamente con una esponja para remover los parásitos. Después la planta debe ser enjuagada muy bien para eliminar todo el jabón. Los tratamientos con insecticidas anticochinillas, para que sean mucho más eficaces, deben ir dirigidos contra las larvas, que son más sensibles que el adulto.

Causadas por hongos Sabemos que todas las enfermedades padecidas son casi siempre causadas por malas condiciones de cultivos es decir: excesiva humedad, poca ventilación, bajas temperaturas, sustratos que absorben demasiada agua y que se degradan fácilmente. Teniendo ciudado de evitar estas adversas condiciones, las enfermedades causadas por hongos, serán algo raras.

Causadas de bacterias Las enfermedades bactéricas más comunes en las orquídeas son:

  • Necrosis foliar

Esta enfermedad es particularmente grave sobre Phalaenopsis pero también puede golpear otros géneros de orquídeas. Los responsables son muchos tipos de bacterias, Pseudomonas spp. y Acidivoras spp. Los síntomas típicos son la aparición de lesiones de mancha de aceite que sucesivamente se convierten en manchas oscuras. En las orquídeas adultas la infección se inicia en las hojas y puede alcanzar el fuste. Las áreas infectadas manifiestan exudaciones que son colonias bacterianas. Sobre Cattleya, generalmente no es mortal si no se interviene enseguida, la planta será comprometida. La enfermedad puede ser bien controlada mejorando las condiciones de cultivos sobre todo los riegos, con tratamientos a base de Sulfato de idrossichinolina.

  • Podredumbres de los pseudobulbos

Los responsables de esta patología son bacterias pertenecientes al género Erwinia spp. La enfermedad se manifiesta con la presencia de una pequeña mancha aceitosa amarillenta inicialmente a menudo al centro de la hoja, poco a poco la mancha se pone cada vez más oscura. En ese punto la bacteria alcanza los tejidos interiores de la planta y transforma la planta en una masa negruzca y marcescente. Viceversa, otras bacterias pertenecientes a este género pueden atacar directamente las raíces y los pseudobulbi con la misma sintomatología. La lucha contra esta bacteria es preventiva, teniendo ciudado de usar utensilios desinfectados y limpios.

Causadas por virus Son numerosos los estudios sobre los virus que atacan las orquídeas. Actualmente han sido identificados unos treinta virus. La transmisión también en este caso, ocurre principalmente por el empleo de utensilios no limpiados y no desinfectados en efecto comúnmente se trata de virus no específicos para las orquídeas qué tienen un gran abanico de plantas huéspedes. Usando utensilios que anteriormente hemos usado sobre otras plantas infectadas (en los que la enfermedad puede ser no manifiesta también), podemos transmitir la enfermedad sobre nuestras orquídeas.

Denominaciones

  • Ácaros: Araña roja, Araña parda, Araña blanca.
  • Aceite de Neem
  • Black rot, Podedumbre negra, Roña negra
  • Botrytis, Podedumbre gris
  • Caída de yemas], Caída de botones florales
  • Caracoles y Babosas
  • Cochinilla, Cóccidos, Conchuelas, Escamas, Conchillas, Conchitas, Conchuelas, Chanchitos
  • Cochinilla de la humedad (Próximamente)
  • Colapso de las células del Mesófilo
  • Cucarachas
  • Daño por frío
  • Estrés térmico
  • Luz artificial
  • Malas hierbas
  • Manchas en hojas por Phyllosticta
  • Manipulación de los daños
  • Mosca blanca
  • Mosquito que ataca las flores
  • Orugas
  • Pulgones, Áfidos
  • Quemaduras por fertilizante
  • Remedios caseros
  • Retorno a interior, después del verano
  • Saltamontes
  • Trips
  • Virus

Prevención de enfermedades

  • Estar muy atentos a no perjudicar alguna parte de la planta, sea ellas hojas, flores o raíces;
  • Evitar dejar mojadas las partes aéreas de la planta durante la noche;
  • Controlar la buena ventilación de nuestra orquídea
  • Eliminar restos de sustrato que resultan evidentemente podridos, hojas muertas, etc.;
  • Siempre esterilizar los utensilios que se usan, en particular las tijeras deben ser esterilizadas preferiblemente a la llama y también las nuevas macetas utilizadas al momento del trasplante deben ser bien lavadas y por lo tanto esterilizados con alcohol o lejía y tener siempre las manos perfectamente limpias;
  • Evitar rociar la planta durante las horas más calurosas del día ya que los poros están muy dilatados y el agua representa un vehículo preferencial por los microorganismos patógenos;
  • Dotar a los radiadores de casa de humectadores para evitar el aire muy seco;
  • Si se ha realizado el trasplanto y se han eliminado las raíces muertas, esperar una semana antes de proceder al riego para permitir a las heridas de cicatrizarse;
  • Si en casa tienes muchas orquídeas ten ciudado de no tenerla en contacto entre ellos para evitar la difusión de eventuales enfermedades;
  • Si se compra una nueva orquídea ten ciudado de tenerla por cierto período en cuarentena, es decir lejana de las otras hasta estar seguros de su salud;
  • Dedicáis cada día algún minuto diario a observar tu orquídea para averiguar su estado y entender por lo tanto si hay sufrimientos en curso.

Cultivo

Son fáciles de cultivar las Cattleyas híbridas o aquellas que se obtuvieron por el cruce entre especies del mismo género o especies de géneros diferentes (intergenéricos) como:

Clima

Nuestro clima tiene condiciones ideales de luz, temperatura, humedad y lluvias; sin mucho esfuerzo y sin necesidad de poseer conocimientos de Botánica se puede obtener éxito con las Cattleyas. Se las puede ubicar bajo un árbol, enramada, en un balcón, y cualquier otro lugar en donde se desenvuelvan y florezcan. Pero conviene tener en cuenta ciertas exigencias de estas plantas.

Temperaturas

En su hábitat natural reciben la influencia beneficiosa de los bosques, de las lluvias, de las condensaciones del rocío sobre las hojas y de las corrientes de aire, que aminoran el calor de esas regiones, manteniéndose una temperatura media entre 25º a 30ºC durante el día y 14º a 16ºC en las noches frescas, siempre con una alta humedad. Estando en cultivo, podemos procurarles la misma temperatura, así en días de excesivo calor de verano, con más de 35ºC, se les aumenta la humedad ambiental mojando pisos, pasillos, mesas, paredes del orquidario y también asperjando las hojas e instalando depósitos con agua debajo de las plantas para que su evaporación llegue hasta ellas. Nada mejor que instalar ventiladores y humidificadores en el orquidario para mitigar el calor. La diferencia de temperatura entre el día y la noche es esencial para la salud de las orquídeas cultivadas, sea en la casa o en un orquidario, se necesitan 3º a 4ºC de variación entre el día y la noche. Las Cattleyas nativas provienen de regiones húmedas, en donde la humedad relativa es bastante alta, entre 60 a 80%. Las lluvias tropicales son frecuentes y bien distribuidas durante el año, con unos 2 o 3 meses de sequía, pero durante ese tiempo se mantiene la humedad en los bosques y un rocío denso cubre las plantas. Durante el día desciende algo la humedad a causa de los vientos y vuelve a aumentar por las noches. La floración está determinada por el fotoperiodo en algunos híbridos. Se trata de plantas de días cortos y es posible adelantar o retrasar la floración. El tratamiento fotoperiódico consta de 8 a 10 semanas de días cortos (3-6 horas/noche) con temperatura próxima a los 15ºC

La luz

La luz es uno de los factores más importantes en el cultivo de las Cattleyas. Necesitan recibir luz brillante durante la mayor parte del día, un mínimo de ocho a doce horas de luz, siempre es mejor el sol filtrado de la mañana, nunca el sol directo del verano porque las quema; en verano las plantas deben estar protegidas. Se las ubica de Este a Oeste de manera que reciban la primera luz del día. La poca iluminación es una de las causas más frecuentes de la falta de floración de las orquídeas. Los tallos y seudobulbos deben crecer rectos y fuertes, sin necesidad de sujetarlos con estacas. El follaje de color verde oliva intermedio nos indica que las plantas reciben suficiente iluminación, lo contrario se observa en tallos y seudobulbos caídos, hojas de coloración verde oscuro, abundante follaje y nula floración. Hojas amarillas indican exceso de luz solar, en este caso tampoco hay floración. El cultivador de orquídeas necesita observar y estudiar sus plantas para comprender si están a gusto.

Circulación del aire

La circulación del aire es también un factor muy importante. Necesitan aire puro en movimiento para evitar enfermedades y plagas que afectan a nuestras orquídeas. El aire debe estar circulando continuamente alrededor de las plantas, especialmente en días de mucho calor y alta humedad. En la naturaleza, las Cattleyas se instalan en las ramas más altas de gigantescos árboles, donde la ventilación es abundante así como la cantidad de luz que les llega.

Substrato

Se recomienda la siguiente mezcla: Corteza de coníferas (70%); hoja de leguminosas molida (20%); poliestireno o perlita (10%). Conviene un sustrato poroso, de fácil escurrimiento del agua de riego, donde las raíces encuentren suficiente circulación de aire. El pH debe oscilar entre 5 y 6.

Propagación

La división de matas se realiza cuando en las plantas emergen las raíces de la maceta y tienen más de 10 pseudobulbos, así una nueva será de 5 de estos.

Floración

Normalmente producen dos o tres flores, que se mantienen por tres o cuatro semanas, ocurriendo un máximo de dos floraciones al año. La floración está determinada por el fotoperiodo en algunos híbridos. Se trata de plantas de días cortos y es posible adelantar o retrasar la floración. El tratamiento fotoperiódico consta de 8 a 10 semanas de días cortos (3-6 horas/noche) con temperatura próxima a los 15°C.

Riego

La orquídea cattleya requiere riegos regulares que deben ser efectuadas cuando se percaten que el sustrato esta casi seco. La frecuencia varia según las dimensiones de la maceta (una maceta pequeña secará antes de una maceta grande que al contrario necesitará más tiempo para secarse). Un método es sopesar la maceta. Si se siente ligera hace falta regar, viceversa si es pesada. En la naturaleza las raíces de las Cattleyas, al ser mojadas por la lluvia y secadas por el sol y el viento, presentan un crecimiento rápido y regular. Por esta razón, sea dentro de una casa o un invernadero, estas plantas deben secarse antes del siguiente riego, para lo cual es conveniente contar con un medio de siembra que drene bien y que no se mantenga húmedo, ya que ocasionaría pudrición de raíces (raíces blandas y color marrón).

Humedad

Mantener un entorno húmedo alrededor de la planta de cattleya es fundamental. Ahora, en nuestras casas no es siempre simple lograr aparentar un rincón de selva tropical. Para lograr acercarse a éste podemos posar la maceta que contiene la planta sobre un posamaceta (u otro recipiente) en el que habrán arreglado arcilla difundida o de la grava en la que siempre tendrás poca agua. De este modo las raíces de la orquídea no entrarán en contacto con el agua qué evaporándose garantizará alrededor un entorno húmedo tal como rociar una vez al día las hojas. Tenemos presente que la humedad optima para la cattleya no es en todo caso particularmente elevada ya que anda alrededor del 70%. Obviamente todo eso está en proporción a la temperatura: temperaturas elevadas solicitarán mayor humedad pero en este caso es fundamental garantizar a la planta una buena ventilación para evitar peligrosos estancamientos hídricos qué pudieran provocar la manifestación de peligrosas patologías. Por la salud de todas nuestras plantas, se recomienda contar con humectadores para evitar que el aire de la habitación sea muy seco. Además recordamos que una falta de agua provoca una concentración en el sustrato de los elementos nutritivos que se han suministrado gradualmente, volviéndose extremadamente dañinos por la planta.

Abono

La cattleya debe ser abonada cada 15-20 días con un abono balanceado y variando su relación entre N:P:K (Nitrógeno: Fósforo: Potasio) según el estadio de desarrollo de la planta. La lógica de seguir en el suministro de los fertilizantes es la siguiente: para favorecer la reanudación vegetativa de la planta, se suministra a la orquídea una mayor cantidad de Nitrógeno (N) y se usa la fórmula 30:10:10 (N:P:K) qué quiere decir: 30 partes de Nitrógeno (N), 10 partes de Fósforo (P) y 10 partes de Potasio (K). Cuando llega el período de la floración se disminuye el nitrógeno y se aumenta el Potasio y se usa por tanto la fórmula 10:30:20. Durante los otros períodos se usa la fórmula balanceada 20:20:20. Los abonos deben ser disueltos en el agua de riego en porcentaje muy bajo, 0,5% si se usaran frecuentemente (dos veces a la semana) o 1% si se usaran una vez a la semana. En todo caso no superar nunca 1 g por litro de agua. Obviamente estas indicaciones son pertinentes a sustratos inertes, es decir que no aportan ningún elemento nutritivo a la planta (a tal propósito consultar: Tipo de sustrato y trasplante). Las dosis deberán ser disminuidas en caso de que se utilice un sustrato no inerte. Es fundamental que los abonos sean efectuados con el sustrato mojado para evitar peligrosas concentraciones de sales minerales qué pudieran perjudicar las raíces. Es importante no dejar nunca secar completamente el sustrato de la cattleya ya que se tendría una excesiva concentración de las sales minerales. Sería oportuno que después de un cierto número de abonos (4 o 5) se proceda a un riego sin abono de modo que aclarar el sustrato y bajar la concentración salina.

Suelo y trasplante

La cattleya se trasplanta cuando el sustrato se ha deteriorado o bien cuando ya la planta rebosa la maceta o las raíces ya no encuentran ningún sostén. El período optimo para efectuar el trasplante es la reanudación vegetativa es decir cuando la planta de cattleya emite nuevas raíces. Pero es importante esperar que éstas hayan alcanzado un largo de al menos 3-4 cm antes de trasplantar. Obviamente la disposición mejor, sería la posibilidad de dejar libres las raíces de encaramarse sobre una rama o un tronco. Pero más allá de estas disposiciones decididamente complejas de hacer dentro de casa, elegiremos un contenedor apto (en comercio existen de muchos tipos pero si quieres ahorrar, también un contenedor del helado oportunamente pinchado queda bien) pero tendremos particular cuidado en la elección del sustrato cuya primera característica debe ser de ser bien drenante, qué permita una buena aireación de las raíces y que tenga la capacidad de retener la humedad. Respecto a eso es consagrada la Osmunda, muy difícil de hallar y en su sustitución podras usar el bark de talla entre los 2 y los 3 cm con la añadidura de un poco de turba de sfagno o cisco y varios materiales inertes por ejemplo poliestireno. Antes de proceder al trasplante de la cattleya, lavar bien el bark dejándolo en inmersión por algunos días en agua de modo que eliminar el polvo presente, sacar las impurezas presentes que van a acabar sobre el fondo del recipiente y asegurar así su perfecta hidratación. Si las raíces al momento del abocinado se adhieren demasiado resistentemente a la maceta, es oportuno sumergir la maceta por unos 30 minutos en agua ligeramente tibia. Si esta técnica no funcionara, entonces cortar la maceta. No forzar las raíces de la cattleya que podrían perjudicarse. El rizoma lo debes arreglar horizontalmente, casi a la altura del borde de la maceta buscando el modo de arreglar el bark alrededor de las raíces.

Curiosidad

El género Cattleya fue descubierto el 1924 por el botánico John Lindley. Ocurrió que William Cattley di Barnet, un rico labrador inglés y apasionado coleccionista de plantas exóticas, encontró entre las plantas enviadas, el de hojas de consistencia carnosa que sirvieron como embalaje. Despertada la curiosidad cultivó de ello algunos y uno de estos floreció. Ya que no supo de qué se trataba, la hizo estudiar por John Lindley qué la clasificó como nuevo género y le dio el nombre de Cattleya por su descubridor. La Cattleya es la flor nacional de algunos países: la Cattleya Trianae de Colombia, la Cattleya Mossiae de Venezuela, la Cattleya Skinnery de la Costa Rica.

Véase también

Fuentes