Ejército Canadiense

De EcuRed
Ejército canadiense
Información sobre la plantilla
Concepto:
Parte integrante de las Fuerzas Canadienses, el Ejército de Canadá agrupa la mayor parte de los efectivos militares de la nación.

Ejército canadiense. El Ejército de Canadá constituye la mayor parte de las fuerzas armadas canadienses, con 35 000 soldados. Las unidades de las fuerza regulares tienen 19 500 soldados a tiempo completo, la Reserva del Ejército cuenta con unos 16 000 a tiempo parcial, existiendo además 4 100 empleados civiles. El Ejército canandiense tiene la misión de de defender el territorio nacional y garantizar la soberanía del país; asistir a las autoridades civiles en el mantenimiento del orden y en desastres naturales y apoyar los intereses canadienses en el extranjero como parte de las fuerzas de las Naciones Unidas o la OTAN.

Contenido

Historia

Milicia canadiense

Milicianos canadienses en 1911
Milicianos canadienses en 1911

Con la formación del Dominio de Canadá y la guarnición británica fuera, Canadá asumió plena responsabilidad de su propia defensa; no obstante, el Dominio siguió perteneciendo al Imperio Británico y el Reino Unido se comprometió a enviar ayuda en caso de una emergencia seria, mientras que la Marina Real continuó proporcionando defensa oceánica. Pequeñas baterías profesionales de artillería fueron establecidas en Quebec y Kingston.

En 1883, una tercera batería de artillería fue agregada, y pequeñas escuelas profesionales de caballería e infantería fueron creadas. Éstas fueron pensadas para proporcionar un apoyo profesional para la mucho más grande fuerza de la milicia que debía formar la mayor parte del esfuerzo de la defensa canadiense. En teoría, cada hombre sano de entre 18 y 60 años era capaz de ser reclutado para el servicio, pero en la práctica, la defensa del país descansaba sobre los servicios de los voluntarios que componían la presunta Milicia Activa, la cual en 1869 constaba de 31 170 efectivos. Durante las décadas restantes de ese siglo, esta fuerza fue consolidada, atendiendo a campos de verano, desfilando y ocasionalmente siendo forzada a servir en tiempos de huelgas y otras emergencias civiles.

Las primeras grandes pruebas para la milicia fueron las expediciones contra las fuerzas rebeldes de Louis Riel en el oeste canadiense. La Expedición de Wolseley, compuesta por una mezcla de británicos y fuerzas de milicia, restauró el orden después de la Rebelión de Red River —un movimiento de autodeterminación nacional— con escasa violencia en 1870.

Una mayor prueba fue la Rebelión del Noroeste en 1885 que vio el mayor esfuerzo militar emprendido en suelo canadiense desde el final de la Guerra de 1812. La rebelión, con los mismos objetivos que la rebelión anterior, comprendió una serie de batallas entre los métis y sus aliados contra la milicia y la Policía Montada del Noroeste, de las cuales las fuerzas del gobierno terminaron saliendo victoriosas a pesar de sufrir algunos reveses inicialmente en Duck Lake, Fish Creek y Cut Knife.

Superados en número y sin municiones, los métis participantes en la Rebelión del Noroeste se vinieron abajo con el sitio y la Batalla de Batoche. La Batalla de Loon Lake, con la que terminó este conflicto, destaca por ser la última batalla en haberse combatido en suelo canadiense.

En 1884, el Reino Unido pidió por primera vez ayuda a Canadá para defender el imperio. La metrópoli le solicitó a Canadá que enviara navegantes experimentados a Sudán para ayudar a rescatar al Mayor General Charles George Gordon del levantamiento de Muhammad Ahmad. Sin embargo, Ottawa se mostró reacia a hacer esto, aunque eventualmente el Gobernador General Lord Lansdowne reclutó a una fuerza privada de 386 voyageurs (viajeros) que fueron puestos bajo el mando de los oficiales de la milicia canadiense. Esta fuerza, conocida como los voyageurs del Nilo, sirvió hábilmente en Sudán y se convirtió en la primera misión militar canadiense prestada en el extranjero.

Guerra Anglo Bóer

La defensa del imperio fue de nuevo una tema de importancia cuando Gran Bretaña se halló a sí misma fuertemente presionada en la Segunda Guerra de los Bóer en Sudáfrica. Los británicos le pidieron ayuda a Canadá en el conflicto, y el Partido Conservador estuvo firmemente a favor de enviar algunas divisiones a servir en Sudáfrica. Los francocanadienses, por su parte, se opusieron casi unilateralmente a la guerra, así como lo hicieron varios grupos más. Esto dividió profundamente al Partido Liberal que en ese momento estaba en el poder, ya que dependía del apoyo tanto de los anglocanadienses proimperialistas como del de los francocanadienses antiimperialistas. El Primer Ministro Wilfrid Laurier envió inicialmente 1 000 soldados del 2do Batallón del Regimiento Real Canadiense. Más tarde, otras divisiones fueron enviadas. Ésta se convertiría en la primera participación como nación en una guerra.

Las fuerzas canadienses se perdieron el primer periodo de la guerra y las grandes derrotas británicas de la llamada Semana Negra. Los canadienses en Sudáfrica ganaron fama por encabezar el ataque en la Segunda Batalla de Paardeberg, una de las primeras victorias decisivas de la guerra.

En la Batalla de Liliefontein el 7 de noviembre de 1900, tres canadienses, los tenientes Cockburn y Turner y el sargento Holland de los Dragones Reales Canadienses recibieron la Cruz Victoria por haber protegido la retaguardia de una fuerza en retiro. Entre 8 300 y 9 000 canadienses, incluyendo 12 mujeres enfermeras, sirvieron en Sudáfrica. De ellos, más de 200 murieron, otros más resultaron heridos y cuatro fueron condecorados con la Cruz Victoria.

Las fuerzas canadienses también participaron plenamente en los programas de campos de concentración que fueron responsables de la muerte de miles de civiles Bóer. A pesar de todo, la guerra siguió siendo muy impopular en Quebec, donde mucha gente la veía como aplastar a una minoría democrática que, en muchos aspectos, era similar a los francocanadienses.

Creación del Ejército Canadiense

Cuando las tropas británicas comenzaron a retirarse de Canadá a fines del siglo XIX y principios del siglo XX, la importancia de la milicia (comprendiendo varias unidades de caballería, artillería, infantería e ingeniería) creció. Eventualmente se creó una Milicia Activa Permanente conformada por pequeños grupos de soldados a tiempo parcial esparcidos a lo largo del país.

El último Oficial Comandante de las Fuerzas, Lord Dundonald, instituyó más tarde una serie de reformas en las que Canadá adquiría sus propias ramas militares técnicas y de soporte. Estos servicios varios, llamados cuerpos, incluían:

  • Cuerpo Canadiense de Ingenieros (creado el 1 de julio de 1903), encargado de facilitar la movilidad de las tropas al rastrear y desmantelar minas y bombas o construir estructuras como puentes.
  • Cuerpo de Señalización Canadiense (24 de octubre de 1903), que surgió a raíz de que la señalización inadecuada había mermado la eficacia de las fuerzas canadienses durante la Guerra de los Bóer. Su creación buscaba la estandarización de la señalización dentro de las secciones de infantería, caballería y artillería.
  • Cuerpo del Servicio Militar Canadiense (1 de noviembre de 1901, autorizado el 1 de diciembre de 1903), encargado de proporcionar servicios de apoyo a las tropas en combate, como su transporte.
  • Cuerpo Médico de la Milicia Activa Permanente del Ejército (2 de julio de 1904), a cargo de la atención médica de los soldados.
  • Cuerpo de Reservas de Ordenanza (1 de julio de 1903), que almacenaban el armamento, la ropa y el equipo.

Cuerpos adicionales serían creados en los años previos a la Primera Guerra Mundial, incluyendo a los primeros cuerpos dentales militares independientes en todo el mundo. A lo largo de todo el siglo XX se fueron creando todo tipo de cuerpos, incluyendo ingenieros eléctricos y mecánicos, veterinarios, postales, de inteligencia, de pago y de enttrenamiento. A grandes rasgos el ejército ha estado compuesto desde entonces por dos partes, una permanente y otra de medio tiempo —o de reserva—.

Primera Guerra Mundial

Cartel de reclutamiento del Ejército Canadiense durante la Primera Guerra Mundial
Cartel de reclutamiento del Ejército Canadiense durante la Primera Guerra Mundial

El 4 de agosto de 1914, el Reino Unido entró a la Primera Guerra Mundial al declararle la guerra a Alemania. La declaración de guerra británica automáticamente involucró a Canadá en el conflicto, ya que seguía siendo considerada una colonia. No obstante, el gobierno canadiense tenía la libertad de determinar el grado de involucramiento del país en la guerra. Canadá eventualmente envió cuatro divisiones a luchar en el Frente Occidental.

En las etapas avanzadas de la guerra, los cuerpos canadienses fueron considerados entre los más efectivos y respetados dentro de los ejércitos en el Frente Occidental. En la Batalla del Somme, los cuerpos canadienses se ganaron una reputación de fuerzas de choque temidas por los alemanes. El ejército canadiense incluso tenía su propio sobrenombre, les durs à cuire (difíciles de cocinar/matar), lo que significaba que los canadienses eran muy duros de desmoralizar y derrotar.

Debido a esto, en 1916 el Reino Unido incluso hizo uso específicamente de ayuda de los canadienses para defender las colonias británicas en las llamadas Indias Occidentales de la marina alemana, siendo muchas fuerzas canadienses estacionadas en la isla de Santa Lucía para ayudar a defenderla de un posible ataque naval alemán.

Sin el servicio militar obligatorio, la fuerza canadiense quedó limitada a aquellos lo suficientemente dedicados para enlistarse. Todas las otras principales naciones combatientes habían introducido el servicio militar obligatorio para reponer las bajas masivas que estaban sufriendo. Por orden del Primer Ministro Sir Robert Borden, quien deseaba mantener la continuidad de la contribución militar de Canadá, y con presión de la burguesía para introducir e imponer el servicio militar obligatorio, el Acta del Servicio Militar fue introducida en 1917.

Aunque la reacción al servicio militar obligatorio fue favorable en la parte anglosajona de Canadá, la idea fue profundamente impopular en Quebec. Al final, con el servicio militar obligatorio se reclutó a cerca de 120 000 soldados, de los cuales cerca de 47 000 fueron al extranjero. La Crisis del Servicio Militar Obligatorio de 1917 ayudó mucho a destacar las divisiones entre los canadienses franco y angloparlantes en Canadá. Los francocanadienses sentían poco interés en ayudar a los británicos, y veían al ejército canadiense como una institución casi completamente anglocanadiense.

El punto más alto del éxito militar canadiense vino en la Batalla de la cresta de Vimy el 9 de abril de 1917, durante la cual las tropas canadienses capturaron una colina alemana fortificada que había resistido ataques británicos y franceses previamente. Vimy, así como el éxito de los ases de la aviación canadienses William Barker y William Avery Bishop, ayudó a darle a Canadá un nuevo sentido de identidad. Esto se tradujo en mayor autonomía, con Canadá enviando a sus propios delegados a las negociaciones del Tratado de Versalles en 1919, uniéndose a la Sociedad de Naciones en 1921, y siéndole concedida formalmente la autonomía vía el Estatuto de Westminster en 1931.

Para una nación de ocho millones de habitantes, el esfuerzo de la guerra de Canadá fue ampliamente reconocido como notable. Un total aproximado de 620 000 hombres y mujeres sirvieron en las fuerzas canadienses en la Primera Guerra Mundial, y de ellos 67 000 perdieron la vida y otros 173 000 resultaron heridos.

Los sacrificios canadienses son conmemorados en trece monumentos en Francia y Bélgica. Dos de ellos son únicos en diseño: el gigantesco Memorial Nacional canadiense de Vimy y el distintivo Soldado Meditabundo en el Monumento de Saint Julien.

Segunda Guerra Mundial

Soldados canadiense en Italia (1943)
Soldados canadiense en Italia (1943)

Desde 1917 se había manifestado el deseo de que los dominios británicos fueran considerados naciones autónomas. Esto comenzó a cristalizarse poco después con la presencia de delegados canadienses en diferentes eventos y sociedades internacionales, como la Conferencia de Paz de París de 1919. Más adelante, en la Conferencia Imperial de 1926 y ya con William Lyon Mackenzie King como Primer Ministro canadiense, se le otorgó igualdad y un poco más de autonomía a los dominios británicos mediante la Declaración de Equidad, aunque aún con la obligación de lealtad a la corona británica. La separación final vino con el Estatuto de Westminster de 1931, con el cual se garantizaba que ninguna ley promulgada en el Reino Unido afectaría a los ahora independientes dominios, a menos que éstos lo aprobaran.

Después de la Invasión alemana de Polonia el 1 de septiembre de 1939, el Parlamento de Canadá apoyó la decisión del gobierno de declararle la guerra a Alemania el 10 de septiembre, una semana después que el Reino Unido y Francia. Con la guerra declarada se hizo un llamado para inscribirse al servicio militar, con la promesa de que éste se realizaría dentro de las fronteras canadienses. Sin embargo, meses después se realizó un plebiscito donde todas las provincias —excepto Quebec— apoyaban el servicio en el extranjero de ser necesario.

Las fuerzas canadienses pasaron los primeros meses estacionadas en el Reino Unido esperando una posible invasión. Finalmente dos batallones de infantería fueron enviados a la fallida defensa de Hong Kong en 1941. Tropas de la 2da División Canadiense de Infantería también jugaron un papel protagónico en la desastrosa Batalla de Dieppe en agosto de 1942, en la que los alemanes rechazaron el intento de una invasión a la costa francesa.

La 1° División Canadiense y tanques de la 1ra Brigada Acorazada Canadiense llegaron a Sicilia en julio de 1943 y después de una campaña de 38 días ahí, participaron en la exitosa Invasión Aliada de Italia. Las fuerzas de Canadá fueron importantes durante el avance hacia el norte a través de Italia, eventualmente integrándose en sus propios cuarteles después de que la 5ta División Acorazada Canadiense se les uniera a principios de 1944 después de las costosas batallas en el río Moro y en Ortona.

El 6 de junio de 1944, la 3ra División Canadiense de Infantería (apoyada por tanques de la 2da Brigada Acorazada Canadiense) desembarcaron en la Playa de Juno en la Batalla de Normandía. Las tropas aéreas canadienses también habían aterrizado previamente ese día. La resistencia en Juno fue feroz, y las bajas fueron numerosas. Para el final del día, sin embargo, los canadienses habían llevado a cabo las penetraciones más profundas tierra adentro de entre las cinco fuerzas invasoras. Los canadienses jugaron un papel importante en la subsecuente lucha en Normandía, con la 2da División Canadiense de Infantería desembarcando en julio y la 4ta División Acorazada Canadiense en agosto. Una de las contribuciones canadienses más importantes para la guerra fue en la Batalla de Scheldt, cuando el Primer Ejército Canadiense derrotó a una fuerza alemana para ayudar en gran parte a abrir Amberes al desembarco aliado.

El Primer Ejército Canadiense luchó en dos grandes campañas más; Rhineland en febrero y marzo de 1945, abriendo el paso hacia el Rin, y las subsecuentes batallas en el otro lado del Rin en las últimas semanas de la guerra. El I Cuerpo Canadiense (uno de los dos que componía al Primer Ejército) regresó al noreste de Europa desde Italia a principios de 1945, y como parte del reintegrado Primer Ejército asistió en la liberación de los Países Bajos y la invasión de Alemania.

De una población de aproximadamente 11.5 millones, 1.1 millones de canadienses sirvieron en las fuerzas armadas en la Segunda Guerra Mundial. De ellos, un total aproximado de 42 000 miembros de las fuerzas perdieron sus vidas, y otros 55 000 fueron heridos,

Guerra Fría

Poco después del final de la Segunda Guerra Mundial, la Guerra Fría comenzó. Desde 1948 Canadá, los Estados Unidos y el Reino Unido comenzaron a tener reuniones secretas para tratar el tema de su seguridad mutua, y más tarde incluirían a otras naciones europeas.

Doce países firmarían en 1949 el Tratado del Atlántico Norte para acordar su defensa mutua y, debido a la insistencia canadiense, cooperación económica y social. Fue la primera alianza militar en tiempos de paz a la que se integró Canadá.

Como miembro fundador de la OTAN y signatario del tratado NORAD con los Estados Unidos Canadá se comprometió a la alianza contra el bloque comunista. Las tropas canadienses estuvieron estacionadas en Alemania durante la Guerra Fría, y Canadá se unió a los estadounidenses para levantar defensas contra un hipotético ataque soviético, por ejemplo, la Línea DEW (una serie de estaciones de radar construidas para detectar el avance de aviones enemigos).

Como potencia intermedia, algunos diseñadores de políticas canadienses se dieron cuenta de que Canadá podía hacer poco militarmente por su cuenta, y por lo tanto fue adoptada una política de multilateralismo según la cual Canadá solamente participaría en acciones militares como parte de una gran coalición. Canadá también eligió permanecer al margen de muchas guerras, a pesar de la participación de aliados cercanos, notablemente la Guerra de Vietnam y la Guerra de Iraq, aunque prestó apoyo indirecto y ciudadanos canadienses sirvieron dentro de ejércitos extranjeros en ambos conflictos.

El periodo posterior a la guerra vio una gran reorganización cuando, en 1968, las tres fuerzas (ejército, marina y fuerzas aéreas) fueron unificadas para convertirse en las Fuerzas Canadienses.

Guerra de Corea

Soldados canadienses trasladando heridos durante la Guerra de Corea
Soldados canadienses trasladando heridos durante la Guerra de Corea

Después de la Segunda Guerra Mundial, Canadá rápidamente se desmovilizó. Sin embargo, en junio de 1950 estalló la Guerra de Corea, y con ella vino la primera participación militar de las fuerzas de la OTAN.

Canadá necesitó varios meses para organizar sus fuerzas militares, y eventualmente formó parte de las Fuerzas de la Mancomunidad Británica en Corea, al lado de naciones como Australia. Las fuerzas terrestres canadienses por lo tanto se perdieron de la mayoría de las primeras campañas ya que no llegaron hasta noviembre de 1951, cuando la fase de desgaste de la guerra ya había comenzado. Las tropas canadienses lucharon como parte de la 1ra División de la Mancomunidad, y se distinguieron en la Batalla de Kapyong y en otros conflictos terrestres.

En total, Canadá envió 26 791 hombres a Corea del Sur, además de tres destructores, un escuadrón de transporte aéreo y 22 pilotos de caza. Hubo 1 558 bajas canadienses, incluyendo 516 muertos hasta el 27 de julio de 1953 cuando cesaron las hostilidades. Canadá fue signatario del armisticio original de 1953, pero no mantuvo una guarnición en Corea del Sur después de 1955.

Fuerzas de paz

Durante la Crisis de Suez en 1956, el entonces Secretario de Estado por Asuntos Exteriores y futuro Primer Ministro Lester B. Pearson propuso que se enviara una fuerza multinacional a la zona para lograr la paz, idea que le valió el Premio Nobel de la Paz de 1957 ya que sentó las bases de las Fuerzas de Paz de la ONU modernas. Desde entonces, Canadá tiene una larga historia de participación en estas misiones. Canadá participó en cada misión de fuerzas de paz de la ONU desde su inicio hasta 1989, y aun después continúa jugando un papel importante. Más de 125 000 canadienses han servido en unas 50 misiones desde 1949.

La primera misión de fuerzas de paz canadiense, incluso antes de la creación del sistema formal de la ONU, fue una misión de 1948 en Cachemira. Otras misiones importantes incluyen la larga estadía en Chipre, misiones de observación en el Sinaí y los Altos del Golán, y la misión de la OTAN en Croacia y Bosnia y Herzegovina.

En esta última, las fuerzas canadienses fueron parte de la UNPROFOR, la fuerza de paz de la ONU en las naciones balcánicas durante las guerras civiles en los atiguos territorios yugoslavos en la década de 1990. Canadá fue uno de los 42 países que contribuyeron a esta fuerza, que operó de febrero de 1992 a diciembre de 1995. La respuesta canadiense en 1993 a la Operación Medak dentro de esta operación fue la batalla más larga disputada por fuerzas canadienses desde la Guerra de Corea.

Uno de los peores momentos en la historia militar reciente de Canadá ocurrió durante la misión humanitaria en Somalia en 1993, cuando soldados canadienses torturaron a un adolescente somalí hasta matarlo. Después de una investigación, el Regimiento Aéreo Canadiense fue disuelto y la reputación de las Fuerzas Canadienses sufrió dentro de Canadá.

Desde 1995, no obstante, la participación canadiense directa en las fuerzas de paz de la ONU ha disminuido considerablemente debido a que Canadá comenzó a dirigir su participación a operaciones militares sancionadas por la ONU a través de la OTAN, en lugar de directamente a la ONU.

Fuerzas canadienses en Europa

Canadá mantuvo una brigada de infantería mecanizada en Alemania Occidental desde los años 1950 (originalmente la 27ma Brigada Canadiense de Infantería, después renombrada 4to Grupo de Combate y 4ta Brigada Mecanizada Canadiense) hasta los años 1990 como parte de las responsabilidades de Canadá dentro de la OTAN. Fue una brigada mantenida casi con su mayor fuerza y equipada con los vehículos y sistemas armamentísticos más avanzados de Canadá ya que se anticipaba que podría necesitar moverse rápidamente en caso de una invasión en el oeste por parte de los estados del Pacto de Varsovia. La brigada fue aumentada por soldados de milicia de Canadá y por un tiempo incluso se permitió que cadetes del Ejército Canadiense sirvieran en la brigada por periodos cortos.

A fines de los años 1960, muchos canadienses comenzaron a pensar que había prioridades inmediatas más importantes en su país que cuidar una posible agresión en Europa. Canadá redujo el presupuesto de las fuerzas armadas para enfocarse en asegurar su propia soberanía. En 1987, durante el gobierno de Brian Mulroney, se propuso reconsiderar la fuerza militar canadiense, pero el colapso del Socialismo en el continente europeo le quitó fuerza a la propuesta. Finalmente en 1992 se ordenó la retirada de las últimas fuerzas canadienses en Europa.

Guerra del Golfo

Canadá fue una de las primeras naciones en condenar la invasión iraquí de Kuwait, y de inmediato accedió a unirse a la coalición que se estaba formando contra Irak. En agosto de 1990, el Primer Ministro Brian Mulroney envió los destructores HMCS Terra Nova, HMCS Athabaskan y HMCS Huron para reforzar el bloqueo comercial contra Iraq. El buque de abastecimiento HMCS Protecteur fue enviado para auxiliar a las fuerzas de coalición que se estaban reuniendo.

Mientras todos los demás barcos regresaron a Canadá en la primavera de 1992, el HMCS Huron permaneció estacionado y fue el primer buque de guerra en entrar a la bahía de Kuwait después de la guerra. La ONU había establecido una fecha límite para que las fuerzas iraquíes se retiraran, pero ésta fue ignorada y entonces la ONU autorizó el pleno uso de la fuerza en la operación.

Con la ofensiva aérea y terrestre, se logró el objetivo de la coalición de liberar Kuwait, haciéndose oficial con el cese al fuego el 3 de marzo de 1991. Habiendo terminado las hostilidades, las fuerzas canadienses permanecieron en la zona como parte de la misión de fuerzas de paz de la ONU en la frontera de los países involucrados.

Fue la primera ocasión desde la Guerra de Corea que fuerzas canadienses participaron en operaciones de combate. En total, más de 4 000 canadienses sirvieron en esta guerra. Canadá no sufrió bajas durante el conflicto, pero desde su culminación, muchos veteranos se han quejado de sufrir del Síndrome del Golfo.

Guerra en Afganistán

Soldados canadiense en Afganistán (2011)
Soldados canadiense en Afganistán (2011)

Canadá se unió a una coalición liderada por los Estados Unidos en la Guerra en Afganistán de 2001. La guerra fue una respuesta a los atentados del 11 de septiembre de 2001, con los objetivos de derrocar al gobierno talibán en el país asiático y destruir a la organización al-Qaeda.

Inicialmente la invasión logró acabar con el régimen talibán, mas no se pudo capturar al líder de al-Qaeda, Osama bin Laden. Después de la invasión —que comenzó en octubre de 2001— se firmó el Acuerdo de Bonn en diciembre de ese año, con el cual se establecía un gobierno y una constitución temporales, y se garantizaba la realización de elecciones democráticas en 2004. El nuevo gobierno afgano dependía en gran medida de otras naciones, principalmente en su defensa y seguridad. En este sentido, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas autorizó la creación de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF), una fuerza militar multinacional liderada por la OTAN, para mantener la seguridad en Afganistán y en la cual Canadá tomó parte.

Canadá no jugó un papel importante en la fase inicial del conflicto, durante el derrocamiento del régimen talibán. En realidad, su participación militar inició en 2002 cuando un batallón de Infantería Ligera Canadiense fue enviado a la ciudad de Kandahar por seis meses. Su misión era ayudar a las otras fuerzas en la Operación Libertad Duradera, que buscaba acabar con los elementos talibanes y de al-Qaeda restantes en el país.

El papel de las fuerzas canadienses ha estado centrado en tres operaciones: la Operación Athena, la mayor de todas, introducida en 2003 y representando la contribución canadiense a la ISAF; la Operación Archer, que es la contribución canadiense a la Operación Libertad Duradera; y la Operación Argus, que provee planeación estratégica militar para el gobierno de Afganistán.

En febrero de 2006 se firmó el Pacto de Afganistán, sucesor del Acuerdo de Bonn. En él se establecieron las iniciativas y metas en el país para el periodo de 2006-2011, con los objetivos de alcanzar mayor seguridad y desarrollo social y económico. El gobierno canadiense fue signatario del Pacto, comprometiéndose a permanecer involucrado hasta el 1 de febrero de 2011, ya sea militarmente o de otras formas.

Desde el inicio de la misión del ejército canadiense en Afganistán han muerto más de 150 militares, fundamentalmente en atentados con explosivos[1]

Invasión de Iraq de 2003

En 2003, Canadá se negó a participar en la Invasión de Iraq ya que no contaba con la aprobación de la ONU. Esta decisión, popular en la mayor parte de Canadá, sorprendió a la administración del presidente estadounidense George W. Bush.

Canadá, a pesar de éso ha estado involucrado en el conflicto en Iraq a través de la Operación ALTAIR, la contribución de las embarcaciones canadienses en el Golfo Pérsico y el Mar Arábigo, realizando operaciones antiterroristas según la Operación Libertad Duradera.

Estructura

Fuerza regular

Blindados canadienses desplegados en batalla
Blindados canadienses desplegados en batalla

La fuerza regular se compone de tres grupos de la Brigada Mecanizada estacionadas en el oeste de Canadá, Ontario y Quebec, cada una compuesta de los regimientos de infantería, blindados, artillería, ingenieros de combate y unidades de apoyo.

  • 3 batallones de infantería (dos mecanizados)
  • 1 Regimiento blindado
  • 1 Regimiento de artillería
  • 1 Regimiento de Ingenieros,
  • 1 Escuadrón de reconocimiento
  • 1 Regimiento de apoyo técnico
  • 1 Escuadrón de guerra electrónica.

Dentro de las misiones del Ejército de Canadá se incluyen:

  • Defender el territorio de Canadá y ayudar a mantener su soberanía, proporcionando la vigilancia de la nación y estando lista para entrar en combate.
  • Contribuir a la defensa colectiva de América del Norte.
  • Asistir a las autoridades civiles cuando sea necesario para mantener el orden público y la seguridad o para ayudar en situaciones de emergencia.
  • Apoyo a los intereses canadienses en el extranjero, incluidas las fuerzas de la ONU, la OTAN y otras operaciones multilaterales de mantenimiento de la paz y asistencia humanitaria.

Reserva

El componente de la Reserva Primaria de la Fuerza Terrestre está organizado en diez grupos de brigada en todo el país. La mayoría de las unidades se encuentran en los arsenales de la comunidad en las ciudades y pueblos.

  • 51 Batallones de infantería
  • 19 unidades de logística
  • 17 unidades de reconocimiento
  • 17 unidades de artillería
  • 12 unidades de ingenieros
  • 4 unidades de policía militar
  • 4 unidades de inteligencia

Los Rangers de Canadá son parte de la Reserva del Ejército. Forman más de 164 patrullas ubicadas en todo extremo norte de Canadá y en otras regiones geográficas.

La Reserva del Ejército aumenta el ejército regular, proporcionando los soldados, las unidades o los especialistas de las Fuerzas Canadienses.

Guardia Ceremonial

Banda de Ceremonias del Ejército de Canadá
Banda de Ceremonias del Ejército de Canadá

La Guardia Ceremonial es una unidad compuesta por más de 400 personas. Cada guardia, músico y miembro del personal de apoyo es un soldado entrenado de las Fuerzas Canadienses en el servicio regular o de reserva. Todo el personal de nuevo ingreso debe completar con éxito su formación militar básica antes de concederle el permiso para usar los uniformes de las Fuerzas Canadienses y el uniforme de gala de uno de los regimientos de la Guardia.

Comando

El Comando del Ejército tiene una estructura regional que abarca cuatro áreas geográficas, occidental, central, Quebec y el Atlántico. Esto proporciona una única cadena de mando de las fuerzas regulares y de reserva en cada región. Hay seis grandes formaciones en el Comando del Ejército:

  • Fuerzas de Tierra del Área del Atlántico
  • Fuerzas de Tierra del Área de Quebec
  • Fuerzas de Tierra del Área Central
  • Fuerzas de Tierra del Área Occidental
  • Sistema de Dirección y Capacitación de las Fuerzas Terrestres
  • Primera división canadiense

La Sede de las Fuerzas de Tierra (LFHQ) se encuentra ubicada en Ottawa. La Fuerza del Atlántico (LFAA) tiene su sede en Halifax; la de Quebec (LFQA) en la ciudad de Quebec; la Central (LFCA) en Toronto y la de Occidente (LFWA) en Edmonton.

El sistema de Dirección y Capacitación (LFDTS) forma parte integrante de LFHQ. Se encuentra en Kingston, Ontario y controla todas las actividades de capacitación individual y colectiva de la Fuerza Terrestre. También bajo el control de LFHQ se encuentra la Primera División Canadiense.

Bases

El Ejército cuenta con importantes bases de apoyo a través de Canadá: En, Edmonton, Alberta, Shilo, Manitoba; Petawawa, Ontario, Kingston, Montreal, Quebec; Valcartier, Gagetown, Nuevo Brunswick y numerosas instalaciones de entrenamiento.

Reclutamiento

Unirse a las fuerzas armadas canadienses está a cargo de los Centros de Reclutamiento de las Fuerzas Canadienses que reclutan para el Ejército, Armada y Fuerza Aérea.

La Reserva Primaria ofrece empleo a tiempo parcial. El entrenamiento semanal se lleva a cabo en la noche en la sala de armas con los ejercicios de fin de semana y ejercicios de dos semanas durante el año.

Grados Militares

Ejército de Canadá
Oficiales Generales
General
Teniente General
Mayor General
General de Brigada
Oficiales Superiores
Coronel
Teniente Coronel
Mayor
Oficiales Subalternos
Capitán
Teniente
Segundo Teniente
Oficiales Subordinados
Oficial de Cadetes
Clases y Soldados
Suboficial Jefe
Oficial Maestro
Suboficial
Sargento
Sargento Instructor
Maestro Instructor
Instructor
Soldado
Recluta

Equipamiento

El Ejército está equipado con armas modernas. El vehículo blindado de reconocimiento Coyote y el LAV III, vehículo de combate de infantería brindan una significativa capacidad de combate. Los dos vehículos de fabricación canadiense están equipados con tecnología de última generación y están equipados para la lucha nocturna.

Armas

Vehículos

  • Aardvark JSFU - Vehículo de limpieza de minas.
  • ADATS - Vehículo equipado con misiles tierra - aire y tierra - tierra.
  • Aeries - Vehículo de guerra radiolectrónica.
  • Vehículo de patrulla blindado (AVP) - 4 x 4 destinado a brindar protección a la infantería en misiones de patrullaje o enlace.
  • Taurus ARV - Vehículo blindado de recuperación.
  • AEV Badger - Vehículo blindado de ingeniería.
  • Beaver - Vehículo blindado de ingeniería
  • Bison - Vehículo blindado de transporte de infantería
  • BV 206 - Vehículo de transporte todoterreno.
  • Coyote - Vehículo blindado de exploración y reconocimiento.
  • Wagon G - Vehículo utilitario de mando y reconocimiento.
  • Galion Grade - Motoniveladora para el mantenimiento de puentes y aeródromos.
  • Vehículos pesados de logística sobre ruedas HLVW - Vehículo pesado sobre ruedas para transporte de logística.
  • HUSKY - Vehículo blindado sobre ruedas de mantenimiento y recuperación.
  • KRUPP KMK 2025 - Grúa
  • LAV III - Vehículo blindado de transporte de infantería.
  • Leopard C2 - Tanque principal de batalla.
  • Vehículo de apoyo sobre ruedas LSVW - Vehículo sobre ruedas para el transporte de tropas o carga.
  • M113A3 - Vehículo blindado de apoyo a la infantería.
  • Vehículo de logística de medio de ruedas MLVW - Vehículo de transporte de comando y control, tropas y carga, mantenimiento y funciones administrativas.
  • Nyala - 4x4 de reconocimiento ingeniero.
  • MAMBA - 4x4 de reconocimiento ingeniero.
  • Track Excavator - SOLAR 220LC-III - Excavadora para la construcción de campos de batalla, caminos, zanjas antitanques, pozos de vehículos, sistemas de trincheras, búnkeres, y emplazamientos de los vehículos.
  • TRILS. Radar táctico y sistema de localización (TRILS), basado en tierra que detecta, identifica y localiza emisores de comunicaciones. Se monta sobre el chasis de un vehículo blindado bisón.

Aeronaves

Referencias

  1. Nos Canadiens disparus. Consultado el 22 de julio de 2011

Fuentes