Saltar a: navegación, buscar

Fruta del pan

Fruta del pan
Información sobre la plantilla
Fruta del pan.jpg
Nombre Científico:'
Reino:Plantae
División:Artocarpus communis
Clase:Artocarpus incisa
Orden:Moráceas
Familia:Moráceas

Fruta del pan (Artocarpus altilis). Es una fruta tropical nacida del árbol del pan, con nombre científico Artocarpus altilis. Debe su nombre a la similitud que tiene su pulpa con la del pan.

Descripción

Fruto comestible que tiene una forma redonda u ovalada, dependiendo de la especie, por lo general son de gran tamaño en comparación a otras frutas, puede llegar a tener 30 cm de diámetro y un peso de entre 2 a 4 kg. Su corteza es de color verde, y su textura es gruesa y rugosa, aunque puede variar a un color amarillo a medida que avanza su madurez. Su olor es característico.

En su interior posee una pulpa comestible, de sabor dulce, y su aroma es penetrante. Puede tener o no semillas, existiendo variedades que tienen más de 60 semillas, de tamaño similar a las castañas.

Origen

Es proveniente de las Islas de Pacífico y del sudeste asiático, específicamente de los países de Indonesia y Nueva Guinea, Aparece en la prehistoria en su forma de cultivo silvestre en Polinesia, desde donde fue importado por viajeros al continente europeo.

Propiedades

Se considera una de las frutas carnosas más energéticas debido a su alta cantidad de agua e hidratos de carbono (en forma de almidón), además de las proteínas y lípidos que se presentan en cantidades superiores a otros frutos. Posee minerales como potasio, calcio, fósforo, hierro, y vitaminas como la C, la más abundante, y en menor medida las A, B, B1, B2 y B3. Propiedad Cantidad Energía (kcal) 94,00 Proteínas (g) 1,47 Grasa (g) 0,30 Hidratos de carbono (g) 24,01 Colesterol (mg) 0,00 Fibra (g) 1,60

Variedades

Se describen 166 clases, algunos nombres son: Tonga, Niue, Samoa, Americana Occidental, Papúa Nueva Guinea, Nuevas Hébridas y Rotuma. Hay 70 variedades con semillas y sin semillas en Fiyi, las que están separadas en 8 clases por la forma de la hoja.

Utilidad

Ha sido muy utilizado para aliviar: asma, antidiarreico, antihelmíntico, conjuntivitis, diabetes, dolor de oído, eliminación de verrugas, Extracción de espinas, forúnculos, hongos bucales, neutralizador de venenos, tensión arterial.

Se puede comer madura como una fruta o inmadura como un vegetal. Se recoge aun "almidonosa" y se hierve, o, como es tradicional de las Islas del Pacífico, se asan en un horno subterráneo sobre rocas previamente calentadas. A veces se rellenan de coco, antes de asar.

Los frutos maduros de los de tipo de cáscara firme Malayos, se cortan en tiras y luego se fríen es sirope o azúcar de palma hasta que estén dorados y crujientes. Los filipinos disfrutan de la fruta cocida con azúcar y coco.

Las frutas completamente maduras, cuando son más dulces, se cuecen enteras con un poco de agua en una olla. Algunos cocineros quitan el tallo central antes de cocinarla y ponen mantequilla y azúcar en la cavidad. Otros preparan las frutas al horno con mantequilla, sal y pimienta.

También los frutos maduros se cortan a la mitad o en cuartos y se cuecen al vapor por 1 o 2 horas sazonados de la misma manera que las hechas al horno. Las frutas vaporizadas son a veces cortadas en rodajas cubiertas con harina y fritas en grasa.

En Hawaii, los frutos se cortan en trozos y se cuencen, para servirlos con mantequilla, azúcar o sal y pimienta, o cocinado con otras verduras, agregando tocino y leche como una sopa.

En las Bahamas, una sopa de fruta de pan se hace por ebullición de pedazos de fruta de pan inmadura en agua hasta que el líquido comience a espesar y, a continuación, añaden carne de cerdo salada cocida, cebolla picada, pimienta blanca y sal, remueven hasta que espese, y agregan leche y mantequilla. El caldo resultante se cuela, se añade un poco de jerez y se vuelve a cocer a fuego lento hasta que esté listo para servir.

La pulpa raspada de frutas de pan suaves y maduras se combina con leche de coco (no agua de coco), sal y azúcar y se ponen al horno para hacer un flan. Un postre más elaborado se hace del puré de frutas de pan maduras, mezclado con mantequilla, 2 huevos batidos, azúcar, nuez moscada, canela, un poco de brandy o jerez, que luego se pone a hervir. Hay muchos otros platos propios de las diferentes áreas. La fruta de pan es también acarmelada o, a veces, preparado como un encurtido dulce.

En Micronesia, la piel se raspa con una concha afilada, o se pelan con un cuchillo, se les quita el núcleo, se cortan y se ponen en sacos o canastas, se sumergen en el mar durante unas 2 horas, mientras son golpeadas o pisoteadas; una vez drenadas en tierra durante unos días se envasan en cajas forradas de hojas de banano y se dejan fermentar durante un mes o más, las hojas se cambian semanalmente.

En la Polinesia y Micronesia, un gran número de frutas se cuecen en un horno nativo y se dejan fermentar. Después de un período de unas pocas semanas, los lotes se sacan cuando es necesario.

En el Nuevo Hebrides, las frutas de pan peladas se envuelven en hojas y se colocan a fermentar en montones de piedras en las playas abiertas donde sean inundadas con la marea alta.

En Samoa, las frutas de pan con semillas se pelan, lavan, se cortan en cuartos y se dejan fermentar alineadas en un hoyo cubierto con capas de hojas de plátano, Heliconia, y cubiertos con tierra y rocas. Los frutos fermentan durante largos períodos, a veces durante varios años, y forman una masa pastosa denominada masi.

Las semillas se separan y la pasta se envuelve en hojas de Heliconia untadas con crema de coco y el producto se cuece al horno durante 2 horas. Adquiere un fuerte olor como a queso, que es muy apreciado por los nativos.

El método original de la fabricación del poi, contiene: pelado, lavado y cortado a la mitad la fruta, desechando el centro, se colocan los frutos en hoyos de piedra revestida con hojas de Cordylme terminalis Kunth, alternando las capas de frutas con frutas viejas fermentadas, se cubre la capa superior con hojas y se rellena el hueco con tierra y rocas. El contenido se deja fermentar, lo que produce un proceso de acidificación que preserva la fruta de pan durante varios años.

El Poi moderno está hecho de frutos maduros aun firmes, cocidos enteros hasta que estén tiernos, se quita el corazón, se cortan el lascas, y se amasan a pasta con adición de agua. Se cuelan por un tamiz fino y ya está listo para comer. Si se mantienen en la nevera durante 2 días, sólo necesitará un poco de agua que se añade amasando justo antes de servir. El valor alimenticio y la digestibilidad de la mezcla se mejoran con la adición de Poi taro que es valorado como muy alimenticio y no alergénico.

En las Seychelles, la fruta de pan sin semillas se corta en rebanadas de 1 / 2 pulgada (1,25 cm) de espesor y se secan durante 4 días a 120 °F (48,89 °C).

En algunas islas del Pacífico, los frutos parcialmente asados y pelados se secan para formar panes que soportan largo tiempo de almacenamiento.

La fruta de pan "sumergida" Ceilonesa está hecha rebanando la fruta en una solución de sal, luego se blanquean en agua hirviente durante 5 minutos, se secan a 158 °F (70 °C) durante 4 a 6 horas antes de guardarlas.

Las rebanadas se mantendrán en buen estado de 8 a 10 meses. En Guam, las frutas se cuecen, luego se convierten en un puré, se cuelan en un tamiz fino, se secan al sol y se envuelven en hojas para el almacenamiento. Al comerlas se empapan en agua para ablandar la masa. Esto podría ser llamado "pan de cuero".

En la pequeña Kapingamarangi en el atolón de las Islas Carolinas, la pasta cocida se aprieta en láminas de 5 pies (1,5 m) de largo y 20 (50 cm) de ancho, se secan al sol sobre esteras de hojas de coco, estas láminas secas luego se enrrollan en forma de cilindros, se envuelven en hojas de Pandanus y se pueden almacenar al menos por 3 años.

Los frutos secos se han convertido en harina, y se han explorado métodos para la mejora de la tecnología de producción de esta en Barbados y Brasil con vistas a su utilización como sustituto de la harina de trigo en la fabricación de pan. La combinación se ha encontrado más nutritiva que la harina de trigo sola. La harina de la fruta de pan es mucho más rica que la harina de trigo en la lisina y otros aminoácidos esenciales.

En Jamaica, la harina se hierve, se ensulza, y se come en el desayuno como avena. Las frutas de pan blandas o muy maduras son mejores para hacer los "chips" que se están fabricandos comercialmente en Trinidad y Barbados. Algunas frutas de pan se enlatan en Dominica y Trinidad para el traslado a Londres y Nueva York.

En Jamaica, Puerto Rico y el Pacífico Sur, las espigas de las flores macho caídas, se hervien, se pelan y se comen como vegetales, o se acarmelan por recocido durante 2-3 horas en sirope y, a continuación, son laminadas en azúcar en polvo y secadas al sol.

Las semillas pueden ser hervidas, tratadas al vapor, asadas o cocidas en brasas para comerlas con sal. En el África occidental, se machacan a veces en un puré. En Costa Rica, las semillas cocidas se venden por los vendedores ambulantes. Las frutas de pan inmaduras se cocinan para alimentar a los cerdos. Las maduras y blandas no necesitan ser cocinadas y constituyen una gran parte de la alimentación animal en las zonas de cultivo del Antiguo y del Nuevo Mundo.

La fruta de pan se ha investigado como posible material para pienso de pollos pero se ha encontrado que produce menos aumento de peso que el de yuca o de maíz, a pesar de un mayor consumo por los animales, y también causa retraso en la madurez.

Experimentos de tecnólogos en los Estados Unidos en el "Department of Agriculture's Western Regional Research Laboratory" en Berkeley, California, han demostrado que la fruta de pan puede ser comercialmente deshidratada en túnel de secado o, con deshidratación por congelación y los residuos de ambos procesos constituye un ingrediente altamente digerible para piensos.

Toxicidad

La mayoría de las variedades de la Fruta del pan son purgantes si se comen crudas. Algunas variedades se hierven dos veces y se desecha el agua, para evitar efectos desagradables, mientras que hay algunos cultivares que se pueden comer sin cocinar. El cyclopropano, cycloartenol, se ha aislado de la fruta fresca. Este contituye el 12% del extracto no saponifiable.

Cosecha

La madurez de la frutas de pan se indica por la aparición de pequeñas gotas de látex en la superficie momento en el cual se recogen. Los cosechadores trepan los árboles y rompen el tallo de la fruta con un palo ahorquillado para que la fruta caiga. Se embalan en cajas de cartón aisladas individualmente por separadores.

En el Pacífico Sur, el rendimiento de los árboles es de 50 a 150 frutos por año. En el sur de la India, la producción normal es de 150 a 200 frutos por año. La productividad varía entre las zonas húmedas y secas. En las Antillas, una estimación conservadora es de 25 frutos por árbol.

Estudios en Barbados indican un potencial de 6,7 a 13,4 toneladas por acre (16-32 toneladas/ha). Rendimientos mucho más altos se han previsto, pero los expertos son escépticos y lo ven como poco realista.

Fuentes

  • Karlos Arguiñano, Frutas. Guía de alimentación y nutrición:Editorial Debate, S.A. y Asergarce, S.A. Barcelona 2000, páginas 69-70-71. ISBN: 84-8306-371-9 (O.C.)
  • sabelotodo.org