Saltar a: navegación, buscar

Theodore Roosevelt

(Redirigido desde «Teodoro Roosevelt»)
Theodore Roosevelt
Información sobre la plantilla
Roosevelt.jpeg
Presidente de los Estados Unidos de América
26º Presidente de los Estados Unidos
14 de septiembre de 1901 - 4 de marzo de 1909
VicepresidenteCharles W. Fairbanks
(19051909)
PredecesorWilliam McKinley
SucesorWilliam Howard Taft
Vicepresidente de los Estados Unidos
4 de marzo de 1901 - 14 de septiembre de 1901
PresidenteWilliam McKinley
PredecesorGarret Hobart
SucesorCharles W. Fairbanks
Datos Personales
Nacimiento27 de octubre de 1858
Nueva York, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Fallecimiento6 de enero de 1919
Bandera de los Estados Unidos de América , Nueva York
Alma materUniversidad de Harvard
Universidad de Columbia
Partido políticoRepublicano
PremiosPremio NobelNobel de la Paz 1906
Theodore Roosevelt. Vigésimo sexto Presidente de los Estados Unidos. Procedente de una familia acomodada, fue estudiante de Harvard. Entra a la política en 1882 y ocupa diversos cargos hasta que es electo vicepresidente en 1901. Tras el asesinato del presidente McKinley, Theodore Roosevelt asume la presidencia el 14 de septiembre de 1901, ganando posteriormente las elecciones de 1904. Su política como presidente estuvo marcada por la política del Gran Garrote, promoviendo además la terminación del canal de Panamá

Como Subsecretario de la Marina había preparado la intervención norteamericana en la Guerra Hispano-Cubano-Norteamericana en 1898, en la que terminó por involucrarse directamente, dirigiendo con los cargos de Teniente Coronel a los Rough Riders (Duros jinetes), con los que ganó una desmesurada reputación de héroe.

En 1906 le fue otorgado el Premio Nobel de la Paz, convirtiéndose así en el primer estadounidense en ganar un premio Nobel.[1]

Síntesis biográfica

Primeros años

Roosevelt fue el segundo de cuatro hijos de una familia aristocrática de origen holandés conformada por Theodore Roosevelt Sr y Martha Bulloch. Desde muy pequeño sufría de asma lo que probablemente provocó su obsesión por el ejercicio y un estilo de vida sano. Por ser enfermizo tuvo que dormir sentado en la cama o agachado durante gran parte de sus primeros años de vida, lo que no le imposibilitó ser un niño hiperactivo y travieso.

Desde pequeño se interesó por la zoología y a los siete años formó junto a sus dos primos lo que llamaron Museo Roosevelt de Historia Natural. El museo pronto se llenó de animales disecados que ellos mismos habían matado o capturado, preparándolos para su conservación.

Su padre comenzó por aquel entonces a alentarlo para que realizara ejercicios físicos que le permitieran combatir su enfermedad y Roosevelt empezó a practicar boxeo. El joven Teddy, como era llamado, viajó con su familia a Europa en 1869 y 1870, y a Egipto de 1872 a 1873.

Roosevelt fue educado por sus padres y tutores, lo que le permitió adquirir sólidos conocimientos en geografía, historia y biología, aprendiendo además a hablar perfectamente francés y alemán, sin embargo sus conocimientos eran limitados y deficientes en matemáticas, latín y griego.

Se matriculó en la Universidad de Harvard en 1876 y, aunque la muerte de su padre dos años después significó un duro golpe para él, haciendo un gran esfuerzo redobló sus estudios. Aunque le iba muy bien en las ciencias, la filosofía y la retórica, las malas bases que traía de latín y griego lo llevaron a un pobre desempeño en estas materias. Su interés por los animales lo hizo esmerarse en biología y su buena memoria, unido al hábito de leer, lo hicieron un consumado naturalista y ornitólogo.

En sus ratos libres en la universidad, se dedicó a estudiar el papel de la Marina de Guerra de los Estados Unidos en la guerra de 1812, para casi completar dos capítulos de un libro que se suplicaría después de su graduación. Investigó los hechos basándose en materiales originales y registros de la Marina de los Estados Unidos, apoyado por dos de sus tíos, militares de altos rangos en la marina.

El libro publicado contenía gran cantidad de dibujos para explicar las maniobras y cuadros con representaciones de las diferencias en el disparo entre los cañones de las fuerzas norteamericanas y británicas. Publicado luego de su graduación, el libro dio a Roosevelt reputación de historiador serio y continúa siendo hoy en día un patrón de estudio en las academias militares.[2]

Vida privada

Error al crear miniatura: Falta archivo
Entrada del diario, 14 de febrero de 1884

Luego de concluir la universidad y graduarse como historiador, su médico le detectó problemas cardíacos graves y le aconsejó una vida tranquila. Roosevelt se matriculó en la Escuela de Leyes de la Universidad de Columbia, pero cuando le fue ofrecido un cargo político por el estado de Nueva York, abandonó la universidad para dedicarse a la política.

En 1880 Roosevelt se casó con Alice Hathaway Lee con quien tuvo una hija. Alice murió dos días después de dar a luz producto de una insuficiencia renal, que su embarazo había ocultado. La madre de Roosevelt, Mittie Theodore Roosevelt, había muerto unas 11 horas antes, ese mismo día, en la misma casa, de fiebre tifoidea. Roosevelt dejó a su hija al cuidado de su hermana, Anna en la ciudad de Nueva York. En su diario, escribió una gran 'X' en la página y, a continuación, "La luz se ha ido de mi vida".

Nunca más habló de su esposa ni escribió nada en su autobiografía u otros textos.

Carrera política

Roosevelt abandonó la Universidad de Columbia cuando al ser elegido para la Asamblea del estado de Nueva York por el Partido Republicano, ocupando su puesto entre 1882 y 1884. Asistió en 1884 a la Convención Nacional Republicana y luego de tener diferencias dentro de su partido, salió decepcionado de la Convención, declarando a un periodista que no tenía más aspiraciones que retirarse a su rancho en Dakota.

El rancho estaba ubicado a unos 56 km al norte de Medora, en Dakota del Norte, y en el Roosevelt aprendió nuevas formas de montar a caballo, enlazar y cazar. Como parte de los Alguaciles de los Estados Unidos persiguió a tres delincuentes que habían robado su barco y capturándolos, los llevó de regreso para ser juzgados.

En 1886 regresa a Nueva York, presentándose como candidato republicano a la alcaldía, quedando en tercer lugar. Luego de las elecciones va a Londres, donde se casa con su novia de la infancia Edith Kermit Carow, escalando en su luna de miel la cima del Monte Blanco.

En las elecciones presidenciales de 1888, Roosevelt hizo campaña para Benjamín Harrison, quien una vez presidente, le nombra miembro de una comisión sobre los funcionarios federales, cargo que desempeña hasta 1895.

Durante este tiempo, el New York Sun describe a Roosevelt como "indomable, beligerante y entusiasta".

A pesar de que Roosevelt siempre apoyó a Benjamín Harrison para su reelección, al perder este, su sucesor demócrata Grover Cleveland lo ratificó en el cargo otorgado por el anterior presidente.

En 1895 Roosevelt se convirtió en presidente de la junta de Comisarios de Policía de Nueva York y durante dos años hizo profundas reformas en el departamento de policía, quienes tenían muy mala reputación como corruptos. El y sus colegas de la Comisión establecieron nuevas normas de disciplina y crearon un pelotón de agentes en bicicletas para hacer cumplir las leyes y vigilar el tráfico, logrando además estandarizar el uso de pistolas entre los agentes.

Subsecretario de la Marina

En 1897, un amigo cercano de Roosevelt, el congresista Henry Cabot Lodge, impulsa una iniciativa ante el presidente William McKinley para que nombre a este como Subsecretario de la Marina en 1897, puesto desde el que preparaba la guerra contra España.

El 25 de enero de 1898, el acorazado USS Maine hecha anclas en el puerto de La Habana, como respuesta al llamado del cónsul norteamericano, partidario furibundo de la intervención de su país en Cuba. El 15 de febrero a las 21:40 el barco explotaba causando la muerte a 226 miembros de la tripulación.

Diez días después de la explosión del Maine, Roosevelt, quien se encontraba como Secretario interino de la Marina por cuatro horas, sin autorización del presidente ordenó a toda la Marina de Guerra prepararse para la guerra y se dirigió al Congreso pidiendo autorización para reclutar marineros. Apoyado por el magnate de la prensa William Randolph Hearst acusó sin ninguna prueba a España de destruir el Maine y pasó a toda la nación a estado de guerra.[3] Roosevelt era un ferviente defensor de los conflictos armados declarando en una ocasión que:

“Yo daría la bienvenida casi a cualquier guerra porque creo que este país necesita una”.[4]

Guerra Hispano-Cubano-Norteamericana

Luego de que los Estados Unidos declararan oficialmente la guerra a España, Roosevelt renunció a la Secretaría de Marina y, con la ayuda del coronel Leonard Wood conformó un regimiento de caballería que fue la llamado por la prensa norteamericana como los "Rough Riders" (Rudos Jinetes). Los jinetes, con Wood al mando y Roosevelt como segundo, desembarcaron por las playas próximas a Santiago de Cuba solicitando ayuda al Ejército Libertador cubano para proteger la zona del desembarco.

Los jinetes, que estaban casi todos sin sus caballos, se unieron a las fuerzas del general William Rufus Shafter quien, al frente de 17 000 hombres, había desembarcado en los alrededores de Santiago de Cuba el 22 de junio de 1898 con el propósito de rendir la ciudad.

Shafter pensó que podía derrotar a sus defensores rápidamente y ordenó una serie de ataques contra las posiciones españolas. Su incapacidad para dirigir los combates quedó demostrada por el alarmante número de bajas que ocasionó a sus filas. Tan dramática fue la situación que Roosevelt escribió a un influyente amigo del presidente McKinley:

Dígale al Presidente que, en nombre del cielo, nos envíe todos los regimientos y además todas las baterías posibles. Estamos a poca distancia de un desastre militar y debemos ser auxiliados.[5]
El coronel Roosevelt y sus Rough Riders en la parte superior de la colina, luego del combate en el Cerro de San Juan.

Por su parte Shafter intentando salvar su prestigio se entrevistó con el general Calixto García, jefe de las fuerzas cubanas de la provincia de Oriente, y le pidió su ayuda. El general cubano elaboró un plan táctico que Shafter aceptó y acató. El día 1 y 2 de julio las tropas mambisas, junto con los soldados norteamericanos tomaron parte decisiva en los combates de San Juan y El Caney y completaron el cerco de Santiago de Cuba.

Los diarios yanquis silenciaron la valerosa participación del general cubano y su tropa. Toda la gloria recayó en Roosevelt quien fue declarado héroe de la batalla de San Juan. Fue propuesto para la Medalla al Honor, reconocimiento que finalmente no le fue otorgado hasta 2001, de manera póstuma, siendo el primer y hasta ahora único presidente estadounidense en recibir el más alto honor militar.[6] Su hijo mayor, Theodore Roosevelt, Jr. , también sería galardonado con la Medalla al Honor a título póstumo, por sus acciones en Normandía el 6 de junio de 1944.

Vicepresidencia

Una vez licenciado del ejército, Roosevelt fue elegido gobernador de Nueva York en 1898. Se empeñó en erradicar la corrupción de tal forma, que el líder del Partido Republicano Thomas Collier Platt, lo llevó a ser el compañero de fórmula de McKinley en las elecciones de 1900, en contra de la voluntad del jefe de campaña de este.

La pareja resultó finalmente electa y durante los seis meses que Roosevelt se mantuvo en la vicepresidencia, no tuvo complicaciones. El 2 de septiembre de 1901, en la Feria estatal de Minnesota, Roosevelt utilizó por primera vez en un discurso público una frase que más tarde se encuentra asociada con él. Expresó su agrado porque el comité del Partido Republicano de Nueva York había expulsado a un corrupto consejero. La frase, tomada de un proverbio del África occidental era:

"habla suavemente y lleva un gran garrote, así llegaras lejos". (speak softly and carry a big stick, you will go far).[7]

Presidencia

El 6 de septiembre de 1901 un hombre dispara al presidente McKinley mientras se dirigía a la Exposición Panamericana en Nueva York. Los reportes médicos iniciales daban cuenta de la mejoría del presidente, por lo que Roosevelt decidió tomarse unas vacaciones en Monte Marcy, en el noreste de Nueva York. Cuando regresaba de ascender a su cumbre el 13 de septiembre, un guardabosques le dio la noticia de que la salud del presidente estaba muy deteriorada y estaba cerca de la muerte.

Roosevelt partió con su familia inmediatamente hacia Buffalo, pero poco antes de llegar recibió un telegrama que le informaba que el presidente había muerto. Roosevelt llegó a Buffalo por la tarde del 14 de septiembre y fue juramentado como presidente por el juez de distrito John R. Hazel.

Al asumir el cargo mantuvo el gabinete conformado por McKinley y se comprometió a continuar con las políticas de este.

En 1904 ratificó su cargo como presidente, esta vez ante las urnas, escogiendo como vicepresidente a Charles Fairbanks.

Corolario Roosevelt

En su Mensaje anual al Congreso el 6 de diciembre de 1904, Roosevelt señaló que siguiendo con la Doctrina Monroe:

Si una nación demuestra que sabe actuar con una eficacia razonable y con el sentido de las conveniencias en materia social y política, si mantiene el orden y respeta sus obligaciones, no tiene por qué temer una intervención de los Estados Unidos. La injusticia crónica o la importancia que resultan de un relajamiento general de las reglas de una sociedad civilizada pueden exigir que, en consecuencia, en América o fuera de ella, la intervención de una nación civilizada y, en el hemisferio occidental, la adhesión de los Estados Unidos a la Doctrina Monroe (basada en la frase «América para los americanos») puede obligar a los Estados Unidos, aunque en contra de sus deseos, en casos flagrantes de injusticia o de impotencia, a ejercer un poder de policía internacional.[8]

El así llamado Corolario Roosevelt de la Doctrina Monroe reivindicaba el derecho de los Estados Unidos de intervenir preventivamente y ocupar una nación latinoamericana, incluso si ningún poder europeo había amenazado todavía con imponer su poder en ella.

Durante las décadas siguientes, los Estados Unidos intervinieron en todo el Caribe, de manera tal que los Infantes de Marina se hicieron conocidos como las “tropas del Departamento de Estado.” En 1934, el General de la Infantería de Marina Smedley Butler lo expresó llamando a los Infantes de Marina “gángsteres” para el imperialismo.[9]

Tropas de EE.UU. invadieron Colombia en 1901 y 1902; Honduras en 1903, 1907, y 1911; y la República Dominicana en 1903, 1904, 1914, y 1916, ocupando el la isla hasta 1924. Tropas de EE.UU. desembarcaron en Nicaragua en múltiples ocasiones, ocupándola unos 20 años, y ocuparon Cuba durante tres años (1906-1909) y Haití durante 20 años. Fuerzas de EE.UU. también hicieron incursiones en México, Panamá, Guatemala, y Costa Rica.[10]

Intervención en Cuba

El 20 de mayo de 1906, asumía la presidencia de Cuba, para un segundo período, Tomás Estrada Palma, tras unas fraudulentas elecciones. El partido de oposición, los Liberales, ante tantas irregularidades, no había participado en los comicios. Ante tanta corrupción se produjeron alzamientos pese a gestiones de Bartolomé Masó, ante los alzados, y Emilio Bacardí, ante los tabacaleros en huelga, quienes querían evitar una nueva intervención estadounidense.

Estrada Palma mandó mensajeros a Washington para que se enviaran buques y tropas y el 19 de septiembre de 1906, los enviados del presidente Roosevelt, escoltados por una flota superior en naves y hombres a la enviada contra España en la guerra del 98, llegaron a La Habana en virtud de lo establecido en la Enmienda Platt.

Humor cubano contra la Segunda Intervención. En la caricatura, Liborio pregunta si los yanquis se irán algún día. Magoon responde: "Cuando la rana críe pelos"

El 29 de septiembre de 1906, William Taft, secretario norteamericano de Guerra, asumió el mando de Cuba. Comenzaba la segunda ocupación yanqui de Cuba. Taft hizo desembarcar a casi seis mil soldados yanquis y los distribuyó por toda la Isla, principalmente en las zonas donde habían fuertes inversiones de capital norteamericano y, el 13 de octubre de 1906, nombró como su sustituto a Charles Magoon.

La ocupación finalizó el 28 de enero de 1909, en que el nuevo presidente electo, José Miguel Gómez -quien había derrotado en los comicios al candidato conservador Mario García Menocal-, tomó posesión de su cargo.

Después de la presidencia

Roosevelt optó por no postularse para las elecciones de 1908, aunque la constitución se lo permitía. En lugar de apoyar como su sucesor a su vicepresidente Fairbanks, prefirió a William Taf.

En marzo de 1909 dejó Nueva York para realizar un safari por el este y el centro de África. Financiado por Andrew Carnegie, Roosevelt se une a un grupo liderado por el cazador R. J. Cunninghame, y que incluyó a científicos del Instituto Smithsoniano y acompañados de vez en cuando por el cazador Frederick Selous. Roosevelt regresó con más de 3.000 animales, entre otras cosas.

A finales de 1911, Roosevelt, descontento con la política desarrollada por su sucesor, William Howard Taft, trata de conseguir la nominación del Partido Republicano para volver a presentarse a las elecciones. El Partido vuelve a elegir a Taft y Roosevelt decide unirse a un partido reformista recién creado, el Partido Progresista. Consigue mejores resultados que Taft, pero la división en el Partido Republicano permite al candidato demócrata, Woodrow Wilson, ganar las elecciones.

Intento de asesinato

El 14 de octubre de 1912, Roosevelt se encontraba haciendo campaña en Wisconsin, cuando un tabernero llamado John Schrank le disparó, pero la bala solo se alojó en su pecho después de atravesar una caja de acero donde guardaba sus espejuelos y la copia de un discurso de 50 páginas que llevaba doblado en su bolsillo.

A pesar de estar sangrando, se negó a ir a un hospital y pronunció el discurso programado durante 90 minutos. Posteriormente los exámenes demostraron que la bala había atravesado tres pulgadas de tejido muscular y se había alojado en el pecho. Roosevelt tuvo que llevarla dentro de su cuerpo el resto de su vida, ya que era demasiado peligroso extraerla.

Expedición a América del Sur

En su libro “A través del desierto de Brasil”,[11] Roosevelt describe su expedición por ese país sudamericano junto al explorador brasileño Cândido Rondon. El libro describe el recorrido científico por la exótica selva, admirando la flora y la fauna de Brasil. Un amigo, el padre Juan Agustín Zahm, lo había convencido de iniciar este viaje después de que él mismo viviera intensas emociones explorando los bosques de América del Sur.

Para financiar la expedición Roosevelt recibió el apoyo del Museo Americano de Historia Natural , con la promesa de traer de vuelta muchos especimenes de animales nuevos.

Una vez en Sudamérica, Roosevelt se propuso metas mucho más ambiciosas como encontrar el nacimiento del llamado Río de a Duda y posteriormente llegar hasta el río Amazonas. Roosevelt iba acompañado de su hijo Kermit, de 24 años, el coronel Rondón, el naturalista George K. Cherrie, enviado por el Museo Americano de Historia Natural , el brasileño Joao Lyra teniente, el equipo médico del Dr. José Antonio Cajazeira, y 16 remeros.

Durante el viaje por el Río de a Duda , que posteriormente pasó a llamarse Río Roosevelt en su honor, sufrió una herida leve en una pierna, que le provocó una fiebre similar a la que provoca la malaria y su salud empeoró, debilitándolo.

Aunque perdió unos 20 Kg de masa corporal, Roosevelt culminó el viaje. Ya en Nueva York escribió a un amigo para contarle que el viaje había acortado su vida en diez años.

Primera Guerra Mundial

Al comenzar la Primera Guerra Mundial, Roosevelt apoyó firmemente a los aliados, a la vez que exigía una postura más dura contra Alemania. Atacó la política exterior del presidente norteamericano Wilson, y la calificó como un fracaso. En 1917, al entrar los Estados Unidos en el conflicto bélico, intentó crear una división de infantería, pero el presidente no se lo permitió.

Su hijo menor, Quentin, un piloto atrevido con las fuerzas estadounidenses en Francia, fue derribado tras las líneas alemanas en 1918. Quentin era probablemente, su hijo favorito. Se dice que la muerte de su hijo le causó tanta tristeza que nunca Roosevelt se recuperó de su pérdida.

Los ataques de Roosevelt al gobierno, lograron que los republicanos ganaran el control del Congreso y que el mismo fuera considerado un fuerte candidato a las elecciones de 1920.

Debido a sus problemas de salud, amigos y familiares dieron su apoyo al antiguo compañero de batallas de Roosevelt, el general Leonard Wood, que fue derrotado finalmente por Warren G. Harding.

Muerte

Roosevelt se mantuvo muy activo hasta el final de sus días, a pesar de presentar graves problema de salud.

El 6 de enero de 1919, Roosevelt murió víctima de un infarto de miocardio, aunque desde hacía dos meses sufría una especie de reumatismo. Al recibir la noticia de su muerte, su hijo Archie envió un telegrama a sus hermanos, simplemente, "El viejo león está muerto".

El vicepresidente de EE.UU., Thomas R. Marshall, dijo que

La muerte tuvo que llevarselo dormido, porque si hubiera estado despierto, habría habido una pelea.

La frase hace alusión a que Roosevelt falleció mientras dormía.

Roosevcelt es uno de los cuatro presidentes esculpidos en el granito del Monte Rushmore junto a George Washington, Thomas Jefferson y Abraham Lincoln. El portaaviones de propulsión nuclear de la Marina de Estados Unidos CVN-71 lleva su nombre, USS Theodore Roosevelt y cuenta con un monumento nacional en la Isla Theodore Roosevelt en Washington D.C.

Referencias

Fuentes

  • Auchincloss, Louis, ed. Theodore Roosevelt, The Rough Riders and an Autobiography ISBN 978-1-931082-65-5
  • Auchincloss, Louis, ed. Theodore Roosevelt, Letters and Speeches, 2004) ISBN 978-1-931082-66-2
  • Brands, H.W. ed. The Selected Letters of Theodore Roosevelt. (2001)
  • Mellander, Gustavo A.; Nelly Maldonado Mellander (1999). Charles Edward Magoon: The Panama Years. Río Piedras, Puerto Rico: Editorial Plaza Mayor. ISBN 1-56328-155-4. OCLC 42970390.